El blog de Ale recargada

Ideas que antes dejaba ir y ahora decidí poner por escrito

Los regalos y el Viejo Pascuero

pin y pon¿Alguien sabe el minuto preciso en que dejó de creer en el Viejo Pascuero?

Yo no exactamente, pero sí me acuerdo de antes, cuando juraba que era real.

No sé cuántos años tenía, pero tengo clavada en mi memoria una escena de mi mamá y yo caminando hacia la feria en los días previos a la Navidad y yo pensando: “El Polo Norte es un lugar gigante, así que aunque la gente diga que nunca ha visto al Viejo Pascuero, quizás es porque nadie ha llegado tan lejos y puede que esté muy escondido”.

Después no sé cómo se fueron dando las cosas, pero mi siguiente recuerdo es la inspección de toda la casa los días previos a la Navidad. Una se vuelve la Sherlock Holmes de los regalos. A veces pillaba juguetes y a veces no, lo que pasa es que mi mamá es terrible de relajada en este ítem y siempre deja todo para última hora, incluso hubo un año en que estábamos más grandes con mi hermana y nos regaló nuestras cosas el 26 o 27 porque no tuvo tiempo de ir antes.

Igual mi infancia no fue como las de ahora con los niños exigiendo mil cosas para Navidad con nombre, apellido, modelo y todos los detalles posibles. Un año pedí una bicicleta y fue lo máximo cuando me llegó, era una Bianchi roja y salí a pasear a la cuadra la mañana siguiente.

Otros regalos que recuerdo son:

-Un juego de pesca donde los peces tenían un imán en la boca y la caña ídem, pero iba dando vueltas y había que usar la motricidad fina para atraparlos.

-Había unos muñecos pequeñitos que se llamaban Pin y Pon, eran cabezones e incluían accesorios. Yo los amaba. (Son los que están en la foto de arriba).

-Una caja de lápices con muchos colores, ahí aprendí la importancia de ordenarlos por tono porque se ven harto más lindos. Pinté muchos arcoiris con este regalo.

Anuncios

28 comentarios el “Los regalos y el Viejo Pascuero

  1. mikimikita
    19 de diciembre de 2013

    Yo recuerdo el minuto exacto,porque me contó mi mamá; me dijo que estaba muy grande para seguir creyendo. Debo haber tenido como 6 o 7 😦

    • elblogdealerecargada
      19 de diciembre de 2013

      Primera vez que escucho a alguien decir que su mamá le rompió la ilusión, pobrecita!

      • mikimikita
        19 de diciembre de 2013

        Más encima yo dudé de su palabra, hasta que sacó una cajita con las cartas que yo había mandado desde los 3 años… 😦

  2. Liliana
    19 de diciembre de 2013

    Yo nunca creí en el Viejo Pascuero (Santa, Papa Noel, etc…) simplemente no existía, él no traía los regalos, acá en México los niños creemos más en los Reyes Magos a esos los esperábamos, creo que deje de creer en ellos por que amigos de la escuela me dijeron, pero de igual forma mis papás me daban algo, hasta la fecha el 6 de enero recibo un regalo 🙂 Ale pasando a cosas tristes, yo también amaba los pin y pon pero hace unos días fui al centro comercial y me encontré con que les habían cambiado la imagen y los convirtieron en esto!!! http://static3.joguinola.com/5296-thickbox_default/blister-1-fig-pin-y-pon-surtido.jpg
    mi corazón se hizo pedazos.

    • elblogdealerecargada
      19 de diciembre de 2013

      Tan localistas que somos, me sorprende enterarme que en México también llegaban los Pin y Pon. La foto que me muestras es horrible, se ven mal!
      Algo parecido ocurrió con los My little Pony, qué triste.

  3. Jessica
    19 de diciembre de 2013

    No recuerdo a que edad, pero si recuerdo cuando hacía cartas al Viejo Pascuero, porque mi mamá me decía que los regalos son sorpresa, así es que a ella no le pidiera nada, porque me regalaría lo que ella quisiera (en realidad, pudiera) y una vez que alguien me dijo donde estaban escondidos los regalos y como soy tan “correcta” intentaba no meterme en el escondite para no arruinar la sorpresa y saber antes de tiempo lo que me tenían para Navidad. Creo que mi visión del Viejo Pascuero llegó a ser, con los años, la misma que una tiene de las hadas, duendes y esas cosas, quieres creer, pero están casi en el mundo de la mitología.

    • elblogdealerecargada
      19 de diciembre de 2013

      Claro, si uno está supeditado a lo que los papás pueden costear y creo que es importante entender eso, que no lo puedes tener todo en la vida.
      Qué correcta eres, yo hubiera intruseado igual.

  4. Ale
    19 de diciembre de 2013

    Es bonito tener la ilusión. En mi casa mis hermanos mayores contaban historias muy convincentes de alguna vez cuando lo pillaron en el patio y de cuando encontraron las huellas de sus botas y yo me las creía todas. Fue en el el colegio donde me mataron la ilusion. Me acuerdo clarito cuando llevé una muñeca al colegio estando en tercero basico y que yo decia que me la habia traido el viejito y no faltó el que me dijo: “y todavía crees en el viejo? Si los que traen los regalos son los papás!” Y fue tan penca… Yo habia escuchado rumores, pero después de esto ya terminé de decepcionarme.

    • elblogdealerecargada
      19 de diciembre de 2013

      Ah, si los hermanos o primos mayores están metidos en el plan es más fácil creer.
      Mala onda tus compañeros de colegio, aunque yo creo que el 90% de los niños chilenos se ha enterado de la no existencia del viejo pascuero hablando con los compañeros de curso…

  5. Ceci F
    19 de diciembre de 2013

    Es lindo tener esa ilusión, aunque dure poco. Yo no recuerdo cuando deje de creer ni como supe que no existía, así que no creo que haya sido muy traumático. Mi sobrino el año pasado llegó muy enojado a la casa porque un compañero le había dicho que el viejo pascuero no existía, pero él no estaba enojado con el compañero ni con el viejo, sino con nosotros por haberle mentido. El enojo le duro varios días.

    Esos pescaditos con imán eran maravillosos, creo que aún existen en mi casa.

    Saludos linda!

    • elblogdealerecargada
      19 de diciembre de 2013

      Qué tierno tu sobrino, me lo imagino enojado sin hablarle a nadie, jajajaja.
      ¿En serio conociste los pescaditos? Qué emoción, nunca había compartido esto.

  6. Natty
    19 de diciembre de 2013

    Yo amaba creer en el viejo pascuero, recuerdo exacto cuando supe porque sin querer encontré los regalos en una bolsa que fue la misma que estaba al lado del árbol días después, así que como a tenía 8 años no fue traumático.
    A uno de mis hermanos en primero básico el profesor jefe les dijo que ni el viejito pascuero ni el conejo de pascua ni el ratón de los dientes existía, mi mamá fue a reclamar porque él no tenía ningún derecho sobre lo que los niños creen.
    Esos peces eran geniales, mis hermanos tuvieron varios .. y nada que ver con el post, pero sí con un comentario es que los my little pony de ahora son HORRIBLES!! Cuando escuché el comercial fui feliz pensando en que mi sobrina vería los mismos dibujos que yo y cuando los vi casi morí

    • elblogdealerecargada
      19 de diciembre de 2013

      Le encuentro toda la razón a tu mamá, porque un profesor no puede pretender que todos los niños crean o no crean en algo, eso depende de cada familia y circunstancias.
      Destrozaron los My little pony con esa modificación, eran mucho más tiernos antes.

  7. chiok
    19 de diciembre de 2013

    Yo no me acuerdo el momento exacto pero creo que fue gradual bien parecido como le pasó a mi sobrino que ahora tiene 10 años y hasta unos 2 años atras todavía creía pero cada año con más suspicacia, pero igual era entretenido salir antes de medianoche con él a buscar al viejito y volver al árbol y ver los regalos ahí.
    Recuerdo muchos regalos bacanes pero el que más tengo en la memoria fue el super nintendo, era el único regalo en el árbol y era para mi y mi hermana ,y fue como super emotivo porque fue un regalo en conjunto de todos mis tios y mis papás, obviamente en ese minuto yo no le tomé el peso pero ahora es como super lindo que todos se hayan puesto para ayudar a mis papás que no tenian mucha plata.. lo encuentro tan bacán que me da emoción de solo pensarlo. Me dieron ganas de hacer un post con regalos de navidad, me da nostalgia pero tengo super buenos recuerdos de las navidades cuando era chica.
    Oye ese juego de la pesca es fabuloso, yo me compré uno hace poco porque quería volver a tenerlo, era unos de mis favoritos ever.
    Saludos

    • elblogdealerecargada
      19 de diciembre de 2013

      Qué tierno lo del Nintendo, ponerse todos de acuerdo para regalar algo. Esas cosas, tal como dices, se aprecian más cuando eres grande.
      No me extrañaría que un niño de esta época si le pasara eso, quedaría amurrado porque no hay más regalos.
      ¡Otra más que conoce el juego de la pesca! ¡Genial, para mí era lo máximo!

      • mikimikita
        19 de diciembre de 2013

        Yo tambien lo tuve, creo que un año fue “la novedá”.

  8. elblogdealerecargada
    19 de diciembre de 2013

    Todas tuvimos estoy viendo, si encuentro uno ahora me lo compro

  9. chiok
    19 de diciembre de 2013

    los venden en las tiendas de cosas chinas en el centro, yo me lo compré ahí. Y también le compré uno a mi sobrino en uno de esos Anatolias o tiendas de juguetes usados que venia con una falla (le faltaba una caña de pescar) pero el resto estaba perfect.

  10. Vi
    19 de diciembre de 2013

    Yo como que nunca creí, me acuerdo que mi papá, con quien yo no vivía ni tenía mayor relación, me dijo cuando tenía cuatro años. Incluso me acuerdo que estábamos en mi pieza y la información no me impactó, él no sabía que a mí aún no me decían la verdad por eso se le salió. No sé bien por qué ya sabía que no era real, yo creo que mis primos me habían dicho y yo debo haberlo incorporado sin mayor trauma jaja. Lo de los niños exigiendo regalos es del terror, hoy vi en las noticias cómo mostraban niños gritando que no se conformarían con algo que no fuera un furby :/ Yo recuerdo cuando estuvieron de moda y me regalaron uno y era TAN cargante! Yo lo encerraba en el clóset y me gritaba que no le gustaba la oscuridad >.<
    Recuerdo un año que me regalaron unos patines de cuatro ruedas, blancos, con las ruedas fucsias y un rosetón rosado arriba ❤ yo pensaba que no podía haber un regalo mejor que ése y después cuando me preguntaban que quería para el cumple (estoy muy cerca de navidad) yo decía que nada, porque tenía mis patines adorados.

    • elblogdealerecargada
      20 de diciembre de 2013

      Qué curiosa tu historia, al menos no fue trauma, porque a los 4 años una es chica.
      No me gustan los Furbys tampoco, no les veo la gracia.
      Yo siempre quise patines, es mi sueño frustrado!

      • Vi
        20 de diciembre de 2013

        ´Leyendo otros comentarios caché que a varios sus profesores les quitaron la ilusión :/ y me acordé de una cosa. Una vez, en el colegio de monjas, había un acto de Navidad y estaban todos los niños reunidos, incluyendo pre kinder y kinder. La cosa es que una monja se sube a hablar y era del sector más gruñón y no sé qué onda, si tenía un mal día o los años estaban haciendo efecto, pero de la nada se enoja y dice por el micrófono: ‘y celebramos el nacimiento de jesús, no al viejo pascuero, porque el viejo pascuero no existe, NO EXISTE!’. Te encargo el caos, los niñitos más chicos estaban atacados y un par se pusieron a llorar. Lo adorable de la historia, es que sus mismos compañeros los consolaban, me acuerdo que uno le decía a los otros ‘No es verdad, yo he visto al viejo pascuero’ para que dejaran de llorar. Igual feo, no entiendo ese rollo de meterse con la ilusión de los niños, sus papás ya sabrán cómo contarles :/

      • elblogdealerecargada
        20 de diciembre de 2013

        Monja amargada y mala onda, no lo puedo creer!
        ¿Cuál es su problema con lo que crean los demás?

  11. Marie Antoinette
    20 de diciembre de 2013

    Justo hoy estaba pensando en ese momento, incluso pensé escribir en el blog sobre ese día. Deje de creer el año pasado. Jajajajaja broma.
    Igual deje de creer “grande”. Tenía 8 y era el primer día que iba a la catequesis. Recuerdo que la ACN nos dijo “Ah bueno, yo creo que es hora que sepan que el Conejito, el ratoncito y el viejito pascuero NO EXISTEN” . Después de eso, recuerdo que fue un día muy nublado, muy feo. Más encima estábamos a una semana de que pasara el conejito dejando chocolates. Mi mamá aún no perdona que haya sido ella la que nos “confesó” eso. Igual fuerte.
    Si tengo hijos me gustaría que creyeran. Hoy leía un artículo donde su autor exponía 5 argumentos para no permitir que sus hijos creyeran. Yo creo que la vida en si misma tiene muchas desilusiones, si bien dejar de creer fue una, compensa muchisimo toda la ilusión y el piso de alegría que me generaba creer en ese viejito con cara simpática.
    Jajajaja me acorde de algo en torno a este tema. Mi mamá me sacaba a dar una vuelta para que pasara el viejito. Y mi papá, además de poner los regalos en el arbolito, siempre ponía dos copas con cola de mono a medio tomar, y cuando yo llegaba me decía que el viejito pascuero se había tomado “todo el cola de mono”. Cada vez que veo el cola de mono, me imagino al viejito medio entonado arriba de su trineo.
    O la vez que tenía 5 y veníamos de la misa del gallo y venía un viejito pascuero y yo le pregunté si me había dejado mi barbie. El señor miró a mi mamá y me imagino que ella al ser un gesto de aprobación me dijo “Sí, obvio que sí. Ojalá la disfrute”
    Me alargué. Es que me gusta contar estas historias, jajaja.
    Oye no te puedo responder en la otra entrada, pero me parece perfecto enero! Yey!
    Cariños!

    • Marie Antoinette
      20 de diciembre de 2013

      Que onda mi ortografía!! quiero decir “al hacer un gesto” sorry, jajaja.

  12. elblogdealerecargada
    20 de diciembre de 2013

    En tu caso fue la ACN, una niña más arriba contó del profesor, igual nada que ver que de afuera se metan y crean que todos los niños están al mismo nivel, eso es tema de cada familia creo.
    No estoy de acuerdo con ese autor que mencionas, yo no lo veo daño a creer, pienso que las fantasías ayudan mucho en la vida, sobre todo cuando uno es chico.
    Qué chistosa tu anécdota del cola de mono, me encantó.

  13. LeSlie*
    20 de diciembre de 2013

    Yo tuve esa misma peceraaaaaaaa..era genial!!!! ❤ …y los lapices..uff..una vez me regalaroin una caja metalica de lapices Stadler de colores..de 24 colores.. MARAVILLOSO.. los lapices de colores son un regalo que hasta el día de hoy recibo tan feliz! ❤

    Y respecto al viejo pascuero..sólo diré que una vez LO VÍ..en el cielo.. en su trineo…una estela brillante e hizo la típica pirueta en el aire.. lo recuerdo hasta el día de hoy.. LO VÍ!! 😀

    • elblogdealerecargada
      20 de diciembre de 2013

      Jajajaja, te creo, si uno cree puede ver cualquier cosa.
      A mí también me hacen felices los lápices de colores en la vida adulta, son lo máximo 🙂

Deja un comentario aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 19 de diciembre de 2013 por en Todo lo demás.

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: