El blog de Ale recargada

Ideas que antes dejaba ir y ahora decidí poner por escrito

Una reflexión sobre los lápices crayola

SAM_3661Veo estos lápices de cera y me acuerdo del jardín infantil y el kínder, cuando tenía que pintar o hacer dibujos de cualquier cosa: las vacaciones, mi familia, mis mascotas.

Esas “obras de arte” son las mismas que después los psicólogos analizan para ver tus miedos y carencias y también son las típicas que aparecen en casi todas las películas de terror donde actúan niños: he visto muchas y siempre se repite el patrón: en el peor momento de la historia, cuando sabemos que lo que pasa es terrible/demoniaco/fantasmal/satánico, alguien va a la pieza infantil, ve los dibujos pegados en la pared y resulta que ahí está el monstruo jugando o tomándole la mano al niño. Estas son las partes que me dan más miedo, cuando casi se hacen parte de la familia para después atacarlos a todos.

Bueno, me estoy desviando del tema, yo simplemente iba a hablar de la historia de los crayones y su envoltorio de papel tan característico. Me gustan estos lápices como objeto estético y averiguando más sobre ellos, me enteré de que el nombre viene de la mezcla de las palabras francesas “craie” (tiza) y “oléagineux” (aceitoso). La primera vez que fueron puestos a la venta costaron 5 centavos y venían en una caja con los ocho colores básicos: azul, verde, rojo, naranjo, amarillo, violeta, café y negro.

SAM_3657

Ahora que lo pienso, es buen ejercicio ese de mirar qué está dibujando la gente. Me acuerdo que una vez leí un reportaje en el diario donde analizaban los bocetos de niños de distintos estratos sociales tras pedirles que dibujaran su barrio y su entorno. Obviamente los niños del barrio alto pintaron parques, árboles, sol, flores y usaron muchos colores. En el otro grupo la diferencia era total: casi no había áreas verdes, muchos hombres con pistolas o cuchillos, todo gris o café y en un tono mucho más amenazante. Qué triste. Para que vean el poder del lápiz y el papel.

Anuncios

17 comentarios el “Una reflexión sobre los lápices crayola

  1. mellafe
    11 de julio de 2013

    Ahh yo vi esla dibujos de los niños. La diferencia era super triste!

    A mi no me gustan los lapices de cera. Prefiero los gráfito normales. Los de cera me manchan las manos y no pintan parejo y no sé. Nunca me gustaron. A los otros los amo.

    • elblogdealerecargada
      11 de julio de 2013

      Pero estos crayolas con el papel de envoltorio no manchan las manos. No marcan mucho eso sí, pero igual me gustan.

  2. Liliana
    11 de julio de 2013

    Me gusta la parte final “el poder del papel y el lápiz” y es que la escritura puede crear pero también destruir. A mi los crayones me gustan pero no me agrada la forma que tienen, aunque la marca Crayola saco unos que tienen forma de plumones y están muy bonis, son estos http://www.papeleriativoli.com/Sitio/CustImg/Prod/10788.jpg

    • Liliana
      11 de julio de 2013

      aunque dicen lápices¿? pero juro que hay unos que son crayones 🙂

  3. elblogdealerecargada
    11 de julio de 2013

    ¡Qué lindos los lápices del link! Se pasaron…

  4. mikimikita
    11 de julio de 2013

    Los lápices de cera me recuerdan a kinder, y es que después de eso nunca más los usé. Me acuerdo que los guardaban en cajas de cassata y se manchaban entre ellos y a todo lo que tuvieran cerca, y a veces uno estaba pintando verde y paf! te salía la pintita de otro color y quedaba la embarrá. Más los usaba para pintar un color sobre otro y al ultimo témpera negra o el mismo crayón negro y después raspaba con un alfiler y se veían los colores de abajo (eso lo hacía en mi casa, mi mamá me enseñó).
    El otro día cuando fui a la casa de mis papás encontré un dibujo que hice en kinder, menos mal que en esos tiempos el barrio aun era tranquilo, porque si no hubiera sido como los niñitos que pintaban pistolas y eso…

    Y tienes toda la razón con lo de las películas de terror, me acordé que como mi hermana tuvo amiga imaginaria, mi mamá le revisaba los dibujos ahhahahhahha, pero nunca encontró nada raro.

    • elblogdealerecargada
      11 de julio de 2013

      Yo también hacía eso de raspar y ver el color que había debajo!!!! Y no me acordaba hasta que tú lo mencionaste!!!! Qué nostálgico.
      Me dan miedo los amigos imaginarios. He visto muchas películas donde son los malos así que ya no me gustan.

      • mikimikita
        11 de julio de 2013

        tinini nininí…

        A mi mamá le decían: son duendes!!! y nosotros ultra aterrados mientras mi hermana jugaba a la escondida con la Pipi (y la Pipi contaba), después mi hermano empezó a jugar tambien y como al mes mi hermana no la nombró más. Cuando le preguntamos dijo que se había muerto porque la atropelló un elefante XD. Yo creo que le faltaba alguien que estuviera en las mismas que ella, porque yo iba al colegio y ella aun no (nos llevamos por 6 años) y cuando mi hermano pudo correr y jugar a las mismas cosas (se llevan por un año y medio) no necesitó más amiga imaginaria.

  5. elblogdealerecargada
    11 de julio de 2013

    Qué bueno que tu hermano creció… en serio.

  6. Maca
    11 de julio de 2013

    Yo no me acuerdo de kinder ni nada de eso, me acuerdo si de haber tenido de esos típicos libracos para colorear que tenían hojas medias cafesosas, medias roneo, con miles de dibujos, creo que casi todos los que tenía eran regalos de Estados Unidos, y los crayones también, yo tenía los original crayones y siempre me encantaron esas cajas que traían chorromil crayones y todos tenían nombres diferentes, eran geniales. También me acuerdo que esos libros a veces traían juegos como laberintos y esos de unir los puntos numerados, eran muy entrete.

    • elblogdealerecargada
      11 de julio de 2013

      Sí me acuerdo de esos libros, uno marcaba un poco más de la cuenta y la hoja se rompía. Y los puntos numerados, cuando eran grandes era lo mejor descubrir el dibujo.

  7. marieantoinette09
    11 de julio de 2013

    A mi también me gustan los crayones por su estetica. Aunque yo no pinto con ellos. En febrero, entre a comprarle un regalo de cumple a un primo pequeño y había una oferta de 48 crayones de hello kitty a $2990, ni lo dude y me lo compre, jajaja aunque en verdad no los uso, son como de colección.
    A mi los que me gustaban desde pequeña son los scripto.
    Es muy cierta tu última frase!
    Saludos!!

    • elblogdealerecargada
      12 de julio de 2013

      Ay, yo también soy de esas que voy a comprar un regalo para otra persona y me tiento con algo para mí, jajajaja.
      Son ricos los lápices scripto también.

  8. Ale
    11 de julio de 2013

    Nunca me gustaron mucho los lápices de cera porque no pinaban parejo. Siempre quedaban rayas blancas y era dificil seguir los márgenes. Prefería y prefiero los lápices de colores normales, aunque lo que más me gustan son los lápices mina para dibujar aunque no pinte nada. Y como no veo películas de terror no asocio los dibujos con ellas 😉

    • elblogdealerecargada
      12 de julio de 2013

      ¿En serio no vez nunca películas de terror? Ooohhh

      • Ale
        12 de julio de 2013

        No, quedé traumada desde la niñez porque mis hermanos me metían susto desde guagua con películas de terror así que es uno de los pocos géneros que no veo 😦

  9. elblogdealerecargada
    12 de julio de 2013

    Entiendo, entonces mejor no.

Deja un comentario aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 11 de julio de 2013 por en Todo lo demás.

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: