El blog de Ale recargada

Ideas que antes dejaba ir y ahora decidí poner por escrito

Hygge: el secreto de la felicidad en Dinamarca

hygge1.jpgEl otro día estaba leyendo una revista cuyo nombre no recuerdo, pero sí lo que me llamó más la atención: un reportaje sobre el secreto de la felicidad de los daneses, ese que hace que en los índices mundiales de satisfacción salgan de los primeros en la lista.

Técnicamente se le conoce como HYGGE (se pronuncia ju-ga) y es un concepto que engloba muchas sensaciones cálidas y agradables, algo que apenas leí identifiqué con disfrutar de las cosas simples de la vida. Nada nuevo bajo el sol pensará la mayoría y probablemente sea así, porque el desafío está en darse cuenta de esas cosas y agradecerlas, por pequeñas que sean.

Acá va un ejemplo concreto de lo que es HYGGE: “Es sentarse frente a la chimenea en una noche fría, vestido con un grueso suéter de lana mientras bebes un vino caliente con azúcar y especias y acaricias a tu perro echado a tu lado”. Básicamente, sentirse seguro y confiar más en el sentimiento feliz y no tanto en tener o acumular cosas.

hygge2

Y así como ese hay miles de ejemplos, a lo mejor nosotros no vivimos esa realidad nórdica de que sea invierno gran parte del año y estemos refugiados puertas adentro haciendo lo que más nos gusta (o sea sí, pero sólo por algunos meses), pero pienso que podemos vivir el HYGGE de muchas otras maneras:

-Mirar el atardecer paseando en el parque

-Bañarse usando un gel de ducha con un olor nuevo y que nos guste mucho

-Pasar tiempo con la gente que nos importa

-Reírse a carcajadas de un buen chiste o un buen meme

-Comer algo rico, saborearlo con calma

-Leer un buen libro, emocionarse con los personajes y abstraerse del mundo

-Jugar con un perro o gato o el animal que sea, congeniar con ellos

-¿Y miles de ejemplos más!

Lo único que me queda claro es que la gente tacaña, mezquina o que siempre anda pensando en plata, plata y más plata no podrá disfrutar de esto, ellos se lo pierden no más.

22 comentarios el “Hygge: el secreto de la felicidad en Dinamarca

  1. Gata Calicó
    17 de octubre de 2016

    Me encantó! Muy sabio, y algo sabido como dices, pero que se nos olvida a cada rato en el frenesí de la vida moderna.
    No está demás recordarlo.

  2. carobeatriz
    17 de octubre de 2016

    Concuerdo plenamente, y también opino, como he leído por ahí o escuchado a más de alguien decir, que la felicidad es una actitud, una decisión, a pesar de estar pasando por una muy mala racha familiar, laboral, personal, etc. es decisión de cada cual la manera en que enfrenta esos días de mierda, siempre serán mejores (o menos malos) con el vino caliente con azúcar….y con gatos😀

    • elblogdealerecargada
      17 de octubre de 2016

      Pienso como tú y obvio que cuando todo está cuesta arriba es difícil no bajonearse o “decidir” estar bien, pero a largo plazo es así y nuestra actitud hace cambios enormes. Con gatos todo mejora, siempre!

  3. furtivaa
    17 de octubre de 2016

    Que sensaciones más maravillosas…
    Puedo decir que ahora mismo me siento así, vengo llegando de un viaje a Stgo donde disfruté mucho de mi gente, reí, abracé, regalonié, acaricié, uuufff y miles de cosas simples que te llenan el❤
    Gracias por recordarnos que con simplezas podemos ser muy felices

    • elblogdealerecargada
      17 de octubre de 2016

      Cierto que sí? Todo es lindo y me alegra leer tu comentario, exudas felicidad y satisfacción.

      • furtivaa
        17 de octubre de 2016

        jejejeje… así me siento!!! radiante de felicidad😀

  4. Jessica
    17 de octubre de 2016

    En general he visto que en varios de esos rankings salen países super dispares y eso se explica justamente en que no es la plata lo que atrae la felicidad, sino que otras cosas. Igual si estás en una zona inestable políticamente seguro que es díficil poder lograr ese sentimiento, pero en casos como el de nuestro país en que no aplica esa inestabilidad ¿qué explicaría tantas depresiones? parece que debemos replantearnos ciertos hábitos (me incluyo en esos cambios)…me encantó el concepto.

    • elblogdealerecargada
      17 de octubre de 2016

      Tal cual, si a fin de cuentas la felicidad no tiene que ver con cuánta plata tengas, obvio que es un factor que ayuda en ciertos aspectos, pero si miramos el paquete completo la felicidad es más bien una cuestión de actitud y en qué decidimos enfocarnos. Si nos vamos a estar quejando todo el día, obvio que nos sentiremos miserables y viceversa.

  5. Vancuer
    17 de octubre de 2016

    yo tambien lo leí y me quedo dando vueltas un dato, que ellos eran el pais numero 1 en consumo de velas… porque eso les da la sensacion de hogar… y me quede pensando harto en como hacer mas acogedor un lugar y el finde prendi velas pa puro cachar (a raiz del reportaje) si me sentia mas en calma o algo y si, fijate que si, loca la cosa

    para mi esa sensacion llega cuando estamos con porota, o estamos con amigos despues del almuerzo once, conversando de la vida misma, en la mesa o el sofá… es como cuando dejas de preocuparte por la hora.

    • elblogdealerecargada
      17 de octubre de 2016

      ¿Cierto! También me llamó la atención ese dato y hasta me hizo replantearme el tema de las velas. Nunca he comprado para mi casa por ese temor que le tengo al fuego, pero esos potes de vidrios contenidos quizás valgan la pena, lo dejaré pendiente.
      ¿Dónde compraste tu vela y de qué aroma era.
      Qué cierto eso que dices de la hora, cuando deja de importarnos es porque estamos enfocados en algo realmente importante.

      • Vancuer
        17 de octubre de 2016

        Por lo general en mi casa las velas eran sinonimo de corte de luz, jjajajaja, y no le tenia mucha fe, era como aaaa, la vela, ambiente romantico chanta, pero de verdad ayudan a generar atmosfera de calma.
        Tambien me da susto eso de los fuegos pero tengo unas compradas en casa & ideas que vienen en portavelas de vidrio que es mas alto que la vela entonces el fuego esta “dentro del vaso”. Creo que son de vainilla y algo rosado, fresas o algo asi, igual no eran de aroma fuerte asi es que no se sintio

      • elblogdealerecargada
        17 de octubre de 2016

        En mi casa igual, me cuesta sacar de mi cabeza la imagen de la vela blanca en caso de cortes de luz, esa fue mi infancia, jajaja.
        Ya, gracias por el dato de Casa&Ideas, voy a mirar.

      • Vancuer
        17 de octubre de 2016

        esto de ser tercermundistas, jajajajaja
        las velas no son cool para nuestra generacion, para las proximas si, jajajaja

  6. mikimikita
    17 de octubre de 2016

    Tomarme un tecito acurrucada en el sillón, una copa de vino tinto con la comida, despertar temprano y sin sueño (eso es casi un mito, pero a veces me pasa), salir a caminar por la costanera y que me llegue el rocío de las olas en la cara… Tanta cosa bonita. Gracias por recordármelo🙂

    • elblogdealerecargada
      17 de octubre de 2016

      Qué es rico eso de tomar té acurrucada, o el vino con una comida rica. De nada, gracias a ti por contar tus placeres.

  7. marieantoinette09
    17 de octubre de 2016

    Oh, yo leí de esto en un breve reportaje hace unas semanas en la revista Ya. Me gustó, pero sentí como dices “Nada nuevo bajo el sol”. O sea, me gustaría que hubiese ese tipo de reportajes, pero por ejemplo, que por lo menos encuentren a un grupo en Chile que haga estas cosas, para así no sentirlo tan lejano, no se si me explico.
    Igual es lindo que intenten estimularnos momentos en que nos sentimos seguros y que por tanto, estamos en paz y por ende, más felices. Yo recién el último tiempo me he podido dar cuenta de ello.
    A mi me hace sentir plena, cuando después de una rutina de gym, me doy una ducha calientita y abro el tomate donde llevo el gel de macadamia-vainilla que compramos en la farmacia. Siento que todo ahí vale la pena, jajajaja.
    El viento (piola eso si po, no tipo temporal) también me gusta, sobre todo ese tipo otoñal, no tan frío.
    Y que sea viernes en la noche, vaya a mi camita y ponga una película en la tablet, ese momento también me hace sentir dichosa.
    O disfrutar un sabor que me gusta mucho. Ay, tantas cosas para ser feliz.❤
    Lindo tema!
    Cariños!!!

    • elblogdealerecargada
      18 de octubre de 2016

      Esa revista era, la Ya! Es verdad, pero yo no siento que sea un concepto tan lejano salvo por el clima, pero igualmente cada país lo puede adaptar a su realidad.
      Me encantaron las cosas que te hacen feliz, justo compré este fin de semana dos geles, el rosado y el blanco amado!
      Es tan rico ver películas en la cama, me encanta!

  8. natalia h
    2 de noviembre de 2016

    Me encantó!! Y claro, lo pongo en práctica cuando puedo, no sabía que tenía nombre y que era algo danés. Me mataste con eso de ‘ver el atardecer mientras paseas por el parque’ porque o miro el atardecer o paseo por el parque, como que siento que voy a chocar con algo si sólo miro pal cielo jajaja.

    • elblogdealerecargada
      2 de noviembre de 2016

      Pero mujer, también te puedes sentar en el Parque, jajaja! O caminar no más si el sendero es plano y está despejado….

      • natalia h
        2 de noviembre de 2016

        Es que pusiste pasear po y ahí me vi, chocando con un árbol o con un poste, porque me ha pasado jajaja.

      • elblogdealerecargada
        2 de noviembre de 2016

        Jajajajaja, reconozco que a mí también.

Deja un comentario aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 17 de octubre de 2016 por en Todo lo demás.

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: