El blog de Ale recargada

Ideas que antes dejaba ir y ahora decidí poner por escrito

Oda al huevo duro

huevo-duro.jpgTodavía no entiendo la mala fama que tiene el huevo duro en algunas personas. A mí siempre me han gustado enteros con sal, cortados en pedazos como parte de una ensalada, mezclados con mayonesa, etc.

Y desde hace dos años los huevos duros son parte de una anécdota que con mis amigas vamos a recordar por siempre jamás.

Estábamos las cuatro en Praga, felices de estar reunidas de nuevo y contentas porque esa noche viajaríamos en tren hasta Graz, Austria, a conocer la casa de nuestra amiga Bárbara (que se había unido a nosotras en Praga para conocer juntas la ciudad y no perdernos en el camino de vuelta).

La cosa es que nuestra última mañana en el hotel aprovechamos las ventajas del desayuno gratis y comimos mucho, pensando en ahorrar plata en comida el resto del día. Después de un rato ya no nos quedaba más espacio en el estómago, pero vimos en el mesón una bandeja llena de huevos duros que nadie sacaba. No la pensamos mucho, mi amiga Bárbara agarró una servilleta, envolvió cuatro y los guardó para más tarde, para cuando nos diera hambre.

Pasamos todo el día paseando y cuando llegó la noche figurábamos jugando y riéndonos, hasta que llegó el bajón de hambre y ella recordó los huevos duros. Desenvolvió la servilleta y salió ese típico olor a huevo mezclado con un poco de encierro, así que mis otras dos amigas se negaron a comérselos y es más, nos mandaron derechito a ese pasillo que hay entre vagón y vagón para disimular el mal olor (no lo dijeron, pero nos sindicaron de flaites, jajajaja).

huevo1.jpg

Terminamos las dos sentadas en las escalinatas y el suelo temblaba por el movimiento del tren, pero nosotras nos comimos los huevos duros más ricos de la vida, aún lo recuerdo.

Desde entonces en cada picnic que hacemos y estamos las cuatro, instauramos la costumbre de llevar huevos duros. Y con esta amiga en cuestión, nos escribimos mails y al final, en la despedida, usamos frases chistosas como:

-Te mando un abrazo, un beso muy grande y huevos duros en un tupperware.

-Te mando un beso grande, un abrazo y servilletas para limpiarse las manos llenas de huevo duro, después de haber comido!

-Yo te mando abrazos y saleros sin sal apelmazada para los huevos duros, abrazos!!!!!

Y no sé por qué no había contado esto antes, si los huevos duros tienen un valor patrimonial/nutricional súper importante en mi vida, además de ser los protagonistas de esta historia que les cuento y que me encanta.

Anuncios

26 comentarios el “Oda al huevo duro

  1. Paula Biuti Fruti
    16 de febrero de 2017

    Ñiaaa ❤ Hola, aquí una de las amigas que protestó por el olor de los huevos… A mí también me gustan, pero soy cuática con los olores, y esa vez estaban JUERTES, aparte me dio planchita por el resto de los pasajeros, soy sincera… Pero me encanta que se haya instaurado la tradición, porque además ese trayecto en particular del viaje fue maravilloso, una de las mejores partes del "Europa Tour". Prometo zamparme un huevo duro para el próximo picnic. Te quiero aunque huelas a huevo duro ❤

    • elblogdealerecargada
      16 de febrero de 2017

      Ñiaaaaaa, si yo sé que el olor estaba fuerte, jajajaja, te perdono! Y sobre el resto de los pasajeros, a esas alturas casi estábamos solas ¿o no? Ya lo olvidé.
      Muy bien, huevo duro en marzo!

  2. andrea
    16 de febrero de 2017

    A mi igual me da penita que los huevos duros tengan tanta mala fama. En lo personal si pudiera los traería de colación todos los días.
    🙂

  3. danitariquelme
    16 de febrero de 2017

    Oie yo no como huevo hace años!!!!, no porque los encuentre malos, al contrario, me gusta el sabor, supongo que es algo que extraño. Pero me parece tan horrible la forma en que mantienen a las gallinas encerradas para su producción que cuando pongo las cosas en la balanza, ese minuto que te demoras en comer el huevo implica una vida terrible para ellas, así que no volveré a consumir huevos de empresas. Me gustaría tener mis propias gallinas para ir a sacar los huevos calentitos en la mañana, algo que hacia cuando chica.

    • elblogdealerecargada
      16 de febrero de 2017

      Oye ¿Y huevos de gallina feliz? Antes era difícil conseguirlos, pero ahora los venden las ferias orgánicas y tienes la garantía de que dieron los huevos naturalmente, sin confinamiento.

      • danitariquelme
        16 de febrero de 2017

        Aca en viña no hay muchas ferias organicas como en santiago, por lo demas, es bien dificil comprobar lo de las gallinas felices, si al final es un negocio lo que intentan mantener, entonces no pueden depender de lo que las gallinas esten dispuestas a dar. POr lo demás, ¿Qué pasa con la gallina cuando ya no dá mas huevos? La mantienen viva hasta el final de sus dias, o la desechan porque ya no es útil, ¿Ves ahora por qué eso de gallinas felices en verdad no es tan asi?. Ya no tengo confianza en los productores.

      • elblogdealerecargada
        16 de febrero de 2017

        Pucha, me doy cuenta de que soy muy ignorante en este tema, no sé mucho y debería averiguar más…

      • danitariquelme
        23 de febrero de 2017

        En verdad, si quieres seguir disfrutando del huevo mejor que no lo hagas, al menos a mi me paso con la carne, una vez que de verdad enfrentas la realidad y ves como es la industria, es terrible y, al menos a mi, me afectó tanto que no quiero volver a comer carne en la vida.

  4. Liliana
    16 de febrero de 2017

    Mi suegra preparaba un platillo que se llamaba “rabo de mestiza” eran huevos duros con pimiento y una crema, a mi ese platillo me da mucha nostalgia porque ella ya murió asi que cada vez que pienso en huevos duros me acuerdo de ella. Creo que nunca he preparado los huevos cocidos, voy a probar a ver que tal.

    • elblogdealerecargada
      16 de febrero de 2017

      Nunca había escuchado sobre este plato ni su nombre, así que gracias por compartir el dato. Es increíble como cosas tan mundanas para otros pueden traer esa nostalgia y sí, te apoyo en eso de que lo intentes, quizás le das una alegría a tu esposo además 🙂

  5. Jessica
    16 de febrero de 2017

    Si no hay huevo duro en los paseos se pierde la mitad de la gracia del paseo jajaja. Son bacanes ❤

  6. natalia h
    16 de febrero de 2017

    Aaaww, qué bonitos recuerdos! A mi no me gustan pero yay por los recuerdos!

    • elblogdealerecargada
      16 de febrero de 2017

      Son bacanes los recuerdos, qué atroz perder la memoria, para mí es una de las cosas más terribles.

  7. maaarsh
    16 de febrero de 2017

    Que buena historia!!!
    La encontré genial… y me encanta que hasta el día de hoy sea llamada a colación en las conversas =)

    Yo AMO los huevos… en todas sus formas!!! Duros, a la copa, pochados, revueltos, fritos, a la ostra……. en todas sus formas…
    Los huevos duros ademas son una excelente colación… yo los domingos hago hartos, y así tenemos para traer a la oficina =)
    Y es toda una ciencia hacer huevos duros… me costo ene calibrar el tiempo preciso en mi cocina y hacer que la yema quede cremosita…
    Por que la potencia de la llama influye ene, y eso hace que el tiempo no sea el mismo en todas las cocinas…

    Saludos!

    • elblogdealerecargada
      16 de febrero de 2017

      Es que una historia así no se olvida!
      Ídem, una de mis comidas favoritas son los huevos, tan multifacéticos!
      Oye, qué bueno saber que también perteneces al team huevo duro.
      Imagínate lo que me costó aprender a mí en cocina eléctrica, meses y meses de práctica, especialmente con los huevos a la copa, pero ahora me manejo perfecto!

  8. marieantoinette09
    17 de febrero de 2017

    Hola Aleeeeeeee! Como todos los años, extrañé haaaarto leerte, onda me faltaba algo por leer, antes de acostarme, jajaja. Leí todito, el martes, cuando llegué y se que debo comentarte algunas entradas, así que desde ya, te aviso el spam, jajajaja.
    Sobre el vilipendiado huevo duro, jajajaja, a mi la Ale, mi nutri, siempre me dice que debo comerlo, que tiene múltiples beneficios nutricionales y ene cosas más, pero me pasa que como es una de las pocas formas que puedo comerlo, se me olvida que existe. Onda, en la casa de mis tíos, tenían huevitos de campo y recién el último día, lo comí en la cena y me arrepentí un poco, porque estaba delicioso.
    Ahora, siempre acompañaban mis paseos, porque a mi papá le encantaban en los típicos cocavís vacacionales y lo exigía, jajaja.
    Que linda tu historia con tus amigas, ese tipo de relatos es lo máximo de los viajes.
    Cariños!!!

    • elblogdealerecargada
      17 de febrero de 2017

      Hola Aídaaaaa, qué rico que volviste y por lo que vi en las fotos, recorriste harto! Me alegro un montón.
      No es spam, al contrario, me gusta leerte en las mañanas.
      Oye, no me imaginaba eso de la recomendación de comer huevo duro ¿es más beneficioso de esa manera?
      Es que no hay paseo sin huevo duro, es parte de la experiencia!
      Sí, esas historias se recuerdan por siempre y lo mejor es que una se vuelve a reír como la primera vez!

      • marieantoinette09
        19 de febrero de 2017

        Siiii, salimos harto! 🙂 (que bueno que no será spam, jajaja)
        No, no es más beneficioso por si mismo, pero es la manera más sanito de comerlo. A mi a veces se me antoja frito con arroz o puré y obvio que eso no se puede, snif. La otra forma sanita de comerlo, es revuelto (sin aceite, en esos sartenes antiadherentes), pero no me agrada tampoco mucho el sabor. Me gustaba con queso o salchichas (o tomate, o cebolla, ñami), pero solito, lo encuentro fome. Por eso te digo, como soy mañosa, suelo olvidar que existe, pero duro es rico y reconozco que me salva hartas cenas, cuando se me acaba la creatividad.
        Cariños!!

      • elblogdealerecargada
        20 de febrero de 2017

        Ahhhh, entiendo, debe andar por ahí con el huevo a la copa, que tampoco necesita aceite.
        Huevos con queso, qué cosa más rica, te entiendo.
        Eso tiene además, es salvador, a mí también me ha ayudado cuando no tengo ideas.

  9. Javiera Martínez Valero
    17 de febrero de 2017

    A mi tb me gustan los huevos en general! pero los huevos duros con mayonesa son lo más

Deja un comentario aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 16 de febrero de 2017 por en Todo lo demás.

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: