El blog de Ale recargada

Ideas que antes dejaba ir y ahora decidí poner por escrito

La entretenida historia de las papas fritas

papas-fritas-chips

Leí una nota en el diario y me llamó mucho la atención. Nunca se me había ocurrido pensar quien inventó las papas fritas de envase como las conocemos hoy, quién se dio el trabajo de cortarlas más finas, freírlas e instaurar la moda.

La historia es la siguiente y pasó en 1853 en un resort de Nueva York donde servir papas fritas era una costumbre típica. Un día un millonario fue a comer al lugar y cuando las papas llegaron a su mesa, alegó porque estaban muy gruesas. Se las llevaron al chef, quien las achicó un poco y las mandó de vuelta. El comensal de nuevo protestó y el chef perdió la paciencia: las picó tan finas que parecían tela de cebolla y apenas se podían cortar. Las puso a freír de nuevo, les agregó más sal y las envió a la mesa. El ricachón quedó feliz y un nuevo plato había nacido.

Además es un buen ejemplo de cómo la rabia también puede dar lugar a cosas útiles.

Antes comía más papas fritas que ahora. Le tengo miedo al exceso de azúcar y sal por lo mal que hacen en tantas cosas. No quiero ser una vieja obesa o con la presión alta, quiero prevenir lo más que pueda porque detesto esa imagen del velador lleno de medicamentos cuando quizás la mitad de esas recetas podrían evitarse si nos cuidamos ahora.

Eso no significa que no coma, pero lo hago algo así como una vez al mes y me encantan, pero es que me encantan las papas fritas. El viernes pasado comí y fue tan feliz… así que gracias al que las creó.

Anuncios

12 comentarios el “La entretenida historia de las papas fritas

  1. mikimikita
    28 de marzo de 2013

    Me encantan las papas fritas, pero las caseras, porque las de bolsa las encuentro malísimas. Quiero comprar esa freidora que fríe con solo una cucharada de aceite, aceite, ahorras y es más sano, pero cuesta como mucho dinero. 😦

    • elblogdealerecargada
      28 de marzo de 2013

      No ubico esa máquina! Yo lo que hago es poner las papas al horno y quedan doradas usando cero aceite. Espolvoreo alguna hierba como cilantro o comino para que queden mejor.

  2. Vegano y Cotidiano
    28 de marzo de 2013

    Jajaja qué chistosa la historia xD
    A mí también me gustan harto las papas fritas, pero prefiero la versión casera de papitas gruesas o incluso cocidas con un poco de aceite de oliva… ñam ñam!
    Saludos 🙂

    • elblogdealerecargada
      28 de marzo de 2013

      En The Clinic venden un plato de papas fritas gordas y tan, pero tan ricas. Salvajes se llaman, o algo así, son parecidas a las que dices. Ay, quiero comer.

  3. chiok
    28 de marzo de 2013

    Yo soy realmente adicta a las papas fritas, onda si veo un paquete abierto no puedo dejar de comer y si voy a un restaurante casi siempre tengo que obligarme a no pedir papas fritas. Lo peor es que mis papás todos los viernes hacen una “picadita” y traen papas fritas y yo me las como casi todas, jajaja soy muy shansha, igual ahora me está pasando que como estoy más consciente de comer saludable me siento un poco mal después de comer muchas pero no por lo de las calorías sino porque es mucha sal y claro que no son muy saludables. Además siempre recuerdo que mi cardiologo me dijo que tenía que comer un poco más sal de lo normal porque vivo con presión baja, onda muy baja asi que antes usaba esa excusa como para comer papas fritas ajaj ahora ya no pero igual me las como si hay disponibles.

    Y será la historia real? me parece que había leído otra historia antes pero bueno igual esta es más entretenida ajaja.
    Saludos!

    • elblogdealerecargada
      28 de marzo de 2013

      Suena bien eso de tener la presión baja cuando hay una epidemia de presión alta. Obvio que no es para reírse, pero no me daría nada de pena que mi doctor me dijera lo que te recomendaron a ti. Esto lo leí en Tendencias de la Tercera y al final de la nota decía que otra persona lo patentó, quizás por eso hay dos versiones…. saludos

  4. kamiracle
    28 de marzo de 2013

    oooh, es que las papas fritas son tan cerdamente ricas! Yo en verdad no como nunca papas, pero en un picoteo o cumpleaños no puedo evitar sentarme al lado de las papas ajajja. Yo cociné una vez Lays caseras en el horno (http://instagram.com/p/TrqDOkN_N2/) y quedaron mortales y no tan dañinas 😀

  5. Ceci F
    29 de marzo de 2013

    Pucha a mi no me gustan casi nada, osea me como una o dos pero puedo estar con una bolsa y esta no pasa peligro jajaja.

    Interesante la historia, me gusta saber el origen y como se inventaron las cosas.

    Saludos!

  6. Ale
    31 de marzo de 2013

    Este año probé los chips de verduras, igual son ricos y puede que hasta más sanos aunque no estoy 100% segura. Igual el hecho de ser salados y hechos con aceite los hace dañinos, pero pucha… tampoco puedo evitar comer si veo papitas por ahi.
    Saludos!

    • elblogdealerecargada
      1 de abril de 2013

      He visto manzanas deshidratadas en el supermercado y aún no las pruebo! Yo creo que comer pero no abusar, no es tan terrible…

Deja un comentario aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 28 de marzo de 2013 por en Todo lo demás.

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: