El blog de Ale recargada

Ideas que antes dejaba ir y ahora decidí poner por escrito

Estamos muy ocupados para pensar

IMG_20140905_155412127La idea de este post nació luego de leer un artículo en el diario al que le encuentro toda la razón: tenemos la agenda tan colapsada y el tiempo es tan escaso que apenas tenemos unos minutos para pensar tranquilos.

Es verdad, si no estamos ocupados en el trabajo, vamos atrasados a alguna parte, usando los ratos libres en el gimnasio, leyendo, chateando o en cualquier otra cosa. Las típicas horas muertas que uno tenía antes en el trayecto de la micro o metro, o esperando que el dentista nos atendiera, ahora están llenas con el smartphone y sus múltiples posibilidades.

Y lo que dice el artículo es que a veces conscientemente evitamos la introspección, porque eso significa quedarnos solos y empezar a darle vueltas obsesivamente a lo que está mal en nuestras vidas, lo que realmente pensamos cuando no estamos subiendo estados a Facebook o fotos lindas a Instagram (que no condeno, porque yo también hago!). El tema es compatibilizar ambas cosas y dejar que llegue a nuestra mente eso que no queremos mostrar, dice el estudio: relaciones difíciles, fracasos personales y profesionales, problemas económicos, preocupaciones de salud, etc.

Esta es la cita que me hizo click: “Una explicación de por qué la gente se mantiene tan ocupada y preferiría mejor administrarse un choque eléctrico es porque está tratando de evitar esa clase de cosas negativas”.

Qué fuerte.

Al final del reportaje hay otra frase que me gustó mucho: “Sentir lo que sientes es una habilidad que se atrofia si no la usas”. Y como plus, los expertos dicen que una mente ociosa es un crisol de creatividad: “El procesamiento mental ocioso fomenta la creatividad porque imaginar tu problema cuando no estás en él no es igual que la realidad”.

Así que hay que ponerse a pensar. Estar ocupado puede evitar que aparezca la tristeza, pero al mismo tiempo estamos matando la posibilidad de superarla con cosas buenas.

¿Ustedes piensan? Yo sí, harto. Pero no me funciona hacerlo quieta o acostada porque me quedo dormida en dos segundos. Mi lugar favorito para pensar es paseando por el parque, especialmente el Balmaceda cuando camino del trabajo a mi casa. La mente vuela entre árboles y hojas verdes, es lo mejor.

¿Cómo no se va a inspirar una en lugares así?

¿Cómo no se va a inspirar una en lugares así? Este parque me gusta mucho más que el Forestal.

Anuncios

15 comentarios el “Estamos muy ocupados para pensar

  1. carobeatriz
    2 de octubre de 2014

    Yo pienso en las noches, cuando mis hijos duermen y ya estoy tranquila……yo soy de esos bichos raros que vive perfectamente sin estar pegada al celular ni al computador, cuando ya me voy a acostar aveces escribo incluso, como catarsis, pequeños desahogos en una libreta chica. Pero ahí como que me baja la pena, la preocupación. Por estos días quisiera, conscientemente, no pensar tanto, o no acordarme de ciertas cosas que me están generando algo de inquietud en mi trabajo, por ejemplo, pero no hay caso ahí están las preocupaciones otra vez, las inseguridades, etc. Ahí trato de ver lo que llaman el vaso medio lleno y no el medio vacío, de ser más práctica y no tan sentimental, etc. ….pero me cuesta. Anoche estaba en eso, comenzando a desvelarme, y llegó mi Josefi a ronronear al lado. Mejor nos pusimos a dormir.

    • elblogdealerecargada
      2 de octubre de 2014

      Me gustó tu comentario, te imaginé pensando hasta que llegó la gatita. No hay nada más relajante que un ronroneo cerca tuyo.
      Yo tengo ideas similares a las tuyas por estos días y también trato de ver el vaso medio lleno aunque a veces cueste.

  2. natalia h
    2 de octubre de 2014

    Me recuerda a la película Sabrina, cuando arriba del jet Harrison Ford se pone a trabajar y Sabrina lo mira onda O_o y él muy “hay que trabajar porque no hay tiempo” y ella le dice “y qué pasó con el tiempo que ahorramos al tomar el jet?” O algo así.

    Estoy de acuerdo con el artículo en todo caso, eso de que la gente no piense para no enfrentar las cosas negativas. A mi me gusta pensar. Camino por la ciudad sin escuchar música, voy solita conmigo y no tengo problema. Cómo me voy a conocer si no me hablo? Además, así puedo ver a la gente y putearla tranquila jaja. (a los que caminan muy lento y por la mitad de la vereda, a los demás los quiero).

    • elblogdealerecargada
      2 de octubre de 2014

      No me acuerdo de esa escena de Sabrina, parece que no significó mucho para mí.
      Eso pienso yo… ¿si una no es capaz de hablar consigo misma, cómo hacerlo bien con el resto?
      A veces camino con música y a veces siento que me pesa, entonces voy sola pensando.
      Ah, a mí me molestan los que caminan lento y tomados de mano, ocupando toda la calzada egoistamente!

      • natalia h
        2 de octubre de 2014

        Jaja, es lo único que recuerdo de la película. Mejor la original.

        Me ha tocado esos grupos de a 4 que caminan una al lado de la otra, leeeeeeeento, ocupando toda la calle. Hermoso.

  3. Ale
    2 de octubre de 2014

    Es tan cierto… Quisiera tener más horas muertas para pensar un poco, aunque mientras trabajo yo pienso igual, pero me interrumpen, ay esa gente odiosa no? Ese parque es bonito, pero para mí el Forestal tiene una magia que no tiene el otro porque tiene memorias emotivas asociadas.
    😉

    • elblogdealerecargada
      2 de octubre de 2014

      Sí, o interrumpe la gente, o suena el celular y una se distrae… no es fácil.
      Ah, si tienes memorias obvio que es más importante para ti ese parque, sin discusiones!

  4. Jessica
    2 de octubre de 2014

    Pucha, no tengo tiempo, tengo tantas cosas en que pensar, que cuando llega la noche necesito desconectarme e intentar caer en los brazos de Morfeo. Y es que soy tan ansiosa que incluso cuando estoy pensando en una cosa, se me meten otras entremedio y tengo que hacer listas de cosas por orden de prioridad. Pero es cierto eso de que conversamos poco con nosotr@s mism@s y nos hace falta hablarnos más, y de paso hacernos un cariño.
    Y amo el parque Forestal, fue el parque de mi infancia y adolescencia, lo extraño.

    • elblogdealerecargada
      3 de octubre de 2014

      Suenas un poco estresada con tantas cosas, ojalá te llegue un poco de relajo.
      Qué bueno eso de hacerse un cariño, es necesario también.
      Ah, con razón quieres tanto al Parque Forestal, esa época está llena de recuerdos!

  5. marieantoinette09
    3 de octubre de 2014

    Yo pienso caleta y a veces eso también es negativo, jajaja. Y claro, es porque tengo demasiado tiempo libre.
    En general, soy bien pasarrollos, lo pienso, lo medito, trato de tomar buenas decisiones, pero a veces me gustaría dejar de pensar cuando a lo que le estoy dando vueltas es algo que me hace daño.
    A mi, hay un red social, que me estaba haciendo pésimo abrir: facebook. Después de intentar cerrarla, cache que lo mejor que podía hacer, era bloquear a cierta persona que me hacia daño ver (no podía eliminarla, porque era familiar y si lo hacía, desataría la tercera guerra mundial). Y te puedo decir que han sido las dos semanas más estables de mi vida y si, después de eso te digo que sirve caleta pensar y tomar decisiones con la cabeza fría.
    Cuando era una mujer mega ocupada, el ratito que más amaba pensar era el trayecto de la casa a la U. Lo amaba! era mi tiempo favorito. Ahora ocupo ese tiempo leyendo, jajaja.
    Usaste una palabra que me encanta: crisol! 😀 Que lindo fue leerla y recordarla!
    Abrazos!

    • elblogdealerecargada
      3 de octubre de 2014

      Exactamente, irse al otro extremo y pensar demasiado tampoco hace bien, sobre todo eso de darle mil vueltas a un mismo tema.
      Yo también tiendo a eso a veces y más encima en la noche, donde dicen que es lo peor porque nos ponemos más pesimistas que en la mañana.
      Muy sano lo que hiciste con Facebook si sentías que te ponía mal.
      Ay, es linda esa palabra, crisol. A mí me gusta umbral. Estoy anotando en una libreta mis palabras favoritas porque después quiero hacer algo con ellas.
      Saludos y buen fin de semana!

  6. andrealarrabe
    4 de octubre de 2014

    No puedo estar más de acuerdo y este post me llegó como anillo al dedo. Es incómodo pensar y sentir lo que sientes, porque entonces ya no puedes esconder las cosas que están mal en tu vida y que no te hacen feliz. Yo estoy en el otro extremo: tengo tantas horas para pensar, ya sé lo que está mal, y ahora solo debo trabajarlo (una misión bastante grande, pero tengo fe en lograrlo). Siento que son muchas las personas a las que todavía les falta despertar, dejar de seguir la masa y hacer un trabajo personal de descubrir quiénes son y cómo realmente quieren vivir sus vidas.

    • elblogdealerecargada
      6 de octubre de 2014

      Sí… eso mismo, cuando tienes claro lo que está mal en tu vida, no queda otra que enfrentarlo porque si no te atormenta todos los días.
      Yo creo que todos tenemos misiones o cosas por superar, todos los que hemos pensado sobre eso al menos… Entiendo tu parte de estar al otro lado y tener más tiempo para meditar, lo que tiene su lado bueno y también su lado negativo si uno se obsesiona mucho…

  7. Victoria
    6 de octubre de 2014

    Hay mucha de razón en lo que has escrito, supongo que la tecnología ha matado la comunicación real,con el resto y con uno mismo, vas a una estación de metro y todos, absolutamente todos están con sus celulares revisando maniacamente instagram, facebook y cuanta red social existe, le comentaba eso a mi mamá el otro día y me decía “se perdió eso de entablar conversación casual con alguien mientras esperan porque ya todo el tiempo ‘muerto’ se llena con la pantalla del celular” y sí, es cierto. Estamos inmersos en la era de la distracción y supongo que es fácil dejarnos llevar por eso…

    En lo personal creo que siempre he sido una de esas “que piensa mucho”, una vez me dijeron “tu mente es como un casette interminable, tus pensamientos no acaban, no dejas a tu mente descansar” hahaha y soy de las que necesita visceralmente momentos de silencio y tiempo para mi. Quizás porque va ligado a lo que me dedico como profesión, pero no me es difícil estar sola y pasear por lo que ronda en mi cabeza… a pesar de todo el estres frenético que puesta estar viviendo (como ahora).

    Interesante tema has propuesto (:
    un besazo!

    • elblogdealerecargada
      6 de octubre de 2014

      Sí, ese es uno de los puntos negros de la tecnología, llenó los espacios que antes usábamos para pensar. Igual no es culpa de la herramienta, sino cómo uno la utiliza.
      Por lo que describes eres introvertida como yo, con esa necesidad de estar sola al menos un rato cada día para procesar todo lo que pasa, ni siquiera es necesario hablar…

Deja un comentario aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 2 de octubre de 2014 por en Todo lo demás.

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: