El blog de Ale recargada

Ideas que antes dejaba ir y ahora decidí poner por escrito

Señales de que el “viejazo” llegó a mi vida (y para quedarse)

relojNo sé en qué minuto empezó a pasar esto (poco después de los 30 supongo), pero ya no soy la de antes. He cambiado y lo estoy notando en varias cosas:

-No puedo trasnochar. Imposible, llego en calidad de bulto y estoy todo el tiempo bostezando. En un día normal con suerte paso la barrera de las 23 horas y cuando sucede lo celebro porque no me caí muerta de cansancio.

-Leo el diario en papel. Esta es una actividad cuasi en extinción que yo sigo haciendo de lunes a viernes por motivos laborales, y sábados y domingos sólo porque me gusta. Estoy suscrita al diario los fines de semana y me encanta leer las secciones de Cultura, Espectáculos, Panoramas. Si en el futuro me dicen que los diarios físicos se van a acabar y sólo leeremos digital, yo seré de esas señoras que manden cartas al director alegando “porque las tradiciones se están perdiendo y el mundo se vuelve cada día más inculto”.

1-diarios

-Como sano no sólo para mantener mi peso. Sé que los kiwis y los pimentones tienen mucha vitamina C, si me tiento muy seguido con papas fritas luego me siento culpable por el daño de los radicales libres y conceptos como la osteoporosis, el Alzheimer o la degeneración muscular están presentes en mi dieta precisamente para prevenirlos.

-El panorama de los viernes. Ya no es salir a reventarse carreteando ni acostarse de madrugada. Mejor compremos algo rico en el supermercado, lo cocinamos en la casa y luego nos acostamos para ver una película o una serie y aprovechar de conversar.

-Veo y estoy al tanto del informe del tiempo. Porque no es llegar y salir desabrigada en la mañana. Ya me resfrié una vez apenas comenzado el otoño y no quiero que la cosa se repita, así que si hará calor me preocupo de vestirme con capas como una cebolla, llevo pañuelo para el cuello y los cambios de temperatura son el enemigo a combatir.

Pañuelos para el cuello, infaltables.

Pañuelos para el cuello, infaltables.

-Entendí que la vida no es perfecta. Que hay días buenos y días malos; que los eventos son circulares; que todo se paga acá; que las cosas que hacemos (buenas o malas) se nos devuelven tarde o temprano; que una palabra dicha al pasar le puede hacer un tremendo daño a otro; que todos reaccionamos distinto frente a un mismo hecho; que no hay explotar y debemos ser pacientes con el mundo; que hasta la persona más mala es buena con alguien y debemos conocer antes de condenar.

En mi defensa, la situación no es tan grave si mantengo mi alma joven y siempre con ganas de aprender. Eso sigue intacto (creo), si el problema acá es el cuerpo, que igual se irá resintiendo con el paso del tiempo.

Anuncios

46 comentarios el “Señales de que el “viejazo” llegó a mi vida (y para quedarse)

  1. Veronicaearthling
    14 de mayo de 2015

    Como a los 25 me pasó todo lo que escribiste. Todo,menos lo del diario porque esa maña la tengo desde los cinco (pobre que no me comprarán el diario!!! Supongo que era donde veía a mi papá…) claro que ahora solo lo compro fines de semana en papel y los otros días me conformo leyéndolo on line. Pienso en los tiempos en que trasnochaba y lo me dan ganas de hacerlo. Cuando salimos le reclamo a mi +1 que sus amigos tienen la costumbre de juntarse como a las 12. Por qué no mejor a las 8 o 9?así uno no trasnocha y despierta bien el sábado y no pierde un día del fin de semana. Otra cosa, es que tengo sentido del peligro que antes no. Por ej, no me volvería a tirar se un puente NI MUERTA. Veo las fotos y pienso que #&* estaba pensando.
    Sobre los demás, creo que entendí que ya era adulta cuando tener un hijo ya no es un desastre o un problema del tipo “que va a pasar con tu carrera” o “cómo vas a criar una guagua” , sino que la familia comienza con los “ay, ojalá tengas hijos” o cosas así. Esto último es del terror.

    • elblogdealerecargada
      14 de mayo de 2015

      Ohhhh, qué rico encontrar a alguien fanática de los diarios como yo.
      Desde niña los leo y en mi casa compraban Las Últimas Noticias (cuando no era pura farándula), pero los viernes yo pedía La Tercera y El Mercurio porque ese día salían los suplementos más entretenidos. Todos los días toco al menos un diario, son parte de mi vida.
      Claro, yo tampoco entiendo esa idea de juntarse tan tarde, odio perder parte de los sábados o domingos, si el tiempo es tan escaso!
      No había pensado en eso del peligro, pero tienes razón.
      Ay, por suerte en mi familia no hay presiones y no tienen por dónde tampoco!

  2. natalia h
    14 de mayo de 2015

    Yo no creo que sea viejazo! (O sea, tenemos la misma edad, jaja). Puede ser madurez, suena más bonito. No, pero en serio.

    Yo nunca fui buena para carretear, como que no entiendo el concepto, así que eso de trasnochar no me ha llegado jamás, pero si voy a salir o a juntarme con alguien tarde, puedo. Pasa tan de vez en cuando que se puede y no ando zombie al otro día ni nada.

    Eso de alimentarse bien deberían hacerlo todos, no sólo una pasado los 30. Son cambios de vida que deben hacerse, por el bien de las arterias, los músculos.

    Así que dile no al viejazo, abrázalo como lo lindo que es, si tan terribles no son las cosas que nombraste. Cuando no te puedas levantar del dolor de espalda o te duelan las rodillas, ahí te creo. Artritis! Esa es la señal. Jajaja.

    • elblogdealerecargada
      14 de mayo de 2015

      Ya, digamos mejor que es madurez, o reordenamiento de las prioridades, eso!
      Yo tampoco fui muy carretera, pero antes duraba hasta más tarde despierta, ahora imposible.
      Yo siento que comer bien es como ahorrar para el chanchito de uno mismo, aunque igual me tiento con leseras cada cierto tiempo, pero las compenso con harta fruta y verdura.
      Lo voy a abrazar y le diré que cuando seamos aún más cercanos nos tratemos bien mutuamente por favor.

      • natalia h
        14 de mayo de 2015

        Yo duro hasta como las 2-3, ahí empiezo a aburrirme y me quiero ir. jaja.

        Si es necesario chanchear de vez en cuando! Mmm, papas fritas. Las amo.

  3. Marcela
    14 de mayo de 2015

    Alejandra, Buenos días!, que lindo lo que escribiste en el último párrafo, estoy totalmente de acuerdo contigo, lo importante es mantener el alma joven y no perder nunca la capacidad de sorprenderse.
    Cariños y quiero decirte que leo a diario tu blog, aunque casi nunca comento.
    Saludos
    Marcela P.

    • elblogdealerecargada
      14 de mayo de 2015

      Hola Marcela, gracias por leerme y qué bueno que comentes!
      Sí, conozco abuelos de alma joven y otros que también han envejecido por dentro y la diferencia es muy notoria. Creo que cuando el mundo deja de sorprenderte aunque estés sano, igual te mueres un poco.

  4. anabolena28
    14 de mayo de 2015

    Yo reconozco que soy buena pal carrete, no salgo todos los días pero cuando se puede, sí me gusta su buen panorama nocturno. Pero oobvio que ya no me da el cuero como antes, incluso cuando Vic era más guagua yo igual carreteaba bastante, (igual estaba estoica al otro día cumpliendo mi deber de madre), pero ya no puedo. Salgo sólo cuando Vic no está. Y me demoro harto más en reponerme jajaj.

    Y me gustó harto tu reflexión final, a mi me gusta que pasados lo 30 uno ya no se hace tanto atado por tonteras. Sí, nos ponemos más mañosos pero se acaban un poco esos dramas ridículos de la juventud jajaja. Uno se asume, y qué tanto. Al que le gusta bueno y al que no, bien tb.

    • elblogdealerecargada
      14 de mayo de 2015

      A medida que pasen los años menos nos va a dar el cuero, eso es un poco triste…
      Es verdad, como que uno aprende a dimensionar por qué cosas vale calentarse la cabeza y cuáles es mejor dejar pasar. A mí me pasa que tengo clarísimo lo que me gusta y lo que no, y no me da miedo decirlo si me obligan a hacer algo que no me tinca.

  5. escriturapublica Catalina T. M.
    14 de mayo de 2015

    Me llegó el “Como sano no sólo para mantener mi peso”, no tengo 30 aún, pero pucha que me cuido la salud ahora. Siento que es un ítem que cada año gana más relevancia. De hecho, hoy tengo mi control anual de chequeo médico, jaja.

  6. edder
    14 de mayo de 2015

    Pucha, yo tengo menos de 30 y más de una de las cosas de tu lista me pasan seguido jaja soy un veterano. Yo prefiero llamarlo “madurar” en vez de decir que estoy poniéndome viejo xD una vez un niño me dijo “caballero, tome asiento” y yo así O.O y pensé “ya, crucé la línea y no hay vuelta atrás” jaja

    • elblogdealerecargada
      14 de mayo de 2015

      Jajaja, sí, mejor madurar.
      Ah, no te preocupes por los niños, para ellos todo el mundo es señor o señora!

  7. La Pelu
    14 de mayo de 2015

    ajajajaja apoyo todo esto! no leo el diario eso si porque la verdad no puedo llegar a leerlo al trabajo, no compro diarios y con suerte veo noticias, todo tan trágico. pero si lo del trasnoche, QUE LATA! sobretodo en invierno que el frío domina mi vida, entonces prefiero mil veces acostarme calentita que salir a cagarme de frío a algún carrete.

    • elblogdealerecargada
      14 de mayo de 2015

      O sea! En invierno somos osos que sólo quieren acostarse y taparse, jajaja.

      • La Pelu
        14 de mayo de 2015

        siiiiiiiiiiiiii!!!!!!!! me carga sentir frio!! me carga!

  8. Jessica
    14 de mayo de 2015

    Me llegó tanto tu entrada, porque me pasa lo mismo. Y a veces la gente no me entiende. Una vez hablaba de esto con un amigo, sobre todo por lo de l@s hij@s, pero él no cachaba que aunque el envoltorio se vea “bueno” (super modesta) mis óvulos ya tienen 35 años en esta tierra y eso ya es harto tiempo, y ni hablar de articulaciones, huesos, músculos y demases, o sea no es llegar y decir me espero un par de años y tengo al/la otr@.
    A veces creo que la gente le tiene tanto miedo a envejecer que prefieren comportarse como adolescentes eternos y no asumir con dignidad la edad. Por ejemplo el tema de los carretes. Pa´que estamos con cosas a tod@s nos da sueño temprano, el higado no es de fierro y prefiero comer rico que hacerme mierda tomando. Mejor poco y bueno, que harto pero malo.
    La comida es mi pendiente más grande, aunque eso está cambiando por mi hijo, ahora estoy obligada a cocinar cosas más sanas y nutritivas, aunque odie los porotos y la carbonada no se los puedo negar y ahí ya me dí cuenta que tuve que madurar a la fuerza, jajaja.
    ¿Esos pañuelos son tuyos? son muy lindos?
    El último párrafo es tan lindo lo que dices y tan cierto como una casa, pero de qué cuesta, cuesta.

    • elblogdealerecargada
      14 de mayo de 2015

      Claro, es que técnicamente no somos viejas, menos con eso de que ahora la gente vive más, pero eso no implica que no se note el paso del tiempo en algunos sentidos.
      Toda la razón, hay gente insomne, pero la gran mayoría sólo queremos cama y almohada!
      Pucha, yo tengo suerte porque amo las legumbres entonces no me cuesta comer, al contrario. Pero sí, si quieres que tu hijo coma, tienes que hacerlo tú también, y con cara de felicidad.
      Sí, esos son mis pañuelos!
      Cuesta muuuuucho, de hecho yo tengo retrocesos a diario, pero al menos lo tengo claro, ya llegará el día en que las cosas fluyan naturalmente.

  9. r0mii
    14 de mayo de 2015

    yo creo q a todos nos pasa un poco, yo nunca he sido carretera, prefiero mil veces comprar algo rico y ver lo que sea, o simplemente dormirme temprano. Ahora ando mas abrigada que hija única, porq no quiero enfermarme más y compro/tomo aguitas de hierbas. Lo de la comida, no soy tan cuidadosa, trato…pero me tiento taaaan rapido! Y como dice edder, cuando una cabro chico te llama “señor o señora” ya no hay vuelta atras! Yo los miro con cara de odio xD o cuando los niños conocidos me dicen tía o.O no estoy preparada para eso!

    • elblogdealerecargada
      14 de mayo de 2015

      Con los niños no hay vuelta, no te sientas mal porque yo los he visto decirles señora incluso a las universitarias, así que imagínate nosotras! Somos septuagenarias.

      • r0mii
        14 de mayo de 2015

        a mi se me descompone la cara cuando me dicen señora jajajaaj xD

      • elblogdealerecargada
        14 de mayo de 2015

        Claro, mentalmente uno los quiere ahorcar…

  10. Vancuer
    14 de mayo de 2015

    yo entre en la madurez … jajajaja no se, igual como que uno se acostumbra a ciertas cosas, pero viejazo para mi es… querer tomar once a las 16:00 hrs, jajajajaja

    • elblogdealerecargada
      14 de mayo de 2015

      Jajajajaja, pero eso puede ser por culpa de un almuerzo deficiente!

      • Vancuer
        14 de mayo de 2015

        mi tata come como rey y aun asi a las 4 pone la tetera para el té, jajajaja

  11. Cher
    14 de mayo de 2015

    Me sentí tan identificada con TODO lo que dices!!! te entiendo súper bien porque me sucedió algo parecido hace un tiempo y hasta lo escribí en el blog xD (te lo dejare el link por si te interesa leerlo) es increíble como todo cambia en nuestras vidas sin siquiera darnos cuenta!! recuerdo que una vez le dije a un amigo baja la radio que esta demasiado fuerte y me respondió “ayyy que estas vieja alegona” jajaja y lo peor es que es verdad xD
    Besitos Ale ^^
    Manual del adulto joven.

    • elblogdealerecargada
      14 de mayo de 2015

      Voy a leer tu link!
      Sí, no es un cambio de un día para otro, pero si uno se pone a pensar hay varias cosas diferentes.
      Chuta, yo no soporto la tele ni la radio muy fuertes, me ponen nerviosa, soy vieja de marca mayor!

  12. elyz
    14 de mayo de 2015

    Me siento tan identificada jaja. Pero no lo veo como algo malo, si son solo cosas como las que nombraste, lo importante es ser joven de adentro. De hecho vengo de ver a una doctora, tiene 67 años, pero sigue trabajando porque le gusta y es super simpatica y joven de alma, le conté de mis vacaciones y me dijo: sabes qué, tomate 6 meses y viaja, sale, recorre, aprovecha, después por la responsabilidades es muy dificil, yo lo hice y viajo cada vez que puedo!.

    Lo de trasnochar es igual, puedo pero mi sueño normal es tipo 12 estar durmiendo y según la carga de pega, a veces tipo 10 ya muero de sueño jajaja. O como panorama ver peliculas, super, o si salgo elijo lugares más ricos que cuando era todo una lola :P. Los pañuelos los amo asi que no es viejazo!.

    Una vez hablando con un amigo de que me quedaba dormida muy temprano, me dijo “es que tienes sejuela” y yo muy ingenuamente le pregunto y que enfermedad es esa?, “se jue la juventud” jajajjaa, ahora dada vez que me duele algo digo que es la sejuela.

    *Mi abuela me retaba si me quedaba un viernes por la noche en la casa! ella tenía alma joven 😛

    • elblogdealerecargada
      14 de mayo de 2015

      Es verdad, no es algo malo en sí, son cosas que vamos viviendo no más.
      Qué buena esa doctora. Esos consejos de gente mayor yo los creo más porque vienen de vuelta.
      Síiiii, la primera vez que escuché sejuela yo hice la misma pregunta y caí, me da risa ese dicho!
      Mmmm, es que los viernes de carrete tampoco son lo ideal si pierdes todo el sábado recuperándote, prefiero dosificar!

  13. andrealarrabe
    14 de mayo de 2015

    Yo siempre he sido vieja!! jajajajaja. De verdad, todas las cosas que comentas las he tenido siempre: jamás he podido trasnochar, comer sano es algo que me viene muy natural, porque nunca me he preocupado mucho por mi peso, no puedo concentrarme leyendo el diario online y los viernes adoro quedarme en mi casa.

  14. furtivaa
    14 de mayo de 2015

    Que todo se paga acá… que cierto, lo he comprobado miles de veces y vaya que es cierto!
    Lo de trasnochar tb me representa, ya se me hace muy difícil, pero creo que es porque soy floja. Aunque hay veces que me las doy de joven (jajaja) y al otro día ando a puros cabezazos y me prometo nunca más.. jajajaja

    • elblogdealerecargada
      14 de mayo de 2015

      Es que es tan difícil levantarse de la cama cuando hace frío además. Al otro día yo ando tonta del verbo tonta, reacciono más lento en todo y eso no me gusta!

      • furtivaa
        14 de mayo de 2015

        No po, es una lata :/

  15. Christian de Rivia
    14 de mayo de 2015

    Concuerdo en el diario en papel y en los panoramas de los viernes. Personalmente ya no me agrada ir a un bar y tener que gritar para poder conversar, igual todo depende de con quien vaya y que es lo que quiero. Pero principalmente me gustan los carretes de deptos.
    Comer rico, ver una película es algo que se torna de todos los días, sobre todo ahora con tanta cantidad de serie también.
    Pensándolo bien ser viejo es disfrutar las cosas con otro estilo, no ser fome como se puede tildar, sino más bien con la capacidad del tiempo que ahora disponemos.

    Saludos.

    PS: seguiría redactando, pero ya estoy agotado de estar frente a un pc.

    • elblogdealerecargada
      15 de mayo de 2015

      Claro, con música muy fuerte tampoco se puede conversar.
      Sí, es cierto, tener más años cambia las prioridades pero eso no significa pasarlo mal, todo lo contrario!

      • Christian De Rivia
        15 de mayo de 2015

        Es increíble también como al inicio de semana añoras el viernes y al llegar estas full prendido, pero al salir del trabajo el bostezo te consume. De todas formas, nada mejor como carretear un viernes a sábado, ya que así tiene dos días de descanso haha

  16. Megara
    14 de mayo de 2015

    Pucha, entonces también me llegó el viejazo!
    Tampoco transnocho en la semana y el viernes obvio que el mejor panorama es comer algo rico y quedarse viendo una película!!!
    Los pañuelos para el cuello son realmente infaltables!!

    • elblogdealerecargada
      15 de mayo de 2015

      Jajajaja, es que una llega tan cansada, especialmente si la semana fue terrible, que es mejor ir directo a la casa a hacer algo!

      • Megara
        15 de mayo de 2015

        Si aveces me he encontrado con ganas de solo llegar a la casa teniendo eventos simpáticos. Que terrible! jajaja

  17. Marie Antoinette
    15 de mayo de 2015

    Yo con casi 26 igual comparto hartas caracteristicas de las que nombras, jajaja.
    Ejemplo: He descubierto que si bien, me gusta pasarlo bien, ahora me gusta menos que antes carretear y hacerme “mierda”, jajaja. Al igual que tu, prefiero preparar algo rico, ver una película o tener una grata conversa con quien invito. Me da una paja tremenda tener que soportar la resaca del otro día. Ah y ni decir que desde hace algún tiempo que no me gusta ir a eventos masivos gratuitos, ya casi no voy, porque que lata estar parada en una misma posición por horas. Prefiero pagar, ir a menos espectáculos, pero estar cómoda, jajaja.
    Desde este año, igual he tomado más conciencia de lo que como/tomo. Antes era seca para los jugos procesados y la bebida. Como te conté cuando nos juntamos, ahora consumo bebida (siempre sin azúcar) los fines de semana y deje los jugos artificiales. Ahora preparo una vez a la semana con frutas naturales y los demás días, agua.
    Jajajaja yo igual veo el tiempo y me preocupo de abrigarme la garganta, si no, resfrío seguro. Muy lindo tu pañuelo celeste con puntos blancos!
    Yo casi no leo diarios, en ninguna versión. De hecho, el de los martes, siempre queda tirado en el sillon del living y solo lo compro por la revista, jajaja. De alguna forma u otra eso sí, igual me informo… nunca tan pajarito.
    Abrazos!!

    • elblogdealerecargada
      15 de mayo de 2015

      Ah, las cosas masivas nunca me han gustado, no entiendo eso de apretarse por gusto con gente que no conoces y como no soy muy alta ni siquiera voy a tener buena vista, así que no vale la pena.
      Qué bueno que dejaste las bebidas durante la semana, ese regimen de sábados y domingos que adoptaste está perfecto.
      Sí, la garganta es una especie de punto débil.
      A mí no me gusta todo El Mercurio, el final del cuerpo A y del C siempre los veo, el resto sólo a la pasada.
      Feliz fin de semana!

  18. makitadonoso
    15 de mayo de 2015

    Qué viejazo ni nada Ale, eso es porque disfrutamos de las cosas lindas, simples y de la tranquilidad, sabemos que es lo que importa, quizás puede ser madurez porque entendemos la vida de otra forma que el resto.

    Yo soy igual que tú y por lo visto igual que muchas que ya han posteado. Me gusta mi casa y siempre prefiero preparar algo rico que salir a algún lugar (además no te puedes servir nada si andas en el auto), como sano para sentirme bien, me gusta el papel, me abrigo y sé que las cosas pasan y no siempre podemos hacerlas a nuestra pinta.

    Cariños!

    • elblogdealerecargada
      15 de mayo de 2015

      Me ha gustado enterarme de que somos muchas las personas así. Claro, cuando veo tus fotos de carrete en casa por Instagram pienso que es exactamente lo que me gusta a mí, picoteo y tragos ricos sin la presión de que tener salir a manejar o buscar taxi, también es genial eso de marcar uno mismo el ritmo.

  19. maaarsh
    20 de mayo de 2015

    Uff… tenia ganas de leer este post hace días y recién hoy que puedo me llega como anillo al dedo.
    Estoy en las mismas que tu… me identifique con todos los puntos, excepto con eso de no aguantar hasta mas allá de las 23, porque suelo acostarme tarde, aunque si reconozco que a partir de esa hora empiezo a “dar jugo”.
    Esta semana corta salí el lunes y martes y hoy estoy destruida… tampoco es las salidas hayan sido mega reventadas, pero es que el cuerpo en verdad ya no me responde como antes… necesito estar en mi casa temprano, aunque no me acueste temprano, el solo hecho de andar patiperreando me agota…
    Lo de las comidas me pasa que ademas del tema de las vitaminas que se que son importantes, note que mi cuerop ya no es el mismo, mi metabolismo y mi digestión cambiaron… ya no puedo chanchear como antes porque mi estomago lo resiente =( es terrible.

    Me gusto tu ultima reflexión…
    Aunque la comprato, no creo que se a algo relacionado con la edad, conozco gente bien mayorcita que aun no se da cuenta de ciertas y cosas y tal vez nunca lo haga.

    • elblogdealerecargada
      24 de mayo de 2015

      Es tan notorio eso de que el cuerpo ya no responde como antes, lo peor es que cuando te das cuenta ya no hay vuelta atrás. Nos cansamos más que antes y no queda otra más que asumirlo…
      Y sobre las comidas te entiendo 100%, antes podía chanchear completos en la noche como si nada, ahora si duermo con el estómago pesado tengo pésima noche y sé que antes daba lo mismo!
      Bueno, es verdad. Y tampoco uno tiene presentes esas cosas todo el tiempo, pero al menos ser conscientes de ellas y enmendar si nos equivocamos…

Deja un comentario aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 14 de mayo de 2015 por en Todo lo demás.

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: