El blog de Ale recargada

Ideas que antes dejaba ir y ahora decidí poner por escrito

Lugares para perder el tiempo en el trabajo

A veces me aburro de estar todo el día sentada frente al computador y aprovecho la hora de almuerzo para salir a caminar. O hay días en que ando de mal humor y cambiar de aire es la mejor manera para botar energías.

Trabajo cerca del metro Tobalaba y se me ocurrió hacer un post con los lugares que tengo más a la mano para perder el tiempo productiva y a veces no tan productivamente.

Este Big John que tenemos al frente de la oficina es un robo a mano armada, pero al mismo tiempo es el local más cercano cuando hay urgencia de comer algo dulce y con mis compañeras no podemos perder mucho tiempo. A modo de ejemplo, un paquete estándar de papas fritas envasadas cuesta $450 y las bolsas de galletas mini que en cualquier otra parte están a $150 acá pueden llegar al doble. Yo no compro mucho acá salvo en casos extremos.

Este Big John (también conocido como ‘Gran Juan’) que tenemos al frente de la oficina es un robo a mano armada, pero al mismo tiempo es el local más cercano cuando hay urgencia de comer algo dulce y con mis compañeras no podemos perder mucho tiempo. A modo de ejemplo, un paquete estándar de papas fritas envasadas cuesta $500 y las bolsas de galletas mini que en cualquier otra parte están a $150 acá pueden llegar al doble. Yo no compro mucho acá salvo en casos extremos.

Este perro es Oso. No es de nadie, pero al mismo tiempo es de todos. Duerme en una casa que le colocaron en el jardín de un edificio de Luis Thayer Ojeda y durante el día deambula por toda la cuadra. Duerme siempre sobre las baldosas y cuando hace calor se estira y se pone de lado. Una señora –con plata supongo- le costea el veterinario y le pone capas, los conserjes lo cuidan y todo el mundo le hace cariño. Es lo más manso del mundo este perro.

Este perro es Oso. No es de nadie, pero al mismo tiempo es de todos. Duerme en una casa que le colocaron en el jardín de un edificio de Luis Thayer Ojeda y durante el día deambula por toda la cuadra. Duerme siempre sobre las baldosas y cuando hace calor se estira y se pone de lado. Una señora –con plata supongo- le costea el veterinario y le pone capas, los conserjes lo cuidan y todo el mundo le hace cariño. Es lo más manso del mundo este perro.

El Bibliometro de estación Tobalaba. A veces voy a darme una vuelta para ver si llegaron cosas nuevas o hay algo interesante.

El Bibliometro de estación Tobalaba. A veces voy a darme una vuelta para ver si llegaron cosas nuevas o hay algo interesante.

Esta banca la descubrí hace muy poco gracias a un dato que me dieron y es el lugar perfecto para leer o pensar. Corre viento, pasa poca gente y hay árboles y pájaros cantando alrededor. Pura paz. Está en el segundo nivel de una galería y si uno mira hacia abajo se encuentra con...

Esta banca la descubrí hace muy poco gracias a un dato que me dieron y es el lugar perfecto para leer o pensar. Corre viento, pasa poca gente y hay árboles y pájaros cantando alrededor. Pura paz. Está en el segundo nivel de una galería y si uno mira hacia abajo se encuentra con…

La pecera con el cartel chistoso de no alimentar a los peces que puse el otro día. Me gusta resta zona porque hay áreas verdes

La pecera con el cartel chistoso de no alimentar ni tirar monedas a los peces que puse el otro día. Me gusta esta zona porque hay áreas verdes y mucho silencio.

Anuncios

7 comentarios el “Lugares para perder el tiempo en el trabajo

  1. Ale
    17 de octubre de 2013

    Esos Big John como dices te asaltan con esos precios, pero a veces igual he debido caer en la desgracia de tener que comprarles. una vez sí preferí quedarme sin ensalada porque tenían como a 2 lucas los 3 tomatitos…
    Oye, pero por ahí tienes el Costanera Center también, aunque ahí el paseo para despejarse ya daría como para “cimarra” si es que se le puede llamar así también a escaparse del trabajo 😀

    • elblogdealerecargada
      17 de octubre de 2013

      No quise mencionar al Costanera Center porque evito ir ahí ya que siempre me tiento con algo, pero es bien útil tener un Jumbo cerca.

  2. Marie Antoinette
    18 de octubre de 2013

    Yo hace justos 3 años (fue un veintitanto de octubre de 2010) compré un café en el Big John en providencia. Era tarde y con una amiga necesitábamos tomar algo calientito, se me ocurrio la “gran” idea de comprar un pastelito jajaja y aún me duele la guata por lo que pague, jajaja. Pero lo bueno es que abren hasta tarde, parece que igual que la cadena “Ok Market” que por cierto es igual de cara.
    Aún no ubico la galería que indicas, aunque no tránsito mucho por esos lugares, jajaja.
    El otro día, me entere de una copucha de Bibliometro, jajajaja justo cuando estamos en plena negociación de convenio con la Bibliovega. Igual no más soy fans de su proyecto.
    Que noble gesto el de pagarle el veterinario a un perrito sin hogar. Me saco el sombrero.
    Cariños!

    • elblogdealerecargada
      18 de octubre de 2013

      Tengo un OK Market abajo de mi edificio y es igual de caro, así que queda sólo para emergencias.
      La galería está al frente de donde antes funcionaba el cine Tobalaba.
      Sí, esa señora que costea el veterinario se ganó el cielo, nadie la obliga a pagar el veterinario y lo hace igual, qué bueno que exista gente así.

  3. carobeatriz
    18 de octubre de 2013

    Los perros que son de nadie y de todos a la vez, son lo máximo, en mi condominio hay uno, se llama “Clavito” es un perro viejo ya, habemos 2 vecinas que hemos intentando adoptarlo pero él no quiere, es de la calle, libre como el viento, va y vuelve, aveces se pierde y llega mal herido, todos lo quieren y le hacen cariñito, igual una vecina lo baña, lo vacuna, etc varios se encargan de su nutrición diaria, y él es tan pero tan noble y agradecido, cariñoso, regalón, un encanto, me acompaña aveces a dejar a mi hijo al colegio en la mañana (cerca de la casa como a 5 cuadras), con frío y todo, porque sabe que a la vuelta antes de irme a mi trabajo le doy desayuno. Toma el solcito de la mañana en mi puerta y cuando le da calor se va a la puerta de la casa del frente …. ¿qué mejor?? lo malo son las noches de invierno, pero ya convencí a mi marido de hacerle una casa sólida, de madera y con un techo decente, que no se gotee ( y que no se la roben), ojalá Clavito se acostumbre a ella.

    • elblogdealerecargada
      18 de octubre de 2013

      Qué nombre más tierno ese de Clavito.
      Tienes razón en eso de que como se criaron en la calle, no están dispuestos a transar su libertad, pero igual les gusta ser queridos. Lo mejor es adaptarles una casa donde también puedan salir a hacer sus rondas. Son tan agradecidos además.

  4. matias
    14 de enero de 2014

    XD trabajo por ahi vale por los datos buscare esa banca XP

Deja un comentario aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 17 de octubre de 2013 por en Todo lo demás.

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: