El blog de Ale recargada

Ideas que antes dejaba ir y ahora decidí poner por escrito

Foto del viernes: No te metas con el gato

Ay qué risa, este cartel es más común en el caso de los perros, pero parece que también ocurre con algunos gatos. No te metas con él o te puede ir mal… y su cara amenazante, jajaja. ¡Buen viernes y feliz fin de semana!

enojon

Anuncios

17 comentarios el “Foto del viernes: No te metas con el gato

  1. mellafe
    8 de noviembre de 2013

    😦

    Yo fui a Rosas ayer y en el mesón de la tienda había un gato enoooooorme. Gris. Le hice cariño mientras me atendían, muy manso. Así deben ser los gatos de tienda!

    • elblogdealerecargada
      8 de noviembre de 2013

      Síiiii, en La Vega hay muchos que se ponen felices con los cariños y hasta hacen gracias, este claramente no es de ese tipo.

  2. carobeatriz
    8 de noviembre de 2013

    Igual lo querría para mí. aunque fuera enojón y malas pulgas…..es que me encantan los gatos !!!! Yo en las mañanas le hago cariñito a Tomás, que vive a pocas cuadras del colegio de mi hijo, es blanco de pelo corto y anda con un coqueto collar azul. Cuando me pilla la dueña me dice “oiga usted me sorprende, este gato es muy esquivo con todos y a usted la deja tocarlo?” y yo le contesto “sí es que me ubica hace tiempo, desde marzo que le digo hola todas las mañanas ” y la sra se muere de risa. jajaja
    Buen fin de semana para tí igual.

    • elblogdealerecargada
      8 de noviembre de 2013

      Yo también lo querría para mí. Seguro que es así con los desconocidos, pero con los amos es amoroso.
      Qué linda tu historia con Tomás.

  3. mikimikita
    8 de noviembre de 2013

    Me sumo a las que lo querrían igual, jajajjajaj esto de amar a los gatos…

    Mi Mateo es así, le carga que lo tomen en brazos, y si quiere cariño se acuesta cerca mio y es suficiente. Ahora le dio con echarse en un polerón mio y tuve que regalárselo,menos mal que eligió uno viejito, yo creo que le gusta porque es abrigadito y tiene mi olor (lo sacó de la ropa sucia).

    Mi papá tiene a la gata más salvaje de la vida, como será que le pega hasta a los perros porque pasan muy cerca de ella, y eso que los pobres ni la pescan por pesá. Pero igual la amo y me deja hacerle cariño por un par de minutos, después me gruñe y me muestra los dientes 🙂

    • elblogdealerecargada
      8 de noviembre de 2013

      Jajajajaja, visualicé a la gata pesá y me dio risa. Mi gato Jerry es de mecha corta también. Salta una vez el perro y lo mira feo, salta dos veces y le llega un zarpazo.

      • mikimikita
        8 de noviembre de 2013

        hahhahha, a veces acá la Mati hace llorar a Adrián, y él nunca se defiende. Un día salí y lo tenía acorralado en el balcón. Otro día lo escuché lloriquear y cuando lo salí a ver el pobrecito quería entrar, pero no podía porque ella estaba sentada en la entrada, en toda la pasada. Es tan mala mi negra…

  4. Ceci F
    8 de noviembre de 2013

    Una vez me echaron de un bar porque los gatos eran amos y señores y yo andaba con mi perra y me queria sentar en la terraza pero no pude porque los “dueños” se podían molestar jajajá.

    Qué tengas buen finde!

    • elblogdealerecargada
      8 de noviembre de 2013

      Jajajajaja, eso acá en Chile no pasaría y si pasa es al revés.

      • mikimikita
        8 de noviembre de 2013

        No creas, acá hay una disquería donde no puedes entrar con perro, porque la dueña es una gata gigante que duerme encima de los discos de la vitrina. Es tan linda…

  5. elblogdealerecargada
    8 de noviembre de 2013

    ¡Quiero conocerla!

  6. Vi
    9 de noviembre de 2013

    Jajaja qué tierno el cartel! Mi gata es super arisca con desconocidos y la semana pasada estuvieron haciendo arreglos en el depto, entonces a cada trabajador que entraba le advertía “tengo un gato, hay que ignorarlo porque es un poquito mal genio” pero no me creían, sobre todo porque mi gata se sentaba en su silla favorita a vigilarlos en vez de esconderse. Pero era cosa que trataran de acercarse que se ponía a chillar y me miraba como acusándolos. Y tratar de encerrarla en una pieza, imposible, así que al final cacharon que mejor de lejitos y ella se quedó tranquila siguiendo todos sus movimientos.
    Después durmió como tres días sin parar, agotada por su labor de vigilante jaja.

    • elblogdealerecargada
      11 de noviembre de 2013

      Jajajaja, es todo un tema cómo reaccionan los gatos con los maestros. Los míos suelen huir y esconderse a excepción de la gata grande, que no está ni ahí y vigila, aunque no se enoja como la tuya. Qué chistosa debió ser esa escena.

  7. Lore
    12 de noviembre de 2013

    Ajajaja, me encantó la foto. Yo tuve un gato muy pero muy pesado (le deciamos gato pesadilla) que cuando llegaban visitas elegía a la que no le gustaban los gatos y se subía encima. Y si lo querías sacar se enojaba.

    • elblogdealerecargada
      12 de noviembre de 2013

      Yo creo que los gatos secretamente huelen a los que les temen y se acercan para puro molestar…

Deja un comentario aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 8 de noviembre de 2013 por en Foto del viernes.

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: