El blog de Ale recargada

Ideas que antes dejaba ir y ahora decidí poner por escrito

10 promesas literarias que uno dice que cumplirá, pero igual falla

libros-casa.jpgUno de mis propósitos en los últimos años es comprar menos libros y enfocarme en los que tengo en mi casa, pero lo he cumplido a medias no más. Soy fácil de tentar y cuando gasto en un título nuevo me consuelo pensando que alimento mi mente y después siempre lo puedo prestar/regalar/donar.

A propósito de eso, encontré en Librópatas este listado de promesas incumplidas relacionadas con la literatura y lo comparto junto con mis experiencias personales:

1. Comprarme un libro antes de leerme todos los que tengo en la pila de lecturas pendientes
Es lo que acabo de explicar, soy pésima en este punto.

2. No comprar un libro hasta (insertar aquí su meta personalizada)
Una vez hice el desafío de no comprarme nada por un mes y aunque me costó mucho, lo cumplí. Es lo que más he durado con una promesa de este tipo, debería repetirla.

3. No empezar un libro nuevo hasta acabar este
Chao con esto, yo leo varios libros a la vez. No sé si avanzo más eficientemente que leyendo sólo uno, pero sí sé que lo paso mejor variando de uno a otro.

4. Leer un clásico (El Quijote, Ulises…)
Un clásico al año al menos, en 2016 fue “Moby Dick” y este año aún no lo determino. Tengo que darme una vuelta por una biblioteca grande y elegir, aunque también podría ser “Frankenstein”, que compré en la última feria del libro.

5. No voy a intentar leer a ese escritor (en el que siempre caes porque un día te gustó) nunca más
Hay escritores que lanzan libros buenos y otros menos buenos, o derechamente malos. Las cosas son así, desiguales. Leo todo lo que publica Marian Keyes aunque algunos títulos me gusten más que otros, a la que he abandonado es a Isabel Allende, antes buscaba todo lo suyo, pero desde que lanzó esas novelas juveniles me perdí un poco.

libros-arcoiris.jpg

6. No tengo prejuicios a la hora de leer
Mentira, soy prejuciosa. Me dejo llevar por la portada para bien o para mal. Si es un libro que compra todo el mundo también me genera suspicacias. Lo mismo con la autoayuda en exceso.

7. No voy a comprar un libro por su portada
¡Jajajaja, mentira! Hay portadas hermosas y confieso que he caído sin siquiera saber de qué se tratan.

8. No voy a entrar en una librería para no tentarme
Cada vez que tengo que hacer hora en el mall o en cualquier otra parte, paso a una librería a mirar qué hay de nuevo y aunque me digo que no voy a gastar plata, más de una vez he salido con algo que no tenía contemplado. O al menos con un listado de cosas para buscar por internet a ver si están más baratas.

9. No voy a  devolver los libros de la biblioteca tarde
En este punto soy talibana, muy rara vez me atraso, especialmente ahora que se pueden renovar los libros por teléfono o internet.

10. No voy a leer (insertar un placer culpable) antes de leer (insertar el libro del Nobel que sabes que deberías leer)
Yo soy culposa y en estos casos, leo los dos a la vez. Es obvio saber cuál terminaré primero, pero igual cumplo con lo que me propongo. En todo caso, cada vez estoy menos de acuerdo con ese término de “placer culpable” porque los gustos no se explican ni conocen de parámetros, simplemente se sienten.

Anuncios

15 comentarios el “10 promesas literarias que uno dice que cumplirá, pero igual falla

  1. PAOLA
    16 de marzo de 2017

    Yo soy bastante controlada en cuanto a comprar libros para mí, digamos que la cantidad de libros nuevos sin leer que tengo es menor a 10, pero con los libros para niños no tengo control, vez que vamos a la librería volvemos con algo bacán…aunque ahora llevo tanto tiempo sin pisar una librería que cuando vaya me traeré un par de regalos jajaj además hice orden del librero, saqué varios que ya no me interesa conservar así que tengo espacio libre, y debo sacar otros tantos de ediciones muy baratas comprados cuando estaba en la U, casi todos los de ray bradbury que tengo son con letra enana y hoja roneo jajaja debo reemplazarlos, igual que otros de Stephen King también comprados en su versión más económica hace muchos años,..
    Hace poco hago eso de leer más de un libro o a la vez, y me ha gustado 😃 Uno gordo en la casa y uno pequeño en la cartera, funciona!

    • elblogdealerecargada
      16 de marzo de 2017

      Bien por ti, con esa cantidad estás más que controlada.
      Es que antes el presupuesto era más acotado, yo también tengo varios libros en papel roneo y letra enana, esos que venían en la promoción del diario.
      Oh, yo soy una experta y me funciona por eso que dices, distintos formatos y plataformas, a lo mismo que mencionas tú yo sumo una tercera versión online con otro libro cargado en el celular y tengo clarísimo que celular/cartera/casa son historias muy diferentes.

      • PAOLA
        16 de marzo de 2017

        Esos mismos Ale! Los de la promoción del diario! Ahora los encuentro horrendos pero antes con presupuesto escaso eran lo máximo jajaja
        Tienes razón, olvidé el libro en el teléfono, que siempre salva!!!

      • elblogdealerecargada
        16 de marzo de 2017

        Todas estuvimos ahí, comprando libros que venían con el diario, pidiéndole al señor del kiosco que los reservara.
        ¡Muy salvador! Igual en celular yo cargo libros cortos y fáciles de leer, primera persona, más light… no tratados ni ensayos ni tramas complejas porque ahí prefiero un formato más cómodo.

  2. Jess
    16 de marzo de 2017

    Hay cosas de esa lista que jamás diría porque sería una mentira del tamaño de un submarino. O sea, soy híper prejuiciosa y no leí ni leeré algunos best sellers y no siento que me pierda de nada.
    En cuanto a comprar, uf, el mejor método es no tener plata, jajaja, es lo único que me ha funcionado, pero por lo menos queda el bibliometro wiiii.

    • Jess
      16 de marzo de 2017

      PD: amo el blog librópatas, tienen post tan buenos, sobre todo las listas y las reseñas de libro. Los quiero leer todos y algunos no me han gustado tanto XD.

      • elblogdealerecargada
        16 de marzo de 2017

        Jajajaja, es verdad que el mejor método es no tener plata, a la fuerza siempre funciona.
        Yo he caído con algunos bestsellers, esos libros de la historia de Chile de Baradit por ejemplo, de pura curiosidad.
        Me encanta ese blog, tiene posts bien buenos!

  3. natalia h
    16 de marzo de 2017

    De dónde sacaron esta lista, por dios? Jamás he prometido hacer ninguna de las cosas en ella!! Jajajaja. No.

  4. Paula Biuti Fruti
    16 de marzo de 2017

    Jajajajaaa… Qué buen post!!! Voy a hacer el ejercicio punto por punto:

    1) Terminar los pendientes: mentira, tu vida siempre ha sido una mentira. En lo que va de este año me he comportado sosí, aunque siempre aparecen tentaciones (ayer mismo, “El psicoanalista”), y mi primer impulso es comprarlo, en vez de pedirlo en una biblioteca.
    2) Nunca me he hecho una promesa distinta a la de terminar los pendientes, la verdad…
    3) No tengo ni que prometerlo, porque no soy lectora simultánea. No abandono el libro hasta que lo termino, con pausas entre medio y eso.
    4) Renuncié a leer clásicos como propósito autoimpuesto. Leo porque quiero, no porque debo o debiera…
    5) No volver a leer a X escritor, otra promesa que nunca me he hecho. A mí como que me da por periodos con los temas o los autores, en realidad.
    6) Lo de no ser prejuicioso es la más grande de las mentiras. Yo no leo terror, novelas tipo Corín Tellado (aunque la otra vez me regalaron uno de Bárbara Woods bien bueno), ni autoayuda y creo que lo único que leo de no ficción son biografías.
    7) Comprar un libro por su portada, otra mentira rotunda. Cuando uno no tiene algo específico en mente, el título y la portada son la puerta de entrada. Y la reseña es donde uno termina decidiendo, creo.
    8) No entrar en las librerías, filo, lo hago igual, a veces por el puro gusto de vitrinear y anotar futuras lecturas. A veces me tiento, a veces no.
    9) Mmm… hace harto rato que no pido un libro en una biblioteca.
    10) Insisto, leo porque quiero, no porque debo. No voy a dejar pasar una novela entrete por un Nobel profundo, pero fome.

    A propósito de tentaciones, de qué va el “Mujeres que viajan solas”?

    • elblogdealerecargada
      16 de marzo de 2017

      Ay sí, reconozco que cuando ayer hablamos de “El psicoanalista” mi primer pensamiento también fue comprarlo, pero no pues, si no está recién lanzado debe estar disponible para préstamo. Igual te cuento que ayer fui a preguntar al local de Cal y Canto y justo ahí no estaba, así que veré otro.
      Me gusta tu política de leer cuando quieres y lo que quieres, yo reconozco que a veces me impongo cosas porque eso siempre me da buenos resultados, parto algo obligada y luego termino feliz, autofelicitándome.
      Ese libro es parte de mi tsundoku, lo compré al año pasado y aún no lo empiezo, está pendiente!

      • Paula Biuti Fruti
        16 de marzo de 2017

        Qué diablos es un tsundoku??? Ilústrame parfavaaar…

      • elblogdealerecargada
        16 de marzo de 2017

        Un concepto japonés, comprar y acumular libros sin alcanzar a leerlos todos…

  5. Marie Antoinette
    16 de marzo de 2017

    Punto 1 y 2, no los cumpliste esta semana, gracias a mi “mala” influencia y tentación xDDDD. Pucha yo logré eso de no acumular más pendientes, pero NUNCA pude cumplir eso de no comprar más libros ANTES DE terminar la lista de pendientes. Lo que hacía, era comprarlo y leerlos al tiro, así esa famosa lista no se acumulaba más. Me demoré dos años eso sí, en terminar dicha meta. A veces eso sí, extraño no tener pendientes, porque es rico igual tener siempre una lectura nueva por delante. Onda casi como estrenar ropa nueva y bonita, pero en versión intelectual, jajajajaja.
    Yo he leído algunos clásicos en el último tiempo, pero cero imposición.
    Yo soy prejuiciosa, no puedo no hacerlo con la literatura. Eso sí, creo que nunca o casi nunca, he elegido un libro por la portada xD. Ah no mentira, excepto unos que tengo sobre Historia de la Moda con stickers, ese confieso que me conquistó el primer tomo por su tono rosa pastel xDDDD. Pero onda novelas, nop, creo que no.
    Yo cumplo más o menos eso de no terminar un libro nuevo, antes de empezar el otro, a menos que tenga uno no ficción y ficción a la par. O uno en el kindle/tablet y otro en papel, pero en general, lo hago pocas veces. Me confundo, jajajajaja.
    Cariños!!

    • elblogdealerecargada
      17 de marzo de 2017

      Jajajaja, contribuiste pero fue mi completa responsabilidad y decisión, tú sólo ejecutaste y te lo agradezco un montón 🙂
      Me acuerdo de tu meta y la encuentro súper meritoria porque cumpliste! Y sí, libro nuevo es como ropa nueva en cierto sentido.
      Se nota que debe ser bonito ese libro de la moda como para que te tentaras.
      Cada una con sus métodos no más, a fin de cuentas lo importante es leer lo que te gusta y como te guste 🙂

Deja un comentario aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 16 de marzo de 2017 por en Libros.

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: