El blog de Ale recargada

Ideas que antes dejaba ir y ahora decidí poner por escrito

Juguetes-fantasmas de las navidades pasadas

El de hoy es un post nostálgico, sobre todo porque los noticieros y los catálogos de revistas nos recuerdan todo el tiempo cuáles son los regalos más demandados por los niños en esta Navidad y cuando nosotros éramos chicos no existían los niveles de publicidad que figuran ahora. Si alguien no sabe quiénes son las Monsters High, Los Vengadores o Max Steel,  o vive en una cueva o el tema de verdad no le importa.

Hice un ranking con los juguetes que estaban de moda hace… harto tiempo ya. (Nota: todas las fotos las busqué en internet)

papermateplumonitos

Plumoncitos de Paper Mate: Yo creo que mi primera obsesión en materia de papelería, los primeros lápices que recuerdo haber querido con locura fueron los plumoncitos de Paper Mate. Era una cajita amarilla con cubierta transparente que traía dentro 6 o 12 lápices de tipo plumón delgados y que no medían más de 10 centímetros. Los colores eran brillantes y lo mejor de todo era el lápiz blanco que borraba cualquier error que hicieras con los demás. Lo más parecido a la magia que recuerde. Siempre que he pensado que Paper Mate podría ponerlos de nuevo a la venta y les iría súper bien, yo me los compraría sin dudar.

poniesssMy Little Pony: Caballos de colores pasteles y pelo para peinar. Yo sé qué veía algunos capítulos pero si ahora me lo preguntan no tengo idea cuál era el drama de My Little Pony en la serie, contra quién peleaban, quién les quería arrebatar su mundo de algodón y felicidad. Me pasa lo mismo con Los Cariñositos, no me puedo acordar de los conflictos. Sólo recuerdo que eran lindos y los quería tener en mi casa para jugar con ellos y hacerles trenzas en la cabeza.

pinponPin y Pon: Yo adoraba estos muñequitos y me acuerdo que para una Navidad me regalaron un set y fui materialistamente feliz. Creo que fue uno de los juegos donde más desarrollé mi imaginación porque les armaba las tremendas historias a los Pin y Pon. Primero eran una pandilla súper unida y luego se peleaban, uno desaparecía, los otros salían a buscarlo y se encontraban con nuevos amigos, peligros, anécdotas y varias cosas más. Ese gusto por las figuritas tipo miniatura la mantengo hasta ahora, así que merece un post aparte.

Thundercats_ToysThundercats: Los felinos cósmicos eran lo máximo, de partida porque eran gatos humanoides y peleaban contra Mumm-ra, un enemigo asqueroso tanto es su formato momia como en su conversión a bestia verde. Siempre quise tener la figurita de Leon-o, Cheetara o Tigro, pero jamás nadie me las regaló, supongo que porque era más juguete de niño que de niña. Lo más cerca que estuve de los Thundercats era cuando mi primo me prestaba el suyo y me encantaba, porque venía con la espada del augurio (para ver más allá de lo evidente) y si uno apretaba el botón que Leon-o tenía en la espalda, los ojos se le ponían rojos. Lo que sí tuve fue el álbum, algo al menos. Además los Thundercats deben tener la mejor intro en la historia de los dibujos animados, si quieren oírla dejo el link AQUÍ.

biciBicicleta: Al fin una cosa que compartimos con los niños de hoy en día, todos en algún momento pedimos una bicicleta de regalo y era tradición estrenarla el 25 y los días siguientes. A mí me regalaron una bicicleta Bianchi roja cuando todavía no dejaba de usar las cuatro ruedas, así que me acuerdo que pasé todo ese verano aprendiendo mientras daba vueltas interminables en la plaza que quedaba a dos cuadras de mi casa. Por supuesto que varias veces me caí, perdí el equilibrio y me saqué sangre en las rodillas, ese tipo de heridas que deja una costra tremenda que demoraba como un mes en salir. Era lo peor el trastorno obsesivo-compulsivo de saber que estaba ahí y no poder sacarla, reconozco que varias veces aceleré el proceso.

Anuncios

23 comentarios el “Juguetes-fantasmas de las navidades pasadas

  1. makitadonoso
    11 de diciembre de 2014

    Nostalgia!!
    Ahora hay tanta variedad de juguetes que los niños tienen que pedir todo bien especificado porque hay un montón de cada cosa.

    Recuerdo los cariñositos, vivían en las nubes y al igual que tu, no recuerdo de que iba la historia xD

    • elblogdealerecargada
      11 de diciembre de 2014

      Exacto, ahora tienes que dar pelos y señales porque a veces un mismo juguete tiene decenas de sub-variedades.
      Eso! Vivían en las nubes y tenían el poder que salía en el dibujo del estómago, es todo lo que recuerdo.

  2. Vancuer
    11 de diciembre de 2014

    Los papermate eran mi obsesion, recuerdo el comercial donde mostraban que el lapiz blanco borraba, la niña pintaba un auto rojo y decia “rojo y de puntos blancos”.. el hermano la miraba con cara de “estupida, ya pintaste todo rojo” y ella saca el lapiz magico y chan…. oooooooooo, amaba esos lapices…

    yo tengo un amor cover con los ponnys, porque mi chanchi mira la serie nueva, que trata sobre el poder de la amistad, la magia de la amistad, no me acuerdo si la serie original era parecida, pero esta me gusta…

    me gustaron tus recuerdos

    • elblogdealerecargada
      11 de diciembre de 2014

      Yo no recuerdo el comercial pero me dio risa tu descripción del hermano, jajajaja. Lo malo del lápiz blanco es que muy pronto quedaba del color que borraba y como era el más usado, se gastaba rápido.
      No sé nada de la serie nueva de los ponys, pero creo que siguen igual de colorinches. Tampoco sé si tratan de lo mismo, pero al parecer se mantiene la esencia.

      • Vancuer
        11 de diciembre de 2014

        yo tengo una fascinacion extraña por los comerciales, jajajajajaja

        yo solo se porque a porota le encanta, bueno, a mi tambien, jajajajaja… son entretes y menos amorosas, mas choriflays…

  3. natalia h
    11 de diciembre de 2014

    Yo tuve Pin y Pon!! Mi mamá me compraba de vez en cuando, yo creo que le gustaban más a ella que a mi. Jajaja. Y como no nos gustaron nunca las barbies, me regalaba Pin y Pon. Los había confundido con las Polly Pocket pero no, eran Pin y Pon.

    Encuentro que los juguetes ahora son tan refomes. No sé, yo jugaba con las autopistas de mi hermano. hacíamos unas monstruosas que hacían que los autos saltaran a kilómetros de distancia por el espacio sideral! Veía muchos monos animados, también.

    • elblogdealerecargada
      11 de diciembre de 2014

      Yo creo que muchas veces pasa eso con los papás, regalan cosas con las que les hubiera gustado jugar a ellos.
      Eran cabezones los Pin y Pon y tenían el pelo de colores distintos.
      Yo tampoco le hallo mucha gracia a algunos juguetes que venden ahora. Y los monos animados que vi son parte de lo que soy ahora, tengo tantos buenos recuerdos de capítulos.

  4. Ale
    11 de diciembre de 2014

    En el envase dice “PLUMONITOS” en todo caso, pero nunca los vi. Para mí siempre fueron lápices scripto.
    No tuve obsesión por juguetes que me acuerde. Con las muñecas que me llegaron fui feliz y todavía las recuerdo y con los libros también, pero lo que recuerdo que pedía obsesivamente era un juego de batería de cocina de juquete con una tetera igual a las de verdad, pero en miniatura y eso me llegó y fui feliz.
    Los thundercats me recuerdan a He-man, no tengo idea de qué se trata la historia, tampoco la de los ponys y el otro día me acordé de los los little twin stars, pero no sé si tenían serie o no.

    • elblogdealerecargada
      11 de diciembre de 2014

      Lo sé, al parecer la foto es de otro país sudamericano, pero juro que acá se llamaban Plumoncitos, lo recuerdo muy bien.
      A mí no me regalaban libros, esos me los tuve que comprar yo después. Imagino tu cara con la batería de cocina.
      Los Thundercats venían de otro planeta y tenían que pelear por su sobrevivencia.
      Acabo de googlear a los Little twin stars y tampoco me suena que hayan tenido su serie.

  5. VeronicaEarthling
    11 de diciembre de 2014

    El plumón blanco de paper mate me trajo recuerdos, pero creo que era muy chica en ese entonces. Yo soy un poco mix, porque nací cerca de los 90, pero mi hermana es del 80, entonces mis juguetes favoritos son muchos de los que ella me heredó. Tenía una espada del augurio que tenía como confetti adentro y me encantaba, también me gustaba mucho un popples que tenía y sus peponas. Hasta grande nos peleamos por la propiedad de las peponas, porque si bien eran de ella, cuando creció las dejó tirada y me las pasaron a mi. Aún es un tema no resuelto y delicado. Lo que amé con todo mi corazón y también era de mi hermana eran las requetepatitas: eran la belleza máxima para mi. Cosas que yo tuve por mi cuenta eran las polly pocket, que eran lindas,pero no les encontraba gracia. Muchas barbies que no pesqué y los transformers y autitos, esos sí que eran bacanes ^_^.

    • elblogdealerecargada
      11 de diciembre de 2014

      Ah, eres más pequeña. ¡Sí! Las espadas de antes tenían confetti y ese líquido extraño, el mismo de las bolas de nieve.
      Si es tema delicado… ¿no se las pueden dividir?
      ¡Yo también tuve requetepatitas! Nunca fue tan largo porque para eso tenías que canjear muchas piezas, pero con la cabeza y un par más bastaba.

  6. carobeatriz
    11 de diciembre de 2014

    Este fue un cachetazo a los años 80 ….que increíble regreso a la infancia. Yo amaba a los Cariñositos igual, y habían otros osos de peluche cuyo nombre no recuerdo que se transformaban en una pequeña mochila….eran tan lindos !!
    Yo recuerdo con especial cariño un libro de cuentos que me trajo el viejito pascuero, era La Bella Durmiente, era de una editorial española creo, de tapas y páginas duras color negro, y las ilustraciones eran llenas de color, como fotos de muñecos de trapo o similar….lamento en el alma no haberlo guardado 😦

    • elblogdealerecargada
      11 de diciembre de 2014

      Sí, sé de lo que hablas pero tampoco recuerdo el nombre exacto. Anita en “Los 80” usa una de esas mochilas, tenían colores más fuertes que los de Los Cariñositos, que era casi puros tonos pastel.
      Eso pienso, podríamos haber guardado esas cosas, una no vislumbraba el valor sentimental que podrían tener en la adultez.

  7. carobeatriz
    11 de diciembre de 2014

    Ah !! y los thundercats ….igual, los amaba, aunque nunca tuve ningún juguete, a Chillán yo creo que en esa época jamás habrían llegado, no había mall ni tiendas ni jugueterías grandes….pero no me los perdía en la tele, hasta pailona grande ya…Creo que amo a todos los gatos/felinos, como por defecto jajaj

  8. katiskat
    11 de diciembre de 2014

    ooooooo pin y pon!!!!! se me había olvidado que existían!!!! PUCHA Q ESTAMOS VIEJAS! jajajaja

  9. marieantoinette09
    12 de diciembre de 2014

    Pucha Ale, no recuerdo que haya visto ninguno de los juguetes que nombras, jajajaja, pero te puedo decir que los plumoncitos me traen recuerdos de los “Jovi, rhein, jovi rhein, todo me sale y me sale bien” (la canto mientras te escribo esto, jajajaja).
    Yo recuerdo eso sí, que los cariñositos a veces se intrometían en problemas terrenales. No se si estaré confundiendo historias, pero cuando era chica, siempre que tenía un “problemilla”, pensaba en ellos para que me salvara de alguna situación, muajajaja.
    A mi hay un regalo simplón, pero que sí me marco… era una pulsera de minnie (de chica po!). Recuerdo haber abierto todos los regalos de la navidad del ’96 y dije “pucha, parece que al viejito se le olvidó uno :(” y mi mamá me dice “busca bien” y ahí, pequeñito en un sobrecito estaba. Aún no olvido mi cara de felicidad, cuando la vi. Y bueno, desde ahí me gustan las pulseras y tengo un TOC con ellas, muajajajaja.
    A mi me regalaron la bici en la navidad del ’92 (tenía 3 y medio), pero me da pena acordarme de esas navidad, porque siendo bien chica, recuerdo a mi mamá llorando abrazada a mi papá, al sonar las 12. Más tarde comprendí, que era porque presentían que esa sería una de las últimas navidades de Daniela.
    Abrazos!!

    • elblogdealerecargada
      12 de diciembre de 2014

      Es que tú eras más niña, por eso no lo recuerdas.
      Por supuesto que me acuerdo de los Jovi Rhein y esa canción tan pegajosa, creo que todo el mundo podría tararearla.
      Ahhh, entonces con esa pulsera comenzó todo, jajaja.
      Todas las navidades tienen memorias, algunas tristes y otras alegres, eso es inevitable.
      Cariños y buen fin de semana.

  10. furtivaa
    12 de diciembre de 2014

    que lindos los pequeños pony! creo que tuve 2, me encanaba peinarlos aunque tuvieran poco pelo… jejeje 😉

  11. mikimikita
    12 de diciembre de 2014

    No sé si es porque soy un pelín más chica (solo un pelín) o porque a Copiapó no llegaban esas cosas que no me acuerdo de muchas… (Cuando yo era chica en Coppó había solo TVN y C13, el mega llegó como el 94 con un comercial de cocacola congelado por tres días en la pantalla, fue un suceso, todo el mundo hablaba de eso)

    Los cariñositos luchaban contra “Sin Corazón” que era malo y no sabía del amor y la felicidad po Ale, cómo no te vas a acordar!!

    Tuve una monita que se llamaba Bonnie y era parecida a Pin Y Pon, mi set traía un carrusel y con mis primas armábamos mundos gigantes porque eran baratos parece y todas teníamos varios.

    La bici!! La mía era una oxford amarilla con verde y me creía la más superchica con el pelo al viento (tenía como 5 años) recuerdo las costras y aun tengo cicatrices (la superchica se sacaba la mugre también)

    No tuve Thundercats, ni mis primos tampoco, pero los veía y obvio que era Cheetara. Una vez con una prima nos subimos a un árbol a invocar a Mumm-ra (ay la niñez) y justo salió un viento atroz que nos hizo bajar muertas de miedo y correr a escondernos en la casa…

    Amé con el alma este post, es que me acuerdo de tanta tontera junta y es imposible no reír…

    • elblogdealerecargada
      12 de diciembre de 2014

      Un pelín no más pues, jajajaja. Quizás no llegaban todos estas cosas a regiones no más.
      Así que ese era el nombre del villano de Los Cariñositos, jajajaja, muy elocuente.
      Qué lindo haber tenido una bicicleta amarilla con verde!
      Yo también me creía Cheetara, muy irónico porque siempre he sido mala para correr. Qué buena tu historia del árbol, a mí también me hubiera dado mucho miedo ese viento 🙂

Deja un comentario aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 11 de diciembre de 2014 por en Todo lo demás.

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: