El blog de Ale recargada

Ideas que antes dejaba ir y ahora decidí poner por escrito

El cine y sus públicos más detestables

Fuente: Picnic.co

Fuente: Picnic.co

Ya he contado que voy harto al cine, prácticamente una vez a la semana y a veces más. El 90% del tiempo soy muy feliz, excepto cuando quedo cerca de los siguientes tipos de especímenes:

-El o la come cabritas: Nunca en  la vida he comprado un paquete de cabritas para ver una película ¿Por qué debería? ¿Quién dijo que hay que rumiar como vaca? ¿Quién inventó eso de ver las películas comiendo? Entiendo que es un cliché y con mayor razón me niego a seguirlo porque además, las manos quedan pegajosas y no puedo tolerar dos horas así de pegoteada, yo no como nada hasta que salgo del cine, así que no entiendo a la gente que goza con ese crunch crunch que resuena multiplicado por mil cuando la sala está en silencio.

cabritas

-Los pololos enamorados que no deberían estar ahí: Soy el grinch del amor en el cine porque de veras, no es un lugar óptimo. Lo bueno es que las parejas lo saben y se sientan muy, muy atrás mientras que yo estoy muy, muy adelante, así que casi no nos topamos. Pero no comprendo eso de botar la plata y ver algo que no querías cuando en realidad podrías estar en otra parte con la persona que de verdad te interesa.

-Los que se creen superiores y explican lo que está pasando: Hay parejas que en su estilo son una mezcla perfecta, a él le gusta dárselas de profesor y a ella de inexperta. Varias veces he escuchado a hombres explicando con manzanitas cosas que pasan en la película que no son tan difíciles de entender y a ellas preguntando por qué tal personaje hizo tal cosa, respuesta que ya se había mencionado en un par de diálogos antes.

-El señor o la señora spoiler: Por lo general no son muy jóvenes y parece que no tienen mucha costumbre de ir al cine, porque comentan toda la película y más encima se adelantan a lo que viene. Vemos al protagonista en problemas y se oye un “Uuuuuhhh, lo van a matar”, o la niña está triste y sueltan un “Pobrecita, va a llorar”.

-Los despistados: He visto gente despistada de todo tipo, desde una pareja que se metió a la sala equivocada y se dio cuenta cuando la película iba en el minuto 30, o la familia con papás y niños chicos que entraron a ver un drama con muertes y asesinatos y tuvieron que irse antes. También están los desubicados que le preguntan la sinopsis de la película a las cajeras mientras estamos todos esperando atrás. En resumen, gente que no tiene idea dónde está parada y a que a mí me darían lo mismo si sus acciones no afectaran al resto.

-Los malditos que usan el celular durante la película: Muerte lenta y dolorosa para esa gente que no es capaz de desconectarse y se pone a tuitear –e incluso hablar- mientras están dando una película e interrumpen a todo el resto con el ruido y la pantalla que parece linterna. ¡Cuál es la idea de pagar por entrar a ver una película y terminar haciendo otra cosa que te distrae! Este es un tema que me enoja y lo he hecho saber, si alguien va conmigo al cine pongo cara de odio si sacan el celular y el único que me apaña 100% con esta postura es mi pololo, que lo apaga igual que yo.

Fuente: Pagina12.com.ar

Fuente: Pagina12.com.ar

¿Cómo evitar todo esto? Ahhhh, mi método infalible. Hay que sentarse en la segunda o tercera fila y ahí nadie molesta porque todo el mundo suele ubicarse desde el medio hacia atrás (otra cosa que no comprendo, con esa distancia mejor me quedo en mi casa!). No es que sea corta de vista y tampoco me ha dado tortícolis, es que estar adelante hace que una se sienta casi dentro de la pantalla y es genial eso de que cuando el actor mira hacia la derecha o la izquierda, una también tenga que hacerlo.

Cines donde es más probable encontrar a estos personajes: Cualquier multicadena, especialmente las que están dentro de los malls.

Cines donde una puede estar tranquila: Los más alternativos, acá la gente va con real interés: Cineteca Nacional, Cine Arte Alameda, Cine UC, Cine Arte Normandie, Cine El Biógrafo.

Anuncios

57 comentarios el “El cine y sus públicos más detestables

  1. natalia h
    6 de abril de 2015

    AMEN. Yo dejé de ir al cine porque iba a puro pasar rabia. Siempre me toca el comedor de cabritas ruidoso al lado, o el baterista que no se queda tranquilo. (Al menos no me tocó la pareja que casi se empiluchó al lado de mi mamá cuando fue a ver Mockingjay). Cuando voy, voy a cosas hiper puntuales y casi al estreno con todos los otros fans porque si son fans, van a respetar la película y eso quiero.

    Justo ayer leí un artículo sobre las cabritas en el cine. Se empezó a vender ahí después de la Depresión del 29 en Estados Unidos. Era tan barato hacer popcorn que la industria se trasladó a los cines y terminaron salvando un montón de salas porque la gente iba por las cabritas y se quedaba por la película.

    • elblogdealerecargada
      6 de abril de 2015

      El baterista vendría siendo ese que golpea con los dedos o esos que patean el asiento por detrás?
      Qué lata lo de tu mamá.
      Entiendo por qué vas a cosas puntuales y es verdad, con público fanático no pasa nada de esto, todos están interesados en la película.
      Ahhh, no tenía idea de esa trivia, gracias por contarla. Creo que hasta la actualidad debe ser barato hacer popcorn y la sección de confitería es la que financia a los cines a fin de cuentas.

  2. PAOLA
    6 de abril de 2015

    Jajajaja realmente eres muy intolerante 😱 no lo digo en mala onda pero me impresionaste jajaja

    • PAOLA
      6 de abril de 2015

      En lo único que te encuentro razón es en las parejas que van al cine cuando deberían irse a un motel…el resto…cuando éramos niñas e íbamos al cine, acaso no comprábamos chocolatitos? en la confitería afuera? Antes de cinemark y el popcorn?
      Si alguien pregunta cosas “obvias”, quizás no escuchó bien, quizás no ve bien, por eso pregunta…quizás tu tienes la vista sana y te puedes sentar adelante y lo pasas regio, hay muchos que no son tan afortunados y si se sientan adelante no pueden enfocar la pantalla…no es tan sencillo como que o te sientas adelante o mejor vela en tu casa…a veces va gente mayor que es sorda, que se yo…eso…

      • elblogdealerecargada
        6 de abril de 2015

        Es que yo nunca compré chocolatitos ni nada, a lo mejor no me criaron así y por eso no me acostumbré…
        Mira, observo harto a la gente y casi todos los que preguntan cosas obvias no son ni sordos ni cortos de vista, no los que me han tocado al menos, aunque seguro que debe haber casos así y ahí no podría quejarme.
        Mi tema va por el mal comportamiento en un espacio público, si pagas por entrar no te puedes portar igual que en el living de tu casa porque compartes el mismo espacio con más personas y mi libertad se acaba cuando empieza la del otro. En las funciones infantiles creo que esto es imposible que se aplique y por eso las evito, pero con gente adulta sí se puede creo.

  3. estilodefreepass
    6 de abril de 2015

    Yo creo que lo de comer palomitas se hace de pura inercia más que por gustar comerlas, al menos a mi no me gustan :/

    • elblogdealerecargada
      6 de abril de 2015

      Eso mismo pienso yo y estoy en una cruzada personal contra las cosas que se hacen por inercia en todo ámbito de la vida 🙂
      Espero que estén las cosas mejor por allá!

      • estilodefreepass
        6 de abril de 2015

        De a poco mejoran 😀 lento sí, pero es armarse de paciencia para retomar parte de lo que teníamos como ciudad.

  4. carobeatriz
    6 de abril de 2015

    Yo también detesto a los que se van a sentar a comer y a hacer sonar la bombilla de la coca cola hasta tomar la última gota………
    A mí eso de sentarme muy adelante no me resulta, como que se me viene encima todo, termino con dolor de cuello, no sé, me incomoda, así que claro, sentándose má atrás es común tener que aguantar a los ineptos que preguntan, conversan o están pendientes del celu, pero tampoco tengo mucho aguante, los hago callar no más.
    A propósito de hacer callar, eran las 1:45 AM de ayer…osea la noche del sábado, muy pero muy tarde para mí que me acuesto con las gallinas por mis cabros chicos, bueno esto fue fin de semana pero igual tarde para mí, estaba acostada durmiendo y desperté con ruido de risas afuera, mi vecino tenía visitas de fin de semana largo, bien, en todo su derecho por lo demás, pero andaban 2 niños chicos a esa hora, saltando, corriendo y riendo afuera de la casa (casa pareada, dentro de un condominio), me dio la impresión que andaban buscando huevitos de chocolate o esperando al conejito o esa onda, pero metían un ruido increíble, me asombró porque yo igual tengo un cabro chico, de 8 años, inquieto y revoltoso pero a esa hora gueviando ??? nooooo y los papás obvio en otra, aguanté un rato, una media hora sería pensando en que se entrarían luego, y nada, al final salí en pijama y le eché la foca, a los adultos obvio, a mí me da lo mismo que los niños jueguen, transpiren, salten a esa hora o a cualquier hora, etc. yo no me meto con cabros chicos ajenos, pero no sé, no aguanté, me salió el grinch que llevo adentro, y me paro en mi puerta y le digo a mi vecino y sus amistades “por favor pueden parar el escándalo ?? o dejarlo para mañana en el día ??? porque a esta hora mi familia y yo dormimos !!! …Y no me dijeron ni pío, agarraron a los 2 niños y se entraron….PLOP! como que no habían mirado el reloj !!?? uuuufff imagínate despierta la Camila y la tengo ahí llorando otra hora más? no, me muero, tuvo que salir el grinch no más.
    Pucha Ale, nada que ver con tu post….sorry 😦

    • elblogdealerecargada
      6 de abril de 2015

      Jajajaja, había olvidado las bombillas, pero sí, es verdad!
      Yo encuentro que revisar el celular es un mal signo de la modernidad, quién dijo que hay que estar todo el tiempo haciendo dos cosas a la vez?
      No me pidas disculpas que leí con atención tu historia y te encuentro toda la razón. Mi libertad termina cuando empieza la del otro, si el otro está durmiendo y es de noche, no tengo derecho a meter ruido ni interrumpir con ruidos fuertes. Si se entraron apenas les dijiste les quedó claro que tú estabas en lo correcto y ES LO PEOR que te quiten o alteren las horas de sueño, eso incluso deja con mal genio al otro día.
      Ojalá anoche hayas podido descansar mejor 🙂

  5. Megara
    6 de abril de 2015

    Ameeeeennn.
    Es que es realmente detestable todo lo que tu dices, cuando voy al cine siempre siempre!me siento entre al medio pero en esos asientos solos que son para dos y si no a la orilla para evitar lo mas posible a esa gente, aunque asumo que como cabritas pero me las!como todas antes de la película jaja no soporto masticar mientras veo la película porque no escucho nada y odio molestar a los demas
    A eso sumale la que no para de ir al bano y se sienta al medio y molesta a todos cada vez que se para ajjjjj que odio

    • elblogdealerecargada
      6 de abril de 2015

      Ahhh, conozco perfecto esos asientos que eliges pero tan al costado no me gusta. La orilla igual es mejor.
      O sea que las cabritas también suenan para una misma, como no como casi nunca se me había olvidado eso, con menos razón compraré, jajajaja.
      Mala idea tomar líquidos antes de entrar al cine, pésima idea si algo dura más de dos horas, jaja.

      • Megara
        6 de abril de 2015

        SIi no se que le pasa a la gente, de verdad me encanta ir al cine, pero trato de ser estratégica, sobre todo en las películas de niños, no es que los odie (solo un poco), pero es difícil ver películas con niños gritando, llorando o hablando!

  6. anabolena28
    6 de abril de 2015

    A mi me dan risa los que se sacan selfie mientras esperan la película (83% de la gente que va al cine), si es con lentes 3D es más ridículo aún jajaja. No me molesta en realidad, sólo me da risa.
    En realidad no sé porque tengo un mayor margen de tolerancia en el cine, debe ser que estoy tan acostumbrada a ir con mi hijo a funciones de niños, que no me queda otra. Aparte tengo una buena capacidad para cerrar mis oídos y aislarme del resto.

    • elblogdealerecargada
      6 de abril de 2015

      A mí no me ha tocado tanta selfie en el cine, la verdad casi nada. Tengo suerte en eso.
      A lo mejor eso me falta, ir a muchas funciones de niños para después encontrar que las cosas de las que me quejo con los adultos en realidad no son tanto… pero ayer fui a ver “Home” (esa de la gata calicó!) y no sé si era porque estábamos todos recién almorzados (función 3pm), pero nadie se portó mal.

      • anabolena28
        6 de abril de 2015

        Estaban todos los cabros chicos empachonados con tanto chocolate yo cacho jajaja. Yo quiero verla este finde!
        Yo no me quejo porque quizás hemos sido molestia tb, como cuando llevé al Vic a ver Godzilla en 3d y en inglés, y gritaba a todo chancho “MIRA MAMÀ SE SALE DE LA PANTALLA!” jajaja pobre, lo senté encima mío para ir contándole la película en voz baja.

      • elblogdealerecargada
        6 de abril de 2015

        Jajajajaja, Me hiciste reír tu hijo y la escena con Godzilla, me lo imagino hiperventilado al pobre, pero feliz.
        ¿Cuántos años tiene tu hijo? Desde ya me cae bien porque ama a los gatos 🙂

      • anabolena28
        6 de abril de 2015

        Tiene 7 años, es un verdadero plato me hace reír mucho también.
        Jajaj si, cada día más catlover, hoy a la salida del colegio le llevaremos un paté Félix de regalo a una de las gatitas que saluda en el camino. Me da pena porque se queda en el negocio en las noches y estuvo 3 días solita 😦

      • elblogdealerecargada
        6 de abril de 2015

        A esa edad los niños me dan ternura, porque entienden y preguntan todo, pero aún no pierden la inocencia.
        Pucha, ayer yo vi un gatito chiquitito en la feria y me dio tanta pena, no me lo puedo llevar, pero nadie lo quería y era tan bonito. Mi mamá está alimentando a una gata y tres cachorros y apenas crezcan un poco vamos a tomarles fotos a ver si alguien quiere adoptarlos.

  7. PAOLA
    6 de abril de 2015

    Bueno…puede ser que yo no voy tan seguido como tu, y además voy siempre día de semana en la última función de la noche por lo tanto nunca jamás en la vida me toca la sala llena como para darme cuenta de los malos comportamientos…yo no como palomitas pero bendigo la hora en que se les ocurrió instalar máquina de café afuera del cine, siempre entro con un café gigante, no debería molestarle al resto que me tomé un café?!…si alguien se para al baño siempre pienso en mi madre que tiene casi 80 y créeme que no aguanta la película entera sin ir al baño, las mujeres embarazadas menos…y yo igual pregunto tonteras porque veo mal, pero me sentiría pésimo si alguien me hace callar por preguntar algo obvio para ellos…en fin…claro que estamos hablando de funciones con adultos, en las de niños no aplica…(no pude responder arriba !)

    • elblogdealerecargada
      6 de abril de 2015

      El café da lo mismo, una de mis amigas sagradamente se compra uno cuando vamos juntas.
      Sí, en las funciones de niños esto no aplica, sólo en adultos.
      Y es verdad lo que dices de los viejitos y la vegija. Nos pasa a todos en realidad, yo no tomo nada una hora antes para resistir y hasta ahora me funciona, no sé cuando sea vieja…

  8. elyz
    6 de abril de 2015

    En que momento el público del cine se puso asi??. Uno va a ver la pelicula, asumo que los demás también!. Lo de comer en el cine, nunca ha sido mi costumbre, quizás por eso me molesta, es el ruidito constante. Incluso una vez hace mucho, fui a un cine tipo 2 de la tarde y la gente entraba con completos, hamburguesas! jajja mucho no?, el ruido duró toda la pelicula!. Has ido a ver una pelicula de niños en el día?? ahi si que es peor! jajjaajja, igual ahi lo entiendo más porque son niños, pero los papas les compran muuuuchas cosas para comer, ahi si, que es como un jardín infantil jajajja.

    Lo del celu, por suerte la gran mayoría lo encuentra desubicado, nada que ver no sacarle el sonido. Eso sería, porque en verdad parece que he tenido suerte, aunque ya no voy tan seguido al cine, puede ser eso también jajajaj.

    • elblogdealerecargada
      6 de abril de 2015

      Mi teoría es que los chilenos tenemos una mala costumbre: pagar por algo es casi como ponerle la patada encima al resto y mala suerte si te molesta, yo pagué. Creo que nos falta cultura cívica y eso se refleja en un montón de cosas, el cine es sólo un factor más.
      Mira, ayer fui a ver “Home” a las 3 de la tarde y los niños se portaron bien! Quedé admirada, una niña más arriba me dice que fue porque estaban empachados con tanto chocolate y quizás es eso, pero tuve suerte!

      • elyz
        6 de abril de 2015

        Esa teoría tuya la comparto totalmente, pero no me hago parte en nada!, no soy así y no pienso serlo. Pero si, hace rato que mucha gente funciona asi, yo pagué y es como yo quiero! me da igual el del lado. Podríamos llevar solo esa frase a todo!…que feito 😦

        Quizás los niños se calmaron con chocolate jajajajja, lo he visto! jajajaj

      • elblogdealerecargada
        6 de abril de 2015

        Yo pensé que se sobrestimulaban, pero parece que eso es al comienzo y luego se genera el efecto contrario, jajaja.

  9. carobeatriz
    6 de abril de 2015

    Yo voy al cine tanto a funciones infantiles con mis hijos, como a funciones normales para mayores de 18 años, y claro en una película para niños es esperable más ruido, más desorden, risas, conversación, etc. porque son niños, obvio, igual se pasa bien y se disfruta tal cual más relajadamente. Pero por lo mismo encuentro yo, es que cuando uno va sin niños, a ver una película de adultos, es necesario y agradable estar tranquila, sin boche, concentrado, a gusto, etc.

  10. carobeatriz
    6 de abril de 2015

    Ah y lo mejor para no tener que comer adentro es que vayan satisfechos, comer antes, o por último comprarles un helado mientras ven la peli, que no mete ruido y llena harto.

    • elblogdealerecargada
      6 de abril de 2015

      Eso me dicen que pasó ayer en la función infantil a la que fui. Los niños se portaron bien y la niña de más arriba dice que es porque comieron mucho chocolate antes.
      Pero tienes toda la razón con eso del helado!

  11. Ale
    6 de abril de 2015

    Hay cosas que tolero poco, pero tú te fuiste al chancho para ir al cine jajaja. Siendo así, debes pasarlo mal demasiadas veces. la verdad es que yo disfruto mis idas al cine y suelo abstraerme y además hasta me da risa cuando las otras personas comentan cosas o se ríen. A lo mejor tantas veces ir con mis hijos a ver películas de niños donde sí hay muchos que hablan, lloran, se ríen, preguntan, gritan, se paran, van al baño, comen, dan vuelta las cabritas, las bebidas…A veces compro cabritas, pero no entiendo por qué las que venden en el cine son tan caras. Lo que me apesta un poco es cuando encienden el celu delante mío y la luz me interfiere con la visión de la pantalla. Yo no podría sentarme tan adelante porque siento que es incómodo no tener la panorámica completa en una sola mirada. De todas maneras y ya que vas tanto creo que ya deberías estar operada de los nervios y disfrutar no más. Yo siento que empieza la película y me conecto con la pantalla y me olvido del mundo a mi alrededor.

    • elblogdealerecargada
      6 de abril de 2015

      Es que no lo paso mal porque como me siento adelante me ahorro todo eso, la gente suele irse del medio para atrás.
      Y claro, no siempre pasa, es sólo en algunas funciones. He ido a muchas donde todo funciona perfecto, si fuera lo contrario creo que ya me hubiera dado por vencida viendo todo en mi casa no más.
      Las que venden en el cine son caras porque eso es lo que financia a los cines, el costo de la entrada no les sirve para pagar el costo de lo que invierten, menos con todos los descuentos que existen ahora.

  12. Jessica
    6 de abril de 2015

    jajaja, igual es harto lo que te molesta, pero yo soy igual 😉
    No entiendo cual es el afán de ir a comer. La comida debe disfrutarse y eso no se puede hacer en el cine. A lo más cuando voy, me compro un helado antes de entrar.
    Los pololos deberían estar sólo en parques y plazas. No en el metro, no en la micro, no en el cine.
    ¿Que onda esa gente que va a ver cosas que no cacha? no se informan y van a ver la última parte de una saga pa’ puro preguntar todo lo que pasa durante toda la película. Lo mismo con esa gente que va al cine (evento, recital, fiesta, etc) pa’ puro presumir y se la pasa actualizando su estado, chateando, mirando el resumen y las críticas y todo durante la película ¿déficit atencional o arribismo intelectual?
    L@s despitad@s, pucha igual me molesta un poco esa gente en la vida en general, siento que son tan egocéntricos que nunca se preocupan de nada de lo que pasa en su entorno y no lo digo por el cine (eso es un pelo de la cola).
    Mi abuelita era de las que se hablaba toda la película dándole consejos a los personajes y narrando toda la película. Cuando niña me daba rabia, después lo encontraba tierno. Ahora me da pena porque es de esas cosas que extraño de ella :´(.
    Y es tan cierto lo del tipo de películas y cines, las cosas menos conocidas tienen otros públicos y con otras costumbres. Incluso en el teatro el otro día hubo un ser ¿humano? que durante un tercio de la obra dejó que sonara el celular, y no faltaron los otros seres que empezaron a gritarle. Ahhhh.
    Para evitarme esos malos ratos, trato de ir en la semana en horarios laborales, así te encuentras poquísima gente 😉
    Ahhhh y en este país nadie tiene deberes, sólo derechos porque “pagan”. Sino pregúntale a la gente del norte que se quejan si les dicen algo cuando salen durante el toque de queda y no los dejan hacer lo que quieren.

    • elblogdealerecargada
      6 de abril de 2015

      Síiii, a mí me gusta mirar lo que como además, por eso no entiendo eso de ir a oscuras a masticar.
      Sobre lo que dices de actualizar el estado no sé, yo creo que es en parte arribismo y también un poco de déficit. A las personas que lo tenían de antes con el celular se les debe exacerbar más aún.
      Te entiendo con eso de los despistados, sobre todo lo que usan esa condición como excusa para todo.
      Y lo que cuentas de tu abuelita me da un poco de miedo a veces, no me pasa lo mismo porque no tengo abuelas, me refiero a eso de llegar a extrañar en un momento eso mismo de lo que ahora nos quejamos.
      Lo del teatro es una falta de respeto porque hay gente real actuando adelante y obvio que eso debe distraerlos. Qué egoismo el de esa persona.
      Sí pues, sólo derechos y nada de deberes, eso está mal.
      Es una buena tu táctica, dentro de lo posible hay que imitarla.

  13. surikazuri
    6 de abril de 2015

    Me cuesta ver una película de una vez, en casa siempre estoy parando las películas porque me acordé de esto o de otro o porque quiero hacer pipí. En el cine me comporto mejor :), pero definitivamente (y en más de una película) he tenido que ir al baño.Tengo la estrategia de no tomar nada antes, pero he claudicado por mi vicio por el café y ahí…me aguanto…pero a veces no puedo. Me pasó hace años, que aguanté haaarto y por lo mismo no vi el final (era la película avión presidencial). Ahora prefiero ir apenas tenga ganas y no haya pasado mucho en la película.

    Siempre he asociado el cine a los caramelos, porque era ahí donde nos compraban dulces. Pero igual que tu me molestan “las comilonas” en el cine. Las cabritas por el ruido, pero peor los completos por el olor….me da full asco. Me hace recuerdo a la mamá de una amiga que llevaba un trozo de queso parmesano cada vez que iba al cine.

    En cuanto a la gente que habla, creo que soy flexible y a veces hasta me entretengo con los comentarios. Recuerdo que en la U iba harto al cine de la UTFSM y pucha que me reía con los comentarios. Creo que iba más por lo chistoso del entorno que por la película en sí.
    Cuando dieron la última parte del Señor de los anillos, me pasó algo parecido. Me tocò un público super bromista que comentaba todo……Y me reí harto también.

    Lo de las parejas melosas me molestan en toda ocasión…es que hay gente que le falta pudor o no nació con el no más. Hace 2 días había una pareja, que estaba acostada en la escalera que está frente de mi casa y yo vivo en calle principal…ah! y era gente bien mayorcita.

    Hace años que no voy al cine, estoy esperando la película Intensamente para animarme a ir.

    • elblogdealerecargada
      6 de abril de 2015

      Por eso mismo yo voy al cine, porque en mi casa me dan ganas de ir al baño, alguien me llama, me acuerdo que no hice tal cosa y termino apretando el botón de pausa varias veces y no me gusta. En el cine me concentro de verdad.
      Yo tampoco tomo nada una hora antes y así puedo ver la película tranquila, siempre me ha funcionado.
      ¡Queso parmesano! Eso no lo había escuchado nunca!!!! Qué chistoso, pero qué lata estar al lado.
      Oye, pero esos comentarios de los universitarios igual deben haber sido entretenidos y nada de tontos. Me gusta el humor rápido.
      Ayer vi el trailer de esa película y vas a tener que esperar un poco porque la estrenan en junio!

  14. r0mii
    6 de abril de 2015

    Uuuuh! me senti identificada con lo de las cabritas, me encantan! pero casi nunca, compro, lo que si llevo al cine es algo peor…papas fritas :P. Siempre veo películas y como papas fritas y chocolate. Me gusta comer y ver películas. :/
    El resto de las cosas, me declaro inocente.

    • elblogdealerecargada
      6 de abril de 2015

      Me dio risa tu comentario y tengo dos preguntas: ¿Son papas fritas de esas de envase o las fritas que venden en Mc Donalds o Burger King?
      Y la otra pregunta es si no te da nada mezclar dulce con salado en tan poco rato de espera, yo tengo que esperar que se pase el sabor de uno para intentar con el otro!

      • r0mii
        6 de abril de 2015

        Papas fritas de envase, de esas bien ruidosas y que te molestarian mucho u.u Reconozco aquí y ahora q me encanta la mezcla dulce salado. onda me como 3 papas y después un pedacito de chocolate. Me encanta ❤

      • elblogdealerecargada
        6 de abril de 2015

        Jajaja, me superaste con tu mezcla, en serio.

  15. andrealarrabe
    6 de abril de 2015

    Los spoilers, los que explican la película y los celulares. ¡Taaaaan molestos! Eso sí, a mí me encanta entrar con cabritas (pero tienen que ser saladas). Pero sí me preocupo de no meter tanto ruido! jajaja

    • elblogdealerecargada
      6 de abril de 2015

      Soy tan ignorante Andrea que ni siquiera sabía que en los cines venden cabritas saladas, pensé que eso sólo pasaba en EEUU!

      • andrealarrabe
        6 de abril de 2015

        Jajajaja, yo amo las cabritas saladas!! Pero me da mucha risa, porque con quien voy al cine siempre me miran con cara rara por comprar saladas y no dulces y me dicen que debo ser la única que las come

      • elblogdealerecargada
        6 de abril de 2015

        Yo también creo que eres de las pocas personas que las compran, así que qué bueno que haya oferta disponible!

  16. maaarsh
    6 de abril de 2015

    Pucha yo entro con cabritas (0.o)
    Pero no molesto, porque trato de comerlas durante las sinopsis, antes de que empiece la película misma.

    No voy tanto como tu, pero si he cachado a todo esos personajes, aunque te falto uno, el hiperquinético que se sienta atrás y golpea la silla a cada rato… tengo tan mala suerte que siempre me toca un chistocito, aguanto 2 o 3 golpes, asumiendo que la persona se esta acomodando, pero dp ya colapso me doy vuelta y los quedo mirando, no digo nada, solo miro, y me ha funcionado =D

    Lo otro que hago, pero siempre piolamente y solo cuando vamos con mi pololo, porque me carga la idea de que estoy molestando a alguien, es hacer leves comentarios sobre alguna escena… pero es como casi telepático, en serio…
    Como que pasa algo y nos miramos automáticamente, a veces ni cruzamos palabras, son solo miradas…

    • elblogdealerecargada
      6 de abril de 2015

      Pero que no te dé lata si te gustan y te preocupas del resto, eso es lo que importa a fin de cuentas, hacer lo que uno quiere y no molestar.
      Es verdad lo de los hiperquinéticos, quizás tienen las piernas muy largas y nunca quedan cómodos. Voy a aplicar tu mirada asesina cuando me pase.
      Yo también hago esas miradas con mi pololo y me encanta porque sabemos que estamos pensando lo mismo, es genial la sensación!

      • maaarsh
        6 de abril de 2015

        Viste How I Meet Your Mother???
        A veces me identifico con las miradas telepáticas de Lili y Marshall, jejeje
        Es divertido.

      • elblogdealerecargada
        7 de abril de 2015

        Pucha, nunca he visto esa serie y todo el mundo me habla de ella, voy a tener que hacerme el tiempo algún día.

  17. furtivaa
    6 de abril de 2015

    A mí me encanta comer pamolitas viendo una peli… jajajaja así que soy una de esas!!! jajaja trato de no ser muy ruidosa porque en realidad odio la gente que se pone a conversar y lo del celu es lo peor, una falta de respeto

    • elblogdealerecargada
      6 de abril de 2015

      Pero si te gusta y no haces un ruido tremendo está bien, la cosa es no hacerlo por inercia.
      Los celulares deberían quedar afuera del cine y del teatro, por respeto!

  18. Marie Antoinette
    7 de abril de 2015

    Jajajajaja, me acuerdo cuando comencé a leerte, una vez escribiste sobre tu odio al mastique de cabritas… yo antes de leerlo, no había notado que era tan molesto xD. Y sí, es MUY molesto. Yo no te diré que no como nada en los cines, porque sería mentir, jajaja, pero trato de no meter mucha bulla cuando lo hago, promesa.
    Obvio que lo que más molesta, es cuando la gente habla, pero por ejemplo, cuando voy con mi mamá, debo hacerlo, porque como lee poco y es corta de vista, muchas veces se queda colgada y prefiero explicarle lo más rápido posible a que por no captar rápidamente, se aburra por el resto de película.
    Lo de los spoilers, me ha pasado las veces que he ido a funciones de películas de niñ@s y he llevado a mi primo. Pero son niños, así que piola, jajajja.
    A mi no me resulta eso de sentarme adelante, porque te juro que la vez que lo hice, me dolió MUCHO el cuello. Siempre elijo la fila F,H,G por ahí. De los cines alternativos que nombras, el único que no conozco es el de la UC, aun o me atrevo a cruzar el umbral, jajajajaja.
    Abrazos!!

    • elblogdealerecargada
      7 de abril de 2015

      Jajajaja, sí, es que cuando todo está en silencio se nota mucho el ruido.
      Tu mamá es como la mía en ese sentido, como no lee tanto no tiene práctica y yo siento que no alcanza a leer todos los subtítulos hasta que desaparecen y salen otros nuevos. Siempre que le llevo DVDs trato de que las películas estén dobladas por esa razón.
      Sí, en funciones de niños nada que hacer, yo también voy asumida.
      Yo soy de las filas B y C, me encantan!!!
      Aída, algún día vas a tener que cruzar ese umbral porque hacen ciclos buenos todo el año!!!!
      Cariños y buena semana para ti.

      • Marie Antoinette
        8 de abril de 2015

        Jajajaja cuando yo compro DVDs en la feria, trato de comprar las que están dobladas por la misma razón. Es un panorama ver pelis los sábados comiendo algo rico, hace semanas que no lo hacemos!!
        Oye Ale… no recuerdo cuando es la semana francesa o si es que ya pasó… ¿Ya hicieron el ciclo de cine francés? Recuerdo que el año pasado no quise ir por no encontrarme con alguien y ahora igual me cuestionaría mucho ir, por el mismo personaje, pero pucha, muestran películas tan interesantes… ¿Ya fue? Lloraré si es así, jajajaja.
        Cariños!

      • elblogdealerecargada
        8 de abril de 2015

        Síiiiii, versión doblaba para la mamá. Pero si es un panorama tan bueno tienen que repetirlo pronto, en qué topan?
        Pucha, la semana del cine francófono ya pasó y si te sirve de consuelo, yo tampoco pude ir este año porque justo tocó en una semana complicada de marzo…
        Para el otro año será!

  19. Eli
    7 de abril de 2015

    yo odio con la vida a la gente que se rie por todo en las películas me carga, los mataría ahi mismo, son cosas que de verdad con para esbozar una sonrisa pero por todo rien a carcajadas aaaarrrrgggg!!!!!

    • elblogdealerecargada
      7 de abril de 2015

      Estoy de acuerdoooooooo. A veces he cuestionado mi humor porque veo a gente riéndose con cosas que en realidad no me parecen tan chistosas, pero creo más bien se trata de que la gente asocia ir al cine con reírse cuando hay montón de veces en que no aplica para nada.

  20. Paula
    7 de abril de 2015

    Oye que generó tema tu post, niiiña!!! Confieso que a veces entro con cosas para comer (su esnacmís, sus Kryzpo) que no duran más allá de los trailers… pero trato de masticar despacito. Comería más cabritas (saladas, las amo), pero los precios son un robo a mano armada.
    De todos los que mencionaste, los que más detesto son las parejas caluguientas y los que contestan el celular.
    Difiero eso sí, en eso de que en las salas más “cine arte” se puede estar más tranquila, porque ahí le va harto adulto mayor, que a) También pregunta o comenta bastante b) Tose o carraspea con frecuencia o c) Se queda dormido y ronca!

    • elblogdealerecargada
      8 de abril de 2015

      Jajajajaja, sí oye.
      Esnamí, jajajajajaja, me da tanta risa.
      No me habías contado que me te gustan las cabritas saladas.
      Y parece que he tenido suerte, porque no me han tocado viejitos dormilones.

Deja un comentario aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 6 de abril de 2015 por en Cine.

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: