El blog de Ale recargada

Ideas que antes dejaba ir y ahora decidí poner por escrito

Flash: Semana LXXIII

Lo bueno de los feriados es que el día extra permite tener tiempo para cosas que normalmente no alcanzamos a hacer, en mi caso, ordenar cajas viejas y botar lo que no sirve. Me encontré con varias sorpresas. Eso y más en las fotos de la semana.

Esa sensación de lavarse el pelo con un shampoo nuevo es lo mejor del mundo.

Esa sensación de lavarse el pelo con un shampoo nuevo y ver lo dócil que queda es lo mejor del mundo.

Ensalada con lechuga, betarraga, cebolla, mando y queso azul.

Ensalada con lechuga, betarraga, cebolla, mango y queso azul.

Pregunté dónde estaba el baño de la Biblioteca Nacional y me mandaron un piso más abajo. En el camino había una ventana y esta vista hacia calle Mac Iver.

Pregunté dónde estaba el baño de la Biblioteca Nacional y me mandaron un piso más abajo. En el camino había una ventana y esta vista hacia calle Mac Iver.

Gato amigo que encontré en una tienda.

Gato amigo que encontré en una tienda.

Siempre ando mirando y fotografiando graffitis porque me encantan. Hasta el miércoles no me había tocado ver a alguien pintándolos y fue especial.

Siempre ando mirando y fotografiando graffitis porque me encantan. Hasta el miércoles no me había tocado ver a alguien pintándolos y fue especial. 

Me llegaron dos cartas de verdad. Una era de

Me llegaron dos cartas de verdad. Una era de unas banderitas de Post-it que compré en Ebay y la otra de un intercambio de autoadhesivos.

Esto es lo que encontré haciendo orden: algunos números de "Mi primer diccionario", una colección de los años '80 que a mí me compraron antes de que supiera leer y los aproveché a partir de primero básico. Me encantaban.

Esto es lo que encontré haciendo orden: algunos números de “Mi primer diccionario”, una colección de los años ’80 que a mí me compraron antes de que supiera leer y los aproveché a partir de primero básico. Me encantaban. Nótese que cada uno costaba $150, gajes de la inflación.

Las definiciones de cada palabra eran simples y directas sin tratar a los niños como tontos.

Lo que más me gustaba eran las definiciones de cada palabra: simples y directas sin tratar a los niños como tontos descerebrados.

Además cada número traía un poema y un libro de cuentos, eran lo máximo.

Además cada número traía un poema y un libro de cuentos, eran lo máximo. Todo lo que sé de los cuentos lo aprendí primero aquí.

Anuncios

24 comentarios el “Flash: Semana LXXIII

  1. maaarsh
    23 de abril de 2014

    Lindas fotos esta semana…
    Quede loca con la de la ventana de la Biblioteca Nacional… Esta hermoso el paisaje.

    • elblogdealerecargada
      23 de abril de 2014

      Sí, yo también quedé loca cuando vi el paisaje, es tan lindo y te apuesto que no muchos lo conocen.

      • maaarsh
        23 de abril de 2014

        Si… tb apostaría por eso…
        De hecho cuando lo vi me imagine que era cerca de la plaza San Borja… creo que la próxima vez que vaya a la biblioteca no sera a ver libros precisamente…
        =D

  2. makitadonoso
    23 de abril de 2014

    Ese diccionario es una reliquia (quizás no tanto) pero que bueno que aún lo tengas, es un lindo recuerdo.
    Cariños!

  3. katiskat
    23 de abril de 2014

    que entrete lo de las cartas! el intercambio lo hiciste por swap-bot?

  4. mellafe
    23 de abril de 2014

    Yo tuve Mi Primer Diccionario!! Completita! Ay, qué recuerdos.

  5. carobeatriz
    23 de abril de 2014

    Yo quedé loca con tus ejemplares de Mi primer diccionario, no los conocía, no los tuve, pero de haberlos tenido serían un tesoro.
    Cuando yo comencé a trabajar y me vine a Concepción mi papá me dijo ¿qué vas a hacer con tanto libro que tienes en tu pieza? por qué no los regalas a la escuela del frente ? (una escuela que había frente a los edificios donde vivíamos en Chillán) y yo la muy mensa lo regalé todito, mis Icaritos, mi colección de Apuntes Zig Zag con material recortable y la colección de literatura universal con 47 libros que salió con la revista Vea el año 87, y también esa colección de biografías chiquititas que las cuales tú mostraste la de Kennedy tiempo atrás.
    Se los dejé amarrados con un cáñamo y mi papá los fue a dejar a la escuela, después el Director me mandó una tarjetita agradeciendo la donación y yo me sentí tan feliz, ……ahora me arrenpiento más que la ……jajajaja
    Hoy martes 23 y mañana 24 es la feria del intercambio del libro acá en la U….estoy ansiosa por ir !!! el año pasado estaba con postnatal y me la perdí, traje 5 libros pero ya me arrepentí de intercambiar uno, Historias de Cronopios y de Famas, de Cortázar, es que no me vas a creer Ale pero es del año 1966 (lo heredé de mi padre) tiene las hojas amarillísimas pero ni una sola arruga, ni mancha, las tapas casi perfectas. Me duele desprenderme de él.
    A las 10 empieza….yai !! 🙂

    • elblogdealerecargada
      23 de abril de 2014

      Ahora son tesoros esas cosas, pero cuando uno es niño no las ve tan así, aunque recuerdo que me gustaban mucho y por algo los guardé, o quizás lo hizo mi mamá.
      Tengo esto, pero he botado tantas cosas que me arrepiento, similar a lo que te pasa a ti. Tenía todas las colecciones de mini libros de Las Últimas Noticias, nada queda ahora.
      Como consuelo, ojalá que lo que regalaste le haya servido a alguien más.
      Ah no, si es de tanto tiempo y está intacto no cambies ese! Lleva los otros cuatro no más… suerte!

  6. VeronicaEarthling
    23 de abril de 2014

    ¿Dónde está el graffiti? es hermoso!
    Tu primer diccionario también…es idea mía o el angelito se parece mucho al angelito de canal 13?
    Es cierto lo que dices, en ese tipo de enciclopedias antiguas la forma en que explicaban las cosas era ideal para retenerlas. Yo no tuve el mismo, pero heredé el libro gordo de petete y también alcanzaron a comprarme sus revistas y aprendí mucho. El hecho de que sea un popurrí de información, breve, pero no por ello menos precisa, hacía que me entretuviera y no perdiera la atención.

    • elblogdealerecargada
      23 de abril de 2014

      Está cerca del metro Los Leones, en Nueva Providencia a la altura del Panorámico, pero en la acera de enfrente.
      Es el angelito de Canal 13, parece que auspiciaban la publicación.
      Ay, yo nunca enganché mucho con Petete, no me gustaba el mono, pero entiendo que lo que enseñaba va por la misma tónica.

  7. sagicary
    23 de abril de 2014

    Ohhh!! mi primer diccionario!! yo tb tenia y me encantaba =) no se donde quedaron =(

  8. elizabeth vargas
    23 de abril de 2014

    Mi primer diccionario!! yo también lo tenía, osea aún están en la casa de mis papás y venian con cuentos, se ve ahi en la foto una imagen en pequeño, también están en mi casa, debo tener unos 40, eran geniales, aún los recuerdo. Ahora están a la espera que mi sobrina sea más grande, no los rompa y pueda verlos o leerlos!
    De la marca de tu Shampoo, me compré hace 2 semanas una crema de cuerpo, la AMO, no tiene quimicos raros y el aroma es maravilloso (la mia es de vainilla y naranja dulce), de hecho creo que es la mejor crema que he usado, no la pienso cambiar. super recomendada!

    • elblogdealerecargada
      23 de abril de 2014

      Te envidio por tener todos los números y cuentos, yo necesito encontrar algún cuento para recordar cómo eran por dentro.
      Yo también estoy feliz con la marca, llevo dos días usando el shampoo y noté el cambio, también pienso que me quedaré con esta, sobre todo porque no tiene químicos.

  9. Jessica
    23 de abril de 2014

    Que buen grafiti, demasiado detallado, cuanta paciencia.
    La ensalada se veía bien, hasta que vi que tenía mango y ya no me gustó. Soy mañosa con las mezclas agridulces.
    Deberían aprovechar el espacio y poner un café o algo así, para aprovechar ese espacio que se ve muy lindo. Al ver ese tipo de cosas me baja la ambición y me dan ganas de tener una casa con un jardín híper gigante para leer entre árboles, plantitas y el sonido de la naturaleza.

    • elblogdealerecargada
      23 de abril de 2014

      Sí, yo no podría ni en sueños dibujar algo así.
      Antes no me gustaban las cosas agridulces, ahora sí, no sé qué pasó.
      Sí, me gusta mucho también ese espacio, en verano se instala gente a leer, ahora con el frío lo dudo. Sería rico tener un jardín así y echarse tardes completas…

  10. andysztein
    24 de abril de 2014

    Que chori la mirada un poco escondida que sacas en las fotos, me gusta mucho!.
    El diccionario que encontraste me trajo TANTOS recuerdos!!!, mi prima los tenía y yo me acuerdo que me sentaba a leerlos porque los encontraba chorísimos solamente proque salía el angelito de canal 13, imaginate que me levantaba a ver la apertura de transmisiones (antes de las 6 de la mañana) solo para ver al angelito cuando chica (ahora ni a palos me levanto antes de las 8).

    Abrazos
    Andy

    • elblogdealerecargada
      24 de abril de 2014

      No te creo que te levantabas a esa hora para ver en angelito. Cómo cambian los tiempos.
      Yo me acuerdo que mis primos tenían revistas de Mampato y yo los miraba igual que tú con estos.

  11. marieantoinette09
    24 de abril de 2014

    Cada vez que iba por horas y siglos a la Biblioteca Nacional, obviamente tenía que ir al baño… siempre iba al final y así me “premiaba” con tan linda vista. Tantos recuerdos, snif.
    Me tinco tu combinación de la ensalada. Es que tan solo leer en una misma frase “betarraga y cebolla” se me hizo agua la boca. La lechuga se ve de un color verde especial eso sí. Debe ser donde los colores formaron una mezcla.
    Es lo bacan cuando uno se lava con un shampoo nuevo. A mi me pasa que al segundo lavado, ese efecto se va :'(.
    Me llama la atención lo de los grafittis. Es que yo siempre vi pintar murales y grafittis, porque en una de las murallas añosas de mi colegio, siempre había alguien pintando. Era reconocido por ello de hecho el lugar. Hace unos meses pase por fuera ¡Y ya no estaban! Fue triste igual, porque los colores le daban un “que se yo” al lugar.
    Tu diccionario me recuerda a una enciclopedia para niñ@s que me presto una prima, cuando iba en segundo básico. Eso sí, el que tengo en mi poder es de mediados de los sesenta. Y es SUPER completo. ¿En que momento se habrá comenzado a tratar como descerebrados a los niños?
    Oye, al final voy mañana a la presentación del libro. El viernes te enviare un correo contándote que tal.
    Un abrazo!

    • elblogdealerecargada
      24 de abril de 2014

      De no ser por el baño, yo no hubiera visto esa ventana…
      En la feria de mi casa venden bolsas con betarraga y cebolla y como pasan tanto rato juntas por eso la cebolla queda toda teñida.
      A mí no me gusta que borren los graffitis, dan identidad y cuando están bien hechos es un gusto mirarlos.
      Mira, no sé qué pasó con eso de los niños, quizás la tecnología tiene algo de culpa, no lo sé.
      ¡Gracias por ir! Ahí me cuentas, yo también te contaré cualquier copucha de mi clase de hoy…

Deja un comentario aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 23 de abril de 2014 por en Fotos de la semana.

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: