El blog de Ale recargada

Ideas que antes dejaba ir y ahora decidí poner por escrito

Cosas en que gasto la plata #45

foto-plata

Soy un poco psicópata con el tema dental y detesto que me duela alguna muela o me sangren las encías. Desde niña he ido muchas veces al dentista porque usé frenillos por más de cinco años y cada mes tenía que ir a la consulta para que los reajustaran. 5×12 significa 60 visitas en mi tierna infancia. Me cargaba, pero cuando empecé a ver los resultados lo agradecí.

Ahora no tengo todos los dientes 100% parejos en parte porque no terminé el tratamiento (me aburrí casi al final y mi mamá me apoyó) y en parte porque algunos de mis dientes chuecos luchan por volver a lo que ellos consideran normal, pero no me pondría de nuevo los frenillos a estas alturas de mi vida. Me reconcilié con mis imperfecciones y además no se ve nada terrible como antes. Nunca voy a olvidar que a los 6 años tenía tanto hacinamiento en mi pobre boca que me sacaron dos dientes de arriba y dos de abajo que no estaban sueltos ni eran de leche. Simplemente sobraban.

Lo que sí hago ahora es preocuparme muy bien del aseo después de comer, usar siempre cepillos suaves y seda dental por la noche. Gasto plata en el destartraje dos veces al año (qué palabra más terrorífica esa) y también en comprar los cepillos PHB de la foto de más arriba, que son lindos y cómodos. También uso marca Vitis, dependiendo de lo que haya disponible. En farmacias cuestan $2.500, pero en el persa Bío Bío los encuentro casi siempre a $1.500.

Esta sección se llama “Cosas en que gasto la plata”. Y no, no se trata del dividendo, las cuentas básicas, el cable y el supermercado. Esos son los pagos obligatorios, pero lo que a mí me hace realmente feliz es poder comprar cosas pequeñas y bonitas que alegran la vida (aunque muchas veces no sé si son tan útiles). Acá hay mucho de Ebay (mi perdición), pero también de tiendas chilenas y lo que más me gusta, emprendedoras locales que venden por internet y son secas. Casi todo es muy barato, así no me siento tan culpable por acumular cachureos en mi casa/cartera/vida.

Anuncios

16 comentarios el “Cosas en que gasto la plata #45

  1. lavidaencraft
    5 de noviembre de 2013

    Guau! Qué ganas de tener la misma conciencia que tu por mi boca! Igual soy cuidadosa, mantengo mis dientes limpios y todo, pero por lo general compro cualquier cepillo y cualquier pasta. Hasta ahora no he tenido problemas, prueba de eso es que tengo 0 caries!! Yeiii. Lo que sí es que también usé frenillos cuando chica, y después del tratamiento, para que no se enchuecaran me pusieron una barrita que “contenía” los dientes. El problema fue cuando me tuvieron que sacar el famoso alambre, los dientes se torcieron al tiro!!! O sea, nada terrible, pero igual se corrieron un poquito. 😦

    • elblogdealerecargada
      5 de noviembre de 2013

      Qué lata lo de la barrita, nunca lo había escuchado. Quizás era parte del final del tratamiento y como no llegué me lo perdí.
      El destartraje dos veces al año te deja con muy pocas posibilidades de tener caries, a fin de cuentas me ahorro plata y estrés con la limpieza, no tengo que pasar por ese ruido horrible del taladro para matar las caries 🙂

  2. Ale
    5 de noviembre de 2013

    Matar la caries!!! jajajajaja, jamás escuché eso…
    Y a quién le gusta que le duelan las muelas? Yo he llegado a soñar que se me cae algún diente y ha sido de mis peores pesadillas. Sé que significa otra cosa, pero ya el hecho de que sea un diente es terrible la sensación.
    Los PHB no me gustan tanto, encuentro que no me duran nada. Al final un cepillo bueno vale las lucas, pero es raro encontrar uno malo en el mercado, me refiero a las farmacias y supermercados. Estando nuevitos todos limpian bien, los Oral B, los Colgate, los Vitis, los Curaprox y los fieles Duralón o Dento. La clave está en usar una buena técnica y renovarlo con la frecuencia necesaria, o sea si está chascón, chao.
    Te felicito por usar seda dental! Yo encontré unos bastoncitos con un trocito de seda tensa en EEUU, que son tan prácticos para tener en la cartera, porque de repente se queda un perejil indiscreto por ahí entremedio y el cepillo no lo saca jajaja.
    Y esos cepillos del persa seran robados o segunda selección? Onda que le falta una corrida de cerdas? Jaja.

    • elblogdealerecargada
      5 de noviembre de 2013

      Están intactos los cepillos del persa, así que yo asumo que son robados o van a Mendoza a comprar al por mayor.
      A mí me duran tres meses o más los cepillos PHB, como son suaves los uso ídem y me resulta.

  3. mikimikita
    5 de noviembre de 2013

    Yo tengo que empezar con las famosas idas al dentista ahora luego. Estaba esperando tener el seguro para ir, porque lo mio es caro. Cuando chica sufría de bruxismo y me molí las muelas de tanto apretarlas, y las reparaciones no duran para siempre, así es que no me queda otra que someterme al ruidito del taladro.
    En todo caso tengo pura buena onda con el dentista, y eso que he tenido experiencias más que feas. ¿Seré masoquista señor?

    • elblogdealerecargada
      5 de noviembre de 2013

      Ay, te leo y me duele.
      Pobrecitas tus muelas, deben haber sufrido.
      Yo creo que la forma de ser del dentista influye mucho en la experiencia que uno tenga.

      • mikimikita
        6 de noviembre de 2013

        Te conté que vivo al lado de la clínica de un dentista?? y a veces cuando no hay mucho ruido puedo escuchar el taladro como si fuera música de fondo…

      • elblogdealerecargada
        6 de noviembre de 2013

        Qué horror!

  4. Ceci F
    5 de noviembre de 2013

    Alguna vez hice el intento de usar frenillos, el problema fue que traté de usar esos removibles y fue un total fracaso 😦 puro plata perdida. Hoy en día ya me contenté con mis dientes separados no perfectos, por lo menos no están chuecos y el punto bueno de tenerlos así es que la limpieza es mucho más fácil y duradera.

    Esos cepillos los amo con locura, lejos han sido los mejores cepillos que he probado. Como será que por acá no los he encontrado y la última vez que fui a Chile me traje un montón jajajá.

    Saludos linda y te felicito por este item de gasto de plata!

    • elblogdealerecargada
      5 de noviembre de 2013

      Nunca me he fijado de qué parte vienen los PHB, quizás son chilenos y no tenía idea.
      Yo también usé frenillos removibles, pero como era niña y estaba obligada a usarlos no me los podía quitar cuando quisiera. Igual le agradezco a mi mamá.

  5. Maca
    5 de noviembre de 2013

    De verdad son la cosa real los del persa? Es que planeo ir la próxima semana y si hay cepillos buenos igual podría comprar. Ahora que soy mujer independiente me duele pagar caro por cepillos y me compré unos colgate o algo así, mas o menos no más y quiero unos mejores (usaba Vitis pero me duele un poco pagar tanto). Yo terminé el ortodoncista hace poco, me dejaron unas cosas puestas por detrás de los dientes que no me dejan usar cera. Tengo que ir el jueves de nuevo, ojalá algún día termine en serio en serio el ortodoncista. También como tu tuve cuando chica y me los saqué antes de terminar el tratamiento.

    Saludos!

    • elblogdealerecargada
      5 de noviembre de 2013

      Sí, son reales, he comprado en farmacias también, así que sé que son los mismos.
      Yo encuentro que los dentistas a veces se ponen demasiado perfeccionistas con los dientes de los demás. El otro día comentaba con una prima que mientras una se ría y se vea normal, no hay para qué estar taaaanto tiempo con frenillos.

  6. Jessica
    5 de noviembre de 2013

    Una de las cosas pendientes que tengo es ir al dentista, con el tema de la lactancia he notado mis dientes un poquito más delgados y hace poco se me cayó un pedazo de muela :(. Por suerte tengo los dientes derechitos, varias personas me han preguntado si usé frenillos. Pero no, son naturalmente parejos.

    • elblogdealerecargada
      6 de noviembre de 2013

      Siempre he leído que cuando tienes hijos se debilita el esmalte dental porque el calcio va para la guagua…. sangran las encías, ocurre lo que cuentas tú. ¡Tienes que ir al dentista! Suerte

  7. Marie Antoinette
    6 de noviembre de 2013

    Uf, temazo! Desde que estoy trabajando, me cuido muchísimo más los dientes que antes, porque ahora soy yo la que costea sus derivados (odontologos y accesorios dentales). Y es del terror, jajaja de hecho estoy juntando los $500 mil que me sale un presupuesto, pero lo lograré, yey!
    Yo afortunadamente no tuve que ponerme frenillos en mi infancia, pero el año pasado fui muchas veces, por el tema de las muelas del juicio… me sacaba una por mes casi y hubo una que estaba en 90 grados y fue una pesadilla sacarla.
    Esos cepillos PHB son bellisimos. Me recordaste a mi prima… ella usaba esos cepillos y tenía uno rosado muy lindo. Yo nunca lo he encontrado 😦
    Aunque soy fiel a mis duralón o los colgate.
    Y pasta de dientes uso Oral-B. Me cargan esas pastas dentífricas muy mentoladas, jajajaja es que no me gusta ese mentolado que llega a “picar”. Super mañosa, jajaja.
    Cariños!

    • elblogdealerecargada
      6 de noviembre de 2013

      Yo he tenido ese cepillo fucsia del que hablas, pero hace rato que no lo veo, quizás se agota rápido.
      ¡Qué caro tu presupuesto! Suerte con el ahorro.
      A mí tampoco me gustan esas pastas muy mentoladas que usas por 20 segundos y llega a doler la boca, para qué tanto digo yo.

Deja un comentario aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 5 de noviembre de 2013 por en Cosas en que gasto la plata.

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: