El blog de Ale recargada

Ideas que antes dejaba ir y ahora decidí poner por escrito

Día 8 en NY: Staten Island y Coney Island

Uno ve esta ciudad tan urbanizada y llena de edificios que a veces se olvida el hecho de que es una isla y está rodeada de agua por todas partes. Este día fuimos de paseo a Staten Island, un lugar residencial que está a 25 minutos de Manhattan en ferry y que es igual a esos miles de barrios de casas blancas y grandes que uno ha visto en las películas.

El ferry es gratis, sale cada media hora y se toma en la zona del Battery Park.

El ferry es gratis, sale cada media hora y se toma en la zona del Battery Park.

La estación del ferry.

La estación del ferry. Empezamos a preocuparnos cuando vimos que llegaba y llegaba gente y pensamos que quedaríamos abajo y tendríamos que esperar otra media hora…

Pero resultó que el ferry era gigante, yo creo que tenía capacidad para 500 o más personas sentadas. Era como un vagón de metro en el agua.

Pero resultó que el ferry era gigante, yo creo que tenía capacidad para 500 o más personas sentadas. Era como un vagón de metro en el agua.

Llegamos a Staten Island, un lugar de 500 mil habitantes muy lindo y silencioso.

Llegamos a Staten Island, un lugar de 500 mil habitantes muy lindo y silencioso.

La biblioteca.

La biblioteca.

Una calle cualquiera.

Una calle cualquiera. Nótese que el cielo se estaba poniendo nublado y amenazante.

Al rato después se despejó y fue saliendo el sol.

Al rato después se despejó y fue saliendo el sol.

Y nos subimos a varios buses usando la misma tarjeta del metro.

Recorrimos la isla subiéndonos a varios buses y usando la misma tarjeta del metro.

Se me imagina que mucha gente que trabaja en Nueva York vive por acá y encuentro que es la mezcla perfecta entre las luces de la ciudad y la calma por las noches.

Me imagino que mucha gente que trabaja en Nueva York vive por acá y encuentro que es la mezcla perfecta entre las luces de la ciudad y la calma por las noches.

Estuvimos como tres horas y volvimos a la ciudad, ahí se nubló de nuevo y empezó a llover fuerte.

Estuvimos como tres horas y volvimos a la ciudad, ahí se nubló de nuevo y empezó a llover fuerte.

Con el día feo como estaba pensé en abortar la misión de conocer Coney Island, pero después me dije que no sabía cuándo iba a volver y partí igual. Terminé yendo sola a la estación terminal de la punta de Brooklyn y me encontré con esto en la salida de la estación del metro.

Con el día feo como estaba pensé en abortar la misión de conocer Coney Island, pero después me dije que no sabía cuándo iba a volver a NY y partí igual. Terminé yendo sola a la estación terminal de la punta de Brooklyn y me encontré con esto en el metro.

Resulta que uno sale de la estación y la playa está a la distancia de una cuadra larga. Es como de mentira decir que puedes llegar a la playa en metro... lo primero que se ve es esta tienda de comida de Nathan's.

Resulta que uno sale de la estación y la playa está a la distancia de una cuadra larga. Es como de mentira decir que puedes llegar a la playa en metro… lo primero que se ve es esta tienda de comida de Nathan’s.

Al frente una tienda de dulces.

Al frente una tienda de dulces.

La vista hacia la playa. Menos mal que no llovió más.

La vista hacia la playa. Menos mal que no llovió más.

Justo en frente hay un parque de juegos que se llama Luna Park.

Justo en frente hay un parque de juegos que se llama Luna Park.

Gaviota simpática.

Gaviota simpática.

Esto es Coney Island, por un lado el parque, luego el camino de madera y la playa. Me imagino que en pleno verano, de noche y con las luces brillando se debe ver muy bonito, pero igual tuvo su encanto verlo así, porque estaba prácticamente sola.

Esto es Coney Island, por un lado el parque, luego el camino de madera y la playa. Me imagino que en pleno verano, de noche y con las luces brillando se debe ver muy bonito, pero igual tuvo su encanto conocerlo así, porque estaba prácticamente sola.

La vista hacia el otro costado.

La vista hacia el otro costado.

Aire de mar.

Aire de mar.

Más juegos.

Más juegos.

Competencia de hot dogs con cuenta regresiva hasta el 4 de julio.

Competencia de quién se puede comer más hot dogs con cuenta regresiva hasta el 4 de julio.

La estación del metro. Ahora que lo pienso se parece mucho a la Estación Mapocho.

La estación del metro. Ahora que lo pienso se parece mucho en la forma a la Estación Mapocho.

Vista de este sector de Brooklyn desde el metro.

Vista de este sector de Brooklyn desde el metro.

Luego llegué al hotel y pasé a comprarme comida al Deli de nuestro mejor amigo Apu.

Luego llegué al hotel y pasé a comprar comida al Deli de nuestro mejor amigo Apu.

¡¡¡¡¡Y aquí me encontré con un gato que vivía en una de las tiendas!!!! Era de esos que se soban en tus piernas y te dejan lleno de pelos, lo más cariñoso del mundo.

¡¡¡¡¡Y aquí me encontré con un gato que vivía en una de las tiendas!!!! Era de esos que se soban en tus piernas y te dejan llena de pelos, lo más cariñoso del mundo.

Perfecto final para el día 8 haberse encontrado con un gato amigo.

Perfecto final para el día 8 haberse encontrado con un gato amigo.

Anuncios

12 comentarios el “Día 8 en NY: Staten Island y Coney Island

  1. Maca
    12 de junio de 2013

    Había visto fotos de Coney Island con mucha más gente pero como dices, tiene su encanto verlo así, parece abandonado, estaban abiertos los juegos o cerrados? Coney Island es uno de los lugares que me gustaría visitar en New York, que entrete que esté al lado de la playa. Y el gatito muy tierno.

    • elblogdealerecargada
      12 de junio de 2013

      Estaban cerrados, me parece que la temporada de playas empezaba justo la semana siguiente. Tenía un poco de ciudad abandonada, pero con la sensación de que dejaría de serlo pronto con la llegada del verano.

  2. Suri
    12 de junio de 2013

    En los viajes uno siempre saca ánimos y aperra más. Esté lloviendo o uno se sienta mal, las ganas de conocer y no perder la oportunidad (para después arrepentirse) son más fuertes. Recuerdo haber hecho un tour a caballo con dolor de estómago y haber estado con un resfrío “terminal” e igual haber ido a empaparme a Foz de Iguazú. Lo del caballo tuvo final feliz y al rato se me quitó el dolor, pero el resfrío empeoró, porque una de las atracciones era pasar por debajo de una cascada y mientras mi marido estaba happy…yo con suerte podía respirar y me mojé entera!
    En todo caso yo creo que esa debiera ser la actitud en los viajes…

    Mención especial al gatito gringo cariñoso ♡

    • elblogdealerecargada
      12 de junio de 2013

      Más lindo el gato.
      Oye, qué chistoso. Yo también me mojé en una cascada durante este viaje. Nos tuvimos que ir a cambiar ropa y yo creo que eso previno el resfrío, pero si hubiera pasado, filo. Esa historia viene más adelante 😉
      No sé andar a caballo y me encantaría.

  3. Ale
    12 de junio de 2013

    Yo tambieén tomé el ferry a Staten Island, pero para ver la estatua de la libertad y la vista de Manhattan desde el agua, pero aunque la estatua se veía a lo lejos igual fue bueno, ocupamos poco tiempo y no costaba nada. Si se pudiera, me gustaría poder subir a la estatua, pero creo que ya no hacen esos tour.
    En verano debe llenarse Coney Island. Qué chori pillarlo tan solitario y raro porque en NY todo siempre está lleno de turistas.
    Hay que puro apechugar y salir igual aunque llueva, a mí me tocó lluvia también y a cántaros, pero fue anécdotico.
    Por fin tu gato!!!, jajaja.

    • elblogdealerecargada
      12 de junio de 2013

      Sí, la gracia es que este ferry era gratis. A mí también me gustaría subir a la estatua y conocer el museo.
      De veras no había nadie en Coney Island, incluso acá me retaron por andar arriesgándome. Ahora que lo pienso, suerte que no me topé con ningún loco.

  4. Ceci F
    12 de junio de 2013

    Me encantó tu día! te aplaudo con lo aperrá de ir sola a Coney Island, yo no lo conozco pero no se porqué me imagino que es un lugar como triste, o con una alegría así como de mentira (yo creo que por tanta película y por Fiona).

    Por acá en el Viejo San Juan está lleno, pero lleno de gatos, de hecho son protegidos y están echados felices por toda la ciudad. Son de esos gatos que dices tú, de los que se te pegan a las piernas y ronronean, te encantaría.

    (Una cosa na que ver pero a mi me dan “cosita” los asientos de las micros en USA porque son como alfombrados)

    Saludos!

    • elblogdealerecargada
      13 de junio de 2013

      Qué rara tu sensación de Coney Island, yo jamás lo hubiera imaginado como algo triste. Qué lindo lo que cuentas de los gatos, debe estar felices echados en un clima tan rico… yo estaría todo el día visitándolos…

  5. mellafe
    13 de junio de 2013

    Oye, qué valiente. Yo no hubiese ido sola.

    No conocí ninguno de estos lugares así que no puedo opinar, jaja. Creo que mi amiga de NY en realidad vive en Staten Island. Creo.

    • elblogdealerecargada
      13 de junio de 2013

      En estas cosas soy valiente, cuando se trata de responder a la gente en el metro soy lo más cortada del mundo. Cómo no iba a conocer Coney Island, cómo!

  6. Angel
    29 de noviembre de 2016

    Hola Ale, estoy pensando hacer este diciembre el viaje desde la estación del Ferry de Staten Island a Coney Island ¿ Como se puede hacer ? no veo Metro.
    Gracias. Angel
    angel.napal@hotmail.es

Deja un comentario aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 12 de junio de 2013 por en Viajes.

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: