El blog de Ale recargada

Ideas que antes dejaba ir y ahora decidí poner por escrito

Cosas en que invierto la plata #62

IMG_20140319_141957409He tenido tres trabajos más o menos largos desde que salí de la universidad y en ninguno me ha tocado almorzar en casino porque no hay, siempre soy yo la que tengo que comprar almuerzo o de plano traerlo de la casa, una alternativa mucho más económica y sana.

Obvio que hay veces en que como afuera porque no alcancé a prepararme nada o vamos a celebrar algún cumpleaños, pero la norma es acarrear tupperwares y calentarlos en el microondas. Tengo suerte porque algunos días mi mamá me aparta un poco de las comidas caseras que hace, pero cuando quedo a la deriva como ensaladas, tallarines o lo que sobró de la comida de la noche.

Hace dos años empecé con un método que funciona muy bien: los domingos en la tarde cocino comida en cantidades industriales (dos paquetes de tallarines o ravioles por ejemplo), distintas salsas, mucho chapsui de verduras y congelo todo en envases plásticos, así siempre tengo algo a lo que recurrir si no tuve tiempo o llegué muy tarde el día anterior.

Y como soy experta en derrames, nunca almuerzo sopas o cosas acuosas porque con el movimiento queda el desastre a menos que estés usando un tupperware híper bueno. La compra que estoy mostrando hoy es el bolso para llevar el almuerzo, lo encargué hace como tres meses cuando estaba en oferta en Asos.

IMG_20140319_141934815

Es de marca Blue Q y lo que más me gusta es su material plástico y lavable, si se llega a manchar con comida simplemente se limpia con un paño húmedo y listo, tampoco atrapa el olor como las telas comunes y corrientes.

Y además es lindo, me encanta ese diseño de mosaico (¿o son vitrales? No sé). Ah, el precio fue $3.000.

Última cosa: Una lectora me sugirió que en vez de gastar la plata, era mejor usar la palabra invertir porque a fin de cuentas compro cosas que me hacen feliz y sirven, no son un desperdicio. Tiene toda la razón, por eso el cambio.

Esta sección se llama “Cosas en que invierto la plata”. Y no, no se trata del dividendo, las cuentas básicas, el cable y el supermercado. Esos son los pagos obligatorios, pero lo que a mí me hace realmente feliz es poder comprar cosas pequeñas y bonitas que alegran la vida (aunque muchas veces no sé si son tan útiles). Acá hay mucho de Ebay (mi perdición), pero también de tiendas chilenas y lo que más me gusta, emprendedoras locales que venden por internet y son secas. Casi todo es muy barato, así no me siento tan culpable por acumular cachureos en mi casa/cartera/vida.

Anuncios

28 comentarios el “Cosas en que invierto la plata #62

  1. maaarsh
    1 de abril de 2014

    Muy lindo!!!!
    Me encanto el diseño.

  2. mikimikita
    1 de abril de 2014

    me encantan las bolsas de género, incluso uso esas que regalan en las tiendas, da igual si tienen marca. Aunque una plateada de Ash que parecía de astronauta la ocupaba para guardar las cosas de mi perro (era demasiado).

    Oye yo tambien tengo esa técnica infalible jajja, como Pablo está una semana acá, siempre cocinamos cosas ricas en más cantidad, entonces me congelo una porción cada día y tengo almuerzo para cuando estoy sola y no he tenido tiempo de cocinar.
    Los casinos son un tema aparte. Cuando no hay cariño en el cocinero… todo mal!

    • elblogdealerecargada
      1 de abril de 2014

      Yo también tengo bolsas de género, pero te habla una persona que un día llevó charquicán aguado al trabajo y se pasó a la tela y fue lo peor.
      Sí, es lo mejor congelar mucha comida, además lo malo que tiene los casinos es que si el que cocina es bueno para la sal no puedes hacer nada al respecto.

      • mikimikita
        1 de abril de 2014

        Como el eterno problema del yogur en la mochila…

  3. somoscraft
    1 de abril de 2014

    que linda la bolsita! la amé! y si, llevar almuerzo es harto más barato que comprarlo, es que todo es tan caro!, mejor sigue cocinando en cantidades industriales y la plata que te ahorres gastala en nuevas inversiones 🙂
    saludos!

    • elblogdealerecargada
      1 de abril de 2014

      Esa es la idea, jajajaja, todo lo que ahorro en este ítem lo gasto en otras cosas que sustentan la sección!

  4. Vancuer
    1 de abril de 2014

    Yo, gracias al cielo tengo casino en mi pega, y aunqeu es la tipica cosa de que la comida es hecha sin amor y la sal, y la carne dura o sin sabor y una larga lista de etc… las ensaladas son buenisimas… siempre hay harta variedad y eso me hace feliz…

    mi mama tambien me envia sopa (cazuela sobre todo, que amo) y lo que hace es congelarla… y cuando me vendré (o se vendrá mi hermana a mi depa) la saca… y llega casi congelada aun, al refri otra vez y listo… tu podrias hacer lo mismo, la sopita congelada y en la oficina se descongela o cuando la calientes…

    • elblogdealerecargada
      1 de abril de 2014

      Qué bueno que tienes ensaladas, hay lugares donde no figuran o a lo más ponen un tomate desabrido.
      He pensado lo de la sopa congelada, pero la verdad no me tinca mucho, prefiero ir a ver a mi mamá y que esté recién hecha los fines de semana.

      • Vancuer
        1 de abril de 2014

        no hay donde perderse con la sopita recien hecha… pero en invierno, una sopita a media tarde, saaaaalva, jajajajaja

  5. Ale
    1 de abril de 2014

    Agradezco que cada día puedo almorzar en mi casa, pero sé que no es un privilegio del que pueda gozar todo el mundo. Cuando tenía que preparar almuerzos para llevar a mis hijos era un lío! Además estaba todo el tema de los aliños para la ensalada que les preparaba en un frasquito mini, llegar y echar en la fuente. Algo que sí hice fue comprar fuentes de tapa hermética, pero de vidrio, desde que leí que el plástico calentado en microondas liberaba compuestos tóxicos. La tapa es plástica, pero sólo la tapa y uno se la saca al momento de calentar. El problema es que son más pesadas y delicadas con los golpes y más caras también, pero la comida no tomaba otro gusto tampoco. Linda la bolsa! 😉

    • elblogdealerecargada
      1 de abril de 2014

      Yo también leí lo de los plásticos y estoy calentando en platos, pero no todos los días me acuerdo la verdad. Igual debería comprar envases de vidrio, pero me da miedo que se rompan en el trayecto.
      Si los llego a ver en oferta voy a intentarlo.

  6. mikimikita
    1 de abril de 2014

    Oye, a todo esto tu pote de la comida me recordó tanto a mi abuelita… Me acuerdo que salía una margarina sureña de kilo y mi abue la compraba por el pote. Tantas veces llevé porotos a mi casa en esos tupper jajjajajja

  7. Jessica
    1 de abril de 2014

    Que linda la bolsa, además de práctica, porque si es de plástico, da lo mismo que se manche.
    En mi caso uso una bolsa que me regaló una amiga para las mamaderas de mi hijo. El material es parecido (igual en realidad) al de las fundas de los computadores. Lo bueno es que mantiene cierto grado de aislación. En todo caso en mi trabajo si hay casino, pero como mi mamá cuida a mi hijo y tiene que cocinarse todos los días, me conviene más llevar comida de la casa, además de más rica y con menú a mi gusto. Y también llevo la comida en potes plásticos, pero siempre la caliento en platos de loza, por si acaso.

    • elblogdealerecargada
      2 de abril de 2014

      Ah, si conozco ese material, también es lavable en caso de derrames.
      Mil veces mejor la comida de casa, está hecha con cariño y si eres mañosa, hasta se puede pedir que no incluyan lo que no te gusta.
      Voy a empezar a calentar en loza.

  8. marieantoinette09
    1 de abril de 2014

    Que hermosa la bolsita para trasladar tu comida!! Bien alegre y colorida jajaja.
    En el trabajo que dure 4 semanas (en Los Andes) hasta almuerzo se les daba a los profes. La primera semana lo encontraba super bacan, pero después que el menú fue una hamburguesa con papas fritas frías, decidí que no almorzaría más allá. Super nutritiva la comida, obvio. Jajajaja. En verdad lo mejor es llevar de la casita.
    Me encantó tu tupper, jajaja. Me recordaste heavy mi infancia. :'(. Mi mamá me echaba la manzana picadita ahí, envuelta en servilletas, jajajaja.
    Cariños!

    • elblogdealerecargada
      2 de abril de 2014

      Noooo, la semana pasada tuve que comer dos días seguido en la Fidae hamburguesas con papas fritas y eso no es almuerzo, es pésimo.
      Las mamás típico que mandaban fruta picada cuando una era mañosa, son tan tiernas.

  9. PAOLA
    2 de abril de 2014

    Linda tu bolsa! Yo por suerte siempre he tenido casino, sólo en mi primer trabajo tenía que llevar almuerzo de la casa pero en ese tiempo estaba recién salida de la U, aún vivía con mi madre y llevaba comida rica de mamá todos los días, claro que en un bolso térmico rojo mucho menos estiloso comprado en el Líder jajaja
    Admirable que cocines (casi) todo tu, yo soy esposa y madre de familia y soy un cero a la izquierda en la cocina!, si tuviera que llevar almuerzo seguro comería puros sándwiches 😉 saludos!

  10. PAOLA
    2 de abril de 2014

    Cuando leí el título pensé que era una nueva sección jajaja muy buena la sugerencia 🙂

    • elblogdealerecargada
      3 de abril de 2014

      Me gustó ese concepto de “comida rica de mamá”.
      Yo también me considero un cero a la izquierda, lo único que me motiva a cocinar son los reportajes que veo de tanta sal en la comida envasada, decidí que no quiero ser una vieja hipertensa.

  11. Vi
    2 de abril de 2014

    Tu post me viene como anillo al dedo, como te comenté, esto de la vida laboral me complica por el tema almuerzo. Soy universitaria aún y soy la más chica de donde trabajo, entonces no coincido mucho con la otra gente 😦 te cuento lo peor: no se puede calentar comida en la oficina. Me las he sufrido todas porque me complica comer siempre afuera y más encima sola, así que he estado tratando de armarme un sistema, aunque en invierno será aún más terrible. Me siento la representación gráfica de forever alone en estos momentos jaja siendo que siempre he sido mala para estar sola. En fin, tu bolsita es hermosa, me gustaría tener una así para llevar papeles y cosas, miraré en asos, nunca se me ha ocurrido ver ese tipo de cosas ahí. Un beso!

    • elblogdealerecargada
      3 de abril de 2014

      Ohhhhhh, eso de no tener donde calentar es peor. También me pasó en un trabajo y comí durante mucho tiempo ensaladas y cosas frías. En verano no era problema, pero en invierno debía tomar sopa en sobre o café para complementar.
      Yo también comí sola en mi primera pega, era triste porque se iban todos juntos a relajarse y yo era la pobre que no podía costearse ese almuerzo y tenía que ir al parque con mi pote. A todos nos ha pasado. El libro es un buen compañero y además sirve para respirar aire de verdad.
      Yo en Asos he comprado cualquier cosa menos ropa, es que no le achunto a las medidas. Búscala por “Blue Q”, esa es la marca.
      Cariños y ánimo a la hora del almuerzo!

  12. Abeja Costurera
    3 de abril de 2014

    Yo también traigo almuerzo a la pega… a veces me aburre hacerlo, pero al ver lo colapsado de los restaurantes a esa hora (además del gasto de plata), se me pasa el aburrimiento solo jajaja.

    Mándame tu mail (abejacosturera@gmail.com), cuando pueda, te voy a mandar (de regalo) una canastita para el almuerzo de las que yo hago.

    Saludos!

    • elblogdealerecargada
      3 de abril de 2014

      Claro, aburre ver todo lleno y sobre todo caro cuando las porciones son tan pequeñas.
      Ay, qué amable eres. Te voy a mandar mi mail porque me da mucha curiosidad saber cómo son esas canastas, nunca lo había escuchado.

  13. Karla G.
    6 de abril de 2014

    Yo también tengo que llevarme la colación, pero lo bueno es que puedo elegir qué comer y cocinarlo a mi manera. Lo fome es andar acarreando una bolsa extra porque, al menos como profe, ya ando con mil cosas a cuestas, el compu, las guías, las pruebas, el estuche gigante, la cartera, etc. pero al final he notado que es un ahorro significativo =) y al final queda platita para gustos personales o alguna otra cosita necesaria en el mes. Y eso me hace feliz 😀

    • elblogdealerecargada
      7 de abril de 2014

      Sí, yo vivo en la disyuntiva de tener lata por acarrear el bolsito pero también tranquilidad porque sé lo que como y cuánta sal tiene. Y obvio que queda plata para otras cosas!

Deja un comentario aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 1 de abril de 2014 por en Cosas en que gasto la plata.

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: