El blog de Ale recargada

Ideas que antes dejaba ir y ahora decidí poner por escrito

Mi deseada segunda profesión

Veterinarian hands examining kitten

Cada persona escoge su profesión, pero siempre hay un determinado momento donde uno se pregunta qué hubiese sido de no haber escogido la opción 1, cómo hubiera resultado el camino alternativo.

Yo soy periodista y me gusta lo que estudié a pesar de los muchos reparos, pero siempre pensaba que también habría podido ser veterinaria considerando lo mucho que quiero a los animales en general y los gatos en particular.

Eso creía yo hasta que se me ocurrió revisar la malla curricular de la carrera de Veterinaria en la Universidad de Chile. Qué ilusa fui.

Hay varios ramos bonitos a los que me encantaría ir de oyente (por nombrar algunos, ‘Diversidad animal’ en primer año, ‘Conducta animal’ en segundo o ‘Nutrición’ en tercero). Hasta me visualizo tomando apuntes en un cuaderno con portada afín. Pero –y aquí viene lo malo-, hay ramos donde daría bote y sería la peor del curso. ‘Bases moleculares’ por ejemplo. O ‘Epidemiología’, ‘Patología’, ‘Enfermedades infecciosas y parasitarias’. Para qué hablar de ‘Cirugía’, si veo a un animal sufriendo y me desespero en vez de colaborar.

Así que no, no podría ser veterinaria, aunque es una profesión que admiro montones. En marzo fuimos varias veces con mi mamá a la consulta por la esterilización y las complicaciones posteriores de mi gatita Canela y de veras admiro esa capacidad que tienen los médicos para revisar a cada mascota y tratar de entender qué diablos les duele sabiendo que ellos nunca podrán explicarlo por sí mismos. Yo sé que los pediatras hacen algo similar, pero los niños crecen y hablan, pueden indicar con señas qué les molesta… los gatos no, los perros tampoco.

De lo que sí me he dado cuenta con todo esto es que soy buena para ayudar en la rehabilitación de las mascotas. Quizás no pueda operar y me dé cosa mirar heridas, pero dormir con mi gatita adolorida, cantarle en el camino a la consulta para que no asuste y ayudarla con los ejercicios para que se recupere, eso lo puedo hacer bien. Me gusta pensar que algún día podría ser algo así como la cuidadora de los animales post operados o la que ayuda a las mascotas abandonadas a recuperar la confianza en los humanos. Quién sabe.

Anuncios

12 comentarios el “Mi deseada segunda profesión

  1. mellafe
    11 de abril de 2013

    Voluntaria en un albergue o algo así! A eso suena. O no voluntaria pero haciendo lo que hacen ellas. Dar amors.

    • elblogdealerecargada
      11 de abril de 2013

      Sí, yo creo que cuando vieja seré eso, ahora no puedo porque entre el perro y los tres gatos que hay en mi casa es más que suficiente!

  2. Maca
    11 de abril de 2013

    Cuando pienso en otra profesión suelo pensar en algo más práctico y por decirlo de alguna forma, una elección más inteligente o más consciente o más pensada. Yo soy fotógrafa y nunca pensé en si esta profesión me daría plata para vivir ni nada, estudié foto porque quería aprender a usar bien una cámara. Y bueno, lo que estudiaría yo sería algo relacionado con el inglés, es un idioma que se me da muy fácil, lo aprendí a estando unos meses en un país donde se habla el idioma, por lo que creo que algo que tenga que ver con traducción o interpretación sería lo mío. Además, a pesar de que en la mayoría de las pegas hay que relacionarse con gente y armar equipos, conozco a gente que trabaja en esa área y es un trabajo bastante independiente de otros, eso me gustaría por que soy bastante antisocial, haha.

    Me acordé cuando mi hermana tenía unos conejitos de mascota, uno de ellos se enfermó y luego de remedios y cosas mi hermana tenía que hacerle rehabilitación en sus patitas, le hacía unos ejercicios cual kinesióloga, haha.

    • elblogdealerecargada
      11 de abril de 2013

      Sí, tienes razón también, hay que ser práctica y si es por eso, estoy de acuerdo en que el inglés es la mejor opción. No sé si freelance, pero al menos manejarlo muy bien.

  3. Suri
    11 de abril de 2013

    A pesar que adoro a los animales, nunca me imaginé ser veterinaria. Pero fue más por el hecho de saber que hay que hacer disecciones, no podría.
    Me acuerdo que siempre me llamó la atención estudiar biología marina o arqueología, porque tenía una imagen bien romántica al respecto, casi de indiana jones. Me veía investigando el mar o ruinas, descubriendo especies nuevas o encontrando una reliquia mística.

    • elblogdealerecargada
      11 de abril de 2013

      Me hiciste recordar que cuando vi Jurassic Park yo también quise escarbar y ser paleontóloga.
      Qué lindo investigar el mar y sumergirse, debe ser una pega muy pacífica.

  4. marieantoinette09
    11 de abril de 2013

    Yo cuando más pequeña quería ser veterinaria, hasta que un día, cuando tenía como 13, mientras esperaba que atendieran a mi actual perrita, vi como sacrificaban a un perrito y dije “no, no, no, esto no es para mi”.
    Al igual que tu, yo encuentro super valorable la profesión veterinaria, por las mismas razones, imagínate que solo tienen como antecedente las dolencias que el dueño de la mascota les dice. Valientes deben ser al dar el diagnostico.
    Una vez en un reportaje de la tele, mostraron a una anciana que trabajaba como ayudante de un veterinario, y pucha que es lindo regalar horas de amor. Asi que si la vida nos acompaña, siempre habrá tiempo para una segunda profesión. :D!!
    Saludos!
    (Leí donde ibas de vacaciones, que genial!!)

    • elblogdealerecargada
      12 de abril de 2013

      Me hiciste recordar que yo también alguna vez en mi vida vi a un perro muy grande muerto en la consulta veterinaria. Recuerdo que lo llevaban tapado y el amo tenía una cara de pena terrible. Yo creo que todos los que estábamos ahí sufrimos con él.
      Pienso igual que tú, deben tener una cosa especial para dar un diagnóstico.

  5. Ale
    11 de abril de 2013

    Siempre he pensado que a uno le toca demasiado temprano elegir lo que va a hacer el resto de su vida y no siempre tenemos la opción de pensarlo, tomarnos un para de años sabáticos, madurar antes de elegir. Yo tuve suerte, elegí bien parece y eso que fue a los 17, pero mis intereses son tan amplios que igual ahora me gustaría hacer más cosas. El lado artístico siempre me tiró, pero en la práctica uno sabe que si no va a ser super destacado en eso como para que te de para sobrevivir mejor dejarlo de hobby.
    No tienes para qué ser veterinaria si te gustan los animales, igual podrías tener un albergue o instalar un centro de atención integral para mascotas (?) donde se les proporcione orientación a los dueños en cuidado, prevención de enfermedades, tratamientos de rehabilitación, de belleza, peluquería, etc, etc…

    • elblogdealerecargada
      12 de abril de 2013

      Chócale! Yo también elegí a los 17 y a esa edad uno tiene todo el derecho a equivocarse. Además, pienso que escoger una carrera no significa que la tengas que seguir de por vida, puedes probar otras cosas. Mi gran ejemplo es Brian May, el guitarrista de Queen. Siempre le gustó la astronomía y estudiaba eso hasta que se hizo miembro de la banda por más de 20 años. Cuando Freddie Mercury murió, el grupo se acabó y retomó su doctorado en astronomía pendiente. Ahora compatibiliza esas cosas tan distintas sin ningún drama.
      Yo quiero instalar un centro, me falta el capital no más.

  6. natalia
    13 de abril de 2013

    yo estudio veterinaria 🙂 y es verdad, los profes nos dicen q es la profesion q mas se parece a ser pediatra. En mi caso la vocacion viene de pequeña, siempre me conmovian los animales y me fascinan los gatos (tengo 5). Por cosas de la vida estoy estudiando recien ahora q tengo 30 (voy en tercer año), pero estoy contenta, estresada a veces pq soy una alumna totalmente promedio, pero pucha q me esfuerzo. Lo mas bonito para mi, es cuando voy en la micro estudiando y cuando la gente se entera q estudio veterinaria me dicen: !que linda carrera!

    pd: nutricion es re-dificil, no es lo q parece jajajaj y por estos dias me hace doler la cabeza
    saludos 🙂

    • elblogdealerecargada
      14 de abril de 2013

      5 gatos!!!!! Qué locura debe ser tu casa. La gente piensa que los gatos son tranquilos y duermen todo el día, pero al menos en mi caso no siempre es así. Lo botan todo y quieren saberlo todo también.
      No importa si eres alumna promedio, se nota que de verdad tienes la vocación y con eso vas a ser de las mejores porque te van a importar los pacientes y no serán sólo un trámite. Suerte con los ramos!

Deja un comentario aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 11 de abril de 2013 por en Todo lo demás.

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: