El blog de Ale recargada

Ideas que antes dejaba ir y ahora decidí poner por escrito

Objeto de análisis: Cambiarse de ropa a diario

clothes.jpgCuando era niña y me vestía de lunes a viernes con la misma ropa (blusa blanca, jumper, calcetas largas y zapatos negros), envidiaba profundamente a los escolares de las películas gringas que podían ir a clases con ropa distinta, de los colores que quisieran y chao con los uniformes.

Así que cuando llegó la universidad y la primera oportunidad en mi vida de vestirme bajo mi criterio, lo disfruté.

Pero con el tiempo, reconozco que tiene sus ventajas vestirse todos los días igual, porque hay veces en las que no sé qué ponerme y todo es una complicación. Pierdo tiempo pensando e igual que en las películas, termino probándome cinco opciones para luego volver a la original. Más encima me atraso y me quiero pegar un tiro por indecisa.
También me sucede seguido ese drama de primer mundo de “No sé qué ponerme” frente a un clóset lleno de ropa. No es que el mío esté a punto de reventar, pero tiene lo suficiente como para no andar quejándome.

Mi otro tema es que casi todos mis pantalones son negros, tanto los largos como los capri y reconozco sin vergüenza que hay días en que me repito la parte de abajo. En donde siempre varío es en poleras, blusas y camisetas, ahí me aventuro más con el color. De hecho mi compra favorita en cuanto a ropa son las poleras, me encanta que existan tantos diseños, formas y colores.

En lo referente a los zapatos, cargo a diario dos pares. No es de mañosa, es que me gustan mucho las ballerinas pero debo asumir que no son lo más cómodo para caminar, especialmente cuando tengo que circular a diario por avenida Recoleta, calle irregular, desordenada y con arreglos que me hacen desviarme por caminos llenos de tierra. Mi truco es salir de la casa con zapatillas y calcetines cortos, cambiármelas apenas llego al trabajo y repetir el proceso por las tardes. La mejor solución.

Anuncios

28 comentarios el “Objeto de análisis: Cambiarse de ropa a diario

  1. Vivi
    5 de diciembre de 2016

    Los uniformes son súper cómodos para ahorrarse el tiempo de qué me pongo, pero siento que ningún uniforme en la vida me hace ver bien, siempre encuentro que me quedan tan mal. Yo igual tengo varios pantalones negros, en general mi ropa es negra, porque amo ese color, pero igual me da lata en el trabajo fijarme en esos detalles, porque hay gente que cree que no me cambio de ropa jajaja… asi que igual trato de comprarme más poleras o blusas de colores 🙂

    • elblogdealerecargada
      5 de diciembre de 2016

      Es verdad, es que además los uniformes están hechos como su nombre lo dice, con el objetivo que todos se vean iguales y no precisamente bien. Si no te queda la que supuestamente es tu talla, mala suerte no más.
      Es lindo el negro, cuando niña yo no lo entendía, ahora me encanta.

  2. natalia h
    5 de diciembre de 2016

    Te entiendo mucho y coincido en eso de enojarse con una por demorarse tanto en elegir. En general no me pasa, porque como tengo hartos vestidos, es una prenda, no tengo que combinarla con nada y por eso amo los vestidos (a lo más tengo que elegir uno más grueso que otro), pero hay días en que nada disponible me gusta y mal. Suelo no usar pantalones en el verano pero sí hago eso de los zapatos (voy con zapatillas y en la oficina me pongo los tacos).

    • elblogdealerecargada
      5 de diciembre de 2016

      Sí pues, es que es una lata perder tiempo en eso…
      Con vestidos igual debe ser mucho más fácil, te borras ese tema de combinar en dos segundos!
      Síii, vivan las zapatillas para las caminatas!

  3. PAOLA
    5 de diciembre de 2016

    A mí me daría depre tener que usar uniforme en el trabajo, todos los días vestida igual me muero de aburrimiento…
    Bah, yo también repito la parte de abajo sobre todo en invierno cuando no tengo una alternativa lavada y planchada jajaja la que no lo haya hecho que tire la primera piedra jaja en verano es más fácil porque lavas y se seca todo altiro..:
    Mi closet ha ido mutando lentamente al blanco y negro, aunque creo que tengo poca ropa (antes de tener hijos tenía el closet desbordado, ahora no), el finde me fui de compras porque estaba con la ropa de verano ultra justa onda una tenida para cada día laboral y sería todo! Y llegando a la casa caché que TODO lo que lenconpré era blanco y negro jajaja por lo menos no tendré problemas para combinar!!!

    • elblogdealerecargada
      5 de diciembre de 2016

      Aburrido, además son blusas y yo odio en general las blusas que vienen en esos uniformes.
      Jajajaja, me siento comprendida con eso que cuentas, vamos a hacer un grupo de auto ayuda: “Yo no me cambio todos los días la ropa de abajo y qué”. En invierno es muy fácil, si apenas transpiras.
      Pero es lindo el blanco y negro, como dices fácil de combinar y elegante e informal a la vez, depende de los accesorios, así que buena elección.

  4. Jessica
    5 de diciembre de 2016

    Eso de preguntarse que ponerse y qué cocinar son dos de mis preguntas existenciales diarias jajajaja.
    He usado uniforme para trabajar e igual es lata eso de sólo poder usar mi ropa una o dos veces a la semana;como que no la disfrutaba nada, en cambio ahora uso delantal y es mejor porque puedo ponerme la ropa que más me gusta sin pensar si es tan adecuada para el trabajo (uso vestidos con short debajo porque hay escaleras y niñ@s mirones). Además para evitarme problemas siempre veo el tiempo el día antes y pienso en lo que quiero usar para no entramparme (mi cerebro se demora mucho en despertar y tomar decisiones en la mañana no es opción, en serio) y debo cambiarme la ropa si o si porque igual mis alumn@s son re fijones.

    • elblogdealerecargada
      5 de diciembre de 2016

      Jajaja, síiii, qué comer también a veces es un cacho.
      Muy bien, además el delantal te protege de las manchas, andas protegida hasta que sales de la pega y puedes andar como quieras.
      También usaría shorts, es que esas escaleras sin fondo son terribles.
      Siempre he escuchado eso de que los alumnos son fijones, pero mi tema es ¿Te dicen cara de palo si andas repetida?

      • Jessica
        5 de diciembre de 2016

        No tanto así (a mi, a mi pareja si le han preguntado, y eso que es hombre) pero por ejemplo me alaban los zapatos, los aros, anillos y en otro colegio donde no usaba delantal una vez hasta el color de esmalte de uñas ¡de los pies! cuático. Todo sea por evadirse.

      • elblogdealerecargada
        5 de diciembre de 2016

        Estoy impactada con lo metidas que son las nuevas generaciones, antes uno comentaba eso con las compañeras, pero ni loca te atrevías a decírselo al profesor. Sonó como de vieja mi comentario, pero es verdad.

  5. furtivaa
    5 de diciembre de 2016

    Me pasaba lo mismo cuando chica, envidiaba a l@s gringos que se ponían lo que quisieran para ir al colegio… pero cuando tenía días libres, ya me complicaba elegir mi ropa jajaja
    Ahora, como todos, tengo días buenos y días malos… A veces mientras estoy en la ducha dibujo mi tenida y cero problema, pero hay veces en que me enojo porque nada me gusta y para más remate siento que lo único que combina es algo que está sucio jajajajaja
    La temporada que más me complica es primavera-verano porque aquí nunca se sabe :/

    • elblogdealerecargada
      5 de diciembre de 2016

      Es que cuando una era niña eso de vestirse como una quisiera era el sueño hecho realidad.
      Arrgghhh, sí, me ha pasado eso de que me vestí de una manera y al día siguiente me di cuenta de que justo necesitaba esa polera para hoy y ya no la puedo usar porque está sucia, qué rabia!!!
      Es que en tu zona es más inestable parece, acá ya se instaló el sol.

  6. Gata Calicó
    5 de diciembre de 2016

    Yo no tengo taaaanta ropa, así que también me da harta paja esta situación. Tengo mis prendas regalonas con las que me voy al chancho y por mi las usaría todos los días, pero por asuntos logísticos no se puede jajaja así que la verdad, como me visto tan apurada en las mañanas, al menos durante la semana, varío casi la pura parte de arriba y los pantalones o falda, alterno entre dos o tres. Yo juro que paso piola.

    • elblogdealerecargada
      5 de diciembre de 2016

      Jajajajaja, yo también tengo cosas que usaría todos los días, sólo me lo impiden esas bromas de “sácate la manda” y similares, qué lata.
      Oye, pero cada vez que publicas una foto tuya te veo con ropa distinta, así que lo que sea que estés haciendo, funciona.

  7. Ann
    5 de diciembre de 2016

    Muy buena entrada

  8. elyz
    5 de diciembre de 2016

    Yo creo que todas envidiamos alguna vez a los gringos en las películas y su no uniforme, personalmente odiaba con mi alma el jumper, por suerte los últimos años usaba falda asi que ahí si fui feliz.
    Todo un tema la ropa, más para las mujeres en verdad, los hombres ni se fijan ajjaja y su ropa es más fácil. Lo que hago es elegir el día anterior que ponerme, porque la demora en buscar, combinar, probar, es demasiada ajjaja. Lo que sí nunca me ha tocado usar uniforme en ningún trabajo y siempre he podido vestirme como quise en verdad!, cuidando que sea adecuado a donde voy.
    También hago lo de cambiarme zapatos, si debo andar con zapatos alto, no puedo caminar, así que cambio más!

    • elblogdealerecargada
      5 de diciembre de 2016

      Es que es tan feo el jumper, todas nos cansamos de él en algún momento.
      Sí, los hombres no se complican tanto como una y eso es un agrado, los envidio!
      Yo igual, siempre me he vestido como quiero y aunque a veces me complica, lo prefiero así, odio andar uniformada por la vida.

  9. Cher
    5 de diciembre de 2016

    Te entiendo!!! A pesar que amo la ropa y tengo un montón hay días en que nada me gusta y no se que ponerme. Cuando trabajaba en empresa envidiaba a las que usaban uniforme porque lo único que hacían era destacar el peinado y los zapatos pero igual un poco fome andar “uniformada”

    Siempre uso el truco de doble calzado, sobre todo cuando voy en bici así llego donde voy y me cambio que mas fácil y cómodo 😀 Los pantalones negros uffff jajaja mis ex compañeras me molestaban y me decían “comprate otro pantalon” y yo les decía tengo ene y son diferentes pero todos negros xD

    • elblogdealerecargada
      5 de diciembre de 2016

      Es que sí, hay días en que yo envidio esa eliminación del problema de “Qué me pongo hoy”, son los menos, pero igual existen!
      Igual soy pésima para los peinados, así que no sé qué tanto podría destacar ahí.
      Me pasa lo mismo!!! Tengo hartos pantalones negros y varios se parecen, en mi cabeza la gente cree que ando a diario con los mismos y noooo.

  10. marieantoinette09
    5 de diciembre de 2016

    Yo un tiempo te juro que no tenía que ponerme, jajajaja Y justo fue por ahí por mayo, cuando hice reemplazo en un colegio, con una “fauna” de adolescentes copuchentos, jajaja. Todo me quedaba grande y no tenía así tanta plata para renovar el closet. Justo mis padrinos se apiadaron xD de mi y pude comprarme un par de pilchas, entre ellos, una casaca.
    A mi lo único que me da lata de ir al gym, es el número de veces que me tengo que cambiar de ropa al día. Allá mínimo son dos veces, porque obvio que la polera y el pantalon quedan sudados y no es opción venirse con ellos. Después llegó a disfrazarme de “indigente” a la casa y si tengo que salir nuevamente, otro cambio de ropa. Lo pienso y me da lata xDDD.
    Cuando tengo que salir temprano, tengo que planear la ropa que me pondré la noche anterior. Una vez no lo hice así y me arriesgue y llegué suuuuuper atrasada. Y esa no es mi onda.
    Oye bacan tu solución de los dos pares de zapatos. El otro día venía con una de mis ballerinas, pisé sin querer una piedra y me dolió demasiado la patita!!!
    Cariños!!!

    • elblogdealerecargada
      6 de diciembre de 2016

      Jajajajaja, parece que los adolescentes de verdad son fijones. Igual entiendo que si entre ellos andan todos vestidos iguales no hay mucho que mirar, entonces naturalmente desvían su atención hacia los profesores.
      Buena onda tus padrinos!!!!
      Te entiendo Aída, cuando voy al gimnasio llevo mi bolso con ropa para cambiarme porque me da lata andar toda sudada por la calle en el camino de vuelta, especialmente en verano. Y claro, cargo con harto peso sumando la toalla y las cosas de aseo.
      Me hiciste reír, también tengo opa de “indigente”, un pantalón negro que ya está horrendo, pero incluso he andado en el centro con él, me da vergüenza pero es tan cómodo.
      Síiiii, incluso ahora venden bolsas de algodón para guardar los zapatos y son súper útiles, la ACHS también lanzó unas para prevenir accidentes laborales camino a la pega por el uso de tacos en las calles, eso no me importa cargarlo porque pucha que es rico caminar con zapatillas, hasta más liviana me siento.

  11. mikimikita
    5 de diciembre de 2016

    En el colegio usaba falda y la odiaba porque se levantaba con el viento, pero en Copiapó todo se levanta con el viento, na que hacerle. Y si, soñaba con ir con ropa de color todos los días como los gringos. Por lo menos en las tardes nos dejaban ir con jeans, algo es algo.

    Después en la U usaba los mismos tres pantalones y las mismas tres poleras. Fue idea de una amiga que me dijo “Para que voy a usar acá mi ropa bonita, si al profe se le para la cola, nos lleva al cerro y quedamos llenos de tierra”. Y sipo, toda la razón.
    Agrego que íbamos todos al cerro por clases de geología, no porque el profe fuera psicópata.

    En la mayoría de mis trabajos usé uniforme y es fome porque parece que nunca usas ropa linda.

    Ahora puedo ponerme lo que quiera, pero me di cuenta que igual en las mañanas me uniformo jajjajajja. Es que el Adrián me deja muy sucia cuando salimos, así es que tengo tres pantalones y tres poleras solo para eso.

    Y si, muchas veces repetí parte de abajo, nadie se fija en eso, y si alguien se fija no lo dice, porque seguro también está repitiendo.

    • elblogdealerecargada
      6 de diciembre de 2016

      Pucha el viento mala onda… igual yo envidiaba esos uniformes con faldita, hasta ahora los encuentro lindos. Oye, algo es algo con los jeans, igual bien!
      Es cierto, si te tocaba ir a terreno para qué esforzarse tanto, no valía la pena con esas clases.
      Jajajajaja, “uniforme Adrián”, me dio risa eso! Es que hasta mis gatos me ensucian, más aún debe hacerlo un perro. A veces estoy lista para irme al trabajo y el Jerry se me sube encima a dormir, cómo le voy a decir que no, pero después me deja llena de pelos.
      Muy bien, qué bueno que nadie se fije y si lo hacen, que se callen como tú dices, gracias por el apoyo, jajajaja!

  12. Abeja Costurera
    6 de diciembre de 2016

    Igual a veces pienso que es bueno el uniforme… porque igual para la pega hay que de una u otra forma “invertir” y al final se van hartas lucas en ropa o zapatos, porque evidentemente no puedes ir en buzo.

    Una vez hice una práctica de verano en una empresa grande y todas las funcionarias tenían 5 uniformes: falda o pantalón, chaqueta y blusa… el punto es que todas las blusas eran maravillosas, nada que ver con la idea del uniforme horroroso que uno tiene.

    Lo chistoso era, cuando a alguna de ellas se confundía y llegaba, no sé, el martes con el uniforme del miércoles y al entrar, por ejemplo, al casino a la hora de almuerzo, pucha que se notaba… era como cuando Homero llega a trabajar con una camisa rosada.

    Yo también me voy con zapatos bajos, zapatillas o algo por el estilo al trabajo y acá en la oficina tengo una caja 4 pares de zapatos que son los que uso a diario y así no tengo que andar cargándolos en la cartera.

    Saludos!!

    • elblogdealerecargada
      6 de diciembre de 2016

      Tienes toda la razón, especialmente si hay que vestirse elegante y andar bien vestida. No es mi caso, pero si me pasara, sería un cacho invertir en este punto.
      Qué bueno que haya empresas que se preocupen de que el uniforme sea bonito y variado, así me simpatiza un poco más el asunto. Obvio que yo sería de esas que se confunden, obvio.
      Te pasaste con tu organización en calzado, 4 pares en la pega! Así nunca tienes complicación a la hora de combinar, seca!

  13. andrealarrabe
    14 de diciembre de 2016

    Yo sería muy feliz vistiéndome todos los días igual, jajajaja. Encuentro que es lo más práctico. Además que qué importa. Si me gusta lo que tengo puesto y lo puedo repetir varias veces, yo no le veo problema. Me gustó mucho este post, porque si lo pensamos, de verdad es muy extraño esto de cambiarse todos los días de ropa. Obviamente surge en base a la sociedad consumista, a que mientras más ropa tienes, mejor eres, y qué cosa más vergonzosa repetir un look dos días seguidos.
    Yo volvería feliz a un uniforme, pero que sea de mi elección. Porque sí me molestaba en el colegio que estuviera obligada a usar algo en particular. Pero si ese algo lo pudiera elegir yo, sería feliz, jajajaja.
    (me estoy poniendo al día con sus posts, Ale, así es que perdón si te llegan demasiados comentarios)

    • elblogdealerecargada
      14 de diciembre de 2016

      Tienes toda la razón, es parte de la cultura consumista esa obligación social de cambiarse a diario. Siempre pienso en los monos animados y su ropa de siempre, con varios trajes iguales cuando les mostraban el clóset. Creo que igual me gustaría probarlo una temporada, tener tres o cuatro tenidas y rotarlas por semana.
      Muchas gracias, me encanta el bombardeo de comentarios!!!

Deja un comentario aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 5 de diciembre de 2016 por en Todo lo demás.

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: