El blog de Ale recargada

Ideas que antes dejaba ir y ahora decidí poner por escrito

Lo que sí y no extrañaré del verano

summer-readingMañana se acaba oficialmente el verano y empieza el otoño, así que armé un listado ad hoc para despedirlo como corresponde.

Lo que sí echaré de menos:

-Las hawaianas para andar en la casa.

-Levantarse, ponerse dos o tres cosas y ya estar vestida.

-Relacionado con el punto anterior, la temperatura de la ropa que te pones en la mañana no es tema ni motivo de sufrimiento.

-Las frutas veraniegas: sandía, melón, frutillas, arándanos, frambuesas y mango.

-Los atardeceres, especialmente ese lapso entre 8 y 9pm, cuando hay viento pero no hace frío.

-Los colores en las uñas que sólo quedan bien en esta época, llámese coral y rosado chicle.

-Calles más vacías, micros más rápidas.

-Los estrenos y ciclos de cine.

Lo que no echaré de menos:

-El metro en hora punta en vagones sin aire acondicionado.

-Cuando son las 3 de la tarde y no te puedes asomar a la calle sin riesgo de cáncer a la piel.

-La transpiración (tuya y de los demás).

-La uva porque no me gusta.

-Los pies resecos por culpa del sol y el polvo.

PS. No puse que extrañaré los helados porque están disponibles todo el año ¿Hay algo mejor que estar abrigada, tomar helado de chocolate y después un café? Es el paraíso.

Anuncios

18 comentarios el “Lo que sí y no extrañaré del verano

  1. mellafe
    20 de marzo de 2014

    Lo que más extraño es la fruta. Lo demás puedo hacerlo igual 😀

    • elblogdealerecargada
      20 de marzo de 2014

      ¿Vestirte con poca ropa lo puedes hacer igual en invierno? Yo no y es lo que más lamento!

      • mellafe
        20 de marzo de 2014

        De mah po. Pero no puedo encontrar frutillas y son tan ricas.

  2. Gise
    20 de marzo de 2014

    Lo que más extrañaré será andar livianita de ropa 😥

  3. carobeatriz
    20 de marzo de 2014

    Yo comparto lo de las hawaianas….en verano se convierten en mis zapatos oficiales.
    También extraño las frutas ricas sobretodo la variedad de duraznos y como no, las frutillas, ojalá encuentre este fin de semana en la feria, las últimas yo creo, y pueda congelar algunas.
    Es cierto eso de algunos colores de uñas!…ahora como que ya se instala el rojo – burdeo – ciruela y la variedad de grises – azules y demases ad-hoc para la oficina. Lo otro que yo extraño es salir del trabajo con luz de día, que sean las 6 de la tarde y ya esté oscuro y comiencen a encenderse las luces de la calle me da mucha lata, bajón, flojera, como que oscureciéndose se acaba el día y ya es tarde, absurdo pero me pasa.

    • elblogdealerecargada
      20 de marzo de 2014

      Toda la razón con salir del trabajo sintiendo que todavía queda tarde, irse de noche es frustrante a veces.

  4. mikimikita
    20 de marzo de 2014

    La sandía!!! Al igual que la Nat todo lo demás es posible seguir haciéndolo. Al menos yo sigo usando pijama con short y andando en polera dentro de casa, y me pinto las uñas de colores chillones igual, porque todas andan con rojo, burdeos, grises. He dicho!

    • elblogdealerecargada
      20 de marzo de 2014

      Muy bien! Oye pero en ciudad no hace tanto frío como en Santiago o es lo mismo?
      Pijama con short tipo julio me supera.

      • mikimikita
        20 de marzo de 2014

        Nopo, acá no hay estaciones. Es como entre 14 y 19 grados todo el año…

  5. Ceci F
    20 de marzo de 2014

    Pucha yo llevo viviendo un eterno verano de casi 3 años ya y hoy que estoy aburridísima con tanto calor me cuesta pensar con claridad y objetividad 😦 solo puedo pensar en las cosas ricas que tiene el frío.

    Cuando tenía estaciones normales en mi vida lo que más extrañaba era la luz. Esa rica sensación de que el día es mas largo y que el ocaso fuera a las 9 de la noche es maravilloso, salir del trabajo y ver oscuridad te hace pensar que tus días son solo trabajo y nada más porque ya terminó el día. Luego de eso son las frutas, sobre todo el durazno que en Chile es tan rico.

    Sobre andar a patá pelá me he dado cuenta que es costumbre, también puedes andar así en invierno (en la casa eso si) y después no sentiras frío. A mi me pasó algo raro, después de estar el 80% del día por casi tres años a patá pelá el pie me creció, así mismo como lees, o sea no me crecio sino que mis dedos se enderezaron más entonces el pie es más largo.

    Saludos de una envidiosa por cambiar de estación

    • elblogdealerecargada
      20 de marzo de 2014

      Te entiendo y creo que en tu lugar estaría igual, es rico el sol pero también es necesario un poco de frío y esa sensación de acurrucarse y ver películas en la cama y tomar cosas calientes.
      Yo no puedo andar en mi casa a pies pelados en invierno porque los pisos son de madera o flotantes, muy pocas alfombras.
      Te creo que creció el pie, o sea, por algo a las niñas orientales les ponen zapatos para achicárselos, claramente tienen una influencia y cuando están libres se expanden. Lo que te pasa de todas maneras es mucho más sano y con cero deformidades.

  6. Vi
    20 de marzo de 2014

    El verano provoca sentimientos encontrados jaja a mí también me carga eso del sudor, especialmente cuando tengo que usar el metro y siento húmeda la parte arriba de la boca >.< demasiado desagradable. Pero soy tan friolenta, que en verdad el verano es mi estación, poder usar faldas y sólo un par de calcetines (una vez ya te comenté que tengo un problema con los calcetines jaja). Ahora entré a trabajar y en la oficina tienen todo el día el aire acondicionado TAN fuerte, ya no sé cómo vestirme para resistir los 31° de afuera y el clima polar de adentro, aparte son mayoría hombres, y según yo se la pasan acalorados, mientras que una estornudando.

    • elblogdealerecargada
      21 de marzo de 2014

      Ah, el tema del aire acondicionado en las oficinas siempre es motivo de conflicto, mitad lo quiere prendido y mitad apagado.
      Yo reconozco que en verano prefiero que esté helado versus morirme de calor. Traigo un chaleco y otra compañera siempre tiene un chal en la oficina, así no es tan terrible.

  7. Marie Antoinette
    21 de marzo de 2014

    Ale, no te gusta la uva? No lo puedo creer, jajajaja. A mi me encanta. Y sus derivados te gustan? Su vasito de vino… el aceite de pepita de uva? A mi me encanta la uva, pero no sus derivados, jajaja.
    Pensaba justamente esto en la mañana… incluso el tiempo de demora en vestirse aumenta considerablemente en el invierno. No es lo mismo poner en las “patitas” en las chalitas/hawainas que cerrar las botas. Hasta la cama, por lo menos yo, me demoro más en hacerla 😥
    Sin embargo, igual el otoño tiene que llegar de todas formas y me gusta esta estación, porque tengo considerablemente más ropa de otoño/invierno que de verano. Y los colores de las hojas son hermosos también.
    Este es primer verano que no se me resecaron como condenados los pies. El spa para pies, fue una buena inversión del viejito pascuero,,, jajaja.
    Cariños!!
    P.s: Oye después que te escribí vi la etiqueta de la niña del agua de rosas, te copio el link de su página si es que te interesa en algún momento 😉 http://uciclub.cl/index.html

    • elblogdealerecargada
      21 de marzo de 2014

      Es que la uva sola la encuentro demasiado dulce, pero el vino tinto y el vino blanco me encantan, el problema es el exceso de azúcar, amargas son mucho mejores 🙂
      El aceite también me gusta, estamos al revés veo.
      Es cierto eso de que todo es más lento en invierno, incluso salir de la cama.
      Oye, voy a considerar esa máquina de los pies para el próximo verano si es tan buena como dices.
      Gracias por el dato del agua de rosas, lo voy a dejar guardado por si no me llega a funcionar la nueva que tengo.

  8. Ale
    21 de marzo de 2014

    Lejos lo que más añoro de mis veranos es poder sentir la brisa fresca sin tener frío y andar liviana port la vida. Aclaro que mis veranos en la zona sur son como primavera de la zona centro. Aunque igual me he dado cuenta que después de tantos años acá tolero harto mejor los calores extremos de Stgo. por ejemplo. Tampoco son tan extremos como en otras partes que tienen 38° parejo todo el verano. Todo el mundo se queja del calor y yo feliz de poder usar mis chalas, blusas y poleras sin chaleco, vestidos y faldas sin calzas debajo.
    Echo de menos la sandía y el durazno y las frambuesas.
    Me he dado cuenta que los talones se me resecan cada vez que salgo de mi casa por un tiempo porque no me llevo la piedra pomez. Yo me la paso por esa zona en cada ducha y es lo mejor porque eliminas las células muertas que en esas partes se producen más rápido que en el resto del cuerpo. Ni siquiera me echo crema todo el tiempo, con exfoliar basta, pero lo hago todo el año, invierno y verano. Es la pasadita no más, pero es lo mejor.

    • elblogdealerecargada
      21 de marzo de 2014

      Es que creo que nos quejamos del calor porque tenerlo tantos días seguidos igual cansa, no es que no nos gusten los 33 grados de vez en cuando, pero a diario no.
      Yo también extrañaré las sandías por por último (bien último) las frambuesas se pueden encontrar congeladas todo el año o hay helados de ídem, pero las sandías desaparecen en el triángulo de las Bermudas.
      Debería usar piedra pomez ahora, sin falta me compraré una en la feria del domingo, gracias por recordármelo.

Deja un comentario aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 20 de marzo de 2014 por en Todo lo demás.

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: