El blog de Ale recargada

Ideas que antes dejaba ir y ahora decidí poner por escrito

Un post sobre los colores

Cuando era niña amaba por sobre todas las cosas el color verde y mi hermana el amarillo, así que mucho de lo que teníamos era en esos dos tonos o siempre que nos regalaban algo de esos colores sabíamos con cuál se quedaría cada una.

Con el tiempo cambiaron mis preferencias y aunque el verde siempre tiene un lugar especial en mis gustos, no tengo nada de ropa así, creo que a lo más debe haber un pañuelo.

Ahora me obsesiona el azul, la última Navidad pedí muchas cosas ídem y las he ido coleccionando. Según la colorterapia cada color está asociado a distintas sensaciones y conceptos. El azul es el color de la paz y la tranquilidad y pienso que si lo busco tanto a lo mejor es porque necesito mucho de eso.

azul

También me mata ese rojo encendido de las frutillas o la sandía, la mayoría de mis labiales son así o de plano fucsias.

Si hablamos de ropa, lo que más uso es el negro –pero no completo, casi siempre en pantalones- y arriba poleras de tonos berries, desde el fucsia hasta el morado obispo. El color gris tipo lápiz grafito también es bueno porque se puede combinar con muchas cosas.

El amarillo es otro que está en la lista de favoritos, pero no en vestuario. Me gusta en libretas, tazones, lápices y accesorios.

Un resumen de mis colores favoritos.

Un resumen de mis colores favoritos.

Vamos ahora con los colores que detesto, básicamente son los tonos pastel demasiado apagados porque los asocio con indecisión, si vas a ser rosado tienes que ser un rosado bien fuerte o no me sirves.

mal2

Fomes.

Tampoco soy muy fan de los tonos beige y el color que más evito en la vida es el blanco, para mí sólo es tolerable en las paredes, los libros y el pelaje de mis gatos, nada más. No uso ropa blanca, es como si no fuera yo. Me gusta mirar fotos de Freddie Mercury porque él vestía con ese tono muchas veces en sus conciertos y en la vida diaria, siento que le queda perfecto pero a mí me provoca incomodidad.

Estos tonos me deprimen un poco.

Estos tonos me deprimen un poco.

Y para terminar, algo bonito. ¿No alegra la vida ver todos estos colores juntos? Por algo los arcoiris son tan especiales?

Y para terminar, algo bonito. ¿No alegra la vida ver todos estos colores juntos? Por algo los arcoíris son tan especiales…

Anuncios

26 comentarios el “Un post sobre los colores

  1. mellafe
    3 de abril de 2014

    Mi amiga Pau odia el café, dice que es el “no color”. Tiene razón. Yo sólo lo amo porque es el color del chocolate 😀

    A mi me gusta el verde, todos los verdes, sobre todo el pistacho, el manzana, el caca de perro. Y el coral, es mi favorito en este momento, me gusta en tela, en ropa, en labial, en rubor, en todo.

  2. elblogdealerecargada
    3 de abril de 2014

    Tampoco me gusta el café así que entiendo a tu amiga.
    Jajajajaja, el verde de la caca de perro no lo había notado, es en algunos no más porque los días en que me toca limpiar las cochinadas del perro de mi casa veo café no más. Debe depender de la comida.
    Es tan bonito el coral, tan alegre.

  3. VeronicaEarthling
    3 de abril de 2014

    Me gustan y disgustan los mismos colores que a ti!la única diferencia es que tengo un vestido blanco-hippie que me regaló mi mamá y a veces uso en verano y me gusta porque se ve bien. Más allá de eso, pese a que hay cosas blancas que encuentro lindas, no me las pondría porque acá en santiago se ensucian con el aire y no tolero el sentir que ando con ropa sucia. El color sandía es hermoso, pero no tengo nada así. En general, encuentro que (casi) todos los colores tienen algo bonito, influye mucho también en qué se usan y cómo.

    • elblogdealerecargada
      3 de abril de 2014

      Esa es otra cosa, no alcanzas a durar ni 10 minutos con la ropa blanca y ya se ensució. Así no motiva usarla.
      Yo tengo una polera color sandía y me encanta.
      Sí, es verdad, dependiendo del contexto el color puede ser lindo. No me gusta el beige, pero el manjar aguado de las tortas es más o menos de ese color y me pone feliz.

      • VeronicaEarthling
        3 de abril de 2014

        Siii, manjar <3. yo odio el beige también, pero a veces es imprescindible. Una polera un poco transparente, cuando no quieres que se vea el sostén (ay, eso es como bien anticuado porque ahora se usa que se vea) tiene que ir con un sostén de ese color. Pero usar ropa beige..paso.

  4. PAOLA
    3 de abril de 2014

    Yo amo el blanco en la ropa! Tengo millones de poleras, blusas, 2 parkas y un abrigo blanco, me encanta…el azul también es de mis favoritos, el año pasado hice una lista con todas las cosas que me iba comprando y al final vi que la gran mayoría fueron azules (azul marino y azul klein)…el amarillo también me encanta, lo uso harto en accesorios, cartera, reloj, blusas, también tengo un abrigo amarillo…y el que no uso jamás es el rojo, lo encuentro lindo en cosas para la casa pero en ropa no es para mi…por ultimo el color que detesto es el verde agua, recuerdo que hace un par de años estuvo de moda y en todas partes veía ropa de ese color y pensaba “que cosas más feas” jajaja
    Un color que odiaba y que ahora me gusta harto es el rosado, cuando nació mi hija me negué a comprarle ropa rosada, la vestía de cualquier color menos ese, ahora 4 años y medio después estoy resignada, a ella le encanta obvio, y poco a poco me fue contagiando, todo depende del tono del rosado…entretenido este post 😉

    • elblogdealerecargada
      3 de abril de 2014

      Si te gusta tanto y se sientes cómoda con el blanco debe quedarte súper bien, a fin de cuentas es un tema de lo que se proyecta.
      Concuerdo con el verde agua para la ropa, no es muy fácil de usar.
      A mí también me pasaba eso con el rosado, antes no me gustaba y rehuía de él, pero ahora aprendí a quererlo. Lo único que me perturba es ver las piezas de las niñas donde TODO es rosado, desde el cubrecamas hasta la alfombra del piso y el papelero, eso satura. Me gusta mucho más en una sola cosa y que contraste.

      • PAOLA
        3 de abril de 2014

        A mi tampoco me gustan las piezas enteras rosadas, las detesto! Me gustan las piezas de niños bien colorinches…

  5. carobeatriz
    3 de abril de 2014

    MI hija Camila tiene solo una polera rosada, el resto de su ropa es de colores variados, cargado al rojo y al lila de distintas tonalidades, calipso y naranja. Por ningún motivo rosado chicle, lo odio, pero tiene 1 año, cuando tenga 4 tendré que resignarme a sus gustos de princesa, que diablos.jajaja
    A mí me gusta mucho el negro y el lila en la ropa, también el gris, pero siempre le doy un toque de color con accesorios (aros, cartera) y con los zapatos igual. Ah y con las uñas, me gusta que las uñas combinen con el anillo.
    En paredes me gustan los tonos claros, salvo el living de mi casa que es de color lúcuma pero las cortinas son claritas y queda bien. La pieza de mi hijo es verde manzana y a él y a mí nos encanta, es como energético ese verde.

    • elblogdealerecargada
      3 de abril de 2014

      Sí, lo más probable es que ame a las princesas en un tiempo más.
      Es cierto eso de las uñas con el anillo también.
      Qué lindas las paredes con ese verde ¿él lo escogió? Debe ser muy linda su pieza.

  6. Jessica
    3 de abril de 2014

    Cuando niña amaba el rosado y a la barbie, era muy niña cliché. Después lo odiaba y ahora como que me he reconciliado un poco. Igual no tengo muchas cosas en ese tono, pero si veo algo que me gusta podría comprarlo. Antes simplemente lo descartaba.
    Mis colores favoritos ahora son el turquesa, pero no para la ropa, me gusta para mirarlo, el pistacho para la casa y algunos azules. Para la ropa el negro, pero combinado con otros colores. Todo depende de la prenda, tengo ropa anaranjada, verde agua, roja, etc.
    Y los colores que no uso porque son no yo el amarillo y el blanco.

    • elblogdealerecargada
      3 de abril de 2014

      Igual que ti me pasa que me gusta colores para mirar, pero no para usar en la ropa.
      Es fácil combinar el negro, viene con todo excepto con el amarillo porque ahí pareces abeja maya.
      Estamos casi igual en los gustos de ropa.

  7. Vancuer
    3 de abril de 2014

    Amo el color, he estudiado pintura y fotografia, donde los colores son primordiales, por ende cada vez que se me pide elegir un color mi respuesta guarda mucha relacion con “para lo que será”. Si alguien me dice que le ayude a elegir ropa, de inmediato busco mentalmente, colores que combinen con su piel, si quiero pintar una pared, pienso en los muebles y la luz que entra… y asi. Creo que todos mis colores son favoritos… aunque ahora que mi hija ama tanto el amarillo pienso mas en el, pero nica pintaria una pared amarilla o algo asi…

    Los colores son lo mejor

    • elblogdealerecargada
      3 de abril de 2014

      Qué lindo todo lo que estudiaste, debes saber mucho del tema.
      Tu hija es como mi hermana cuando chica y me gusta, porque es un color tan alegre. He visto lugares donde pintan una pared amarilla y las otras tres blancas, eso no se ve mal según yo…

      • Vancuer
        3 de abril de 2014

        Se un poco, por lo menos reconozco los colores, jajajaja

        El amarillo es radiante, y ahora me gusta mas, ademas que ella pinta todo lo que se le cruce con ese color (muebles incluidos)

        Igual no creo darle oportunidad en una pared, interior por lo menos, el otro dia vi unos proyectos de pintura amarilla en exteriores y se veia re shori…

  8. somoscraft
    3 de abril de 2014

    Mi mamá sufre de “caféfobia” me da mucha risa verla cuando se enfrenta a la ropa de ese color, pone una cara de horror jajaja. en general me gustan todos los colores, aunque el que me ha obsesionado este ultimo tiempo es el color que le dicen mint o menta, que es como un verde medio acuoso, es como ideal para los detalles y accesorios. Lo otro es que el blanco casi no lo uso porque me veo super enferma onda problemas hepáticos, asi que mi polera de breaking bad no la uso mucho 😦

    Saludos

    • elblogdealerecargada
      3 de abril de 2014

      Mi mamá en cambio ama el café. Me dan risa las diferencias.
      Si conozco ese verde, hasta tengo un esmalte de uñas que aún no uso porque siento que no le viene a mi tono de piel, pero es lindo.
      Ah claro, el blanco también tiene efectos en la piel, toda la razón.

      • somoscraft
        3 de abril de 2014

        Yo tb tengo un esmalte de ese color, queda muy lindo pero cuesta acostumbrarse 😉

  9. vivi
    3 de abril de 2014

    que buen post, a mi me gusta el rosado, y encuentro que el blanco me queda bien, pero me carga porque siempre me mancho altiro, y los colores que me desagradan muchisimo, y encuentro que se me ven pésimo son: el café, porque como soy morena, siento que ando en pelota y el azúl marino, siento que no combina con nada.

    • elblogdealerecargada
      3 de abril de 2014

      Jajajaja, me sacaste risas con eso del café y tu piel.
      Yo tengo una polera azul marino y la combino con negro y gris claro. Lo malo es que recuerda mucho al uniforme del colegio.

  10. Ale
    3 de abril de 2014

    Me pasa algo extraño con el café. Hay ciertos tonos de café que odio y alguna vez me deshice de todo lo café que tenía, pero diablos! Es tan combinable… Sobre todo en ropa de invierno y como acá hace frío casi todo el año…. Tengo de todo café, botas, zapatos, carteras, pantalones, chombas, chaquetas delgadas, gruesas, vestidos… Tampoco es la idea andar entera de café que parezca que uno está pagando una manda, pero bien combinado queda bien.
    Un color que evito es el amarillo aunque en todos lados encuentro que dicen que es el color de mi signo y yo no lo paso. Y me encantan los colores que dices que son fomes, yo los encuentro plácidos, si los miras te tranquilizan y en ropa le dan el toque femenino y elegante al look.
    Al final uno termina comprando lo que venden y los colores que se ponen de moda. Este último tiempo ha habido harto azul y me encanta, pero hubo un tiempo que no había nada y a mí me gusta mucho el azul marino aunque sea el color del jumper, total yo encontraba muy bonito el uniforme de colegio. 🙂

    • elblogdealerecargada
      3 de abril de 2014

      Por lo que leo igual te gusta el café, tienes harta ropa y como dices, pega mucho en época invernal y en verano tiene poco que hacer.
      Ah, en eso del color de los signos yo tampoco creo mucho porque qué pasa si te genera rechazo? No pues, uno se acomoda a lo que le gusta.
      La moda de todas maneras influye, eso del boom del verde menta es un ejemplo.

  11. marieantoinette09
    3 de abril de 2014

    A mi no me gusta mucho el amarillo, pero me gustan los patos bebes, entro en categoría de rara- inconsecuente? Jajajaja.
    En verdad a mi me da por etapas, pero los esenciales siempre han sido el morado, el verde petróleo, pistacho y el rosado. Yo no encuentro fome el rosa pálido, lo asocio como a algo femenino clásico.
    En vestir, vestimos parecido… negro con algo más colorido.
    Y el color que nunca he usado en ropa, ha sido el blanco y el anaranjado. Y el primero por una razón práctica, porque soy la reina del manchado (jajajaja, que no se malentienda, no ando sucia porsia) pero soy super torpe a veces para comer. Cuando niña, tuve una minifalda cacao blanca pura y era puro sufrimiento, yo salìa de la casa y la cuestiòn de la nada se manchaba xD.
    Me gusto tu post… son tan lindos los colores.
    Cariños!!

    • elblogdealerecargada
      4 de abril de 2014

      No eres rara, todo el mundo tiene excepciones con las cosas, nada es tan categórico.
      Te entiendo con el blanco, es un color que llama a la suciedad y el naranjo no le queda bien a todo el mundo, debes tener un tono de piel específico.
      Sí, los colores juntos alegran la vida!

  12. Vi
    5 de abril de 2014

    Si vas a ser rosado, sé rosado fuerte o no me sirves jajajaja me reí mucho con eso. Me acaban de regalar un labial de un color indescriptible, pero hermoso, te gustaría, es como fucsia radioactivo, pero sé ve mucho mejor que como suena eso jaja
    La verdad es que yo en ropa uso muchos colores que te cargan, sobre todo blanco, palo rosa y beige. Aparte por mi contextura, encuentro que el negro en exceso me hace ver un poco desnutrida, y los colores fuertes como que no me vienen tanto, me veo muy pálida. Pero amo usar rojo ❤ encuentro que arregla todo y últimamente también me dio con el azul, me di cuenta el otro día que no sabía qué ponerme y noté que todas mis últimas blusas son azul rey, me encanta. Otro color que me encantaría vestir es el amarillo, pero encuentro que hace que yo me vea medio amarillenta, así que next. Mi color favorito de la vida es el verde, ése como verde botella o verde esmeralda, pero nunca encuentro nada de ese color 😦 Los colores son muy importantes en verdad, hace un tiempo pinté mi pieza color turquesa y la verdad es que desde entonces me dan ganas de estar aquí, el color como que me anima.

    • elblogdealerecargada
      7 de abril de 2014

      Jajaja, sí, suena medio raro, pero seguro me gustaría ese fucsia porque tengo uno parecido.
      Es que cada persona intuitivamente sabe los colores que le vienen, sino te queda el negro es por algo.
      Qué lindo es el verde esmeralda, tienes razón en eso de que hay pocas cosas.
      ¡Pieza turquesa! Qué lindo.

Deja un comentario aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 3 de abril de 2014 por en Todo lo demás.

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: