El blog de Ale recargada

Ideas que antes dejaba ir y ahora decidí poner por escrito

5 lugares en los que nunca he estado

Créanlo o no, nunca he puesto un pie en la nieve, en un casino, en Fantasilandia o en una despedida de soltera.

fantasilandia_201756.jpg

Fantasilandia: No sé cuántos chilenos no conocemos Fantasilandia, pero estoy segura de que somos minoría. No fui en la adolescencia, cuando era carrete obligado ver quién duraba menos en el juego de moda o quién terminaba vomitando después de subirse al kamikaze. Lo peor es que hubo un tiempo en el que iba todos los sábados al barrio porque el preuniversitario que tomé estaba en Beaucheff, pero aún así, jamás crucé el umbral. Y no es por miedo, alguna vez me gustaría intentarlo, pero al mismo tiempo me da mucha lata saber que hay que hacer filas eternas antes de cada “atracción”. En verano me gustaría mojarme en el splash y mi otro sueño frustrado es dar vueltas en una montaña rusa.

La nieve: Voy a sonar súper huasa, pero yo no conozco la nieve, nunca la he tocado, no me he tirado en bolsa de plástico desde una pendiente ni mucho menos he armado un muñeco. No estoy ni ahí con aprender a esquiar, pero sí me gustaría andar en trineo y aún mejor, conocer a una manada de perros huskies siberianos para hacerles cariño y ver lo bien que trabajan en equipo. Hablando de eso, tengo dos películas sobre el tema para recomendar: “Eight below”, sobre el rescate de seis perros que quedan varados en la Antártida después de una tormenta terrible y “Frozen” (nada que ver con la Disney), con la historia de tres amigos que se quedan atrapados toda la noche en lo más alto del andarivel para esquiar y el congelamiento es una amenaza.

PARQUE COMIC 1 baja.jpg

San Miguel: Sigo sin conocer esta comuna de Santiago y siento que es una tremenda deuda en mi vida. No sólo es el hogar del grupo Los Prisioneros, además hay un parque del cómic con una estatua dedicada a Condorito y como si eso no bastara, tiene un montón de graffitis lindos que conforman un museo a cielo abierto en la parte posterior de algunos blocks de edificios. Tengo que puro ponerme en campaña porque ir a San Miguel es una de las metas que me propuse en enero, pero espero que llegue la primavera para aprovechar de pasear y tomar fotos bonitas. Mucho frío últimamente.

casino.jpg

Casino: Nunca he entrado a un casino de esos que muestran en las películas, con máquinas llenas de luces por todas partes, juegos de póker y el sonido tan característico que ocurre cuando la gente gana un vaso enorme de monedas. Es que no me llama mucho la atención apostar y yo creo que por ahí va mi desinterés, el triunfo debe ser entretenido y excitante, pero odio la sensación de perder plata en algo así. Y convengamos que lo más frecuente es lo segundo, aunque la publicidad intente convencernos de que todo el mundo lo pasa genial en el casino y vuelve a su casa más rico que antes. Como yo soy culposa, me sentiría pésimo malgastando mi plata del mes en un lugar así. Iría eso sí a tomar fotos y ver las caras de las personas, jugando a adivinar quiénes son ludópatas y quiénes no.

Despedida de soltera: No he ido por opción personal a esas típicas despedidas de soltera donde todas las mujeres se van a un local a mirar vedettos y gritar como locas porque (y esta es mi opinión muy personal) encuentro un poco penoso todo el concepto. No entiendo cuál es la idea de enloquecer mirando a tipos sin ropa y no me atrae para nada verlos bailar, ni siquiera para reírme. Es que no me causan ni gracia. Y si es por tomar, mil veces prefiero hacerlo en una casa con amigas, sin música estridente y en un ambiente de confianza para pasarlo bien a mi pinta. Lo bueno es que las veces que me han invitado he explicado que no es mi onda, que lo pasaría más mal que bien, y todo el mundo ha entendido.

Anuncios

29 comentarios el “5 lugares en los que nunca he estado

  1. paumjv
    18 de julio de 2016

    Yo tampoco he ido a fantasilandia, tampoco es que me llame mucho la atención, se que no me subiría a muchas cosas, me mareo con facilidad. Tampoco he ido a la nieve =( Infancia, where? Jajajja.

    • elblogdealerecargada
      18 de julio de 2016

      Yo no me mareo, me molestan los gentíos, por eso no me tinca tanto ir, pero deberé hacerlo alguna vez, para sacarme la curiosidad.
      Infancia no sé dónde, jajaja.

  2. La Pelu
    18 de julio de 2016

    Yo tampoco he ido a Fantasilandia y no me interesa porque de frentón, mi cuerpo y organismo no soporta ese tipo de adrenalina y creo que puedo morir de un infarto arriba de uno de esos juegos. Sufro cuando veo seres queridos arriba incluso, no, no va conmigo. La nieve la conozco y si, yo iba con mis abuelos a hacer picnics y jugar con bolsas y cosas así….una vez esquíe y lo pasé pésimo, de ahí no fui más….y no me interesa, porque odio el frío y sentirme mojada.
    San Miguel creo que la olvido y si, es una comuna que no se si he pisado alguna vez en mi vida….
    Casino, fuimos con Diego alguna vez, me gaste 5 lucas para jugar en el traga moneda y llegué con 15 a casa jajajjaa pero lo pasé chancho porque tomamos, disfrutamos de música en vivo, y luego fuimos a jugar…..jno es algo que haría siempre, pero de vez en cuando, si.
    Las despedidas de soltera son entretes….yo no he ido nunca a una en local pero si en casa y me he reído tanto porque me divierte ver como se chasconean las amigas……sobretodo esas que son más piola…ahora, si me preguntan, yo haría otras actividades más mujeriles que de calentonas…como que está trillado el vedetto….igual que los babyshowers con esos juegos mamones….ahí les llevaría el vedetto jajajaj

    • elblogdealerecargada
      18 de julio de 2016

      Ah, si no te gusta sentirte mojada creo que la nieve no es para nada un buen panorama, al contrario.
      Esa fue suerte de principiante! Qué bueno que ganaste.
      Es que es cuestión de pareceres, para mí nada que implique vedetto es entretenido, mi mente lo relaciona con decadencia…

      • La Pelu
        18 de julio de 2016

        ajajaja si!!!

  3. natalia h
    18 de julio de 2016

    Siento como que me sobra calle leyendo este post, jajaja. Yo sí fui a Fantasilandia pero de niña y lo odiaba, tengo muy malos recuerdos de ese lugar. Ale, el Splash ya no existe jaja.

    Te debes ir a la nieve. Yo tampoco esquío ni me interesa, pero ir a tirarte en bolsa de basura es algo que cada chileno debería hacer teniendo la cordillera al lado. Es tan entretenido. E incómodo. Y mojado.

    Yo nunca he ido a despedida de soltera como dices tu, con vedetto. Opino lo mismo que tu, de hecho. A la única que he ido era como de novia cuica que no quería ningún falo en su fiesta, así lo dijo, pero al final igual hubo y como ya estaba medio entonada, se rió igual. Meh.

    • elblogdealerecargada
      18 de julio de 2016

      Qué rico que te sobre calle pues, eso es bueno.
      Eso quiero! Tirarme alguna vez en bolsa de basura.
      Arrggghh, eso es lo que no entiendo, que tenga que haber un falo para pasarlo bien y la creencia extendida de eso.

      • natalia h
        18 de julio de 2016

        jajaja, es que no me sobra! pero comparándonos, parece que sí jajaja.

        Tengo un post sobre eso que no he querido publicar porque voy a quedar de vieja de mierda jaja.

      • elblogdealerecargada
        18 de julio de 2016

        No importaaaaa, quiero leerlo, auguro que lo pasaré bien!

  4. elyz
    18 de julio de 2016

    Si debes ser de las pocas que no ha ido a Fantasilandia! jajaja. Lo digo porque era panorama cuando éramos chicas. Recuerdo paseos de curso al lugar y la vez que me subí 6 veces seguidas al Kamikaze y en asiento de adelante porque era el para valientes!, recién lo habían abierto, no subí más porque estaba al borde del desmayo ajjajaja. Ahora no se si me gustaría. La última vez que fuí, fue como a los 14, después ya no es tan entretenido. Y el Splash si era entrete, pero el agua era cerda jajaja.

    Yo no he ido tantas veces a la nieve y he ido ahora más de grande, lo encuentro entretenido, aunque si me gustaría esquiar, la última vez me puse ski y fue un desastre jajaj, siempre llegué de guata abajo y al lado niños como de 5 esquiando a la perfección jajaja. Deberías ir, no digo a un centro de ski, pero si a la cordillera, es linda y somos tan afortunados de tenerla tan cerca. Cuando nieva y hace mucho frío puedes ir solo a Cajón del Maipo y ya tienes nieve.

    A mi tampoco me gustan las despedidas de solteras con vedetto, pero si he ido, hay veces cuando es una de tus mejores amigas la que se casa que no puedes faltar!, además siempre hay alguien que hace show y le da igual jajaja yo me quedo atrás. pero solo voy a las de amigas de la vida, a otras me excuso no más!.

    • elblogdealerecargada
      18 de julio de 2016

      Sí pues, yo me acuerdo que en nuestra adolescencia ir a Fantasilandia era súper popularsh. Te pasaste de valiente, 6 veces seguidas!!!!
      Dicen que aprendiendo de niño uno es mejor esquiando, que luego se pierden las habilidades y no sé qué más. Igual es bien elitista eso, no todos pueden ir a la nieve, en mi caso fue por ese motivo.
      Menos mal que mi única amiga de la vida que se ha casado hasta ahora no hizo despedida de soltera, porque ahí hubiera tenido que ir. Ella opina igual que yo, así que me salvé.

      • elyz
        18 de julio de 2016

        oye pero ya no soy tan valiente, ahora hasta en los columpios me mareo ajjajaj y eso que antes jugaba a quien va más alto y desde ahi tirarse para ver quien llega más lejos! no se como no me quebré un pie alguna vez ajaja.
        Super elitista, si es caro ir aun centro de ski. Por eso tampoco se esquiar igual que tu y tampoco iba a la nieve cuando chica, la misma razón. Suerte la tuya salvarte de despedidas…en todo caso yo he ido a muy pocas, menos mal y no veo ninguna en el horizonte!
        Me faltó el casino, tampoco he ido!!!, se que cuando vaya, iré con la plata justa y sin tarjetas, creo que podría hiperventilarme ahi dentro ajjaja

      • elblogdealerecargada
        18 de julio de 2016

        Yo creo que cuando uno es niño y juega a esas cosas tiene un bono extra anti caídas, es que si no fuera así hubiéramos vivido enyesados o en cama creo… yo me caí mil veces aprendiendo a andar en bicicleta y al otro día estaba lista de nuevo, ahora no sería igual.
        Eso, si llego a ir al casino la clave es “plata justa”.

  5. Gata Calicó
    18 de julio de 2016

    He estado en 4 de tus no-lugares jaaja, lo único que no conozco es San Miguel.
    Pucha porqué a nadie le gusta Fantasilandia? Es la raja!! a mi me encantan esos juegos, es harto más barato que una terapia y pucha que es catártico gritar ahí, me encanta. Hace tiempo no voy y debería.
    Voy a sonar super snob, pero no conozo la nieve chilena. Estuve en los Alpes, y es la raja. Osea en el colegio una vez fuimos de paseo a la nieve, pero estaba toda derretida así que no lo cuento como tal.
    He estado en varios casinos, pero en el único que jugué fue en el de Arica, ni recuerdo si gané algo pero lo pasé la raja. Tb conozco el de Puerto Varas, Bariloche, Coquimbo, Pucón, e irónicamente no conozco el de Viña. Sólo entré una vez persiguiendo al Vic que entró corriendo cuando tenía tres años y tuve que meterme a la sala de máquinas a buscarlo jajaja.

    • elblogdealerecargada
      18 de julio de 2016

      Ya, conoces mucho más que yo entonces.
      Yo iría a una montaña rusa, en serio que sí, es deuda pendiente, pero tendría que estar vacío. No quiero nada, jajaja.
      No suenas snob y de hecho a mí me pasa lo mismo con otras cosas, conozco lo de afuera pero no lo chileno.
      Jajajajaja, oye que tienes historias con Vic, del tema que salga hay algo que contar, lo encuentro genial.

      • Gata Calicó
        18 de julio de 2016

        Ahhh pero tú conoces un millón de lugares lindos de Europa, eso es maravilloso y admirable.
        Sí, me creía Heidi ahí en los Alpes, aunque era la parte italiana, no suiza.
        Vic es LO episódico, tiene literalmente del año que le pidan jajajajjaa.

      • elblogdealerecargada
        19 de julio de 2016

        Me queda claro y seguro que va a acumular más cosas en un par de años más!

  6. furtivaa
    18 de julio de 2016

    Yo fui a fantasilandia el año pasado por segunda vez en mi vida y vaya que lo disfruté y eso que soy re miedosa para subirme a los juegos. Pero me encanta atreverme a hacer cosas que me asustan.
    La nieve tiene un punto extra cuando uno vive en um lugar donde nieva, porque ir a ver la nieve a otro lugar es diferente. Pero despertar y ver todo blanco afuera de tu casa es mágico.
    Las despedidas de solteras las encuentro tan divertidas pero dependiendo de con quien vas. Nunca he ido a un local de esos, pero sí en casas con vedettos jajaja

    • elblogdealerecargada
      18 de julio de 2016

      Esa es la gracia creo, atreverse y perder el miedo, pucha qué es rica la sensación post.
      Me gustaría despertar alguna vez y ver todo nevado afuera, pero en Santiago Centro no tengo por dónde!

  7. mikimikita
    18 de julio de 2016

    Ay, ya no me siento tan Carmela jajjajajjaja.

    Tampoco conozco Fantasilandia y crecí escuchando a mi mamá hablar de la monga y el splash, que me acabo de enterar que ya no existe 😦 Me acuerdo que en mi curso la mayoría había ido y yo jamás había puesto pie en Santiago. Ahora grande que he podido ir no tengo con quien subirme. Igual mi cuota de montañas rusas la he cumplido afuera, así que tampoco me quejo… tanto…

    La primera vez que toqué la nieve fue bastante grande, mi papá nos llevó por el camino internacional y había más gente que nieve jajajjajjaja. La verdadera nieve la conocí recién Japón, donde había bicicletas y hasta autos enterrados hasta la primavera. También fue la primera vez que vi nevar (ahí figuraba yo con la lengua afuera intentando atrapar algo)

    San Miguel me suena sólo por la ronda, y ya sí, por los prisioneros, pero más por la ronda.

    Al casino fui una vez, y con lo que gané me compré una hamburguesa jajjaj. No es mi tipo de entretención, pero es gracioso ver esa gente que le hace cariño a las máquinas o de frentón las retan.

    Tenemos la misma opinión sobre las despedidas de soltera. He ido a un par y nunca más. No entiendo esa necesidad de llenarse de penes como si se fuera a acabar el mundo, cuando debería ser lo contrario o no? vas a tener uno ahí todos los días a libre demanda jajjaja. Y lo otro, que siempre me tildan de amargada por tomármelo en serio; se supone que si te vas a casar es porque tienes un compromiso con esa persona, una relación sólida y por respeto no deberías dejar que un desconocido sobajee sus partes contra ti (lo he visto en vivo). Pienso exactamente lo mismo en el caso de las despedidas de soltero.

    • elblogdealerecargada
      18 de julio de 2016

      Jajajaja, qué bueno!!!!
      También he oído hablar de la Monga y parece que es chistosa. Y si conoces montañas rusas de afuera encuentro que tienes un bonus, yo ni siquiera eso he hecho…
      Es que debe ser tan linda la nieve en Japón! Pero triste al mismo tiempo, la tengo demasiado relacionada con “Oshin”, esa teleserie que dieron hace años y a la pobre Oshin la mandaban a lavar la ropa al río y estaba todo nevado. Frío polar.
      No te creo que la gente le hace cariño a las máquinas, jajajajaja.
      Mi teoría es que las despedidas de soltera no tienen nada de liberales, son otro símbolo más de “hacer lo que hace el resto” porque dudo que todas piensen igual, más bien hay varias que piensan como tú o yo, pero ceden para no desteñir. Creo lo mismo que tú, si te casas por decisión propia, cuál es la idea de despedirse así y en realidad, ni siquiera hace falta la despedida. No sé, en todo caso me alegra que alguien más me apoye 🙂

      • mikimikita
        18 de julio de 2016

        La Oshin po! jajajjajajjaj era tan sufrida esa mujer, es como la María la del barrio de asia.
        En serio!! a veces cuando salimos a comer nos quedamos un rato mirando a la gente de la sala de máquinas. Son como de otro universo.
        Comparto tu teoría y pucha, me da lata pensar que de grandes muchos siguen cediendo a la presión del grupo…

      • elblogdealerecargada
        19 de julio de 2016

        Es verdad, lo pasaba pésimo, en cada capítulo peor.
        Tanta gente que cede por el grupo, en todo ámbito de la vida…

  8. marieantoinette09
    18 de julio de 2016

    Coincidimos en el de la despedida de soltera, jajajaja, yo lo encuentro tan chabacano, pero no toda la vida pensé eso. Cuando tenía como 10 años, se casó la hija mayor de una amiga de toda la vida de mi mamá y fueron a la cover, un martes femenino que hay en Avenida Matta. Y como ni la hermana menor de la novia ni yo pudimos ir, mi sueño en la vida era ir, jajajaja, la magia de lo prohibido xD. Si me llegó a casar, yo sería feliz con una cena muuuuuuy rica y con harto “dulce”, jajajaja (aunque sea con stevia xD), algo así como lo que hacen los gringos.
    A fantasilandia fui hartas veces y la primera vez tenía como 11 años, fue una liiiinda etapa y agradezco siempre que mi papá tenía hartos descuentos en las entradas (en ese tiempo era colegiado), porque pucha que eran caras.
    A San Miguel, también fui harto un tiempo, porque una de mis amigas del cole, vivía allí. No conocí los murales, porque creo que eso fue posterior.
    La nieve, si la conozco, pero nunca he ido a un centro de sky y eso si que lo sueño un poco. La conocí en 2006, un año que nevó harto y todo el Cajón del Maipo quedó blanquito, incluso hicimos una monita de nieve, que le pusimos nevita, porque obvio tenía que ser niña.
    Al casino he ido dos veces, una que entré por las malas cuando tenía 11 años y no quería esperar hasta cumplir 18 y me disfracé de adulta y entré al de Viña (me pillaron a la mitad de la velada y me mandaron con bombos y platillos a la casa) y otra ya con 18 años, en Peñuelas y me cargó y duré como 10 minutos adentro. No sirvo para perder así el dinero, jajajajaja.
    Cariños!!!

    • elblogdealerecargada
      19 de julio de 2016

      Sí, es muy chabacano… Te creo 100% en eso de la magia de lo prohibido, a veces la curiosidad mata! Es verdad, los gringos hacen esos pastelitos de todos colores que me matan.
      Sí, yo también creo que los murales en San Miguel son algo más actual.
      Ahhhh, qué entretenido tener esa experiencia del mono de nieve, me gustaría!
      Oye igual tienes aventuras, eso del casino está divertido, sobre todo entrando a la mala cuando eras niña!

  9. carobeatriz
    18 de julio de 2016

    Yo tampoco he pisado un casino, jamás de los jamases, y en verdad me atrae cero, pero cero cero cero. Prefiero comerme o tomarme la plata. Incluso si dispusiera de 2 lucas para apostar, preferiría comprarme un esmalte de uñas. Así de motivada jajaja.
    Lo que quiero conocer algún día, espero antes de que mis hijos cumplan la mayoría de edad, es Disneyword … aaahh confieso que no solo ellos disfrutarían como niños. Ahí yo creo que valdría la pena hacer fila, porque LA VEZ que fui a Fantasilandia, hace unos 3 o 4 años, uufff me aburrí de lo lindo, lo pasé mejor conociendo la línea 5 del Metro que se había inaugurado y me dejaba cerca de mi tía en Maipú.

    • elblogdealerecargada
      19 de julio de 2016

      Pienso igual, es mucho más atractivo comerse o tomarse la plata, o comprarse algo bonito.
      Antes yo no le veía tanta gracia a Disneyland, pero ahora igual me gustaría ir y ver qué me pasa ahí dentro. Dicen que incluso los adultos se vuelven cabros chicos con tanto estímulo.
      Oye sí, cuando recién crearon esa línea que iba por arriba una se sentía como parte del futuro, especialmente las primeras veces.

  10. Jessica
    18 de julio de 2016

    Sólo fui una vez a Fantasilandia, incluso una vez me gané una entrada y luego la vendí, así de bien lo pasé jajaja.
    La nieve la conocí de pequeña con bolsa de basura y el familión jajaja. Luego en Berlín y Praga la sufrí, el frío, la escarcha y las casi sacadas de chachu…mmm, mejor paso.
    San Miguel no lo conozco tanto, trabajé en un colegio, pero sólo caminaba del colegio al metro y de vuelta. Aunque he pasado por los murales, pero en micro.
    Al casino fui con unas amigas (en Mendoza como parte de la experiencia) y nos asignamos un máximo de plata para no caer en la tentación. Lo pasamos bien y perdimos poco, así es que fue bueno.
    Pucha, comparto tu rechazo a las despedidas, pero igual fui a un par en la época en la que se casa mucha gente. Ahora no iría, pero no falta que no está en la programación, y a última hora alguien llama en el momento.

    • elblogdealerecargada
      19 de julio de 2016

      Jajajajaja, ya veo que Fantasilandia no es lo tuyo.
      Es que pasear con nieve no debe ser muy divertido, termina anulando la energía creo, tanto frío hace que una quiera puro ir a acostarse.
      Muy bien eso de asignarse un máximo de plata para apostar, la mejor estrategia.
      Es verdad, hay épocas en que mucha gente se casa. Yo insisto en no ir, espero que no me salga el tiro por la culata.

Deja un comentario aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 18 de julio de 2016 por en Todo lo demás.

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: