El blog de Ale recargada

Ideas que antes dejaba ir y ahora decidí poner por escrito

De paseo por el Museo Histórico Nacional

Leí que se había abierto al público el mirador de la torre del Museo Histórico Nacional y como el viernes salí temprano, partí a conocerlo. Es un edificio que existe desde 1808, cuando Santiago era completamente distinto a lo que conocemos ahora.

Para llegar al mirador hay que subir una escalera tan estrecha y empinada que sólo cabe una persona. Una vez arriba se ve el centro desde los cuatro puntos cardinales, la vista es lejos lo mejor.

Tomé muchas fotos de la panorámica y también del museo, voy contando detalles  una a una.

Para entrar hay que llegar al segundo piso del museo y hacer una fila, porque sólo pueden entrar 15 personas por visita.

Para entrar hay que llegar al segundo piso del museo y hacer una fila, porque sólo pueden ingresar 15 personas por visita. Ahí está esperando la gente que tuvo la mala suerte de llegar más tarde, porque yo quedé en el número 13 del primer grupo.

Esta es la escalera caracol para subir. Da un poco de nervios al principio, luego uno se acostumbra. Son cerca de seis tramos.

Esta es la escalera caracol. Da un poco de nervios al principio, luego uno se acostumbra. Son cerca de seis tramos.

Mirador en la mitad del trayecto.

Mirador en la mitad del trayecto.

Y llegamos a los balcones. Nos explicó la guía que las baldosas son nuevas, las figuras representan los copihues y los bigotes de Benjamín Vicuña Mackenna, el intendente que más hizo por renovar el edificio.

Y llegamos a los balcones. Nos explicó la guía que las baldosas son nuevas, las figuras representan los copihues y los bigotes de Benjamín Vicuña Mackenna, el intendente que más hizo por renovar el edificio.

La Plaza de Armas está cerrada por reparaciones, pero desde arriba se ve todo. Creo que es la primera vez que la miro así de vacía.

La Plaza de Armas está cerrada por reparaciones, pero desde arriba se ve todo. Creo que es la primera vez que la miro así de vacía.

La Catedral y la gente caminando abajo. ¿Cierto que la vista es linda?

La Catedral y la gente caminando abajo. ¿Cierto que la vista es linda?

Detalle de las cúpulas.

Detalle de las cúpulas.

Esta es la vista norte, esa torre roja es la Comapñía de Bomberos de calle Puente.

Esta es la vista norte, esa torre roja es la Compañía de Bomberos de calle Puente.

Vista con zoom.

Vista con zoom.

Mirando al oriente.

Mirando al oriente.

Hay una parte donde las escaleras continúan pero no se puede pasar, ahí se ve una parte del reloj.

Hay una parte donde las escaleras continúan pero no se puede pasar, arriba se ve el péndulo del reloj.

Bajar las escaleras fue más terrible que subirlas y eso que yo no tengo vértigo. Son empinadas y como van girando te tienes que agarrar de los costados para andar segura.

Bajar las escaleras fue más terrible que subirlas y eso que yo no tengo vértigo. Son empinadas y como van girando te tienes que agarrar de los costados para andar segura.

Se vuelve al segundo piso, donde está el museo que guarda muchas reliquias de la historia chilena.

Se vuelve al segundo piso, donde está el museo que guarda muchas reliquias de la historia de Chile.

Esto me encantó, una casa de muñecas de cómo era la vida en la Colonia.

Esto me encantó, una casa de muñecas de cómo era la vida en la Colonia. También había un dormitorio y sala de tertulias. De fondo el reflejo de mis zapatos.

Lo que más llama la atención es Ulk, el perro embalsamado de Arturo Alessandri. Era un gran danés que acompañaba a su amo cuando caminaba por el centro y luego se iban a comer pastelitos a la Confitería Torres. En serio.

Lo que más llama la atención es Ulk, el perro embalsamado de Arturo Alessandri. Era un gran danés que acompañaba a su amo cuando caminaba por el centro y luego se iban a comer pastelitos a la Confitería Torres. En serio.

Hago un alto en mis fotos para mostrar esta de 1930, donde Ulk examina la estructura de la banca. El Presidente está al fondo.

Hago un alto en mis fotos para mostrar esta de 1930, donde Ulk examina la estructura de la banca. El Presidente está al fondo.

Sigamos: El juego de ajedrez de Alessandri.

Sigamos: El juego de ajedrez de Alessandri.

Máquina de escribir de la era jurásica.

Máquina de escribir de la era jurásica.

Perforadora grande y aparatosa.

Perforadora grande y aparatosa.

Banda presidencial y otros objetos personales de Carlos Ibañez del Campo.

Banda presidencial y otros objetos personales de Carlos Ibañez del Campo. Quiero su teléfono.

No sé qué tipo de cartas recibían antes esta gente,

No sé qué tipo de paquetes recibía antes esta gente, pero esa cosa gigante que parece cuchillo es en realidad el abrecartas del Presidente José Manuel Balmaceda. Quizás antiguamente el papel era más acartonado, qué sé yo.

Una maqueta de cómo era la Plaza de Armas en sus comienzo: un peladero.

Maqueta de cómo era la Plaza de Armas en sus comienzos: un peladero.

Cuando vi estos cuadros me acordé de los recortables que venían en el Icarito.

Cuando vi estos cuadros me acordé de los recortables que venían en el Icarito.

También hay obras de arte. Me gustó la taza desparramada.

También hay obras de arte. Me gustó la taza desparramada.

Afiches de los años '70.

Afiches de los años ’70.

Pedazo de los lentes de Salvador Allende encontrado en La Moneda pocos días después del golpe militar.

Pedazo de los lentes de Salvador Allende encontrado en La Moneda pocos días después del golpe militar.

No es tienda propiamente  tal, más bien una vitrina con libros a la vente y adivinen qué, hay algo de Ulk.

No es tienda propiamente tal, más bien una vitrina con libros a la venta y adivinen qué, hay algo de Ulk.

Impresiones finales: Me encantó el museo, no sabía que tenían tantas obras y recuerdos. Es distinto aprender cosas de tu propio país de esta manera y me hubiera encantado que siendo escolar alguien me hubiera llevado de visita. Lamentablemente mi colegio jamás hizo paseos guiados y las clases de historia eran principalmente memorización de fechas y eventos.

La entrada durante febrero es gratis -no pagué ni un peso y lo pasé tan, tan bien- y a partir de marzo el costo es de $600 para adultos y $300 para niños. Nada. Ojalá lo aprovecháramos más porque aunque había chilenos, la mitad del público era extranjero. Recomiendo mil veces este tour.

Anuncios

27 comentarios el “De paseo por el Museo Histórico Nacional

  1. VeronicaEarthling
    20 de febrero de 2014

    Qué bello!yo también supe de eso,pero tengo tan mala suerte que me esguincé hace dos días y, la verdad, me da un poco de susto subir esa escalera de caracol luego.¿El mirador seguirá abierto por mucho tiempo? Ese museo es súper bello y la entrada es barata. Soy de región y cuando llegué a Santiago aproveché de hacer todas esas visitas, pero tuve que hacerlo sola porque para mis compañeros no era panorama. Me falta ir al MIM todavía. ¿fuiste al museo de arte precolombino que estaban reparando? Otro lugar al que no he ido, pero me decepcionó un poco que la entrada sea de 3.500, es súper caro para una familia con hartos niños..creo que esos lugares deberían ser más accesibles para que cualquier persona pueda entrar. Es como lo que pasa con los libros, se quejan de que en Chile no leemos, pero los precios son súper caros, y en pueblos chicos de región cero posibilidad de comprar libros usados, porque no hay.

  2. elblogdealerecargada
    20 de febrero de 2014

    Pucha, si tienes esguince yo no iría tan pronto, porque la escalera igual es de cuidado. Creo que estará abierto siempre, así que puedes ir más adelante.
    No he ido al Museo Precolombino, lo tengo pendiente.
    Sobre los precios… la verdad no sé. Este museo de las fotos es gratis y yo no lo vi lleno precisamente, había más extranjeros que chilenos y eso que los niños aún están de vacaciones. A veces el precio de las entradas es sólo excusa. No digo que en todos los casos, pero sí en varios.
    Tampoco estoy tan de acuerdo con lo de los libros caros porque cuando uno quiere siempre encuentra, es más bien un tema de prioridades en el grueso de la gente.

  3. mellafe
    20 de febrero de 2014

    Me gustó Ulk. Como que se parece a su dueño. Lindo todo, hace siglos que no voy a ese museo, debería aprovechar e ir.

    Vi mi edificio en una de las fotos!! 😀

    • elblogdealerecargada
      20 de febrero de 2014

      Yo también encuentro que se parece un poco, hay animales que se mimetizan con sus amos.
      To también vi mi edificio, tienes que puro ir 🙂

    • Jessica
      20 de febrero de 2014

      Ulk era su perro del segundo período, en el primer período tenía un fox terrier que se llamaba Tony. Lo interesante, es que se usó la figura de los perros para ejemplificar los dos gobiernos que tuvo Alessandri, el primero más “humilde” y representativo, mientras que el segundo fue más autoritario y duro.
      El dato ñoño, lo siento pero mi deformación profesional tomó posesión de mi 😦

      • elblogdealerecargada
        20 de febrero de 2014

        Tremendo dato, gracias! No tenía idea del otro perro.
        A mí lo que más me gusta es ese signo de la escoba de Carlos Ibañez en su campaña, que venía a barrer con todo.

  4. Jessica
    20 de febrero de 2014

    Hace unos años fui al Histórico y me encantó, ya que hay de todo tipo de cosas para ver con mis estudiantes. Igual es interesante ir a los museos, siempre hay cosas interesantes que ver (aunque me digan ñoña).
    Este verano fui al Precolombino y está así de caro (3500) porque tienen que pagar la remodelación, lo cual me parece terrible, incluso la tarifa para estudiantes de colegio particular es más cara.
    El militar también es interesante, lo único malo es que fuimos la semana pasada y estaba cerrado por todo febrero, y ni siquiera avisaron en su página.
    Igual creo que hay poca difusión, pocas facilidades y si no nos movemos en los colegios, la gente en Chile casi ni conoce los museos que hay.
    Yo sé que no es comparable, pero en Europa los museos están abiertos para que los colegios casi que hagan clases ahí, entradas liberadas para menores de 18 años, y muchos otros beneficios. Y siempre hay muchísima gente visitándolos.
    Sorry por lo largo, pero esta situación igual me interesa harto.

    • elblogdealerecargada
      20 de febrero de 2014

      Está bien que escribas harto, me gusta leer.
      Yo reconozco que no he ido al Museo Precolombino porque encuentro que la entrada es cara y también porque no tengo tanta onda con lo que exhiben. Si fuera gratis voy.
      Puede ser que exista poca difusión y es una lástima, porque cuando eres niño se aprende mucho más de esta manera. Yo me enteré por el diario sobre este mirador nuevo y sé que también sacaron notas en los noticieros, así que estoy segura de que un buen porcentaje de gente lo sabe, pero no va.
      Es un tema de interés por la cultura también, nos falta eso.

  5. VeronicaEarthling
    20 de febrero de 2014

    Sí, entiendo tu punto. La verdad es que acá no estamos muy acostumbrados a ir a museos o cosas más “culturales”, aunque sea gratis. Las personas no están familiarizadas con ese tipo de cosas, pero una familia de 4 que sí quiera ir al precolombino, gastaría catorce mil. Para muchas personas eso es mucho. Mi opinión es puntual sobre ese museo y pensando en gente que no gana tanto y que le gustaría ir, aunque supongo que son los menos (y qué pena eso).
    Respecto a los libros, creo que las dos tenemos un poco de razón. Acá en Santiago hay lugares más baratos para acceder a ellos: San diego, ferias de libros usados, las mismas ferias libres venden libros y en el bío bío hay de todo, inclusive verdaderas joyas. Los libros más fáciles de encontrar o baratos (pongamos por ejemplo,tres mil pesos) son los de literatura más escolar. Pero libros de filosofía, son más escasos. Los libros más contemporáneos del tema, peor. No los encuentras baratos, no te queda otra que ir a metales pesados u otra librería especializada y pagar mínimo 30 mil por uno. Sobre novelas, la verdad es que yo no leo cosas muy actuales, así que no me manejo tanto en el tema de lo alcanzables que son, supongo que son harto más baratas, pero para mi el tema de la editorial igual es importante. Las traducciones a veces son malísimas, y me ha pasado con los libros más económicos que he comprado, por ejemplo los de la andrés bello. Y la traducción puede destruir una historia. También los libros técnicos son otro tema. Yo estudié derecho y fácil gastaba 60mil en un libro. No podía comprarlo usado, porque en San Diego, si es que habían, eran versiones desactualizadas. Por último, las personas que hemos vivido en pueblos chicos, tenemos el problema de que hay pocos libros. Yo me devoré la biblioteca de mi ciudad, porque tenía poquísimos libros. Tuve la suerte de que mis papás leyeran mucho y compraran libros cuando viajaban, porque no había dónde comprar. En las ciudades cercanas, puros libros de literatura escolar. Mi opción era ir a Argentina con mis papás y era el paraíso: ediciones buenas, mucha variedad de libros y los precios accesibles. Santiago para mí es otro paraíso porque tiene bibliotecas buenísimas, pero es sólo una ciudad de las tantas que hay en Chile. Disculpa por explayarme tanto!

    • elblogdealerecargada
      20 de febrero de 2014

      Está bien. Yo nunca he vivido en regiones, así que no conozco cómo es el tema de las bibliotecas afuera y seguro que en Santiago hay más opciones.
      De los libros de Derecho tampoco sé nada, pero claramente ahí hay que desembolsar más y no tienes otra opción.
      Sobre el Museo Precolombino, yo también encuentro cara la entrada y no he ido por eso, supongo que una familia amplia con menos razón lo hará, pero si nos ponemos a hilar fino, una entrada al cine sin descuentos cuesta similar y hay muchos que pagan las entradas grupales. Para la gente sin recursos es un problema, los otros escogen qué hacer.

      • VeronicaEarthling
        20 de febrero de 2014

        No había pensando en el cine. Tienes toda la razón!

  6. Vi
    20 de febrero de 2014

    Amé a Ulk, tiene mucha cara de serio. La verdad es que yo soy re mala para el tema museos, conozco los de Santiago porque en mi colegio nos llevaban a todos sin piedad, pero tengo pocos recuerdos de ellos, probablemente por la sensación de ir obligada y tomando apuntes, debo haber prestado poca atención.
    Sobre el tema de la cultura y los libros en Chile, es difícil afrontar el problema desde una única arista, pero sí coincido en el tema que no todo es culpa de los altos precios para acceder a la cultura, sino que no hay interés en ello y ahí ya habría que entrar a hilar fino para analizar los diversos motivos que nos llevan a esto. Como ejemplo, hace unos años una conocida que trabaja en la junaeb repartía talonarios con tickets gratis para cines, museos, teatro, danza, mil cosas y los distribuían en sectores populares. Se llevaron todos los de cine tradicional y quedaron los otros botados, y eran totalmente gratis, entonces alegar que la cultura nunca está al alcance del bolsillo es querer ignorar una parte muy grave del problema que es el desinterés general y lo que lo provoca. Me acuerdo que después me dio hartos de esos tickets a mí, así que pasé una semana metida en el Cine arte alameda, me vi todas las obras de teatro del momento, etc.
    Un abrazo Ale, qué rico que compartas tus paseos por aquí, así nos das ideas 🙂

    • elblogdealerecargada
      20 de febrero de 2014

      Qué buena historia la que cuentas, eso es un ejemplo del poco interés. Yo también creo que no es sólo un tema de costos, porque ofertas hay.
      Qué suerte la tuya viendo todo gratis 🙂

    • VeronicaEarthling
      20 de febrero de 2014

      El tema de costos es un problema para los que sí quieren, pero no pueden, a ellos me refería. Tienes razón en que muchas personas no sienten interés, pero ese es otro tema que va más sobre cómo familiarizar a la gente con la cultura, la calidad de la educación y un largo etcéra que espero algún día logremos solucionar. Saludos!

  7. somoscraft
    20 de febrero de 2014

    que buena! voy a tratar de ir y conocer bien el museo, una que es santiaguina y no le saca provecho a su ciudad

    • elblogdealerecargada
      20 de febrero de 2014

      Exacto, yo estoy en esas mismas, conocer mejor la ciudad.

      • somoscraft
        20 de febrero de 2014

        jajaj si creo que los turistas conocen mas santiago que nosotros jaja

  8. Ale
    20 de febrero de 2014

    Me encantaría ir a ver el mirador. Ya he ido varias veces a ese museo. La primera vez cuando estaba en básica y la profe nos llevó cuando aún estaba por detrás del edificio de la Biblioteca Nacional. El precolombino lo conocí, pero no lo encontré muy interesante que digamos. Las reparaciones de museos deberían estar en el presupuesto del ministerio de cultura. No encuentrontan caro el precio, pero para una familia con varios hijos se hace pesado y no compensa mucho lo que hay (desde mi humilde punto de vista) Un lugar que no sé si sigue funcionando como museo es el Palacio Cousiño. Ahí hay mucha historia y la arquitectura es hermosa, me acuerdo que me encantó conocerlo.

    • elblogdealerecargada
      21 de febrero de 2014

      Yo también siento que el Gobierno debiera destinar parte de los fondos para financiar las reparaciones del museo y no los usuarios.
      Opinamos igual, porque yo tampoco encuentro taaaan impresionante la colección, no tengo mucha onda con las culturas precolombinas además.
      Voy a averiguar del Palacio Cousiño, gracias

      • Jessica
        21 de febrero de 2014

        Es que lo más raro de esa remodelación aparece financiada por la minera de los Luksic, y cuando le pregunté a la persona de la entrada si había rebajas para profesores me dijo que tenían que recuperar la inversión. Muy raro. En todo caso, la remodelación dejó muy lindo el edificio, pero la colección sigue siendo la misma.

  9. Marie Antoinette
    21 de febrero de 2014

    Uf, los museos!
    Es raro mirar con “ojo crítico” la mayoría de los museos en Chile. A mi antes me encantaba ir a cuanto museo existía. De hecho, en vacaciones era panorama obligado de los primeros días. Hasta que conocí, el desenvolvimiento de un museo tras las “cortinas”, por así decirlo.
    Yo siento que los museos en Chile tienen que ir modernizandose. Onda, que te dejen interactuar con el objeto, claramente buscando su resguardo. Acá, aún existen muchísimos museos con carácter “sacrosanto”.
    El Histórico Nacional es uno de ellos. Aunque, la apertura del mirador, indica una apertura a otras cosas también, y eso es bueno!
    Sin embargo, me sirvió ene tu entrada, para recordar esos días en los que yo llevaba a mi prima a recorrer Santiago y era tan entretenido disfrutar con ella, el rol turista por mi ciudad. Ayayai que tiempos tan bonitos.
    Hablando de Museos bonitos en Stgo… conoces el de la Recoleta Dominica? Si no lo conoces, ve y disfrútalo… sobre todo la biblioteca.
    Cariños!

    • elblogdealerecargada
      21 de febrero de 2014

      Es buena idea eso de interactuar, aunque entiendo que haya colecciones donde eso es imposible por la preservación.
      Sí, yo valoro cosas como la apertura de espacios nuevos, siempre las voy a aprovechar.
      No conozco el museo de Recoleta, voy a averiguar para ir, gracias!

  10. PAOLA
    21 de febrero de 2014

    Algunas de tus fotos me dieron risa-pena-vergüenza, me explico…en mi trabajo anterior, de donde me salí hace sólo 3 años, se utilizaban máquinas de escribir como la de la foto, perforadoras de 3 kg como la de la foto, y una infinidad de objetos más, que seguro también formaban parte del museo que visitaste…los métodos de trabajo, ídem, de acuerdo a la época de los objetos…todo com papeleo, todo con 25 firmas y 12 copias, nada electrónico, nada moderno, nada simple…ufff de seguro que aún siguen así 😦
    Me paso liga similar cuando hace varios los visitamos con mi marido el museo de Sewell, TODO lo que vimos en el museo formaba parte del mobiliario-infraestructura de mi oficina…en fin, mejor dejo de dar la lata, buen finde!

    • elblogdealerecargada
      21 de febrero de 2014

      Estoy muy intrigada con tu antiguo lugar de trabajo… habrá sido algo del trabajo?
      Qué extraño debe ser, negarse a comprar cosas nuevas que en muchos casos son más rápidas y prácticas.

      • PAOLA
        21 de febrero de 2014

        Es una planta muy grande en la octava región…la mayoría de l gente (bastante mayor) llevaba trabajando ahí toda su vida…por eso mantenían los métodos anticuados…muchos también se negaban al uso de tecnología…aunque de haber querido modernizar desde los altos mandos el resto habrían tenido que cambie el chip no más , pero nunca existió una política de modernización, todos caminaban a paso lento…saludos

  11. Xavier
    24 de septiembre de 2015

    fui ayer al museo(como por tercera vez) y es una pena la verdad, estaba hmm no diría vacío pero hay poca gente para un museo tan lindo, debería haber mucha más, y como dices tú la mayoría de la gente es extranjera y es una lastima que gente de otros países se interesen más por la cultura de Chile que un chileno… para que decir cuanta gente de mi edad(18) vi, ¡poquísima! y hay que decir además que ahora es gratis, lo único que tienes que hacer es dejar tus cosas en un estante en la recepción con una moneda de 100 pesos -que luego te devuelven-.
    hay que hablar de Ulk, que perrito más tierno y donde está al lado del sillón presidencial pareciera que esperara que volviera su querido dueño, es muy lindo(¡y grande!). También tengo que decir que el pedazo de lente de allende no está, creo que se fue a mantenimiento o a otro museo, sólo se ve una fotografía en la vitrina.
    PD: me gustaría visitar el museo de la casa colorada pero está en remodelación y cuando le pregunté al señor de la entrada me dijo: van 5 años de remodelamiento, esperate unos 5 más jajaja.

Deja un comentario aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 20 de febrero de 2014 por en Todo lo demás.

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: