El blog de Ale recargada

Ideas que antes dejaba ir y ahora decidí poner por escrito

De paseo por Sewell

Hace varios años que la palabra “Sewell” daba vueltas en mi cabeza. La primera vez que la oí fue cuando estudiaba en la universidad y en el curso de fotografía nos dividieron en dos grupos con profesores distintos. Éramos como cincuenta alumnos en total y las clases debían ser más personalizadas, esa fue la explicación.

El grupo en el que yo no estaba fue a Sewell por el día a tomar fotos y aprovechar de pasear, así que me quedé con las ganas. Por harto tiempo lo olvidé hasta este verano, cuando leí el libro “Mira tú” y venía un capítulo entero dedicado a la ciudad creada en 1904 a muy pocos metros de la mina El Teniente y que empezó a ser deshabitada a fines de los años sesenta.

libro

Es un caso atípico por donde se le mire: los dueños eran estadounidenses, así que llegaron con sus familias a habitar la montaña y fue necesario construir -además de casas decentes- un pueblo con plaza, iglesia, escuelas, oficina de Bomberos, hospital, etc. Los mineros chilenos también vivieron ahí con sus esposas e hijos, con el tiempo la población aumentó y llegó a tener 16.000 habitantes. Los gringos casi no se relacionaban con los chilenos, salvo para los eventos importantes que reunían a todo el pueblo, fechas como el 18 septiembre o el 4 de julio (Independencia de los EEUU). Vivían a kilómetros de su país en medio de la nada en la Cordillera de los Andes, pero aún así festejaban Halloween, Acción de Gracias y jugaban al bowling.

Lo que queda de Sewell fue nombrado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2006 y ahora sólo se puede visitar pagando el tour, que es lo que hice el sábado pasado.

Sewell está a más o menos 45 minutos de Rancagua y lo primero que sorprende al bajarse del bus es ver tantas escaleras por todas partes, en realidad no había otra opción para edificios construidos en medio de la montaña.

escaleras

vista-general

Los turnos de los mineros partían muy temprano en la mañana y acababan por la tarde. Para entretenerse en esas horas antes de acostarse había varias opciones: jugar cartas o billar en el centro social, bailar e incluso ir al cine. Me hubiera encantado conocer ese edificio, pero fue demolido hace tiempo y ya no existe. El guía nos contaba que los estrenos de la época llegaban primero a Sewell, luego a Santiago y por último a Rancagua y el resto de las regiones.

Salón de bowling.

Salón de bowling.

¡Piezas originales!

¡Piezas originales!

Piscina que en su época era temperada y una de las más modernas del país.

Piscina que en su época era temperada y una de las más modernas del país.

Todos los eventos sociales se hacían en la plaza principal de la ciudad, desde la visita de ejecutivos extranjeros hasta los homenajes a los fallecidos. En las mineras siempre hay accidentes y en Sewell también, el más grave fue la “tragedia del humo” de 1945, donde murieron 355 trabajadores por culpa de un incendio subterráneo.

Plaza Morgan.

Plaza Morgan.

Iglesia de Sewell.

Iglesia de Sewell.

En el tour uno puede recorrer lo que queda de la ciudad -que en muchos momentos recuerda a un pueblo fantasma-, subir y bajar escaleras, mirar las casas donde vivían los obreros, tomar fotos y escuchar al guía. Al final está la visita al museo, ubicado en el mismo edificio que antes funcionaba como escuela para los hijos de los mineros.

escuela-museo

Esta parte de la visita me encantó, porque acá hay recuerdos de tiempos pasados, como esa carta de naipe vieja o los paquetes de cigarrillos.

Esta parte de la visita me encantó, porque acá hay recuerdos de tiempos pasados, como esa carta de naipe vieja o los paquetes de cigarrillos.

Tarjetas y postales.

Tarjetas y postales.

Así tenía que escribirse una carta para que llegara directo a Sewell.

Así tenía que escribirse una carta para que llegara directo a Sewell.

Bolas originales de un juego de billar.

Bolas originales de un juego de billar.

Esta era la típica máquina de las tiendas antiguas. Nótese que el monto más alto es $9.000

Esta era la típica máquina de las tiendas antiguas. Nótese que el monto más alto es $9.000

Me encantó el paseo, siento además que ya no estoy con la bala pasada, aproveché de aprender varias cosas y sorprenderme. Si a alguien le interesa hacerlo yo fui con el tour de la empresa VTS. El bus nos pasó a buscar a Plaza Italia cerca de las 9am y llegué de vuelta al mismo lugar cerca de las 19.30 de la tarde. Cuesta $42.000 e incluye almuerzo.

IMG_20150627_130252929

SAM_4970

 

Anuncios

46 comentarios el “De paseo por Sewell

  1. natalia h
    30 de junio de 2015

    Gracias por el dato del final! Se anota.

    Como te dije en Instagram, una tía nació allá y siempre hablaba de su vida en Sewell cuando era chica. Yo era bien niña cuando contaba así que me acuerdo poco de lo que hablaba, pero desde ese momento que me gustaría ir y conocer este lugar tan único, tan eshpeshial. Después de conocer las salitreras en el Norte, creo que podría comparar y sería choriflai.

    Mi abuelita fumaba Hilton! Hasta que no los trajeron más, claro. Jajaja.

    • elblogdealerecargada
      30 de junio de 2015

      Muy bien, qué bueno que el dato sirva.
      Yo creo que la gente que nacuó ahí debe contar su historia con tanta emoción, imagínate que tus recuerdos de infancia sigan ahora allí, perdidos en la montaña en un pueblo deshabitado, lo encuentro tan nostálgico.
      Como no sé nada de cigarrillos, no tenía idea que vendían Hilton…

      • natalia h
        30 de junio de 2015

        Creo que ella tiene entrada gratis a la ciudad y puede ir cuando quiera, por haber nacido ahí. Algo así recuerdo que contaba. Lo encuentro genial porque así puede compartir todo eso con su familia (nietos, ahora).

        Yo recuerdo que me mandaba a comprar cigarros. Hilton 100, Derby y después ya no me acuerdo. No eran hediondos, al menos.

  2. PAOLA
    30 de junio de 2015

    Que lindo!!! Yo fui hace 7 años más o menos y quedé igual de maravillada, en esa ocasión no pudimos ver la piscina, pero en cambio entramos a unos pabellones (viviendas de obreros) que estaban te modelando, es como estar en otro mundo…recuerdo que en ese tiempo yo trabajaba en una empresa grande y antigua de talcahuano, y era tan divertido ver que la mayoría de los artículos de oficina-escritorio que en Sewell estaban EN EL MUSEO, eran los mismitos que yo usaba en mi diario vivir jajaja escritorios metálicos, perforadoras gigantescas que pesan como 5 kg, teléfonos del año del loly…no se modernizaba ni el personal ni los aparatos jajaja
    Lindas fotos, como te comenté en IG a mi se le cavó la batería de la cámara en la mitad del paseo y ahí CERO posibilidad de comprar pilas jajaja espero repetirlo eso si. 😃

    • PAOLA
      30 de junio de 2015

      Los dejaron jugar bowling???

      • elblogdealerecargada
        30 de junio de 2015

        Nooooo, ni siquiera había bola, sólo las piezas muy ordenadas.
        Y tuve la misma sensación de entrar a otro mundo. Con el museo, a mí me pasó lo mismo que a ti con las máquinas de escribir porque las que están ahí en exposición son idénticas a las que yo usaba en el colegio cuando aprendíamos mecanografía, hasta me sentí vieja!
        Igual que chistoso saber que lo mismo que usabas en la pega era pieza de museo, las fotos servirían para enviar una indirecta muy directa a esa ex empresa tuya.
        Claro, cero posibilidad de comprar pilas y nada en general…

  3. r0mii
    30 de junio de 2015

    Siempre he querido ir ahí, pero nunca se ha dado. Veo los reportajes en la Tv, y las personas que vivieron ahí, y sus ojos se les llenan de lagrimas y yo pienso…pucha…debe ser lindo! 🙂
    La construcción por escaleras y el motivo por el cual fue así me recordó a Tortel, donde las pasarelas eran la única forma de conectar el pueblo. Yo pienso…El ingenio de la gente.
    Espero ir algún día…ojala pronto!
    Que tengas linda semana!

    • elblogdealerecargada
      30 de junio de 2015

      Es lindo.
      Tienes razón, las pasarelas de Tortel se hicieron por la misma razón que las escaleras acá, necesidad de movilizarse en un lugar complicado por las condiciones externas. Es cierto eso de que el ingenio surge en las situaciones más problemáticas!
      Espero que puedas ir y buena semana para ti también!

  4. Natalia
    30 de junio de 2015

    ¡Hola Ale!
    ¡Qué bello todo! Siempre he tenido ganas de ir a Sewell, pero nunca he podido.
    Espero poder visitarlo muy pronto. 🙂
    ¡Saludos!

  5. Vivi
    30 de junio de 2015

    Que buen paseo, se ve hermoso, hace años atrás vi un reportaje en la tele sobre ese lugar, asi que anotado, gracias por los datos 🙂

    • elblogdealerecargada
      30 de junio de 2015

      Creo que ahora van a dar otro reportaje porque el guía contaba que la semana pasada fueron de Canal 13 a hacer una nota. Es tan llamativo el lugar que da para contar la historia de nuevo cada cierto tiempo.

  6. andrealarrabe
    30 de junio de 2015

    Qué lindas fotos, Ale. Me imagino que la energía del pueblo debe ser muy particular, me dieron muchísimas ganas de ir desde que vi tus imágenes en Instagram. Te agradezco mucho el dato del tour, porque a mí me falta conocer más de mi propio país. He tenido la suerte de conocer mucho afuera, pero de Chile no he visto casi nada y es algo que quiero ir cambiando. Empezaré a ahorrar para el tour!! ¿Cuánto se demora desde Plaza Italia hasta Sewell?

    • elblogdealerecargada
      30 de junio de 2015

      Sí, es extraño eso de las energías y el silencio en el lugar es muy profundo si te apartas del grupo, había muy poca gente.
      A mí también me falta conocer partes de Chile y me da pena porque siento que debería hacer más, enfocarme más en mi país.
      Salí tipo 9 de acá y a Sewell llegué cerca de las 12.30 porque antes hay una parada en Rancagua y luego una a mitad de camino donde te muestran la minera.

      • andrealarrabe
        30 de junio de 2015

        Yo creo que igual pasa, ¿o no? Uno siempre prefiere salir del país y a veces se olvida de las maravillas que tenemos aquí mismo. De verdad me tincó mucho hacer el tour!

      • elblogdealerecargada
        30 de junio de 2015

        Suele pasar, quién diría que no a conocer otro país…
        Bueno, si lo haces y tienes alguna duda previa, feliz te ayudo!

      • andrealarrabe
        30 de junio de 2015

        Yaaa, gracias! 🙂

  7. Megara
    30 de junio de 2015

    Me encantó! Me dieron muchas ganas de ir un fin de semana porque además queda cerca. Allá debe haber algún hostal o algo así para alojar?. Me dieron ganas de planificar un viaje ahora ya!
    Hermosas fotografías y el lugar tiene un encanto único!

    • elblogdealerecargada
      30 de junio de 2015

      En Sewell no hay nada para alojar, es un pueblo fantasma y sólo trabajan los mineros. Lo que sí te sirve es dormir en Rancagua porque el bus para ahí a la ida y a la vuelta.
      Gracias!

      • Megara
        30 de junio de 2015

        Ahhhh buenísimo, entonces lo ideal sería quedarse en Rancagua e ir por el día a hacer el tour!

      • elblogdealerecargada
        30 de junio de 2015

        Claro, si yo fuera tú hago el tour el sábado, me quedó en Rancagua en la noche, veo qué hacer el domingo y por la noche tomo un bus cualquiera!

      • Megara
        30 de junio de 2015

        Yayy, gracias por el datooo! Voy a planificar un viajecito así! Me enamoré del lugar por tus fotografías!

  8. Catalina T. M.
    30 de junio de 2015

    Ale, qué rico que fuiste, tengo el tour cotizado y esperando un fin de semana apropiado para ir. Me gustó tu reseña y más ganas me dieron de ir. Es una maravillosa historia, de desigualda y de trabajo. Saludos y buena semana corta.

    • Catalina T. M.
      30 de junio de 2015

      Desigualdad.

      • elblogdealerecargada
        30 de junio de 2015

        Yo también estaba esperando fechas y el fin de semana largo fue perfecto. Ojalá puedas ir pronto.
        Sí, eso mismo, desigualdad y trabajo.

  9. Ale
    30 de junio de 2015

    Nunca fui, aunque escuché mucho de hablar de Sewel cuando estaba estudiando y me hizo acordar un poco de Lota, aunque arquitectónicamente na’ que ver.
    Necesariamente hay que ir contratando tour? no se puede ir por cuenta de uno? Es que pienso que de ir en familia es un poquito caro como para 4 personas por ejemplo.

    • elblogdealerecargada
      30 de junio de 2015

      Puede que arquitectónicamente no tenga mucha relación, pero el tema central de la minería y la forma de vida seguro que sí.
      Sí, al menos eso nos dijeron en el tour, que el acceso es restringido y sólo entran las personas que trabajan y casos especiales autorizados por Codelco. Hay un paso de hecho que es donde hacen el control. Es verdad, sale caro para 4 personas 😦

  10. Rodrigo Acevedo (@UnFlanMaestro)
    30 de junio de 2015

    Hace poquito miraba en uno de estos programas de reportajes que dan los fines de semana a la hora de almuerzo, una nota acerca de Sewell y quedé con muchas ganas de visitar el lugar. Esto de los pueblos abandonados o fantasmas, me llama mucho la atención. Que curioso que un lugar que tuvo tanta vida en algún momento, de pronto se quede sin habitantes y pase a estar como suspendido en el tiempo. Una maravilla.
    Ojalá pueda visitar el lugar en algún momento.
    Saludos, Ale.

    • elblogdealerecargada
      30 de junio de 2015

      A mí también me llama la atención el tema, me pregunto si los lugares guardan memorias de las personas que vivieron ahí, pongo los pies y pienso en cómo era la vida antes. Debe ser tan extraño para los niños que vivieron ahí y ahora sus recuerdos son parte de un pueblo fantasma.
      Ojalá puedas ir 🙂

  11. Jessica
    30 de junio de 2015

    Es tan lindo. Nosotr@s fuimos por geografía en la U, y nos encantó, porque mezclaba cosas de la Historia con la geografía y habían demasiadas cosas interesantes, como por ejemplo lo de la ley seca y que los mineros bebían colonia, jajaja, supongo que a esa edad eso era traumático, así como el pago diferenciado y la segregación del acceso a la ciudad por el tipo de trabajo que tenían. Lamentablemente llegamos tarde y no pudimos ir al tour de la mina ¿todavía lo hacen?
    Lindo paseo, me encantaría ir de nuevo.

    • elblogdealerecargada
      30 de junio de 2015

      Claro, me imagino que debe haber varias carreras a las que el paseo le cae de perillas, Geografía no lo había pensado, pero tienes toda la razón.
      Lo de la ley seca también me impresionó, es parte de esa moralina que tienen los gringos. Igual el guía nos contaba que trago siempre había, de mala calidad, pero había. Algunas personas hacían el camino a pie por la montaña para vender en el mercado negro.
      No se puede entrar a la mina porque Codelco ya no lo permite para tours abiertos a todo público, pero sí a sus invitados especiales.

      • Jessica
        30 de junio de 2015

        Ohhh, que lata que no se pueda hacer. Ojalá algún día vuelva a ser para tod@s.

  12. Cher
    30 de junio de 2015

    Que hermosas las fotos!! había escuchado hablar de Sewell y una amiga fue cuando había nieve por lo cual la vista era maravillosa! encuentro súper bueno el precio del tour y con almuerzo incluido súper =)

    • elblogdealerecargada
      1 de julio de 2015

      Yo también quería ir cuando hubiese nieve, pero este año el clima ha estado tan variado que me iba a morir esperando. En otros tiempos estaba nevado entre junio y julio, ya no. Me gustó igual ver todo con sol.
      Sí, también opino que es un buen precio!

  13. furtivaa
    30 de junio de 2015

    Cuando lo vi en instagram pensé que era un lugar fuera de Chile (que ignorante) por toda la onda medio gringa que tiene la primera foto y sobretodo por el nombre… Es un hermoso lugar, se pasó. Me recordó a Chuqui y Humberstone pero remasterizado. Lindo paseo

    • elblogdealerecargada
      1 de julio de 2015

      No te preocupes que no siempre uno sabe todo, estoy segura que conoces más de otras partes que el resto no, eso suele pasar.
      Claro, tiene toda una onda gringa porque los gringos hicieron la construcción y debe tener la misma onda de pueblo perdido de los dos ejemplos que nombras con la diferencia de que está en plena cordillera!

      • furtivaa
        1 de julio de 2015

        Muy lindo lugar, lo estuve googleando

  14. Gata Calicó
    30 de junio de 2015

    Mis ex compañeros de arquitectura fueron cuando yo ya me había cambiado de carrera, así que también me quedé mirando por la ventana aquella vez jajaja buu 😦
    Me produce una extraña fascinación eso de un pueblo fantasma, todo eso de lugares abandonados me encanta. Me imagino como habrá sido todo antes, se debe sentir una energía extraña.
    Lindo e interesante lugar, me encantaría visitarlo algún día.

    • elblogdealerecargada
      1 de julio de 2015

      Ohhhhh, tuvimos un caso más o menos similar. Hay un montón de carreras que pueden aprovechar la visita a Sewell enfocándose en distintos aspectos, me gusta eso.
      Y sí, es muy fascinante mirar un lugar que fue algo distinto y ahora se ve tan solo. Ojalá puedas ir algún día y te saques la espina!

  15. marieantoinette09
    1 de julio de 2015

    Que interesantes son los lugares atipicos! Como te comente en IG el día que subiste las fotos, yo justo ese día estaba leyendo sobre Sewell y de verdad que dan ganas de partir corriendo a tomar el tour, jajaja. Que increíble lo que cuentas del cine… me recuerda a cuando una profe nos contó que en algún decenio del siglo XX (no recuerdo especificamente cual) las tiendas de lujo, llegaban primero al norte y muuuucho después a Santiago, y eso me lleva a preguntarme, ¿Cuando habrá empezado a cambiar esto? Lo averiguaré, jajaja.
    Los colores se ven tan lindos en las imágenes, el día y el sol, te acompañaron fielmente en tu paseo. 🙂
    Se ve mejor conservado incluso que Humberstone y Santa Laura y me imagino que ahí si influye positivamente la inyección de capitales privados, o sea, si es que Codelco ha aportado algo ahí…
    Jajaja, a mi me pasó lo de la “bala pasada” curiosamente con otro capítulo de “Mira tú”, el de “el Conguilio”, resulta que cuando fuimos a Melipeuco, el profesor nos dio a elegir entre Laguna Icalma y Conguillio y como yo era una de las que inicialmente iba “obligada”, me dejo elegir a mi y sin pensarlo dije “Icalma” y si bien era bonito, no era comparable a las fotos que se sacó el otro grupo en Conguillio y pucha que me arrepiento. Ojalá algún día pueda revertir mi decisión e ir por mi cuenta, jajaja!
    Abrazos!!!

    • elblogdealerecargada
      1 de julio de 2015

      Qué buena que justo estabas leyendo el libro, cuando yo llegué a ese capítulo me dio una cosa en la guata y me dije que tenía que ir, que no podía pasar de este año y por suerte así fue.
      Claro, donde hay minería hay plata y antes las cosas eran más descentralizadas, ahora todo llega siempre primero a Santiago. El lugar está bien cuidado porque Codelco mete plata y me parece bien que así sea, lástima que igual hay varias partes destruidas, partiendo por el cine!
      Sí, tuve un súper buen día!
      Me siento ignorante con los lugares que nombras porque no ubico ninguno de los dos. Voy a mirar fotos en Google, pero por lo que leo, vas a tener que ir al que tienes pendiente!
      Linda semana Aída.

      • marieantoinette09
        2 de julio de 2015

        Que bacan que hayas podido cumplir tu promesa!
        Ale quizás lo olvidaste, pero en el libro “Mira tú”, hay un capítulo dedicado al Parque Conguillio, si no me equivoco creo que es el último, es precioso. Onda es un lugar muy prístino y afortunadamente bien conservado. Icalma es más desconocido y principalmente es para quienes les gusta acampar y cosas así… y está bastante cerca de la frontera de Argentina. Ay, si me acuerdo y se que la embarre, jajajaja.
        Cariños!

      • elblogdealerecargada
        2 de julio de 2015

        Por supuesto que lo olvidé y tuve que chequear el libro. Tengo más buena memoria con los monumentos versus las áreas verdes. Se ve precioso, me encantaría ir.
        No le des más vueltas, próponte ir algún día y cuando eso pase, vas a poder decir que conoces los dos lugares!

  16. carolina
    11 de julio de 2015

    mi papa vivió ahí cuando era chico y unas de mis tías nació ahí, siempre fue minero así que vivió el desalojar el campamento y después ver cuando lo fueron demoliendo, no queda casi nada ya, aunque la vida era cómoda era muy segregada, cosa que aun queda en Rancagua ( villas aparte, piscina aparte hasta hace poco hasta el hospital era diferente) de hecho “los gringos” cuando los bajaron tambien estaban aparte de resto no se si en otros campamentos pasa lo mismo,

    pasaste por coya? un pueblo que también esta en la montaña, pasas rancagua, machali y coya,, yo naci ahi en el hospital del teniente en medio de los cerros =)

    • elblogdealerecargada
      13 de julio de 2015

      Debe ser raro haber nacido en un lugar y que algunas de las cosas que recuerdas ya no existan más…
      La segregación es un tema en todo Chile parece, en Santiago yo siento que es peor.
      Creo que por el camino pasamos por Coya, pero no nos detuvimos.
      Gracias por comentar 🙂

  17. Angelita
    1 de octubre de 2015

    Hola . . . lindo relato de Sewell …. :0) lo disfruto intensamente cada vez que puedo subir…. Chicas aprovecho de comentar que también pueden subir con FUNDACIÓN SEWELL … fundacionsewell@gmail.com …. para recibir información.

Deja un comentario aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 30 de junio de 2015 por en Viajes.

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: