El blog de Ale recargada

Ideas que antes dejaba ir y ahora decidí poner por escrito

Vacaciones en Cuzco – Parte 3

Una de las cosas que más me llamó la atención de Cuzco es su permanente condición turística, a ratos se escuchaban tantos idiomas que parecía la Torre de Babel. Y entre tanto sonido raro, siempre que algún extranjero pedía o compraba una cosa se despedía con un “gracias” en español. Me emocionaba eso, si aprendes a decir precisamente esa palabra en lengua local, significa que el mundo todavía es un lugar bueno…

También me sorprendió lo barata que es la comida, no en todas partes claro. Si uno va a comer cerca de la Plaza de Armas los precios suben (aunque nada escandaloso en comparación con Chile), pero si caminabas un poco o de plano llegabas al mercado, podías encontrar un menú de dos platos a $800 pesos chilenos. ¡Tengo muchas fotos de comida más abajo!

Pero antes tengo que partir con los gatos, porque vi tres y a dos les pude hacer cariño, al tercero no porque estaba en el techo.

Este minino fue mi favorito. Su dueña me contó que se llamaba Saturnino y tal como se ve en la foto, tiene tendencia a dejar llena de pelos la mercadería que está a la venta.

Este minino fue mi favorito. Su dueña me contó que se llamaba Saturnino y tal como se ve en la foto, tiene tendencia a dejar llena de pelos la mercadería que está a la venta.

Este gato fresco me miró cuando lo llamé y hasta posó para la foto.

Este gato fresco me miró cuando lo llamé y hasta posó para la foto. Vivía cerca de la Plaza de Armas de Cuzco.

Gato instalado en los pizarreños.

Gato instalado en el tejado de pizarreños.

En varios puestos y ferias vi esta alfombra de gatitos tejida con lana de alpaca.

En varios puestos y ferias vi esta alfombra de gatitos tejida con lana de alpaca. 

Y ahora entramos en el ítem culinario. Mi primero plato de comida en Cuzco fue

Y ahora entramos en el ítem culinario. Mi primer plato de comida en Cuzco fue este lomo saltado con arroz y papas fritas. Comer después del cansancio del vuelo y el mal de altura fue como revivir.

Ceviche picante, incluso para mí que tengo resistencia.

Ceviche picante, incluso para mí que tengo resistencia.

Degustación de postres varios. El de chocolate era perfecto, la mezcla perfecta entre dulce y amargo.

Degustación de postres varios. El de chocolate era perfecto, la mezcla justa entre dulce y amargo.

Papa a la huancaína.

Papa a la huancaína.

Nunca voy a olvidar este almuerzo porque fue el que comimos luego de escalar el Huayna Picchu. Mis tripas crujían y lo único en lo que pensaba era en carbohidratos.

Nunca voy a olvidar este almuerzo porque fue el que comimos luego de escalar el Huayna Picchu. Mis tripas crujían y lo único en lo que pensaba era en carbohidratos.

Ají de gallina, el más contundente que he probado hasta ahora.

Ají de gallina, el más contundente que he probado hasta ahora.

Esta trucha frita la recuerdo con cariño, porque tenía mucha hambre cuando la sirvieron.

Esta trucha frita la recuerdo con cariño, porque tenía mucha hambre cuando la sirvieron.

Primer plato del menú de $800 chilenos en el mercado: una rebosante sopa de moraya. Yo no lo sabía, pero la moraya es una especie de papa.

Primer plato del menú de $800 chilenos en el mercado: una rebosante sopa de moraya. Yo no lo sabía, pero la moraya es una especie de papa.

Segundo plato del menú de $800 chilenos: tallarín saltado.

Segundo plato del menú de $800 chilenos en el mercado: tallarín saltado.

Paleta de helado de chicha morada que me zampé en Aguas Calientes.

Paleta de helado de chicha morada que me zampé en Aguas Calientes.

Mi última comida en Cuzco fue este tallarín saltado. Sí, eso que se ve encima son papas fritas y luego cocidas junto con todos los demás ingredientes. Podría comer este plato todos los días de mi vida sin ningún problema.

Mi última comida en Cuzco fue este tallarín saltado. Eso que se ve encima son papas primero fritas y luego cocidas junto con todos los demás ingredientes (carne, cebolla morada, tomate, aliños). Podría comer este plato cada día de mi vida sin ningún problema.

Un día fuimos de paseo al Museo del Chocolate, también conocido como "la perdición".

Un día fuimos de paseo al Museo del Chocolate, también conocido como “la perdición”.

Estas barras de chocolate eran la perdición, desde los sabores hasta el empaque.

Estas barras de chocolate eran perfectas, desde los sabores hasta el empaque.

Chocolates de muchas formas y presentaciones diferentes.

Chocolates de muchas formas y presentaciones diferentes.

Cerveza artesanal de chocolates, mis dos pasiones reunidas.

Cerveza artesanal de chocolate, mis dos pasiones reunidas.

Mural explicativo con los pasos del chocolate desde que se extrae de la planta hasta el consumo.

Mural explicativo con los pasos del cacao desde que se extrae de la planta hasta su consumo.

El museo tiene un sector de cafetería y la mesa del balcón fue mi favorita por la vista.

El museo tiene un sector de cafetería y la mesa queda al balcón fue mi favorita por la vista.

Iba caminando por la avenida El Sol y me topé con este mosaico de la antigua Frutillita en una pared. Me gusta porque es tal como yo la recuerdo de cuando era niña, no la versión modernizada que hay existe ahora.

Iba caminando por la avenida El Sol cuando me topé con este mosaico de la antigua Frutillita en una pared. Me gusta porque es tal como yo la recuerdo de cuando era niña, no la versión modernizada que existe ahora.

Un día fui al supermercado para ver las diferencias y la marca de lácteos Gloria tiene un claro monopolio.

Un día fui al supermercado para ver las diferencias y la marca de lácteos Gloria tiene un claro monopolio.

Sección de tés.

Sección de tés.

El mercado de San Pedro es como La Vega, pero por supuesto, con cosas que acá no venden y varias novedades.

El mercado de San Pedro es como La Vega, pero por supuesto, con cosas que acá no venden y varias novedades.

¿Están bien advertidos, ok?

¿Están bien advertidos, ok?

Frutas-

Frutas, varias de ellas acá sólo se dan en verano. Extraño los duraznos.

Verduras varias y por supuesto, el ají rocoto, mi nueva perdición.

Verduras varias y por supuesto el ají rocoto, mi nueva perdición. Los peruanos usan sólo la cebolla morada y creo que voy a empezar a usarlas las escasas veces que entro en la cocina.

Quesos, quesos y más quesos. No compré porque no tenía sentido, pero al caminar por acá se sentía el aroma.

Quesos, quesos y más quesos. No compré ninguno porque no tenía sentido, pero al caminar por acá se sentía el aroma.

Este pasillo era para morirse de diabetes, vendían postres de muchos tipos, me gustaron las jaleas coloridas.

Este pasillo era para morirse de diabetes, vendían postres de muchos tipos, me gustaron las jaleas coloridas.

El pasaje de los chocolates del mercado

El pasaje de los chocolates del mercado. Había tantos y con todos esos colores tan llamativos. Arriba al centro están los dulces de coca.

Esto es chocolate en barra para repostería

Esto es chocolate en barra para repostería. Me mató el cacao a la vainilla.

Más pasta pura de cacao, de haber podido me hubiera traído todos esos envases.

Más pasta pura de cacao, en serio me hubiera traído todos esos envases.

Había un pasaje donde vendían muchas flores de todo tipo.

Había un pasaje donde vendían muchas flores de todo tipo.

Me encanta ver tantos colores juntos.

Esta es la sección de artesanías del mercado. Me encanta ver tantos colores juntos.

Tomé Inka Cola y cerveza Cusqueña, porque aunque en Chile las venden, la cerveza tiene acá otras dos variedades que no conocía: la roja y la de trigo.

Tomé Inca Cola y cerveza Cusqueña, porque aunque en Chile las venden, la cerveza tiene acá otras dos variedades que no conocía: la roja y la de trigo.

Los chilenos deberíamos copiar un poco esta idea de usar hartos colores en la ropa y no andar tan grises por la vida.

Los chilenos deberíamos copiar un poco esta idea de usar hartos colores en la ropa y no andar tan grises por la vida.

Para terminar, creo que lo que más me gustó de los peruanos es el respeto y orgullo que tienen con sus antepasados. No es un sentimiento pedante tipo Pepe Cortisona, más bien respeto y reconocimiento por una cultura que se puede ver en cada parte de la ciudad.

Para terminar con el tema Cuzco, creo que lo que más me gustó de los peruanos es el orgullo que tienen por sus antepasados. No es un sentimiento pedante tipo Pepe Cortisona, más bien es respeto y reconocimiento por una cultura que se puede ver en cada parte de la ciudad aún después de que hayan pasado tantos años. Ahora que aprendí más cosas me sumo a ese sentimiento y agradezco este viaje, todo fue ideal y una tremenda experiencia en todo sentido 🙂

Anuncios

22 comentarios el “Vacaciones en Cuzco – Parte 3

  1. natalia h
    10 de septiembre de 2014

    Tanta foto! Se me olvidan los comentarios a medida que avanzo!

    Se ve demasiado rico el ají de gallina y eso que nunca he comido. Es picante? me tinca. Y el cebiche estaba bien ‘cocido’? Acá no me gusta como hacen el ceviche los peruanos. No me gusta sentir el pescado crudo :/

    100% cacao! Ahí morí. Jajajaja.

    AMO ir a los supermercados en otras ciudades/países. Hay tanta cosa diferente y te puedes tentar porque es barato.

    • elblogdealerecargada
      10 de septiembre de 2014

      No, no es picante el ají de gallina, leve picor totalmente soportable. Pruébalo alguna vez para que salgas de la duda.
      Ah sí, esto tiene pescado crudo, no hay vuelta con eso.
      Síiii, los supermercados son lo máximo, también se pueden traer buenos regalos de ahí.

  2. makitadonoso
    10 de septiembre de 2014

    Me mataste con tantas fotos de comida!!! todo se ve delicioso!! Ligerito mis tripas van a empezar a rugir jajaja.
    Supongo que trajiste varios tipos de chocolates, o no? qué dificil debe ser andar por esos pasillos rodeados de cacao, todos tienen buena pinta…. quiero comida!!

    Increíble que subieras esa montaña, todos los aplausos por ese logro que vas a tener que pegar de alguna manera en tu refrigerador para que nunca se te olvide que puedes hacer cualquier cosa… en serio, bravoooo. y subiendo te dió vertigo? igual las escaleras se ven bien peligrosas :S

    • elblogdealerecargada
      10 de septiembre de 2014

      Sí, traje hartos chocolates, no te lo voy a negar.
      Ojalá a estas alturas ya hayas almorzado y bien.
      Me traje un magneto de Perú, pero no de la montaña. No importa, tengo muchas fotos.
      No, no me dio vértigo, pero si mirabas para abajo igual se dimensionaba el peligro. Es que si sufriera de vértigo no podría vivir en mi piso 20 tampoco…

  3. Jessica
    10 de septiembre de 2014

    Tanta comida rica y chocolate y café y ñam, ñam, ñam. Además los envases son muy bonitos. Y lo mejor es que todo es tan barato, no sé como la gente allá es delgada (según recuerdo no vi gente gorda).
    Que linda la frutillita, es verdad que es “the real”, y no como la que hay ahora. ¿Probaste las chirimoyas? es que no sé porque yo creía que era chilena, buuu, y las paltas de allá son gigantes, pero no las encontré tan sabrosas como las de acá.
    Ese museo del chocolate de verdad que debe ser la perdición. En todo caso, aquí hay una cerveza con chocolate, es de marca volcanes, por si te baja la nostalgia 🙂

    • elblogdealerecargada
      10 de septiembre de 2014

      Yo tampoco vi gente gorda u obesa y me llamó la atención. Después lo pensé y la comida es mucho más sana y variada que la nuestra, harta legumbre, harto cereal y frutas.
      Probé un jugo con chirimoyas y naranjas exquisito. Tienes razón, las paltas chilenas son siempre las mejores.
      Ohhh, voy a buscar esa cerveza, esta es la época ideal además para probar marcas nuevas, gracias!

      • miracolina
        10 de septiembre de 2014

        Creo que no hay gente gorda por el esfuerzo de altura y que todo tiene escaleras jajaj

  4. miracolina
    10 de septiembre de 2014

    Te comencé a seguir hace un par de semanas, y me mataste con la historia de cuzco, hace un par de años me fui un mes a Perú y bolivia. Y me dio dieron ganas de volver. Espero que haya sido una súper experiencia. Aunque subir a hidro en auto y no en tren es una experiencia religiosa. Cariñoa

    • elblogdealerecargada
      10 de septiembre de 2014

      Bolivia también debe ser bonito, me gustaría conocerlo algún día. Si alguna vez lo hago te pediré datos.
      Fue totalmente una buena experiencia, eso es lo más gratificante de los viajes. Yo quería el tren primero porque me encantan y segundo, no quería llegar tan molida a subir el cerro, no me arrepiento de nada!
      Muchas gracias por seguirme 🙂

  5. marieantoinette09
    11 de septiembre de 2014

    Siendo las 1.45 am, se me antoja un lomo saltado, no sabis’ como, jajajaja. Demasiado yummys tus fotos culinarias!!!
    ¿No encontraste muy dulce los postres? Creo que te he comentado que la vez que fui a la “entradita por el sur” de Perú, me zampe un suspiro limeño que tuve que dejar a la mitad, porque era demasiado demasiado dulce, pero obvio que exquisito.
    Tengo unas ganas de probar la cerveza-chocolate, mi única opción “realista” es el bierfest, pero ni idea si ire, jajajaja.
    ¿Y compraste tecitos? Hace poco en una feria costumbrista, compré un tecito de piña boliviano y no me gustó mucho. Aún queda uno por ahí. 😦
    La marca Gloria, la he visto en Chile. Estoy casi segura.
    Yo igual recuerdo así la Frutillita, pero igual me agrado su versión actual, jajaja.
    El helado de chica morada, se ve muy refrescante! ¿Era rico su sabor? A mi la única chicha que me gusta es la de uva. ¿Es de eso u otro fruto exótico? Aaaay que soy preguntona, sorry, jajaja.
    Es verdad lo último que escribiste. Ojala nosotros tuviéramos aunque fuera un poco de ese orgullo por lo originario… el problema es que al parecer nuestras bases culturales, se sentaron en la “mala memoria”.
    Me gusto tu viaje 😉
    Abrazos!!

    • elblogdealerecargada
      11 de septiembre de 2014

      ¡Qué tarde estás despierta! Jajajaja, a esas horas yo duermo profundamente.
      Sí compré tés, por supuesto que sí, Y Gloria está en Chile, venden latitas en casi todas las tiendas peruanas y también en La Vega.
      A mí no me gusta mucho la versión actual de Frutillita, pero entiendo que había que renovarla por las niñas de ahora…
      Era chico el helado de chicha morada, dulce pero no hostigoso.
      Tal como dices, nuestras bases culturales están unidas a la izquierda y eso ha sido pésimo, porque a fin de cuentas todos compartimos la misma raíz…
      Qué rico que te haya gustado, a mí también.
      ¿Y tu blog????

      • marieantoinette09
        11 de septiembre de 2014

        Ale!!
        Me llamo mucho la atención eso de unido a la izquierda… ¿A qué te refieres? Me bajo la deformación profesional, sorry.
        Mmmm.. mi blog, ya volvera. Partio todo como desanimo y hoy no se que “excusa” ocupar, jajajja. Igual extraňo escribir.
        Abrazos!

    • mikimikita
      11 de septiembre de 2014

      La chicha morada se hace de choclo morado 🙂 nada exótico, pero muy rica!

      • elblogdealerecargada
        11 de septiembre de 2014

        En La Vega de Santiago venden ese choclo morado, creo que voy a comprar!

  6. carobeatriz
    11 de septiembre de 2014

    Que maravilloso todo lo que cuentas Ale, y las fotos lo plasman muy bien, desde las verduras y frutas coloridas, hasta los gatuchis lindos hermosos…ellos no podían faltar, cualquier estrés Saturnino 😀 …..Ahora que ví las llamas esas de artesanía recordé una que me trajeron de regalo cuando niña, justamente de Perú, la tuve por años de años, ni idea que habrá pasado con ella. Lo otro que me encantó fue la alfombra de gatos, me la habría traído sí o sí. Y ni hablar de esa delicia con tallarines, son las 10 de la mañana y se me hizo agua la boca con solo mirar la foto :-O

    • elblogdealerecargada
      11 de septiembre de 2014

      Sí Saturnino tiene una vida agotadora y terrible, me dio pena, jajajajaja.
      A mí me gustó la alfombra de gatos, pero el fondo color blanco crema no me tincó mucho, sólo por eso no la compré.
      Muchas veces me he preguntado qué pasó con cosas que cuando era niña me encantaban, no sé en qué minuto dejaron de ser parte de mi vida, no recuerdo si se rompieron, las botaron o qué.

  7. elyz
    11 de septiembre de 2014

    amé tus fotos!! hermosas todas!
    Esa mantita de gato…me la hubiese comprado, muy linda. Y tus fotos de comidaaaaa, si bien hay muchas cosas que no consumo, en las fotos todo se ve apetitoso, dan hambre jijijiji.
    Hermoso viaje y que bueno que subas hartas fotos para las que no conocemos Perú 🙂

    • elblogdealerecargada
      11 de septiembre de 2014

      Gracias, qué bueno que te gusten las fotos.
      La comida se ve tan rica que me la comería de nuevo sin problemas.

  8. Ale
    11 de septiembre de 2014

    Me llamó la atención el chocolate con quinoa, cómo será? Muestras un montón de cosas y no dices si compraste algo. Yo hubiera comprado hartos souvenirs seguro, pero con la comida soy cuidadosa… esa sopa que muestras ni aunque fuera a $100 la pruebo, soy medio Mafalda con esas cosas jajaja, pero los tallarines salteados me tincaron, claro que ojalá que no fueran picantes. A mí el picante me mata el sabor, lo odio un poco. El resto no sé, creo que hubiera aprovechado de comer hartas frutas ricas que acá no hay y comprar en el súper cosas de marcas peruanas.

    • elblogdealerecargada
      11 de septiembre de 2014

      No compré chocolate con quinoa pero debe ser rico, me traje el de sal de Maras y es una mezcla extraña, dulce con salado.
      Sí traje sourvenirs, en el post del jueves muestro una foto con lo que compré.
      Yo amo el picante, somos todo lo contrario, sentir calor en la boca es lo máximo para mí.
      Yo hice exactamente lo que mencionas tú al final!

  9. mikimikita
    11 de septiembre de 2014

    Muero de hambre y eso que almorcé hace menos de una hora…
    El lomo saltado es mi favorito plato con carne de la vida, y con las infaltables papitas al lado SUFRO!!

    El gato que va de pensionista a la casa de mi papá se llama saturnino… pensé que era el único en el mundo.

    • elblogdealerecargada
      11 de septiembre de 2014

      Que viva siempre el lomo saltado y esas papas.
      Me da risa ese nombre para un gato, es largo y suena como de personalidad tan importante!

Deja un comentario aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 10 de septiembre de 2014 por en Viajes.

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: