El blog de Ale recargada

Ideas que antes dejaba ir y ahora decidí poner por escrito

A propósito de Semana Santa…

bible_open_newEs raro escribir sobre Semana Santa, me siento como si una vocecilla interna me retara y me dijera “en los blogs no se comenta ni de religión ni de política”. En realidad no voy a hablar de lo que creo ni de lo que no creo, contaré mi historia no más.

Cuando yo era niña me inscribieron en la preparación de dos años para hacer la Primera Comunión. Catequesis se llamaba. No iba muy entusiasmada y tampoco tenía preparación previa. Me cargaba hablar en público y saber qué tendría que compartir con otros niños las preguntas que salían en el libro de apoyo era la peor pesadilla.

Pero conocí la Biblia y el Nuevo Testamento (NT) y todo cambió. No fue algo donde buscar enseñanzas de vida ni seguirlo al pie de la letra, nada que ver. Yo leí el NT como si fuera una novela más y no podía creer lo que le pasaba al protagonista, Jesús. La parte de la pasión, cuando entra a Jerusalén y lo reciben con ramos (el Domingo de Ramos precisamente) y cuatro días después es traicionado por sus propios discípulos era para comerse las uñas. No podía creer que hubiese personajes tan cobardes como Judas y me la sufrí toda imaginando la corona de espinas y los azotes. Cuando Pedro lo engaña tres veces y luego canta el gallo me quería morir.

Con el Antiguo Testamento también aluciné. La historia de David y Goliat me gustaba porque el pequeño vencía al más débil de una forma muy inteligente; los sueños del faraón y cómo José era capaz de interpretarlos y decirle lo que significaban; Moisés tirado a las aguas y luego rescatado, Moisés yendo a buscar las tablas de la ley mientras el pueblo abajo adoraba a falsos dioses, todo esto era demasiado emocionante.

La biblia no tiene nada de inocente. Hace poco vi “David y Betsabé” y en la historia David -ya adulto- se enamora de una mujer casada. Para conseguirla manda al marido a la guerra en primera fila para que lo maten y así casarse con la viuda (y ya tenía no sé cuántas esposas más). No me acordaba de esa parte y pensé que en la película habían exagerado pero ¡no! Es así tal cual en la biblia.

Me acuerdo también del libro del profeta Daniel que cuenta la historia de Susana y cómo unos viejos libidinosos trataron de sobornarla para abusar de ella. Como se negó, se vengaron acusándola de mujer fácil y cuando todo el pueblo está a punto de lapidarla llega Daniel y la salva. Son muy entretenidas esas historias.

No sé cuándo supe que todo esto no era solo un libro más, pero siempre me quedé con la idea de que la biblia no es tan aburrida como todos la pintan. Para mí el principal problema de las misas y ritos en general es la repetición de letanías y lecturas, por eso voy  sólo una vez al año en Navidad, esa celebración es la más bonita de todas.

jesusBONUS TRACK. Me faltó hablar de una cosa. El otro día estábamos con mi amiga Paula en el cine y dieron el tráiler de “Hijo de Dios”. Las dos concordamos en que ese Jesús es demasiado modelo-cara-bonita para el papel, a mí me distrae. Además en las escenas en que se ríe uno piensa en cualquier cosa menos en el perdón y la reconciliación. A mí me gusta el Jesús de Robert Powell en “Jesús de Nazareth”. Ya sé que el personaje real difícilmente pudo tener los ojos así de azules, pero el resto de su cara concuerda mucho con la imagen que uno se forma leyendo. Probablemente vea un pedazo de nuevo mañana, siempre la programan en TVN las tardes del Viernes Santo.

Anuncios

16 comentarios el “A propósito de Semana Santa…

  1. carobeatriz
    17 de abril de 2014

    Oye ese película Jesus de Nazareth, yo creo que es más vieja que la misma biblia!! Yo si logré entender, o formarme una idea física, tangible, no sé como llamarlo, como aterrizar el concepto del Jesús del NT fue con la imagen del actor de esa película, obvio, quien más, y hasta el día de hoy, no sé si me explico, de niña pensaba que él era realmente, y con los años, si me lo imagino en cuerpo presente, también, es mi imagen física de Jesús en el fondo. Y hablando de actores, yo al que encontré guapo fue al que hizo de Jesús en “La Pasión” creo que se llamaba ¿ ? la película que dirigió Mel Gibson. Se fueron al chancho con el maquillaje eso sí, en los ojos, la espalda rota y sangrante, etc. pero me gustó él, mucho.
    Yo cuando era cabra y vivía en Chillán iba a 2 misas al año, la del domingo de Resurrección y la Misa de gallo, son lejos encuentro yo las misas más lindas, alegres, cantaba feliz me acuerdo, con todo mi corazón.
    Que descanses y tengas un excelente fin de semana largo Ale.

    • elblogdealerecargada
      17 de abril de 2014

      Es de 1977, pero la han dado tantas veces que parece muchísimo más vieja.
      Yo también creo que ese actor aterrizó al personaje, al menos para nuestra generación.
      Esa película de Mel Gibson es demasiado gráfica, pero seguro que todo fue muy parecido a la realidad.
      Buen fin de semana para ti también!

  2. makitadonoso
    17 de abril de 2014

    De la manera en que cuentas cómo leíste la biblia suena bastante entretenida… quizás si no obligaran a los niños a leerla (con fanatismo de lo bueno, lo malo y esas cosas, no se si se entiende mucho… no quiero herir sentimientos) pero si no obligaran y explicaran que es una historia, quizás muchas más gente la leería.

    A todo esto, mi primera comunión la hice con unos misioneros cuando era bastante grandecita y solo duró un par de semanas 😛

    Cariños Ale!

    • elblogdealerecargada
      17 de abril de 2014

      Eso que dices pasa con la mayoría de las lecturas, no sólo la biblia. Obligar a hacer algo no es la manera de cautivar a la gente.
      Parece que ponerse al día de adulta con las cosas que no hiciste de niña es mucho más rápido. Eso de 2 años en 1 me deja plop!

  3. Vi
    17 de abril de 2014

    Ohhhh Ale, me pasó lo mismo. Yo vengo de padres mega ateos, pero estuve un tiempo en colegio de monjas, por darle en el gusto a mi abuela, aunque desistí antes de la primera comunión y esas cosas. La cosa es que cuando leí la Biblia, lo hice sin saber la carga espiritual que le dan, sólo la vi como un libro y pucha que me entretuve. Siempre odié a Pedro, por traidor al negarlo TRES veces, cuando lo leía no podía creerlo jaja las historias del AT me parecían muy oscuras, así que no las pescaba tanto.
    En fin, aunque no crea en nada, me gusta semana santa. Por el finde largo y los chocolates obvio jaja pero también porque con mi mamá todos los años nos acurrucamos juntas a ver Jesucristo Superestrella, que me encanta y me canto todas las canciones y me hizo perdonar a Judas, que era el antagonista en mi infancia, en cambio en la película es el mejor y el enfoque que le dan, como el único que ve como humano a Jesús, es increíble, sin mencionar que sus canciones son LO buenas. María Magdalena igual, ya quisiera yo tener esa voz.
    Un abrazo Ale!

  4. elblogdealerecargada
    17 de abril de 2014

    Oooohhh, qué bueno compartir la experiencia.
    Yo cuando era niña odiaba a Pedro, ahora grande me da pena porque pienso cómo debió haberse sentido después. Y hasta me he preguntado si hubiese hecho lo mismo en su lugar porque el miedo anula tanto a las personas.
    Yo vi Jesúcristo Superestrella cuando era adolescente y también me encantó el enfoque, pero hace rato que no la repaso. Las canciones son muy bonitas.
    Buen fin de semana si tienes todas esas cosas entretenidas por delante!

  5. vivi
    17 de abril de 2014

    a mi me encanta la biblia, también la veo como tu, encuentro increibles las historias, cuando era chica estuve en un internado de monjas, y me acuerdo que penaban, y andaban todas las niñas asustadas, y leiamos el apocalipsis, y preguntabamos y nos creiamos todo, al final, nos prohibieron leer eso, y algunas compañeras andaban con el NT escondido jajaja, teniamos 10 años.
    En cuanto a las misas, me parecen muy aburridas, yo fui mucho mucho a misa y veia que hasta las monjas se quedaban dormidas, mi mejor parte, era cuando habia que ir a comulgar y una se arrodillaba en el asiento y ahi dormitabas un ratito.

    • elblogdealerecargada
      17 de abril de 2014

      Cómo habrá sido tu internado de monjas, yo estuve en colegio de monjas y bastó y sobró.
      También tuvimos la etapa de lectura del Apocalipsis y miedo. No es un libro muy amigable la verdad.
      A mí desde el Padre Nuestro en adelante me alegraba en las misas, porque era el inicio del fin y una podía irse a la casa.

  6. Paula
    17 de abril de 2014

    Aquí la citada amiga Paula… Yo la verdad me he vuelto una hereje, y miro con un poco de resentimiento mi pasado católico (siete años en colegio de monjas, niña de capilla, confirmada y todo), entonces como que me cuesta un tantito ver a la Biblia sólo como historias, para mí tienen de fondo esa carga aleccionadora, culposa, etc.

    Curiosamente, en el colegio de monjas el inspector, que era nuestro profe de religión, una vez nos dijo: “La Biblia es la mejor novela que alguna vez se ha escrito. Tiene de todo: intriga, traición, romance, heroísmo, etc.”; y sí, concuerdo en parte, no sé si sea la mejor, pero de que tiene de todo, lo tiene.

    Pero como algunos hábitos son difíciles de erradicar, igual me quedo pegada en Semana Santa con las películas que programan, sobre todo con los ojitos azules de Robert Powell. Y sobre el lolito de “Hijos de Dios”, maigosh! Como que si me dice “ven y sígueme” y yo voy con él hasta Mordor!!! Yo creo que Jesús algo debe haber tenido, no sé si haya sido un washón como el de la película, pero para ganar tantos seguidores, o eres atractivo físicamente, o eres mega carismático, o una mezcla de ambas. Claro, el cine es principalmente visual, así que difícilmente pondrían a un actor feo a hacer de Jesús… Esopino!

    • elblogdealerecargada
      17 de abril de 2014

      Oye nunca me habías contado de ese inspector, le encuentro toda la razón. Y sobre esos años… Son parte de la vida no más, imagínate nos hubieran metido en un colegio talibán. Hay cosas peores!

  7. marieantoinette09
    17 de abril de 2014

    A mi me encanta meterme en temas prohibidos para EL blog parece, jajaja. Es que esa frase es como tan herencia de la dictadura. Donde tantas cosas estaban “prohibidas”… Mi opinión, obvio… jaja
    Yo tampoco soy mucho de ir a misas, voy cuando siento la necesidad de estar en paz conmigo misma. Y lo “bueno” es que tengo una capacidad, para evadirme y activar mi déficit atencional, en el momento en que el cura da la homilia, así que casi nunca escucho sermones raros. La última vez que escuché uno, el padre decía que las mujeres infieles no debían comulgar, yo me pare del asiento y salí enfurecida de la iglesia, jajaja.
    Me recordarte que un día mientras me preparaba para la confirmación, a mi y a unas amigas se nos ocurrió decir la peor herejía de la vida, para los coordinadores… yo dije “Ay, pero si en verdad la Biblia es un libro de Historia más”. Y en serio, en la cruz que estaba afuera, casi me crucificaron jajajaja. Intentaron convencerme de lo contrario pero aún eso no se concreta xD.
    Yo creo en Dios, pero de forma más espiritual. A veces en la misa, logro conectarme con ese Dios y por eso voy.
    Obvio que mañana veré “Jesús de Nazareth”, “Cleopatra” y si es que dan “La novicia rebelde”.
    Que tengas un fin de semana bacan! Ah, y me diste un “golpe bajo” con lo del arbolito abrigado, jajajaja… jamás lo vi xD
    Cariños!

    • elblogdealerecargada
      17 de abril de 2014

      Te encuentro toda la razón en ir a la iglesia a buscar un lugar tranquilo donde pensar, seas católico o no. Entre tanto ruido que hay ahora es un bien escaso… Yo también me ponía en modo automático en las partes fomes, me acuerdo que a veces contaba las baldosas del piso!

  8. maaarsh
    17 de abril de 2014

    Me encanto tu historia con la biblia…
    Yo recuerdo haber intentado leerla en algún momento, cerca de los 16 o 17… pero me aburrió, me colapso ver que se demoraran un párrafo entero en nombrar a alguien porque iba antecedido de todos sus ancestros…

    Que tengas lindo fds!

    • elblogdealerecargada
      17 de abril de 2014

      Es cierto eso también, el hijo de pepito, nieto de juanito, bisnieto de pedrito, etc. Yo me saltaba esas partes no más.

  9. Ale
    18 de abril de 2014

    Creo que con tu entrada entusiasmas a la gente para leer la Biblia. La pintas como súper entretenida e interesante y me parece bien, creo que hay que tener noción de este gran libro aunque no seamos religiosos.
    Yo en mi niñez, adolescencia, no sé, pero hace mucho, intenté leerla. Me quedé boaquiabierta con cosas que no entendía. Qué es eso que las mujeres que andan con la regla están sucias??? El castigo a Eva por tentar a Adán?? Yo era chica e inculta, pero ya ese machismo recalcitrante me cargó. Siempre dejan a las mujeres como lo peor. Siempre veía las películas que pasaban para semana santa sobre temas bíblicos y conozco hartas historias más por eso y por las lecturas de la misa cuando iba llevada por mi mamá. Me producía confusión que en la Biblia Dios fuera llamado de diferentes maneras, que se le ofrecieran sacrificios o él los pidiera y que siguiera siendo el mismo Dios que teníamos ahora y que parecía ser tan distinto (en mi mente de niña). La verdad es que tantas cosas me cargaron que no seguí leyéndola y el NT ya sabemos que termina mal así que menos.
    Alguna vez contaba en un post de semana santa que hice, que yo tenía pesadillas con la historia de Jesús, no soportaba ver escenas de la pasión, los clavos, la corona, los azotes, me daban dolor de guata y me amargaban todo el fin de semana santo. Es todo tan tétrico y escalofriante, que lo de la resurrección me parecía que era un premio de consuelo que no alcanzaba a compensarme por toda la miseria de los días previos. No, las historias de esos tiempos pretéritos no son mis favoritas, por eso no me atrae volver a intentarlo con la Biblia.
    Por lo que describen siempre, Jesús era harto lindo y de carismático ni hablar, si por eso tenía tantos adeptos y se hizo tan popular en tiempos que no había tecnología que hiciera cundir sus historias. Hay que ver qué increíble es que su imagen perdure por siglos. Así que obvio que tienen que buscar un actor que llame la atención para que lo interprete.

    • elblogdealerecargada
      18 de abril de 2014

      A lo mejor yo soy más morbosa que tú y me gusta leer esas historias de traiciones y muertes, porque de eso la biblia tiene harto.
      El papel de la mujer… uf, tienes toda la razón, casi siempre son acompañantes y no deciden nada por sí mismas. Pésimo.
      A mí también me llevaba mi mamá y mi principal aprendizaje fue por ella.
      Sí, eso pienso yo, seas católico o no la figura de Jesús está demasiado presente incluso ahora.

Deja un comentario aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 17 de abril de 2014 por en Todo lo demás.

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: