El blog de Ale recargada

Ideas que antes dejaba ir y ahora decidí poner por escrito

A qué jugábamos cuando éramos niñas

IMG_20141118_192227314Ad portas del 25 de diciembre tengo otro post del recuerdo, es que veo tanto énfasis en la infancia por todas partes que me puse a pensar con qué cosas me entretenía antes. Esta vez no son juguetes, sino que juegos.

No tuve compañía hasta los 4 años, después nació mi hermana y debí esperar un tiempo para que creciera y fuera una compañera apta para jugar y también pelear. ¿Quién no ha peleado con sus hermanos alguna vez en la vida? Se nos pasaba rápido eso sí, siempre volvíamos a ser amigas.

Y hacíamos hartas cosas divertidas, acá tengo una lista de las que más nos gustaban:

Cajera: Me gustaría entender la fascinación de los niños por manejar plata (aunque sea falsa) y dar vuelto. Nosotras buscábamos frutas en la cocina, pedíamos permiso para usar algunas cosas de la despensa y armábamos un intento de supermercado turnándonos entre ser la clienta y la cajera. El momento de máxima alegría era cuando teníamos que cancelar la compra y la clienta pagaba de más.

Secretaria: Este es otro clásico, tener una mini oficina y dárselas de mecanógrafa, tomar apuntes, corchetear hojas y timbrar papeles. Creo que tiene que ver con el look que nos mostraban de las secretarias, su traje perfecto, lentes y ¡bingo!, la posibilidad de usar cosas de papelería. Trabajar en la vida real como secretaria y cajera –sobre todo estas últimas- no siempre es tan bonito como lo veía yo cuando era niña, muchas veces son mal pagadas y les tocan turnos larguísimos. Eso está pésimo y es un problema que se extiende a muchos oficios, es una de las cosas que deberíamos copiar de EEUU, donde les pagan por hora y se valora lo que hacen.

secre

Muñecas: Acá tuvimos siempre serios conflictos. Los hermanos chicos suelen ser más desordenados y al lote, en cambio a mí me gustaba (gustan) las miniaturas y cosas propensas a perderse. Mi hermana no estaba ni ahí con dejar todo tal como estaba y yo era al revés, entonces nos enojábamos porque ella había ensuciado la muñeca o le había perdido alguno de los vestidos.

Gymkana de ropa: De los juegos que recuerdo, esta era el más entretenido de todos. Buscábamos mucha ropa y armábamos dos montones, luego nos dábamos cinco minutos de tiempo y teníamos que ponernos encima la mayor cantidad posible de cosas. Engordábamos mucho con tantas chaquetas, poleras y pantalones. Por supuesto que luego hacíamos un recuento y ganaba la que tenía más ropa puesta.

Coleccionar álbumes: Esto era más solitario, pero igualmente emocionante. Creo que nunca completé un álbum, pero sí llegué a la etapa en que me faltaban 10 o 20 láminas. Ahí me aburría porque no tenía sentido comprar y que todas te salieran repetidas (sin contar con que había un claro desequilibrio en la impresión, con algunas que salían a cada rato y otras esquivas como el cometa Halley) pero era muy práctico que tus compañeras de curso anduvieran en la misma porque al menos así se podían intercambiar. Tuve el álbum de Snoopy (y me encantaría haberlo guardado hasta hoy), el de los Thundercats, Los Pitufos, Basuritas (qué asco daba) varios de películas Disney de los ’90 como “La sirenita”, “La bella y la bestia” y el clásico “Me gusta”, con la pareja de monitos piluchos.

Anuncios

58 comentarios el “A qué jugábamos cuando éramos niñas

  1. VeronicaEarthling
    22 de diciembre de 2014

    qué post más bueno. Yo también jugué a todos, menos a la gymkana, que no lo conocía y me hubiese gustado jugarlo. Me acuerdo que una vez cuando chica, mi papá por algún motivo tuvo en su poder esas boletas típicas de quioscos y yo me volví tan loca que me las regaló y fui la niña másfeliz haciendo boletas!Lo mismo con lo de secretaria, sólo que yo jugaba a ser abogado y me instalaba en el escritorio de mi papá a escribir memos. Tengo hartas foto ahí, yo creo que me sentía feliz porque desde chica me gustaban los lápices y papeles y mi papá tenía destacadores y esas cosas coloridas y maravillosas, que mi hermana no me hubiese prestado ni amenazada.
    También alcancé a coleccionar albúmes cuyas láminas había que pegar con pegamento y la primera vez me tocó compartirlo con mi hermana 8 años mayor…resultado, nos peléabamos tanto por el albúm, que mi papá en un ataque de desesperación lo botó o rompió y desde entonces nos compraban a cada una. Algo que me gustaba mucho, y no sé si en stgo se jugaba. era el elástico. Juntabas las medias rotas de tu mamá, hacías un círculo y jugabas con tus amigas. Lo más bacán era ser “la dueña del elástico” porque así no te dejaban fuera.

    • elblogdealerecargada
      22 de diciembre de 2014

      Ohhhh, qué cosa más entretenida hacer boletas, imagino tu felicidad.
      Y sentarse en un escritorio de verdad, qué emoción.
      Yo también tuve álbumes con pegamento y pucha, compartirlo con los hermanos no sé si era la mejor idea.
      Sí, también acá se usaba eso del elástico, pero yo no jugué mucho porque la motricidad fina no es mi fuerte.

  2. PAOLA
    22 de diciembre de 2014

    Yo siempre fui solitaria, vivía muy lejos de mi colegio y por ende de todas mis amigas y en mi barrio nunca me integré bien así que mis juegos en general eran sola con mi nana, recuerdo el del almacén, donde me hice una pesa con un elástico sobre un papel con números y una marca roja en el elástico, cuando cargabas la pesa (de cartón) el elástico bajaba y la marca roja medía los “kg” jajajaja también a la tienda de ropa con las barbies, mi mamá era seca para hacer ropa de barbie tenía cajas y cajas, entonces con mini colgadores armaba una tienda…los álbumes también fueron mi perdición, recuerdo el de he-man, robotech, cariñositos, popples, snoopy, Sara kay, ufff miles…-hartos rompecabezas y miles de libros…

    • elblogdealerecargada
      22 de diciembre de 2014

      Qué ternura tu almacén, igual fuiste ingeniosa!
      Qué entretenido la ropa de las muñecas, debió ser genial tener tanto vestuario.
      Los álbumes antes eran grito y plata, había de todo!

  3. PAOLA
    22 de diciembre de 2014

    Ah yo también jugaba al elástico en el colegio en Conce, pero no era con medias rotas!!! era una tira de elástico cosida en forma de círculo! hajaja de ahí el nombre o si no se llamaría “la panty” jajaja

    • elblogdealerecargada
      22 de diciembre de 2014

      Jajajajaja, esa variante no la conocía.

    • natalia h
      22 de diciembre de 2014

      Nosotras también jugábamos con un elástico infinito, pero no en círculo. O sea, habían dos niñas y el elástico iba alrededor de ellas así que era como un óvalo? Pero eso. había que saltar muy alto! Como yo iba en Liceo de Niñas, jugábamos sin jumper para poder saltar más. 😀 (con delantal, sì ah, no piluchas).

      • elblogdealerecargada
        22 de diciembre de 2014

        Sin jumper, nunca vi eso! Pero es verdad, la cuestión era bien estrecha.

      • natalia h
        22 de diciembre de 2014

        Pfftt, en verano vivíamos sin jumper. Daba demasiado calor. Así que andabamos todas con delantal y sin nada abajo. Como nos gustaba jugar con agua también, servía para no irnos todas hiper mojadas a la casa. Jaja.

      • elblogdealerecargada
        22 de diciembre de 2014

        Yo nunca me saqué el jumper, me siento perna!

  4. makitadonoso
    22 de diciembre de 2014

    Al igual que Paola yo vivía bien lejos de la civilización pero contaba con un hermano chico, así que los juegos eran un mix entre juegos de niño y niña… como por ejemplo, hacer partidos de fútbol con peluches.

    También jugamos con plata de mentira, teníamos un gran Santiago que nos compraban todos los años porque las piezas se iban perdiendo, era eso y la lota que era típica de los veranos xD

    Ahora que lo pienso, la pasábamos bien, entre los dos nos acompañamos y bueno, mis papás a veces también se metían en los juegos. Que rico recordar esas cosas que uno va pasando por alto ^_^

    Me agradó tu post, quizás me siente a escribir uno parecido, no hay que perder estos recuerdos…

    • elblogdealerecargada
      22 de diciembre de 2014

      Jajajajajajaja, qué cosa más tierna los partidos de fútbol con peluches, lo imagino!
      Síiii, yo también usé los billetes del Gran Capital para otros fines más de una vez.
      No, no hay que perder esos recuerdos ni tampoco dejar de jugar, hace bien.

  5. Vancuer
    22 de diciembre de 2014

    Con mi hermana (la que nacio cuando yo tenia 5) hasta ahora jugamos… quien toma mas agua, quien se echa mas uvas a la boca, quien aguanta mas sin respirar, pestañar, sin reirse

    jugabamos a deletrear… a leer al reves, jajajaja lo de buscar autos de color especificp en la calle…

    tanto juego… tanta cosa entrete, sin necesidad de usar juguetes…

    • elblogdealerecargada
      22 de diciembre de 2014

      Muero de risa con eso de quién se echa más uvas a la boca. Yo también juego a quien aguanta sin pestañear ahora y siempre pierdo.
      Los autos en la calle es un clásico, me encantaba y aún lo hago ahora si estoy medio aburrida.
      Eso, se puede pasar muy bien usando lo que se tiene a mano.

      • Vancuer
        22 de diciembre de 2014

        es entrete ese juego, porque ademas hay que comerselas, entonces es un chorreo, de uva y risa y bueno, siempre gano, jajajajajaja

        con porota ahora jugamos a lo de los autos, rojos, y siempre se acuerda y empieza a jugar =) me encanta

        es bakan jugar a lpo que sea, hasta eso de no pisar la linea de la vereda

      • elblogdealerecargada
        22 de diciembre de 2014

        Claro, chorreo constante.
        Me recordaste que a veces cuando voy en la calle me pongo a contar cuántas cosas de X color veo. Es entretenido si buscas algo poco usual como lila o burdeo.

      • Vancuer
        22 de diciembre de 2014

        jajaja siii, es entrete jugar a cosas asi medio raras… con mi hermana tenemos esa conexion entretenida… nos reimos de lo mismo y nos gusta jugar a lo mismo, ajjajaa

    • mikimikita
      22 de diciembre de 2014

      Nunca te pasó que tomabas tanta tanta agua que después se te devolvía porque no había más espacio?? y más risa daba esa tontera?? (Me hiciste recordar las competencias que hacíamos cuando chicos)

      • elblogdealerecargada
        22 de diciembre de 2014

        Reflujo de agua, jajajajaja

      • mikimikita
        22 de diciembre de 2014

        Siiiiii jajajjajaj eso marcaba el final del juego!

      • Vancuer
        22 de diciembre de 2014

        una vez me tome 16 vasos de agua de una, y me enferme en ese mismo instante, senti frio, me marié, como que me inunde por dentro, termine vomitando agua, y casi me descalifica mi hermana, jajajaja, pero igual gane como por 4 vasos, jajajaja

      • mikimikita
        22 de diciembre de 2014

        “Me inundé por dentro” qué Nerudiano hahahhaha, pero sí, es peligroso tomar tanta agua,más encima si jugabas muy tarde después te levantabas chorromil veces al baño!

      • Vancuer
        22 de diciembre de 2014

        jajajaja bueno, lo vomite todo, asi que esa noche fue normal… jajajaja

        y yo, bueno, soy una poetisa, jajajajaja…

  6. natalia h
    22 de diciembre de 2014

    oooh, gymkana de ropa!! Qué entretenido suena!! Yo nunca jugué a eso. 😦 Ahora quiero volver a la infancia y jugar a eso una vez.

    Yo tengo hermano, un año menor, peleábamos por TODO así que yo jugué sola de chica. Jaja. A la secretaria, a la cajera… antes se digitaba todo y yo amaba hacerme la máquina registradora (con caja de huevo) y después ir apretando números. Mi hermano era muy tramposo además y yo siemrpe he sido nerd apegada a las reglas así que no jugabamos juntos a menos que fuera con otra gente, al Tombo, a las naciones, subirse a los árboles, cosas con más movimiento.

    Sí recuerdo que como yo encontraba fome jugar con muñecas, jugaba con las autopistas de mi hermano. Y armábamos unas monstruosas. Mientras más lejos salían disparados los autos, mejor. Ah, y seguramente hubo algún juego olímpico en la época porque nos dio con hacer posiciones invertidas, teníamos colchoneta y aprendimos a hacer rondats y cosas así. Hasta que mi abuelita nos quitó al colchoneta porque caíamos de cabeza muy seguido. Jajaja.

    • elblogdealerecargada
      22 de diciembre de 2014

      Pero igual se puede jugar! Es que mi mamá en esos tiempos era modista y tenía la máquina de coser en la casa, siempre había telas y cosas de sobra para usar.
      Qué increíble cómo se nota desde chicos el que respeta las reglas y el que no, y obvio que eso trae peleas.
      Yo tampoco fui muy de muñecas, esas tipo guagua jamás me llamaron la atención. Pero tuve cero contacto con autopistas, me hubiera gustado probarlo.
      Colchoneta, jajajajaja, qué flexibles!!!!!

      • natalia h
        22 de diciembre de 2014

        Es verdad. De repente en esa junta amiguística ñoña con la que sueño, lo haga. Jajaja.

        Tuve harta muñeca pero encontraba tan fome cuidarlas. El instinto maternal nunca ha sido lo mio.

        Me acordé de otro juego!!! Tomábamos la bicicleta y la acostábamos, le hacíamos marcas a una rueda con lápices de colores, entonces dábamos vuelta la rueda como si fuera un concurso! No me acuerdo si ganábamos cosas o puntos o si eran cosas que teníamos que hacer, recuerdo haberme apretado el dedo mil veces dando vuelta la puta rueda y pero era entretenido.

      • elblogdealerecargada
        22 de diciembre de 2014

        Tampoco ha sido lo mío, yo tengo instinto felino.
        Ese juego de la bicicleta jamás lo había oído y QUÉ ENTRETENIDO. Me suena a sorteo del Loto en TV con esa tómbola maravillosa que siempre quise tener.

      • natalia h
        22 de diciembre de 2014

        Ay, quizás lo inventé!! *se jura Edison* jajaja. Quizás qué programa de concursos daban en esa época. Mis dedos no lo apreciaron tanto, pero recuerdo que era entrete.

        La tombolaaaaaa. También era un sueño para mi. Chócale.

      • elblogdealerecargada
        22 de diciembre de 2014

        Yo recuerdo “El tiempo es oro” y ese español, “El juego de la oca”.

      • natalia h
        22 de diciembre de 2014

        Sii, pero El Tiempo es oro era noventero. Quizás era el de la Oca, :p

  7. furtivaa
    22 de diciembre de 2014

    a la secretariaaaaa…. me encantaba… y cuando te regalaban una caja de bombones guardabas la parte donde iban, para usarlos de teclado… era mi juego favoritooo… me trajiste bellos recuerdos, gracias

    • elblogdealerecargada
      22 de diciembre de 2014

      Ohhh, nunca se me hubiera ocurrido usar esa parte plástica como teclado, pero qué buena idea!!!!

  8. Megara
    22 de diciembre de 2014

    Pucha no tengo hermanos pero tuve primos (hombres) por ende no soportaban que jugáramos a la secre ni menos al super, lo que hacíamos era ver pelis de terror :S jajajaj. Lo de la gyncana de ropa JAMAAAS lo había escuchado que entretenido suena eso me tinca que lo haré algún día jajaja.
    Como buena hija única coleccionaba albunes y mi padre como le encantaban los albunes me llevaba a salo y comprabamos miles de sobres y muchos sobres y complete varios albunes 🙂

    • elblogdealerecargada
      22 de diciembre de 2014

      Igual era entretenido ver películas de terror siendo niños, después uno quedaba espirituado por meses!
      Ohhh, yo nunca fui a Salo, pero era mito urbano que alguna compañera fuera y milagrosamente completaba el álbum porque vendían las láminas por separado y justo las más difíciles.

      • Megara
        22 de diciembre de 2014

        Siiii cuando me faltaban dos o tres mi papá iba y me las compraba 🙂

      • elblogdealerecargada
        22 de diciembre de 2014

        Pilla! jajajajaja

      • Megara
        22 de diciembre de 2014

        Sii lo admito jajaj

  9. vivi
    22 de diciembre de 2014

    que bakan el post, a mi me gustaba jugar a la cajera de banco, entonces cuando empezaron a salir los té en bolsitas envueltos en papel, yo guardaba el envoltorio y lo usaba como billetes 😀 y como variaban en la compra de té, tenía de distintos colores y obvio que les asignaba distinto valor. También jugué a las barbies hasta los 13 años, algo súper extraño en esta época, pero en aquella también era raro, me acuerdo que nos poníamos de acuerdo con todo el curso para llevar nuestras barbies, y jugabamos todas, era tan raro ver a niñas relativamente grandes jugando con muñecas a esa edad, que una vez la bibliotecaria que pasaba por donde justo jugabamos, casi se emociona y nos felicito. Otro de los juegos era la payaya, que andaba con todas las rodillas cochinas en verano de tanto sentarme en el suelo jejeje… las naciones, el alto, y todas esas cosas. Yo no tuve hermanos hasta los 15 años, asi que me la pasé mas o menos sola hasta los ocho, cuando mi mamá me puso en un internado de monjas y estaba ahi de lunes a viernes en periodo escolar, y ahi conocí a muchas niñitas y lo pasabamos super bien, eramos todas como hermanas e inventábamos miles de juegos, fue una etapa maravillosa.

    • elblogdealerecargada
      22 de diciembre de 2014

      Qué ingeniosa tu idea de hacer billetes, eso tampoco se me hubiera ocurrido.
      Es que antes tener 13 años no era lo mismo que ahora, en ese sentido las cosas han cambiado mucho.
      Las naciones y el alto los había olvidado por completo y también jugué!
      Yo estuve hartos años en colegio de monjas y éramos puras niñas, conozco eso que dices de jugar todas juntas, era necesario entre clase y clase.

  10. mikimikita
    22 de diciembre de 2014

    Me gusta este post, me he reído harto con lo que cuentan…

    En mi caso soy lo que mis tías llamaban “tres cocos”, era de subirme a los árboles y andar corriendo harto, pero mis primas también jugaban así que creo que era algo de familia.
    De los juegos que más me acuerdo era del elástico (la mamá de mi vecina trabajaba en las viñas y traía rollos de cinta plástica que usábamos para jugar)
    “El tiburón” Donde uno hacía de tiburón y tenía que perseguir a los demás. Partíamos corriendo desde la entrada de la casa de mi abue y nos subíamos a un árbol, si el tiburón te agarraba las piernas o te caías del árbol perdías.
    Cerca de la casa había un arenal (un duna muy alta) y el juego era subir hasta arriba y bajar corriendo muy rápido, hay un punto en que es imposible detenerse porque las piernas no responden y siempre alguien se caía y todos con ataque de risa.
    También pacoladrón, el luche, a las cartas, los tazos, LOS MONOS!! (eso de dar vuelta las láminas pegándoles con la mano), caminar por la vereda sin caerse…
    Y obvio jugar a la película de terror de turno, como la de los zombies/vampiros que salían del agua y que dieron justo en el verano = el juego perfecto para la piscina…

    Ahhhhh tanto juego bacán, qué nostalgia. La última vez que me tiré por un arenal fue hace como 4 años y quedé con arena hasta en los calzones, pero pucha que lo pasé bien!

  11. elblogdealerecargada
    22 de diciembre de 2014

    Qué flexible tú, con eso de subirse fácilmente a los árboles.
    Ah, una nueva variante del elástico, el plástico!
    Ese juego del tiburón nunca antes lo oí y suena entretenido, uno corre más rápido cuando lo persiguen además.
    Me imagino cómo quedaban llenos de arena en esa duna, esa que se mete incluso dentro del calcetín,
    Morí con pacoladrón, qué risa el nombre.
    ¡¡¡¡Yo también hice equilibro en la vereda!!!!
    Sí, qué nostalgia, lo he pasado muy bien leyendo los juegos de todas.

    • mikimikita
      22 de diciembre de 2014

      Una vez nos caímos del árbol con rama y todo y anduvimo escondidos del vecino como por un mes (era su árbol)
      Con lo del elástico veo que habían muchas variantes, cada una con lo que tenía!
      El tiburón la llevaba (seguramente fue después de ver la película)
      “Paco Paquito vendió su escalera para casarse con la costurera..” aun me acuerdo que hacíamos toda esa ceremonia antes de jugar jajjajaj
      Aún hago equilibrio en la vereda cuando ando con Adrián, cero vergüenza!

      • elblogdealerecargada
        22 de diciembre de 2014

        Ayer vi fotos de tu perro en Instagram y se parece harto al mío. Le voy a tomar más fotos al pobre, no lo pesco mucho.

      • mikimikita
        22 de diciembre de 2014

        Cuando está pelo largo se parece más, pero eso no será hasta julio, porque lo voy a llevar a pelar de nuevo. Pobre Master, se merece su propio instagram…

  12. Jessica
    22 de diciembre de 2014

    Que buenos recuerdos todos, era tan entretenido ser niña con tanta gente para jugar o con cosas tan simples.
    En mi casa jugábamos con mi hermano o mis primas, así es que alternábamos juegos más bruscos con otros más tranquilos, además mis abuel@s eran conserjes de un edificio en el centro y ahí siempre tenían boletas, calcos y demases para jugar a la secretaria, o telas para hacer ropa de muñecas. Y en mi casa nos subíamos a los árboles, al techo, jugábamos a hacer túneles en el patio, guerra de damascos (había dos árboles de damasco, un limonero y un níspero) o a meternos en el patio de una vecina a la que le teníamos miedo, pero siempre se nos caían cosas para allá y había que recuperarlas.
    Y en la casa de mi papá los juego eran casi de supervivencia, mis tíos nos hacían tortura china o nos preguntaban si queríamos ver a Dios (te agarraban con las manos abiertas por las orejas y te subían), entre otras cosas, jajajajaja y a pesar de lo terrible que se escucha igual nos reíamos y lo pasábamos bien, jajajajaj, puro masoquismo.

    • elblogdealerecargada
      22 de diciembre de 2014

      Me gusta tu contraste.
      Había olvidado la magia de los calcos para sacar copias de las cosas, quedaba todo tan azul!
      Y guerra de damascos, jajajaja.
      Ese juego de tus tíos nunca lo había escuchado, pero no suena masoquista, porque como dices uno terminaba muerto de la risa.

  13. carobeatriz
    22 de diciembre de 2014

    Yo también jugaba al supermercado, o al negocio mejor dicho, sacaba tarros de atún, de arvejas, salsa de tomates, bolsas de azúcar, de arroz, etc etc etc y las ponía en las sillas del comedor de mi casa previamente alienadas una al lado de la otra …..luego pasaba con mi malla eligiendo los productos con mucha calma, seleccionaba a conciencia mi compra y luego al pasar por la caja, que era un piso plástico con cajitas con monedas adentro,cambiaba de rol y era la cajera de una clienta imaginaria que llegaba con sus cosas a pagar, envolvía cada uno de los productos en papel de diario y a la malla otra vez ….me quedaban los dedos negros con la tinta del papel, pero era extraordinariamente feliz….jajajajaja 🙂

    • elblogdealerecargada
      22 de diciembre de 2014

      Sí, en realidad era “jugar al negocio” porque en esa época no teníamos idea de lo grande que podía ser un supermercado.
      Qué ternura tu cambio de roles, cuando una jugaba sola hacía todo el tiempo eso, intercambiarse y hasta inventar diálogos y auto-responderse.
      Esas cosas daban tanta felicidad 🙂

  14. Suri
    22 de diciembre de 2014

    De los juegos que mencionas ni a la gimkana ni los álbumes jugué (mis papás eran super apretados para las láminas y siempre tenía el album pelado)
    Cumplí mi sueño de cajera con Jeanette, una niña super amorosa que ayudaba a mi mamá en la limpieza. Me acuerdo que la familia de ella tenía un negocio y me preguntó si quería hacer las boletas y yo…feliiiiz…cajera en la vida real….un sueño hecho realidad.
    También hice de secretaria, porque mi papá nos llevaba con mi hermana a la oficina y nos dedicábamos a sacar fotocopias de nuestras manos…hablar por los intercomunicadores..y lo mejor escribir a máquina y timbrar (eran otros tiempos :P)
    Y las muñecas un clásico…mi muñeca estornudaba y botaba mocos y mi hermana tenía una tiernecita que parecía guagua de verdad…lo pasabamos la raja. Mi sueño era tener una barbie original, pero me compraron la “alternativa” que no me gustaba porque tenía las pechugas caídas xD.
    En todo caso, jugaba un rato no más con mi hermana. Porque pasaba cualquier cosa, le daba el turulato y prácticaba violencia doméstica hacia mi persona. Todavía me acuerdo que la vetaron decla casa de al lado, porque azotó la cabeza de mi amiga en la parte de arriba de un tubo de gas….le quedó la tremenda cicatriz.

    • elblogdealerecargada
      22 de diciembre de 2014

      Yo me acuerdo que hacía cosas “pagadas”, por ejemplo me ofrecía para barrer toda la casa y con esa plata me compraba sobres para las láminas.
      Qué tierna Jeannette, debe haber sido maravillosa poder hacer boletas usando cosas de verdad y no papeles blancos a la mala. Y me podría haber muerto de emoción usando un intercomunicador de verdad.
      Jajaja, hay muchas Barbies alternativas, siempre recuerdo una que casi me engaña, usaba la misma tipografía pero se llamaba Babie.
      Chuta, eso no me tocó por suerte, con mi hermana nos amurrábamos y discutíamos, pero no recuerdo golpes.

  15. marieantoinette09
    23 de diciembre de 2014

    Que lindo post! Me trajiste de vuelta muchos recuerdos…
    Como sabes, yo no tuve herman@ con quien jugar, pero hasta los 11 aňos tuve un par de amigas, donde vivo.
    La mamá de una de mis amigas de aquel entonces, trabajaba en una imprenta que hacía diversos documentos corporativos y hasta talonarios para recetas médicas. Infinitos juegos con esos papeles!!!!
    El juego de la cajera, aún es muy recurrente en los niňos. Ahora eso di, venden hasta mini carritos con mini cosas para no tener asi que sacarle cosas a los papás, jajaja.
    Yo la gymcana de ropa la vine a conocer en mi segundo colegio para las alianzas. Que entrete hacerlo en el hogar!
    Recuerdo perfecto el albúm de “me gusta”. Yo tampoco conplete ninguno, pero temgo malos recuerdos del último que complete, todo por culpa de un primo hartos aňos mas grande que yo.
    En fin.. a otra cosa que jugaba mucho era a juegos con pelotas. No futbol, si no que a las quemadas y cosas asi, jajajja.
    Abrazos!!!

    • elblogdealerecargada
      23 de diciembre de 2014

      Ohhh, qué entretenido tener contacto con una imprenta así, obvio que tuviste acceso a papeles divertidos.
      Sí, ahora he visto sets de supermercado que traen de todo, algo impensable en nuestra infancia.
      Yo también jugué harto con pelotas, parece que antes era más usual, el alto, las naciones, las quemadas, como dices. Se pasaba muy, muy bien!

  16. andrealarrabe
    23 de diciembre de 2014

    Yo también coleccionaba láminas para los álbumes y tenía todos los de (SORPRESA) Disney. Además de eso, me encantaban los libros que venían con un casete para seguir la lectura (también de Disney) (SORPRESA). Pero, por sobre todo, las Barbies. Con mi hermana inventábamos las tremendas historias de amor, familia, amistades, podíamos estar horas y horas non stop.

    • elblogdealerecargada
      23 de diciembre de 2014

      Me reí con eso de las sorpresas. Andrea, tú deberías ser la representante de Disney en Chile, lo harías tan bien.
      Es entretenido jugar con hermanas, yo agradezco tener una 🙂

  17. maaarsh
    24 de diciembre de 2014

    Ale, me han encantado tus últimos post!!!
    Todos relacionado con navidad, infancia, recuerdos… Han sido preciosos.
    Ya es parte de mi rutina ver tu blog y me gusta mucho leerte, pero por diferentes motivos, cada vez me es más difícil comentar…
    Ahora me hago si o si el tiempo para hacerlo y desearte unas muy lindas fiestas, que tengas un navidad tranquila con tus seres queridos y mucha salud y amor.
    Cariños para ti.

    • elblogdealerecargada
      24 de diciembre de 2014

      Muchas gracias, qué bueno que te hayan gustado y qué rico saber que los valoras.
      También te deseo felices fiestas, que tengas bonitos días y muchos recuerdos lindos para el futuro.

  18. maaarsh
    24 de diciembre de 2014

    Respecto al post mismo, amaba los álbumes…
    El único que complete fue el de los picapiedras, peor uno bien antiguo, el de los monitos, no el de la pelicula que hicieron con personas…
    Fue emocionante, y recuerdo que por haberlo completado mi papá llevo el álbum a no se donde y nos regalaron una barbie, jejejeje
    Fue lindo.

    • elblogdealerecargada
      24 de diciembre de 2014

      No recuerdo ese álbum! Me hubiera gustado tenerlo también.
      Igual nada que ver el premio con el tema que coleccionaste, pero seguro fue emocionante!

Deja un comentario aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 22 de diciembre de 2014 por en Todo lo demás.

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: