El blog de Ale recargada

Ideas que antes dejaba ir y ahora decidí poner por escrito

5 cosas que he aprendido viviendo en Santiago Centro

En junio próximo se cumplen 7 años desde que me vine a vivir al (por estos días lluvioso) centro y estas son algunas de las cosas que más observo a diario:

1.- Hay un mundo muy distinto desde San Antonio al poniente o San Antonio hacia el oriente: San Antonio es para mí una calle simbólica. Con mis amigas, cada vez que escuchamos de alguien exagerado o que tiene miedo de andar por lugares muy llenos debido a los prejuicios, tenemos el siguiente dicho: “a tu vida le falta San Antonio”. Es una calle concurrida y siempre ruidosa, con un público distinto según uno la recorra de lunes a viernes, por las noches o los fines de semana. Por estos días está llena de locales peruanos y centroamericanos, pero siguen las tiendas de cosas chinas, los plásticos y varias cosas más. Para mí San Antonio es también la división entre el mundo hipster y no hipster que convive en el centro. Si uno camina hacia el oriente pronto viene Mac Iver y después empieza el barrio Lastarria, pero yendo hacia el poniente están todo el bullicio, los locales pintorescos, Estado, 21 de mayo, los museos y la Plaza de Armas. Y más allá, los edificios residenciales donde vive gente como yo. Me gustan ambos sectores por cierto 🙂

centro.jpg

2.- Si no alcanzaste a tomar desayuno en tu casa, no te preocupes: Las veces que me toca caminar desde mi casa al metro Universidad de Chile me encuentro con al menos diez lugares donde comprarse un pan y una taza de café para empezar bien el día.  Hay sándwiches de todas las combinaciones imaginables: ave palta, ave mayo, ave pimentón, barros luco, barros jarpa y hasta algunos con queso fresco para los más sanos. Cuestan cerca de $1.000 y vienen envueltos en papel plástico para no ensuciar nada durante el trayecto.

3.- Hay mucha gente con circulando con bolsas (incluyéndome): El centro está lleno de tiendas y supermercados express pensados para la compra de reposición y no esa mensual donde una necesita auto para llevarse todo a la casa. Pocas veces veo a gente caminando con los brazos vacíos y cuando yo lo he hecho me siento rara, es como si me faltara algo.

perros-policiales

4.- Tengo un montón de vecinos perros: Además de los perros de Carabineros -por lejos los más profesionales del mundo- en el centro hay muchos perritos callejeros cerca de La Moneda y son de carácter tranquilo, nunca atacan a la gente. En el jardín gigante del ex Congreso Nacional viven tres perros que veo jugando cada vez que paso por ahí y cuando salgo de noche, me encuentro con un montón de perros que sus amos sacan a pasear en correa por el barrio. He conocido un montón de razas y no tenía idea que algunos de mis vecinos tenían tanto pedigrí. Igual yo siempre preferiré al cachupín café con negro de ojos castaños, esos son por lejos los más amorosos.

gatito.jpg5.- Salvo excepciones, a los gatos no les gusta Santiago Centro: 9 de cada 10 gatos detestan el ruido, así que es muy extraño verlos en esta zona y cuando me encuentro con uno, poco me falta para hacer fiesta. La GRAN excepción es este minino, amo y señor de la tienda veterinaria de Santo Domingo con Bandera, que casi siempre se ubica en esta cama (que dudo que se venda algún día, si la tiene llena de pelos) y le encanta mirar a la gente pasar y las micros con sus bocinas. Es tan irreal que no todas las personas se dan cuenta de que hay un gato a la entrada y me ha tocado ver a algunos que lo descubren por primera vez y no lo pueden creer. Yo a veces le hago cariño y me mira con cara de “por favor, circula”. Pero es lindo igual. En La Vega también hay hartos gatitos, pero ese es un micromundo que merece un post aparte.

*Me faltaron varias otras cosas. Quizás haga una segunda parte después 🙂

Anuncios

35 comentarios el “5 cosas que he aprendido viviendo en Santiago Centro

  1. furtivaa
    18 de abril de 2016

    Que entrete este post, muchas cosas ciertas y tips geniales.
    Cuando voy a Stgo nunca tomo desayuno porque es obvio que con algo me voy a pillar en el camino… y todos los días puedes probar cosas diferentes, que rico.
    Yo no sabía de San Antonio hasta que el año pasado me la caminé todita… debo reconocer que iba muerta de miedo, porque ya estaba oscureciendo e iba sola, pero iba con mi cara más chora jejeje

    • elblogdealerecargada
      18 de abril de 2016

      Es verdad, siempre hay cosas diferentes.
      Pero es que ese es el punto, en San Antonio hay que andar alerta pero no es que pasen cosas malas a cada rato, es más bien la mala fama. De noche es más peligrosa, de día sólo es una calle muy concurrida.

      • furtivaa
        18 de abril de 2016

        Eso es…. la mala fama. Y yo no tenía idea, después me dijeron jajaja

  2. La Pelu
    18 de abril de 2016

    *amé tu dicho:_ “A tu vida le hace falta San Antonio” porque puta que es cierto!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! jajajajajajajajajaj si te quieres hacer cuero de chancho tienes que ir a San Antonio!!!!
    * Si no alcanzaste a tomar desayuno si, tienes una variedad! pero si no sabes que comer de once! tienes desde pollo asado con papas fritas, papas rellenas, anticuchos, sushis, pasteles…..y todo, en la calle!!!
    * Hay mucha gente circulando…..punto final. eso es algo que no me gusta mucho, insisto en mi “mañosidad” con los tumultos y calles transitadas….no los soporto.
    * Perros everywhere!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! siiiiiiii, en Sta Lucia están los cabros de siempre y siempre les digo “Hola!” jajajajajjaaj (si voy con Don el hace la voz de respuesta, siempre siempre esa voz de perros es de flaite….aunque sea un perro de raza full cuica)
    *Conocer ese gato debo!

    • elblogdealerecargada
      18 de abril de 2016

      Jajajaja, síiii, o San Antonio o los alrededores de Estación Central, ahí quedas bien curtida en gentíos y locales por toda la cuadra.
      Es verdad, a la hora de once hay muchas opciones, desde la más clásica en el café Colonia hasta el pollo con papas fritas que dices tú. O los completos del portal Fernández Concha.
      OYE, yo también le pongo voces a los animales, pero más a los gatos. Es divertido.

  3. natalia h
    18 de abril de 2016

    Jaja, es todo tan cierto. Yo le he ido perdiendo el susto a varias calles porque ya circulo por ellas siempre. Sobre todo hacia Mapocho/puente/Amunátegui, son mi barrio casi. Igual San Antonio me da susto pero más miedo me da Ahumada, la evito, nunca me ha gustado. Mi calle favorita es Estado, la amo.

    • elblogdealerecargada
      18 de abril de 2016

      Yo le tengo respeto a cruzar la Estación Mapocho y caminar por Bandera después de las 9 o 10 de la noche, todo el resto lo tolero bien.
      Qué raro, a mí no me da miedo Ahumada, me pongo más alerta en Puente, ahí siento que está el peak de gente.
      Ahhh, yo amo Huérfanos, esa es mi preferida.

      • natalia h
        18 de abril de 2016

        Ahh, eso es distinto a de día, absolutamente. en general, todas las calles me dan susto después de las 10.

        Es la misma gente! jaja.

      • elblogdealerecargada
        18 de abril de 2016

        Bueno sí, es la misma gente si la calle es la misma, sólo con nombre distinto, jajajaja.

  4. Gata Calicó
    18 de abril de 2016

    Me encantó el gato, tiene cara de “fuera de mi negocio, ahora”, y esa es la cara que deberían tener los gatos de los negocios, no?
    Mi cosa favorita de lo poco que conozco del centro de Santiago, son esos semáforos con una figura de humano que corre cuando está en verde, y lo hace cada vez más rápido a medida que se acaba el tiempo. Con Vic nos quedamos parados mirándolos muertos de la risa, todos deben pensar “éstos son de región” jajaja.

    • elblogdealerecargada
      18 de abril de 2016

      Sí, así es como debe ser un gato de tienda, displicente y mirando a todos por encima jajaja.
      Cierto! Me encantan esos semáforos y en los segundos finales es como si el monito estuviera corriendo una maratón, me da risa. “Corre o morirás” es la premisa.

  5. paumjv
    18 de abril de 2016

    No conocía eso sobre la calle San Antonio, pero es super cierto. A mi me gusta ir a Santiago, siento que nunca me voy a aburrir jaja.

  6. Vancuer
    18 de abril de 2016

    El cambio de “pedigri” en las calles es una cuestion heavy, me llama mucho la atencion porque cuando salgo, me voy caminando, y no se, por donde vivo al centro … despues mas pa lastarria y asi… la gama de gente y nacionalidades es maravillosa… por eso amo el centro =)

    lo de las compras es tan real, hoy ando con una cartera chica, porque debo ir a buscar a mi porota donde mis papas y me siento desnuda, jajajajaja… comoque siempre hay donde comprar, que comprar y todo…

    lo que faltó son los mendigos y borrachitos, como que aunque no tengan casa, tienen su sector claramente especificado sepa dios por que, pero son siempre los mismos… y yo que sufro de miedo atroz a ellos (una vez uno me dio una patada, no es por maña que no me gustan) entonces verlos siempre donde mismo, los hace familiares y ya no ando con susto… ajjajaja

    santiago es una ciudad bakan, es exquisito recorrerla, comer en ella, caminar, andar en bici, tengas o no tengas plata… siempre es un agrado

    • elblogdealerecargada
      18 de abril de 2016

      Sí, cada vez está todo más variopinto y me gusta eso, la variedad hace bien.
      Jajaja, te entiendo con eso de la cartera chica, yo siento que se me quedó algo en la casa.
      Es verdad, están muy sectorizados los mendigos y qué lata eso que te pasó de la patada, eso asusta…
      Estoy de acuerdo, lo mejor es caminar y mirar todo con calma, siempre se encuentra algo novedoso!

      • Vancuer
        18 de abril de 2016

        siii, esta todo mas lindo cada vez, se esta queriendo dar vida de barrio al sector … me gusta.
        yo tuve que forzarla un poco, porque como andare en metro y micro hoy (yujuuu) podre leer, jajajaja, asi es que meti un libro, jajajajajaja

        caminar es lo mejor, con espiritu de turista =)

  7. Jessica
    18 de abril de 2016

    Amo el centro de Santiago y como mis abuelos vivían en un sector que era medio de temer (Esmeralda con San Antonio) porque se llenaba de “chicas malas” y al lado del edificio (y en frente) había un motel, tons’ de niña que ya cachaba que había que andar con cuidado y la verdad me ayudó a moverme desde niña sin miedo y mucha precaución por todo el centro.
    San Antonio (de día) rules, tiene de todo, hasta micros jajaja. Y lo otro bacán es que además de perros y gatos hay hasta caballos, o sea ¿dónde más? hasta cariño le hicimos a uno la otra vez con mi Gordín.

    • elblogdealerecargada
      18 de abril de 2016

      Ahhh, conozco esa esquina y claro, tiene harto movimiento.
      Cierto, hasta hay micros y TODA LA RAZÓN, también caballos que hasta se pueden tocar , no sé dónde más ocurra una cosa así.

  8. carobeatriz
    18 de abril de 2016

    Qué terrible Ale la tragedia que está pasando con tanta lluvia en Stgo., me enteré ayer en la tarde porque en mi casa ni habíamos prendido la tele el sábado. Espero que en la casa de tu madre no haya pasado nada? Mi tía en Maipú se salvó jabonada.
    Ni idea donde queda la calle San Antonio, de la calle que más lindos recuerdos tengo es de San Diego, llena de libros de todo tipo y juguetes recliclados 🙂

    • elblogdealerecargada
      18 de abril de 2016

      Así es, pero ya pasó lo peor, gracias por la preocupación. Mi mamá está bien, sólo cortaron el agua pero ya volvió, así que tranquila. Los gatos estaban con ataque el sábado y el domingo porque no podían ir a jugar al patio o el jardín. Lo intentaron, pero volvieron mojados a los cinco segundos y ya no quisieron más, pero me informan que hoy ya caminaron más.
      Es entretenida San Diego también, cuando recién tuve plata compraba todos mis libros ahí, también vitrineaba los juguetes!

  9. Rocío Burotto
    18 de abril de 2016

    Que buen post!, yo no vivo en el centro, en ese sentido soy uno de los 9 gatos jajaja, siempre he vivido lejos del centro y lo veo como algo para ir a trabajar, echar la talla, recorrer, etc, pero el ruido me mata 😦

    • elblogdealerecargada
      18 de abril de 2016

      Gracias 🙂
      Es más que nada es ruido de las micros y autos, pero hay un montón de gatos que viven en departamentos y no lo pasan mal, al contrario.
      Pensé hace tiempo en traerme a mi gato Jerry, pero él se crió en el patio y el techo, quitarle eso hubiera sido cruel!

      • Rocío Burotto
        18 de abril de 2016

        Si, el ruido de autos me deja mal, yo creo que es cosa de costumbre. A mi me pasó con mi perrita, me la iba a traer pero hubiera sido cruel meterla en un depto enano cuando ella está acostumbrada a otra cosa

  10. Nico
    18 de abril de 2016

    La gente le teme a San Antonio igual que al barrio Meiggs porque en la tele muestran siempre lo malo, hay que andar más atento, sin pavear y listo!! :D.
    Lo que más me gusta de Stgo. Centro es que puedes caminar super entretenida y siempre encuentras algo nuevo, como cuando encontré el granero del goloso y mi vida cambió jajjaja

    • elblogdealerecargada
      18 de abril de 2016

      Exactamente, siempre muestran lo malo y hay mucha gente que se queda con esa idea, sin ganas de saber si hay algo más allá o no.
      Jajaja, me gusta esa tienda también porque los tés Clipper son más baratos en comparación con otros lugares. Es pequeña pero por dentro está llena de cosas!

  11. elyz
    18 de abril de 2016

    El centro de Santiago, para el lado que tú vives, es super lindo y tiene de todo!. Vivo al otro lado de Alameda, hacia el sur, pero si tengo que hacer tramites, compras, voy al centro caminando y eso es lo mejor. Aunque igual me dan susto en la noche ciertos sectores, como Mapocho, San Antonio o hasta la Plaza de Armas. Cambian totalmente entre día y noche. Y lo que envidio un poco, tanto local de comida y cafe!
    A mi gato tampoco le gusta donde vivo, es verdad, no les gusta el centro, cuando se ha quedado conmigo está todo el día bajo una frazada, camina encogido, me da pena, es que no aguanta el ruido.

    • elblogdealerecargada
      18 de abril de 2016

      Eso me gusta, de veras hay de todo. Siempre quise venirme a este lado, el tuyo lo conozco y tengo una amiga que también vive hacia allá, pero no hay caso, no me nace vivir por ahí.
      Y creo que a estas alturas, en todas partes hay que tener cuidado por las noches 😦
      Pobrecitooooooo tu gato. Además los gatos son súper sensibles a los cambios de rutina, son como viejos mañosos!

      • elyz
        18 de abril de 2016

        Si, es cosa de gustos no más. Yo busqué por acá más que nada por tener el Parque Bustamante al lado.
        En verdad mi gato es un viejo mañoso jaaja, asi que viene solo cuando mi mamá sale varios días, de visita no más, no le gusta nada que lo saque de su rutina. Si es de la tercera edad yo creo, en mayo cumple 12 años.

      • elblogdealerecargada
        18 de abril de 2016

        La Canela es igual y se supone que es joven… quizás hay gatos de personalidad más abierta como este de la tienda y otros que no les gusta conocer lo nuevo no más…

  12. Andrea
    18 de abril de 2016

    Me encanto tu post. Es muy cierto eso!!!

  13. marieantoinette09
    18 de abril de 2016

    Que entretenido leer este post, cuando conocí “tus barrios” in situ. Uf, tiene harto prejuicio San Antonio, pero yo de tan chica que he ido sola por esos lados que me acostumbré a andar precavida cuando se aglomera harta gente, la que me da miedo, porque siempre que paso por ahí veo algo o intentan robarme, es Puente. La detesto un poco de hecho.
    Jajajaja que bacan contar con desayuno si es que te quedaste corta de pan y/o te dio lata hacer el desayuno! Yo estoy obligada a hacerlo si me descuide con las compras xDDD.
    Oh no había pensado en eso de las bolsas!! Claro po, siempre que voy al centro veo gente muy cargada y con mini bolsas de super! ¿No extrañas los almacenes?
    Jajajajaja, el gato se ve muy amo y señor de esa camita, nica dejara que la vendan.
    Gracias por todo hoy Ale!! Lo pasé supeeeeer!
    Cariños!!

    • elblogdealerecargada
      19 de abril de 2016

      Síiiii, ya los conociste.
      Es verdad, en Puente hay muchas personas caminando a la vez y eso es campo para los ladrones.
      Es que igual tengo almacenes cerca, son más caros que en otros barrios, pero hay.
      Esa cama es del gato ya, definitivamente.
      Gracias a ti por la visita y los libros! Yo lo pasé genial también y hoy en la mañana desayuné con calma los panqueques, me encantaron!
      Cariños y que estés bien!

      • marieantoinette09
        20 de abril de 2016

        ¿En serio hay almacenes? Ups nunca he visto creo (o no me he percatado, como no los he necesitado, más bien).
        Oye al final la culpa del “derretimiento” no fue de los arándanos, fue del manjar, porque a los dos que le hice a mi mamá, les pasó lo mismito y esos no llevaban fruta. Al ser bajo en grasas, es más líquido y no pensé en eso, jajajaja. Que rico que de todas formas te hayan gustado!
        Cariños!!

      • elblogdealerecargada
        20 de abril de 2016

        Sí, esos típicos negocios de barrio, están escondidos y más caminando hacia Santa Ana, pero hay.
        Como guardé los panqueques toda la noche en el refrigerador al otro día estaban perfectos, los calenté y los comimos al desayuno, así que gracias de nuevo!

Deja un comentario aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 18 de abril de 2016 por en Todo lo demás.

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: