El blog de Ale recargada

Ideas que antes dejaba ir y ahora decidí poner por escrito

Llorar, llorar y llorar

cryingwoman_dotSoy tremendamente llorona, pero si tuviera que analizar el motivo de mis llantos, muchas veces ocurren porque empatizo con los sentimientos tristes de otras personas o animales y lo hago de rebote.

Obvio que hay veces en que lloro de pena por algo que me pasó, pero creo que eso era más frecuente antes, no sé si ahora tengo menos tristezas o es que las combato de otra manera. O quizás las converso con alguien de confianza, lagrimeo un rato y al otro día ando mejor.

De todas maneras yo creo que en promedio una vez a la semana lloro por algo y estas son las razones más comunes (ojo, que son emotivas y físicas):

-Leí o supe de una historia triste de la vida real que implicaba a un perro o a un gato.

-Un final bonito de algo.

-Vi de nuevo “Hachiko”, “Marley y yo”, “Harry y Tonto”, “La tumba de las luciérnagas” o similares.

-Rabia. Lo más común es llorar por malos ratos y la impotencia que se siente al respecto.

-Piqué cebolla. Me habían dicho que con la morada el ardor era menos, pero es falso, se lagrimea igual. Mascar chicle tampoco funciona.

-Me reí mucho por algún chiste o cosa divertida (sí, también se llora de alegría)

Ver a otra gente llorar es un tema complicado. Si son amigos obvio que los  consuelas, pero me ha pasado muchas veces que me subo al ascensor o al metro  y veo a una mujer llorando y me pregunto ¿Le digo algo? ¿Me hago la que no supo nada? ¿Le deseo buen día? ¿Le regalo un dulce igual que el osito de Ambrosoli?

Siempre pienso que tiene que ser algo muy grave para llorar en plena calle y me desespera, pero nunca me he acercado a nadie principalmente porque si la situación fuese al revés yo preferiría que no me hablen, pero a lo mejor hay gente que sí le gustaría conversar. Me interesa saber si al resto le ha pasado y qué ha hecho en esos casos.

Anuncios

34 comentarios el “Llorar, llorar y llorar

  1. Vancuer
    14 de julio de 2014

    Yo tengo la mala suerte de toparme con mujeres llorando en todas partes! y me dan ganas de abrazarlas y sentarme en el suelo con ellas… pero me aguanto

    Yo no lloro por mi, muy poco, casi nada, lagrimas son simbolo de debilidad ante los problemas, asi que por problemas no lloro. Pero ponganme un comercial emotivo, lloro como idiota, jajaja, hagan feliz a mi hija que me emociono tambien, estar en un lugar donde todos aplauden o cantan a coro me hace llorar… que le pase algo malo a quien quiero… lloro…

    canciones de miercale, tambien me hacen llorar

    • elblogdealerecargada
      14 de julio de 2014

      A lo mejor no es mala suerte tuya, quizás es que la gente está llorando mucho…
      Yo sí lloro por cosas mías porque siento que es mejor sacarlo que guardarlo.
      Qué curioso que te haga llorar el canto a coro, me llamó la atención eso.

      • Vancuer
        14 de julio de 2014

        si, a mi tambien me llama la atencion, es como la sincronizacion, cuando todos aplauden a coro, cuando la gente canta a coro (el publico en un concierto por ejemplo), no se por que me emociona, jajajaja…

        Y yo creo que llorar no me resuelve las cosas asi que ese tiempo lo ocupo en pensar, es una actitud de mierda, a veces me carga, pero por lo general me da resultados…

  2. Ale
    14 de julio de 2014

    Antes lloraba menos. A medida que uno crece y madura tiene más penas o se da cuenta de más cosas y se pone más sensible también. Lloro con las películas (la última fue Maléfica el otro día), con los libros, con la gente que veo llorar porque se emociona en público o casos emotivos que muestran en la tele y también me dan ganas de llorar cuando siento rabia e impotencia. También me pasó hace un par de días al tener que aguantar la ineptitud de esos Call Center donde te contesta un extranjero que no empatiza contigo. No tengo nada contra los extranjeros, pero no los pongan a resolver problemas en la línea telefónica por favor!!

    • elblogdealerecargada
      14 de julio de 2014

      Yo también lloré un poco con Maléfica, me llegó. Y entiendo que hay gente a la que no le provoque nada, debe tener que ver con las experiencias previas e incluso el estado de ánimo del día.
      Te entiendo perfecto en eso de la rabia e impotencia porque es mi principal motivo de llanto. A veces se siente como chocar contra una pared.

  3. nijb84
    14 de julio de 2014

    Yo miro si tienen pañuelos, si no tienen les ofrezco y pregunto (bien estupidamente en realidad) si están bien. Y si fuera yo me gustaria que alguien tuviera un gesto amable, no para desahogarme, pero sí para sentir que el mundo no es un lugar tan malo

    • elblogdealerecargada
      14 de julio de 2014

      Qué buena idea esa de los pañuelos. Tienes toda la razón con eso de hacer sentir que el mundo no es tan malo, en momentos así se agradece por doble o por triple encontrarse con alguien amable.

  4. Andrea
    14 de julio de 2014

    a mi me pasa que al igual que chandler, es como que se abre una llave y lloro, lloro, lloro, lloro, lloro, lloro, y no puedo parar…. ay que me da rabia. No lloro muy seguido, es como si acumulara. Habrá alguna técnica? tendré algún otro desperfecto?

    • elblogdealerecargada
      14 de julio de 2014

      Jajajaja, no creo que haya técnicas ni tengas desperfectos, es que todos somos distintos no más. Hay gente que llora a diario y otros como tú que lloran cada un tiempo y lo botan todo.

  5. VeronicaEarthling
    14 de julio de 2014

    Yo creo que caigo dentro de la categoría de llorona. No lloro seguido, lloro más de tanto reír que de pena, pero soy de llanto fácil. Las películas donde empatizo con algún personaje me hacen llorar como magdalena. Y la tumba de las luciérnagas está dentro de mis películas prohibidas (la vi hace años y lloré desde los primeros minutos hasta el final, al punto que me quedaron los ojos hinchados). Me siento identificada con tus causas de llanto, son iguales a los míos.

    Sobre ver a las personas llorar, antes no me metía, pero los últimos años me ha pasado que he sido capaz de preguntar ¿Está ud bien? ¿necesita algo? y me he dado cuenta que esas señoras (porque han sido mujeres mayores) se sienten bien de que alguien las escuche, les pasé pañuelitos o les de un abrazo. Sé que puede leerse raro, tampoco es que vaya por la calle buscando señoras a las que consolar, han sido casos puntuales, pero lo que he sacado de eso es que hay personas que agradecen ser escuchadas cuando en la casa no hay nadie que lo haga.

    Hace unos meses iba caminando por esa iglesia que está en santo domingo (con 21 de mayo?) y veo a una abuelita con sangre en la cara. Mi mamá y yo no lo pensamos y nos devolvimos a verla. Ella llora y nos dice “tengo hambre”, con una voz tan profunda, tan de hambre, que aún no puedo olvidar. Yo corrí al frente a comprarle comida, mientras mi mamá le preguntaba qué pasaba para saber qué podíamos hacer, porque lo único que atinó a hacer era darle plata, pero eso no arreglaba el problema. La habían echado de la casa, le sacaron la cresta, no había comido en dos días y estaba toda sucia. Gracias a que nos acercamos se puso a llorar, a que armamos un mini-alboroto nos vieron unos carabineros que llamaron a la municipalidad, para que le curen las heridas y vean qué hacer con ella. Gracias a que alguien se acercó a ella, se atrevió a decir que tenía hambre y comer. Cuando me despedí la abracé y me dijo que nunca iba a olvidar que yo la abracé estando sucia y no me dio asco, mientras lloraba. Me salió larga la historia, pero a veces a uno le da cosa molestar al otro o simplemente vive ensimismado en sus problemas. Esa abuelita llevaba toda la mañana ensangrentada, calladita, y nadie se había acercado a ella. Me da pena que vivamos en un mundo así. Es imposible arreglar los problemas de otros, pero a veces escuchándolos, con ese dulce que dices, los haces mucho más feliz y les das ánimo para seguir adelante. Disculpa lo largo del post.

    • elblogdealerecargada
      14 de julio de 2014

      Me llegó mucho tu historia. Con lo que cuentas me queda claro que acercarse y hablar hace una diferencia enorme. La verdad, yo no sé si hubiera sido capaz de detenerme viendo a la señora. No sé, hay días en que una anda tan apurada y ensimismada que ve, pero no mira. Qué suerte que tú y tu mamá pasaron por ahí, conozco perfecto esa iglesia.
      Me inspiraste a hablar la próxima vez que vea a alguien llorando, muchas gracias por eso.

  6. mellafe
    14 de julio de 2014

    Me dicen por interno que ponerse una cuchara sobre la lengua hace que no llores al pelar cebolla. O bajo la lengua? NO sé pero algo así era .:D

  7. scarras
    14 de julio de 2014

    Uyyy q post mas ad doc a mi.persona… Lloro por tooooodo lo anterior y por lo q escriben en los comentarios… Soy mega llorona y con una amiga tb llorona a veces hemos estado en.sit q dan.para llorar como matrimonios y no queremos mirarnos entre nosotras porq sabemos q si nos vemos los ojos vidriosos entre q ..lloramos y reimos…

  8. scarras
    14 de julio de 2014

    Ahhh y una tecnica q he puesto en practica para evitar llorar es repetir dn mi mente “pan con queso… Pan.con qieso” asi como para distraerme… Es como dalai lama para sandra bullok

    a veces me ha funcionado y otras nada de nada jajajaja

    • elblogdealerecargada
      14 de julio de 2014

      Me gustó tu técnica, repetirse algo que te haga pensar en otra cosa. La voy a probar la próxima vez que tenga que disimular, muchas gracias!

  9. maaarsh
    14 de julio de 2014

    Ufff… yo soy LO llorona… y me carga!!!

    Hay distintos tipos de llanto, y yo soy buena para practicarlos casi todos… Creo que mi válvula de escape es el llanto…
    La rabia y la impotencia generalmente me producen llanto, la pena tb y hasta la alegría… Lloro hasta con películas monitos =(
    .
    Lo peor es que me carga llorar, y mas aun me carga que me vean llorar, así que he tenido que perfeccionar la técnica de pasar piola…

    Y bueno, respecto a tu pregunta final, y al comentario de la chica de mas arriba te cuento algo que me paso una vez.
    Estaba en el anden del metro esperando, y me pare cerca del inicio del anden, para quedar en los últimos coches, cuando el tren venia llegando, un tipo se lanzo a las vías… él estaba parado a 3 metros de mi, así que lo vi y escuche todo, fue horrible, recuerdo que dp de eso todo era caos, la gente gritaba y corría, y yo explote en llanto, no podia evitarlo… estaba en un estado de shock que no había sentido nunca…
    El hecho es que sali de la estación, llorando a mares, con suspiros incluidos (afuera de la estación tb todo era caos porque la cerraron y nadie entendía nada), llame a mi pololo y me noto tan mal que me dijo que me quedara ahí y el me iba a buscar…
    Mientras lo esperaba, un caballero que vendía aguas se me acerco y me pregunto si estaba bien… entre llanto le conté lo que había pasado y el muy amoroso me puso la mano en el hombro, hizo algo as como un cariño, me regalo un agua y se fue cuando deje de llorar…
    Fue tan lindo el gesto… en el momento no lo pesque mucho, pero dp cuando ya me calme lo agradecí tanto…
    Ni siquiera me dejo pagarle el agua…

    Ahora cada vez que veo a alguien llorando en la calle me acerco, o cuando veo abuelitas en el metro medias desorientadas les pregunto a donde van y las ayudo…

    • elblogdealerecargada
      15 de julio de 2014

      Tienes razón con eso de los tipos de llanto y somos parecidas, yo también lloro por cualquier cosa, excepto cuando quieren hacerme llorar, ahí no funciona, tiene que ser natural.
      Tu historia es tremenda. Uno nunca sabe cómo va a reaccionar en casos así hasta que le pasan. Y qué importante lo que hizo por ti el vendedor, fue un simple gesto, pero ayudó tanto! Igual que la niña de más arriba, tu caso es una muestra más de que hay casos donde vale la pena acercarse y hablar… gracias por contarlo!

      • maaarsh
        15 de julio de 2014

        Fue fuerte lo del metro, nunca me habría imaginado que iba a reaccionar de esa forma… y dp volver a usar el metro tb fue difícil, me demore como 6 meses en atreverme a tomarlo de nuevo..

        Es complicado lo de ver llorar a otros, uno se cuestiona ene que hacer, si acercarse o no, si tocar al otro o no… pero al final, cuando uno llora esta en un estado tan vulnerable, que cualquier gesto de empatia se agradece, hasta la persona mas dura…
        Debe ser por lo que le escribiste a la niña de mas abajo, la sociedad, nuestra cultura, nos mete en la cabeza cosas que nos deshumanizan =(

        Saludos y sorry si a veces no se entiende… Tengo problemas de redaccion.=S

      • elblogdealerecargada
        15 de julio de 2014

        Te entiendo todo.
        Y claro, leyendo eso de los seis meses mi primer pensamiento fue ¡Tanto tiempo! Pero hay que vivirlo para saberlo.
        Yo me cuestiono mucho y después de hacer este post y leer los comentarios ya no lo voy a pensar, voy a hablar sí o sí, hace una tremenda diferencia!

  10. Jessica
    14 de julio de 2014

    Cuando niña decidí que llorar era un signo de debilidad, por lo que me tenía prohibido hacerlo y creo que después de aguantar tanto, ahora simplemente me emociono con un montón de cosas y no lo puedo evitar. Igual depende del estado de ánimo, pero en períodos de estrés lloro por todo, al punto que ya lloré con dos de los comentarios y en el último tiempo casi mejor no veo las noticias (el tema de la Franja de Gaza me tiene deshidratada) y la otra vez en una clase viendo un tema de política nacional me emocioné y tuve que disculparme con mis estudiantes. Por suerte se lo tomaron bien y al final de la clase se acercaron a conversar conmigo y fue bien lindo todo.
    Y justo hoy vi a tres personas llorando, dos eran pareja y a la otra no alcancé a ofrecerle pañuelos antes de que se bajara del vagón. Y a mi con el embarazo y las hormonas un día alguien me gritó en el metro y al bajarme lloré cual Magdalena, y una persona se acercó a darme un pañuelo y más ganas de llorar me dieron por el lindo gesto. Lo extraño es que cuando mis colegas me despidieron por el pre natal con canción linda y todo no lograron hacerme llorar (y eso que se esforzaron y dos profes soltaron sus lagrimones). Hasta para eso soy media rara 🙂

    • elblogdealerecargada
      15 de julio de 2014

      Qué fome ver el llanto como un signo de debilidad, no lo digo por ti, sino por la sociedad que nos mete eso en la cabeza siendo que llorar muchas veces es terapéutico y después uno se siente tan bien.
      Qué buena onda tus alumnos!
      Eso pasa! Tienes razón, a veces uno llora y cuando recibe un gesto lindo de vuelta más lágrimas salen. Pero tiene que ser natural y no forzado, yo creo que por eso no te salió nada en la despedida!

  11. marieantoinette09
    15 de julio de 2014

    Yo soy super llorona, y a pesar de que no me gusta que otros me vean llorar, me agrada menos esa sensación de nudo en la garganta que se produce cuando uno lo inhibe, así que por eso, a veces lloro no más, que tanto.
    Ni te cuento todas las horas que en mi adolescencia me pase analizando una estúpida pregunta: ¿El llanto es más emocional o físico? Para que después en la universidad un amigo me diera una simple respuesta que me dejo conforme y que nadie antes supo expresarme: Y por qué no pueden ser ambas? Fin.
    Es que me llamaba la atención que fuera uno de los pocos sentimientos que tenía una demostración “tangible” y que fuera el propio cuerpo que lo expulsara.
    Y siempre me ha obsesionado la gente que no llora, porque mi papá era uno de ellos. Nunca lo había visto llorar, hasta el día que murió mi prima. Y ahí supe que si ese hombre fuerte pero tierno, estaba derramando sus lagrimones, lo que había ocurrido era tremendamente triste. Después de esa vez, lo vi llorar un par de veces, pero más que llanto, era emoción.
    A mi si me gustaría que las veces que me he puesto a llorar en la micro (aún me pasa) alguien me hubiese preguntado que ocurría, pero entiendo que cuesta. De hecho, yo no me he atrevido. Solo me quedo paralizada mirando y observando si la persona tiene pañuelitos. Es que me acuerdo, que antes que yo pasara por penas gigantes, cuando con mi mamá íbamos a misa a una iglesia que me gustaba mucho ir, siempre había una señora que lloraba con una pena desgarradora… ¡y yo nunca me atreví ni siquiera a hacerle “nanai” (onda tocarle el hombro) ! Y aún es algo que no me perdono. ¿Qué será de ella? ¿Llorara menos? Y lo peor es que me es imposible volver a encontrarla -creo- porque esa iglesia se derrumbo tras el terremoto. Pura tragedia.
    Y ya, en el sentido alegre, a mi me encanta esa risa que viene acompañada de llanto, porque sin duda, es la más intensa. En ocasiones me han salido tantas lágrimas que quien me ve duda si me estoy riendo o llorando, jajajajajja y más risa nos da a ambos.
    Y la cebolla… wuau, hay gente que llora con la cebolla y yo. De hecho, con todo lo que la amo, yo nunca he podido picar una. Cuando mi mamá hace pino, debo encerrarme en la pieza, porque el dolor me impide abrir los ojos por laaargo rato, así como cuando cae sin querer shampoo. Gggrrr..
    Esta semana nos veeemos, eeeeehh!!
    Un abrazo!!

    • elblogdealerecargada
      15 de julio de 2014

      Ay sí, el nudo en la garganta es lo peor, no deja hacer nada más.
      Qué buena la respuesta de tu amigo, yo diría que el llanto es una manifestación física de algo emocional.
      Yo creo que cuando la gente que no llora nunca finalmente lo hace la reacción de los demás es de shock. Como dices, es porque de veras algo malo está pasando y a veces hasta asusta un poco. Mi hermana es así, en cambio mi mamá y yo somos súper lloronas.
      Pobre señora. Yo creo que las penas así de grandes tienen que ver con familiares peleados o separados, no se me ocurre otra cosa…
      La cebolla es lo peor, rica, pero tan potente.
      Sí!!!! Nos vemos el viernes, Lastarria 90, acabo de buscar la dirección, eeeehhh.

  12. Patty
    15 de julio de 2014

    Pucha, se me cayeron los lagrimones con sus historias. Soy híper llorona, pero por lo general una vez a la semana lloro de rabia o impotencia jajaj, es que soy muy sensible y en mi cabeza me armo los tremendos rollos, onda el mundo contra mi :(, así que ultimamente trabajo en ser mas relajada.

    • elblogdealerecargada
      15 de julio de 2014

      A todas nos pasa… yo también estoy trabajando en ser más relajada, ojalá nos funcione a las dos!

  13. PAOLA
    15 de julio de 2014

    Yo antes de ser madre era cero llanto, casi un robot, ahora se me llenan los ojos de lágrimas por cualquier tontera, es terrible! No lo puedo controlar…
    Y también quiero aportar con una historia, hace varios meses estaba con mi guagua en la clínica, en urgencias, esperando que nos atendieran pero ya habíamos entrado al box…en el box de la lado había una niñita que lloraba y lloraba sin parar, estaba con su mama y su abuela (yo parando la oreja todo el rato porque su llanto me tenía mal, la niña era chica, un poco mayor que mi hija, onda 6 años!) y la mamá todo el rato la retaba más encima, por llorona, que no era valiente , etc, la niña lloraba de susto…en un momento la mamá salió y la niña se quedó sola con la abuela…y ahí yo rebusqué en mi cartera de guatona lechona que siempre anda con comida y encontré un paquete de mini galletitas, y me asomé donde la abuela y se lo ofrecí, “para que se le pase un poquito la pena a la niña”, y la señora como que se turbó de ver un gesto amable y me respondió sólo “no, no” y se volteó…me dió pena que estemos tan poco acostumbrados a un gesto amable que reaccionamos con desconfianza, o no se que será…y mi marido después me retó más encima “y que tienes que meterte tu” jajajaja

    • elblogdealerecargada
      17 de julio de 2014

      Pucha, pero por lo que cuentas el consuelo de la mamá no la iba a ayudar mucho, eso de retarla por no ser valiente es peor.
      Es verdad eso de los gestos amables, descolocan mucho. Y hablarle amable a alguien que espera que lo garabatees cuando vas a alegarle por cualquier cosa, los desarma por completo. Triste, pero cierto, ya nos acostumbramos a la pelea.

  14. carobeatriz
    17 de julio de 2014

    Yo soy mega-ultra-hiper buena para llorar, quisiera no ser así, lloro todos los días casi, o día por medio, me emociono rápida y fàcilmente, con todo, con las películas, con las historias tristes que salen en las noticias del tipo niños enfermos que la Isapres no les cubre el tratamiento, con la gente de mierda que maltrata y abusa de niños o bebés, con el abandono y maltrato animal, eso me desespera, me irrita, ahí lloro de rabia y de impotencia, etc. También lloro de pena o desilusión por temas personales, cuando recuerdo una època de mi infancia, lloro cuando recuerdo a mi papá cuando estaba sano, etc etc, también se me humedecen los ojos cuando escucho música clásica en vivo (ocurre poco pero siempre lloro), en fin. Antes me daba verguenza llorar en público, ahora ya no, si me ven mis amigos por ejemplo me da lo mismo, ya me conocen, y aveces en la micro lloro y ahí trato de disimular un poco pero ni tanto igual. Pocas veces me ha tocado ver llorar alguien desconocido, un par de pololos peleando y cosas así, creo que si viera una persona sola talvez ofrecería un pañuelito, creo, no sé, pero de ahí a abrazar a alguien no creo, a menos que fuera para calmarlo(a) en un momento de urgencia. Una vez en una clínica veterinaria me topé con una sra que estaba llorando destrozada, pero destrozada por su gato que había muerto atropellado, la sra estaba literalmente desarmada de la pena, recuerdo que intenté consolarla y fue peor, me puse a llorar yo de la pena, no atroz, soy pésima para consolar 😦

    • elblogdealerecargada
      17 de julio de 2014

      Tienes toda la razón con el maltrato hacia los más débiles, eso da mucha rabia e impotencia.
      Qué bueno que ya no te dé verguenza, porque a veces el ataque de llanto viene cuando una menos se lo espera.
      A mí también me pasó algo similar en una clínica veterinaria y fue terrible, porque el muerto era un perro atropellado y estaba toda la familia ahí llorando. Se consolaban entre ellos pero la pena era tanta que todos quedamos impactados.

  15. Gabi
    19 de julio de 2014

    es tan terrible llorar por todo, cuando era mas pequeña suplicaba que llegara el dia en que llorara tanto, siempre lloraba cuando la gente me decia cosas o me sentia pasada a llevar y con rabia, pero con los años fui aprendiendo a no llorar y a no dejar que me pasen a llevar, ahora ni cuando tengo mucha pena lloro delante de la gente, prefiero llorar solita, asi se pasa mas rapido y listo.
    Lo que hice hace algunos meses atras atropellaron a un perro delante de mis ojos, y el pobre lloraba de una manera que yo llore con el, mientras le hacia cariño y le hablaba bonito, yo creo que la gente pensaba que estaba loca jajajajaja

    • elblogdealerecargada
      21 de julio de 2014

      Qué bueno que lo superaste si como dices, te complicaba con el resto.
      Chuta, qué fuerte ver una cosa así. A mí me tocó ver a un perro casi atropellado y todos quedamos mal, cómo será cuando efectivamente pasa…

  16. Ronny
    9 de octubre de 2015

    No soy mucho de llorar, pero justo hoy mi madre me salvo de una inversión fuerte para mi( $5 000) , q por cosas del destino aun no tenia el dinero, no saben cuanto llore de impotencia al tener que recibir ese dinero, lo frustante y amargado que me siento conmigo mismo.

    PD: Recien veo tu blog y me gusto este articulo, comenzare a seguirlo.
    PD2: Amo las canciones de queen 😀

Deja un comentario aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 14 de julio de 2014 por en Todo lo demás.

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: