El blog de Ale recargada

Ideas que antes dejaba ir y ahora decidí poner por escrito

La gracia de pintar mandalas

SAM_3666

La idea de este post se puede resumir en lo siguiente: antes me comía las uñas, hoy pinto mandalas.

Los mandalas son unos diagramas que conocí por casualidad en internet y se convirtieron en la mejor manera de tranquilizarme esos días en que le doy muchas vueltas a  las cosas o me pongo muy ansiosa. Y es algo tan simple: se imprimen y se pintan con los lápices que uno quiera y los colores que uno elija. La gracia está en que mientras coloreo cada pedacito me concentro más y más en lo que hago… También son la excusa perfecta para usar los lápices que tengo guardados en mi casa.

Mi técnica favorita es usar lápices scripto, pero con esos de colores de madera igual quedan bien. Como no pinto mandalas tan seguido –hola, falta de tiempo- la ayuda sigue siendo efectiva y tengo varios nuevos. Me encantan.

Los modelos se pueden descargar en internet. Hay miles.

Los modelos se pueden descargar en internet. Hay miles.

Anuncios

14 comentarios el “La gracia de pintar mandalas

  1. kamiracle
    1 de julio de 2013

    Yo estoy pensando comprarme un libro de mándalas porque no tengo impresora 😦
    Qué útil el uso que le das xd yo encontré los mándalas buscando técnicas de meditación y me gustó.

    • elblogdealerecargada
      1 de julio de 2013

      No he visto cuánto cuestan los libros de mandalas, pero quizás te conviene más guardar varios en un Word e imprimirlos en un cibercafé…

  2. maaarsh
    1 de julio de 2013

    Me encanto este post…
    Para mi tb son terapia, una amiga me regalo un libro de mandalas y es increíble como me han ayudado.

    Creo que es una buena alternativa para ayudar a los niños con problemas de concentración…

    Saludos!

    • elblogdealerecargada
      1 de julio de 2013

      Soy tan egoísta que ni siquiera se me había ocurrido pensar en usarlos en niños, pero obvio que les serviría a esos que son hiperkinéticos. Se les puede comprar una caja de lápices con 25-50 colores y estarían muy felices.

  3. Ale
    1 de julio de 2013

    Tengo libros y también los he impreso. Me interesa el tema. He pintado algunos, pero no sé si me ha ayudado tanto como promete la cosa. Tendría que ponerle más tinca… no sé. Es que me pasa que no alcanzo a terminar uno en un rato y creo que la gracia es hacerlo de una y no en varias tandas, no lo tengo muy claro.

    • elblogdealerecargada
      1 de julio de 2013

      Quizás no es tu forma ideal de concentración no más. No sé, pero cuando yo pinto uno trato de terminarlo esa misma vez y no hacerlo apurada, supongo que eso ayuda.

  4. Ceci F
    1 de julio de 2013

    Que lindas las mandalas, me encantan! el problema para mi eso si es que me obsesiono con los lapices y siempre quiero más y más. Desde chica que me ha gustado dibujar y pintar y es ahora cuando grande y cuando dispongo de mi propia plata que es peligroso para mi. el otro día no más andaba viendo un juego de lapices de 200 dolares 😦

    Me alegro que ya no te comas las uñas, es un hábito feo y difícil de dejar, te lo dice una rehabilitada 😉

    Saludos!

    • elblogdealerecargada
      1 de julio de 2013

      Me estoy preguntando qué pueden tener esos lápices para costar 200 dólares… ¿son mágicos, tienen mil colores o qué?
      Ay sí, yo me comí las uñas tantos años de mi vida. Mi mamá hasta me ponía ajo cuando era niña. Lo dejé para poder pintármelas y tenerlas bonitas y por suerte nunca me las dañé, ahora se ven normales y las cuido con cremas y esas cosas.

  5. mikimikita
    1 de julio de 2013

    Yo también me rehabilité de morderme las uñas, a pura fuerza mental, porque todo lo que hicieron mis papás para ayudarme no sirvió.

    Son lindas las mandalas, tenía muchas, pero se quedaron en la casa de mi ex cuando terminamos y de ahí nunca más pinté una… Debería retomar ese hábito (las mandalas, no el ex).

    Lo último que se me viene a la cabeza es que ojalá mi perro pudiera pintar mandalas y ser más zen, porque pucha que es hiperkinético….

    • elblogdealerecargada
      2 de julio de 2013

      A fin de cuentas no importa lo que hagan o digan los demás, dejar algo malo sólo depende de uno. ¡No relaciones los mandalas con tu ex! Jajajaja

  6. mysummerlight
    2 de julio de 2013

    Me encanta pintar mandalas, recuerdo que una compañera de la U tenía una agenda que traía un mandala para cada día. Lo encuentro super relajante. Creo que le pediré a mi mamá que me imprima unos cuantos para pintar.

  7. Pelu
    3 de julio de 2013

    ahhh que buen dato! lo intentare =) necesito relax últimamente

  8. alejandra
    6 de octubre de 2015

    HOLA A MI MANDALA ME AYUDAN A RELAJARME,HAY QUE EMPEZAR Y TERMINARLA DE PINTAR . HAY LIBROSQUE NO SON CAROS Y SON ACCESIBLES.PARA USTEDES SON PREFERIBLES PINTARLA EN UN LIBRO O UNAFOTOCOPIA.GRACIAS.ALEJANDRA man-2009@live.com.ar

Deja un comentario aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 1 de julio de 2013 por en Todo lo demás.

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: