El blog de Ale recargada

Ideas que antes dejaba ir y ahora decidí poner por escrito

Vacaciones en Cuzco – Parte 2

La gente que me conoce sabe que yo no tengo mucha relación con la onda cósmica, la pachamama ni nada de eso.

Y todo lo que aprendí sobre los incas y sus construcciones en realidad no tiene nada de mágico, es más bien trabajo arduo, paciencia y preocupación por los detalles. El mismo guía de una de las excursiones nos lo dijo: acá no hubo aliens ni conexiones con el más allá como la gente suele inventar, se trata más bien de un pueblo muy inteligente y desarrollado, algo que los españoles no podían entender y por eso los acusaron de estar aliados con el demonio destruyendo todo lo que pudieron. La ignorancia es la peor cosa que puede existir en el mundo.

Hoy voy a mostrar fotos del tour al Valle Sagrado y luego del viaje a Aguas Calientes y Machu Picchu. Lo que más me gustó de todo esto fue ver tanto color verde y respirar mucho aire puro.

Este es el ticket que hay que comprar para entrar a las ruinas del Valle Sagrado, cuesta 70 soles, cerca de 14 mil pesos chilenos.

Este es el ticket que hay que comprar para entrar a las ruinas del Valle Sagrado, cuesta 70 soles, cerca de 14 mil pesos chilenos. No sirve para Machu Picchu, porque eso se paga aparte y es más caro.

El camino en el bus era permanentemente así.

El camino en el bus que nos llevaba a cada ruina era permanentemente así. Casi todas las plantaciones que se ven son de papas y maíz, las dos cosas que más producen los peruanos.

Esto es lo que primero se ve al llegar a las ruinas de Pisac.

Esto es lo que primero se ve al llegar a las ruinas de Pisac. Subiendo escaleras me apuné de nuevo, pero llevaba varios dulces de coca.

Obviamente no se puede escalar los muros porque son monumentos históricos, pero no debe faltar el pastel que lo intenta.

Obviamente no se pueden escalar los muros porque son monumentos históricos, pero no debe faltar el pastel que lo intenta. Estas eran antiguas casas.

Es bonito Pisac, sobre todo al pensar en la gente que vivió aquí antes y lo organizados que estaban.

Es bonito Pisac, sobre todo al pensar en la gente que vivió aquí antes y lo organizados que estaban.

Flores en el camino, nos dijeron cómo se llamaban pero lo olvidé.

Flores en el camino, nos dijeron cómo se llamaban pero lo olvidé.

El tour siguió por Ollantaytambo, unas ruinas que parecen pirámide y donde hay que subir decenas de escalones para llegar a la punta.

El tour siguió por Ollantaytambo, unas ruinas que parecen pirámide y donde hay que subir decenas de escalones para llegar a la punta. Los turistas parecemos hormigas desde abajo.

Desde la cima, así se ve el pueblo. Nos contaron que los habitantes usan actualmente el sistema de regadío que heredaron de los incas.

Desde la cima, así se ve el pueblo. Nos contaron que los habitantes usan actualmente el sistema de regadío que heredaron de los incas.

En la cima de Ollantaytambo está el templo del sol.

En la cima de Ollantaytambo está el templo del sol. construido con rocas lisas que los incas acarrearon desde otras montañas con ese sistema de palos de madera unidos entre sí, porque no conocían la rueda.

En la bajada vi a este perro que parecía estatua, no sé si estaba adormilado o qué, pero apenas se movía.

En la bajada vi a este perro que parecía estatua, no sé si estaba adormilado o qué, pero apenas se movía.

Por la tarde llegamos a las ruinas de Chincheros.

Por la tarde llegamos a las ruinas de Chincheros.

El guía nos contó que los españoles destruyeron el 95% de las ruinas de Chincheros, lo que vimos fue solo el 5%.

El guía nos contó que los españoles destruyeron el 95% de estas ruinas, lo que vimos fue sólo el 5%.

En todas las entradas de las  ruinas se ponen puestos para vender cosas a los turistas.

En todas las entradas de las atracciones turísticas se instalan puestos para vender cosas a la gente.

Bufandas, gorros, lápices y prácticamente cualquier cosa hecha con lana de alpaca.

Bufandas, gorros, lápices y prácticamente cualquier cosa hecha con lana de alpaca.

Al día siguiente fuimos desde Cuzco a Ollantaytambo para tomar el tren hasta Aguas Calientes, el último pueblo antes de Machu Picchu. Hace muchos años que no me subía a un tren y este era lindo por dentro y por fuera.

Al día siguiente fuimos de nuevo desde Cuzco a Ollantaytambo para tomar el tren hasta Aguas Calientes, el último pueblo antes de Machu Picchu. Hace muchos años que no me subía a un tren y este era lindo por dentro y por fuera.

Dentro del vagón había dibujos incas y ventanas en el techo para no perderse nada de la vista.

Dentro cada vagón había dibujos incas y ventanas en el techo para no perderse nada del paisaje.

Detalle de una de las paredes.

Detalle de una de las paredes.

El tren demoró poco más de dos horas y casi todo el tiempo se veían paisajes como este.

El tren demoró poco más de dos horas y casi todo el tiempo se veían panorámicas como esta.

Llegada a Aguas Calientes. Es impactante ver que el pueblo está construido tan cerca de las montañas. Llovía un poco, pero con ese clima tropical pegote y sin frío.

Llegada a Aguas Calientes. Es impactante ver que el pueblo está construido tan cerca de las montañas. Llovía un poco, pero con ese clima tropical pegote y sin frío.

Plaza de Armas de Aguas Calientes con la estatua en honor a Pachacútec, fundador del imperio inca.

Plaza de Armas de Aguas Calientes con la estatua en honor a Pachacútec, fundador del imperio inca.

Pongo de nuevo otro ángulo de la foto para que se vea el color del cielo y la montaña.

Pongo otro ángulo de la foto para que se vea el color del cielo y la montaña.

Este es el hostal donde nos quedamos por la noche para madrugar muy temprano al otro día e ir a Machu Picchu.

Este es el hostal donde nos quedamos por la noche para madrugar muy temprano al otro día e ir a Machu Picchu.

Al frente del hostal estaba el cementerio de Aguas Calientes.

Al frente estaba el cementerio de Aguas Calientes.

El cementerio era pequeño, con varias tumbas anichadas.

Era pequeño, con varias tumbas en estilo nicho.

Hasta una cancha de fútbol hay en las faldas del cerro.

Hasta una cancha de fútbol hay en las faldas del cerro.

Perro sentado tranquilamente en la entrada del mercado artesanal de Aguas Calientes.

Perro sentado tranquilamente en la entrada del mercado artesanal de Aguas Calientes.

Antes de que anocheciera en Aguas Calientes alcancé a ver estos pumas. Para los incas eran animales sagrados, encargados de vigilar el mundo terrenal. Felinos tenían que ser.

Antes de que anocheciera alcancé a ver estos pumas. Para los incas eran animales sagrados, encargados de vigilar el mundo terrenal. Felinos tenían que ser.

Qué lindo es Machu Picchu. Llegamos a las 6 de la mañana para ver el amanecer, que es una de las cosas más lindas del mundo. Cada día se permite el acceso de 2.000 personas y una vez dentro, cada quien recorre por donde se le ocurra.

Y al otro día Machu Picchu. Qué lindo es. Llegamos a las 6 de la mañana para ver el amanecer, que es una de las cosas más lindas del mundo. Cada día se permite el acceso de 2.000 personas y una vez dentro, cada quien recorre por donde se le ocurra. Si quieres ir al baño tienes que devolverte a la entrada y el paseo cansa al final del día, porque hay que caminar bastante y subir escaleras constantemente.

Zona del jardín botánico

Zona del jardín botánico con la vista de la montaña Huayna Picchu de fondo.

Detalle de las construcciones y los muros de piedra.

Detalle de las construcciones y los muros de piedra.

Hay varias alpacas que viven en Machu Picchu y no le tienen ningún miedo a las personas, se pasean en medio de uno y si quieren pasar por cualquier camino llegan y lo hacen sin que les importen un comino los turistas. Los niños les daban frutas y las aceptaban felices, se parecen a las jirafas en ese aspecto.

Hay varias alpacas que viven en Machu Picchu y no le tienen ningún miedo a las personas, se pasean en medio de uno y si quieren pasar por cualquier camino llegan y lo hacen sin que les importen un comino los turistas. Los niños les daban frutas y las aceptaban felices, se parecen a las jirafas en ese aspecto.

Menos mal que los españoles no encontraron Machu Picchu o también lo hubieran destrozado.

Menos mal que los españoles no encontraron Machu Picchu o también la hubieran destrozado. La ciudadela fue descubierta en 1911 por el norteamericano Hiram Bingham, quien estaba investigando la zona por encargo de la Universidad de Yale.

La montaña que se ve de fondo es el Huayna Picchu y atención con eso, porque nosotros teníamos tickets extras para subirla. Cada día sólo pueden entrar 400 personas divididas en dos turnos.

Como decía más arriba, la montaña que se ve fondo es el Huayna Picchu y diariamente se permite escalarla a 400 personas divididas en dos turnos. Hay que pagar un monto extra para hacerlo y cuando los compramos, no teníamos idea en lo que nos estábamos metiendo.

¿Y cómo se ascendía el Huayna Picchu? Nada de alpinismo, más bien era una interminable subida de escaleras de piedra casi verticales que en algunas partes no tenían lugar para afirmarse. Cada cierto tiempo había mesetas para descansar y creo que 3 o 4 veces estuve a punto de decirle a mi pololo que siguiera solo, que nos encontrábamos abajo. Lo más gratificante del mundo es haber vencido esa idea del "no voy a poder".

¿Y cómo se ascendía el Huayna Picchu? Nada de alpinismo, más bien era una interminable subida de escaleras de piedra casi verticales que en muchas zonas no tenían lugares dónde afirmarse, tal como se ve en la foto. Cada cierto tiempo había mesetas para descansar y creo que 3 o 4 veces estuve a punto de decirle a mi pololo que siguiera solo, que nos encontrábamos abajo. Lo más gratificante del mundo es haber vencido esa idea del “no voy a poder”.

Todos los que llegábamos a la cima no podíamos más de felicidad y cansancio. Fue una sensación nueva.

Después de casi hora y media, todos los que llegábamos a la cima no podíamos más de felicidad y cansancio. Había gente de todas partes del mundo y fue bonito compartir con miradas y caras rojas algo tan importante en común, no se parecía a nada que hubiera vivido antes.

Desde la cima, esta es la vista que se tiene de Machu Picchu, ¡se ve tan pequeño!

Desde arriba, esta es la vista que se tiene de Machu Picchu, ¡se ve tan pequeño todo!

¡Subimos 2.

¡Subimos 2.693 metros de altura! Todavía no lo puedo creer, a lo mejor es poco para un experto, pero para mí y mi flojera permanente fue harto. Después leí que el Huayna Picchu está en el ranking de las 10 escaladas más peligrosas del mundo. Cada vez que no me sienta capaz de hacer algo, recordaré esto.

Subir la montaña fue agotador y eterno, pero bajarla era peligroso y había que hacerlo muy lento, porque la alternativa era dar un paso en falso y caer por el precipicio.

Subir la montaña fue agotador y eterno, pero bajarla era peligrosísimo y había que hacerlo muy lento, porque la alternativa era dar un paso en falso y caer por el precipicio. Yo usé la técnica de mirar cada escalón (paso a paso) y a veces bajar sentada aunque demorara mil años.

Todos los que subimos la montaña tuvimos que completar este registro al ingreso y a la salida.  ¡Mi nombre está en la tercera fila! Así queda cosntancia de que realmente hice este esfuerzo y lo puedo recordar cuando me dé flojera ir al gimnasio.

Todos los que subimos la montaña tuvimos que completar este registro al ingreso y a la salida. ¡Mi nombre está en la tercera fila! Así queda constancia de que realmente hice este esfuerzo y lo puedo recordar cuando me dé modorra ir al gimnasio. Creo que este fue el día en donde más transpiré y me ensucié en toda mi vida.

Y para terminar por hoy, me quedo con esta imagen de Machu Picchu. Mañana se viene la última parte, con comidas, curiosidades y compras.

Y para terminar por hoy, me quedo con esta imagen de Machu Picchu que voy a recordar siempre. Mañana se viene la última parte, con comidas, curiosidades y compras.

Anuncios

23 comentarios el “Vacaciones en Cuzco – Parte 2

  1. natalia h
    9 de septiembre de 2014

    Qué bonito todo, todo!! Me da susto eso del apunamiento así que no sé si iría pero pucha que se ve lindo desde el cielo.

    Qué escaleras ni que ocho cuartos! Miedito! pero me encantó que desde ahora lo uses como motivación para hacer cosas, el haber subido la montaña. Es una buena idea!

    Viste que en la entrada dice Cusco, con s? Si ellos lo escriben así, me da lo mismo lo que diga la RAE. Hay que creerle a la fuente original. 🙂

    • elblogdealerecargada
      9 de septiembre de 2014

      Pero el apunamiento dura un rato y luego se pasa. A todos se les va y a los dos días el cuerpo ya se acostumbró.
      Síiii, esa es mi motivación ahora, hasta que aparezca un nuevo reto gigante y lo supere.
      Yaaaaa, parece que gana la S a fin de cuentas, jajaja. Pero me da flojera actualizar el blog así que será para la otra.

      • natalia h
        9 de septiembre de 2014

        Ah, yo pensé que era un estado constante. Igual me da miedito. Pero menos.

        Jajaja. Era para aclarar la discusión gramatical de ayer y hacer énfasis que la RAE me cae como el ajo.

      • elblogdealerecargada
        9 de septiembre de 2014

        No, a todos se les pasa, así que sin miedito por si quieres ir algún día.
        La RAE me cae aún peor desde sólo/solo

      • natalia h
        9 de septiembre de 2014

        Ese fue mi punto de quiebre con la RAE. Lo semipeor, es que cuando alguien la menciona para darse la razón en algo, me dan ganas de dar vuelta la mesa. Jaja.

  2. carobeatriz
    9 de septiembre de 2014

    Que maravilloso tu viaje y la experiencia que viviste, me lo imagino y me emociono un poco, cuando dices eso de compartir el cansancio con las caras rojas, con gente extraña pero que finalmente debe sentir esa misma satisfacción de llegar a la cima….es la mejor mejor forma de comprobar que uno se la puede como bien tú dices. Maravilloso, me encantó………

    • elblogdealerecargada
      9 de septiembre de 2014

      Sí, es extraño y poderoso eso de compartir algo en común con gente que no habías visto nunca antes. Lo hace mucho más especial.
      ¡Mañana hay tres gatos!

  3. mikimikita
    9 de septiembre de 2014

    Eso de querer decirle al pololo que siga solo me parece conocido, apuesto a que él iba pensando lo mismo, pero ninguno aflojó.

    Que lindas las vistas desde las alturas, es liberador sentir el viento en la cara y ver todo tan chiquitito 😀

    Me alegra no ser la única que les saca fotos a los perros en los viajes jajajajja.

    • elblogdealerecargada
      9 de septiembre de 2014

      Jajajajaja, veo que te ha pasado. Y sí, yo creo que él también lo pensó en algún momento.
      Una se siente como perro con el viento en la cara, es lo máximo. Y hablando de ellos, obvio que se merecen las fotos, tan lindos que son.

  4. vivi
    9 de septiembre de 2014

    que hermoso el paisaje, se pasó, y encuentro increíble que hayas subido la montaña, te felicito, debe ser maravilloso 😀

  5. mysummerlight
    9 de septiembre de 2014

    Que bonito todo, la verdad yo si creo algo en la magia, ando bien metida en el mundo wicca gracias a la mamá de mi mejor amigo, pero no creo en cosas extraterrestres. Me encantó. Me dieron ganas de ir.

    • elblogdealerecargada
      9 de septiembre de 2014

      Sí existe la magia, pero no me gusta atribuirle todo, hay que trabajar arduo también 🙂
      Creo que te gustaría el lugar entonces, tengo la sensación de que cada persona encuentra lo que anda buscando.

  6. Ale
    9 de septiembre de 2014

    Hasta ahora se ve súper entretenido tu viaje. Primera vez que veo que alguien que fue por esos lados que no sólo muestra Machu Picchu y la clásica foto posando con las ruinas atrás. Me sorprende un poco lo bien cuidado que se ve Cuzco y las construcciones. Todo debe ser gracias al turismo, pero qué pena que los españoles hayan destruído tanto. Yo no es que crea tanto en cosas sobrenaturales, pero no descarto esas teorías que hablan de extraterrestres en la zona. Dicen que una de las pruebas son los geoglifos que hay en el norte y yo pienso, por qué no? Ya que si manejaban tecnologías más avanzadas para la época, bien podrían haber tenido ayuda de civilizaciones de otros lados. En fin, algún día lo sabremos?

    • elblogdealerecargada
      10 de septiembre de 2014

      Yo también he visto esa foto mil veces y antes de ir me preguntaba si no había más opciones.
      Sí Cuzco está muy bien cuidado, llega a dar gusto.
      Si algún día se sabe eso de lo extraterrestres, espero que estemos vivas, si no no tendría gracia…

  7. Jessica
    10 de septiembre de 2014

    Que bueno saber que no soy la única que quería decirle a la pareja (en ese entonces pololo) que se fuera solo. Aunque en mi caso estuvimos a punto de tirar al/la otr@ por el barranco por haber dado la idea. Es que a nosotr@s se nos ocurrio hacer el camino del inca completo, cuatro días de sobrevivencia extrema (para mi por lo menos) y enferma de la guata. Más encima al llegar a Machu Picchu el Huayna P. estaba cerrado por lluvia y era muy peligroso subirlo, buaaaa.
    Esa flor si no me equivoco es la cantuta, según sé porque el año pasado me lo dijeron en un viaje al Titicaca.
    ¿En el valle sagrado viste la roca que se supone que se asemeja al Puma? porque ahí sí que no me explico como lograron hacer eso sólo con técnicas “terrestres”

    • elblogdealerecargada
      10 de septiembre de 2014

      Jajajajaja, debe ser terrible estar caminando cuatro días, no sé si podría haber soportado eso. Pero llegaste, eso es lo que importa al final.
      Puede ser ese el nombre de la flor, no lo retuve la verdad.
      Vi la roca y también vi una montaña con dos perfiles humanos. La verdad hay cosas que no se explican como dices.

  8. marieantoinette09
    10 de septiembre de 2014

    Aaaayy Ale, ahora si que te declaro mi profunda admiración, jajaja!! Yo a la primera, habría dicho: “Ya, filo, veámonos abajo”. A lo más a la segunda vez xD. Pero me imagino la felicidad de haberlo logrado y superado las frustraciones.
    Igual yo le tengo terror a caer desde un precipicio. Recuerdo, cuando fuimos con el grupo de la Universidad en el sur, todos mis compañeros cachaban mi miedo y se devolvían a acompañarme. (AAAWW) Eso me ayudo un montón a vencer el miedo, pero no se como me comportaría si a eso le sumamos altura y apunamiento, jajaja. Eres crá!
    De Machu Picchu, sinceramente cacho poquisimo, excepto por la vez que en mi primera clase de museología la profesora nos dijo “Aprovechen su juventud y vayan pronto, puesto que a esa construcción yo no le doy más de 15 años, tiene escasa restauración y muchas gente transitando sobre las ruinas”. Y no se si habrá sido una exageración la verdad.
    De todos modos, alégrate, porque si después empieza a derrumbarse, podrás contarle a todos que tu estuviste ahí!! 😀
    Sigo pensando que el cielo y las montañas se ven demasiado maravillosas! Que onda lo despejadito, clarito, celestito!
    Un abrazo!!!

    • elblogdealerecargada
      10 de septiembre de 2014

      Jajajaja, nooooooo, yo creo que estando ahí igual la gente aperra, no soy nadie del otro mundo.
      Qué fuerte lo que dijo tu profesora, también leí algo al respecto pero no en un plazo de 15 años, lo encuentro terrible porque no queda mucho. Espero que se mantenga por más tiempo porque el paseo vale la pena y por lo que vi, la gente es respetuosa.
      Sí, lo mejor era el cielo tan azul y sentir las montañas encima tuyo. Dicen que lo del cielo es por la altura y la no contaminación, problema que acá tenemos en exceso…

  9. Vancuer
    10 de septiembre de 2014

    Yo creo que el perro negro, era un extraterrestre vigilando a los humanos que visitan ese lugar, jajaja, asi no mas, corta.

    que lindas fotos, logro sentir el clima, aunque puede ser que me equivoque pero me dio calor, jajajajajaja

    • elblogdealerecargada
      10 de septiembre de 2014

      Jajajaja, no sé, pero ese perro negro era demasiado tranquilo para ser un perro normal.
      Sí, hacía calor cuando había luz, en las noches se ponía helado.

  10. Beatriz
    10 de septiembre de 2014

    Ale, que risa eso de “no sabíamos en lo que nos estábamos metiendo”, me pasó exactamente lo mismo. Hace dos días subí el Huaynapicchu y todavía me duelen las piernas al subir o bajar cualquier escalera en Cuzco (o sea, siempre). No sabia que estaba entre los 10 más peligrosas, de haberlo sabido antes, nica me atrevo.
    Pero todo el esfuerzo realizado en el ascenso se paga con la imponente vista.
    Por los comentarios sobre los pololos debo decir que ambos estamos en muy malas condiciones físicas, pero fui yo la que tuve que esperar un par de veces al susodicho para que tomara aire jajajaj
    Saludos.

    • elblogdealerecargada
      10 de septiembre de 2014

      Jajajajaja, es que nadie te dice que las escaleras son así ni el ascenso es interminable, nadie!
      La vista lo paga todo, da lo mismo el cansancio y la suciedad después.
      En mi caso, tuve que recuperar aire varias veces!

Deja un comentario aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 9 de septiembre de 2014 por en Viajes.

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: