El blog de Ale recargada

Ideas que antes dejaba ir y ahora decidí poner por escrito

Recuento de las últimas lecturas

He aquí un compendio de los últimos libros que he leído, todos diferentes entre sí:

cats.jpg.jpeg“Gatos ilustres”, Doris Lessing: Se me ocurrió revisar un par de reseñas en Goodreads antes de empezar este libro y yo juraba que me iba a encontrar con puras alabanzas, pero no. Justo las dos que leí se quejaban de que el libro era cruel, que la escritora en realidad no amaba a los gatos y cosas así. Lo encontré raro, así que con más ganas partí a leerlo para saber qué onda. Y estoy en absoluto desacuerdo con esas reseñas. De partida es un libro que cualquiera podría leer, no sólo los cat lovers como yo. Está escrito en primera persona y con todos los recuerdos de la autora y su relación con los gatos, desde la granja africana donde se crió y a veces había que deshacerse de los más salvajes o enfermos, hasta la presencia gravitante en su adultez de la “gata negra” y la “gata gris”, dos gatas que viven juntas pero por como se describen sus personalidades, estoy segura de que se toleran porque no hay más opción.

El libro me recordó muchas veces a la relación que tienen mis gatas, Pucca y Canela. Cuando llegó la segunda, la primera llevaba un par de años de “reinado”, sabiendo que era la más bonita y perfecta. Y aunque la Canela quizás no la supera en belleza (dice el resto, yo opino que son iguales), sí le ganó en regaloneo al ser más pequeña y desvalida. Muy pocas veces las he visto pelear, pero tampoco juegan juntas. Han entendido que son hermanas a la fuerza, pero eso no implica necesariamente quererse, basta con tolerarse. Las dos respetan su espacio y privacidad: duermen en lugares opuestos de la casa y jamás he visto a ninguna usando el espacio de la otra, es como si respetaran esa elección y mientras ninguna altere el equilibrio las cosas irán bien. La autora ya murió, pero me encantaría poder contarle que vivo en mi casa algo muy parecido a lo que relata ella. Eso sí, no soy tan elegante ni certera para las descripciones, dejo este párrafo a modo de ejemplo para que sepan de lo que hablo:

«Un gato es un auténtico lujo… lo ves caminar por tu habitación y en su andar solitario descubres un leopardo, incluso una pantera. La chispa amarilla de esos ojos te recuerda todo el exotismo escondido en el amigo que tienes al lado, en ese animalito que maúlla de placer cuando le acaricias.»

No es un libro 100% feliz y no todo es oda a los gatos, pero precisamente por eso me gustó, no a todo el mundo deben agradarles y está bien.

 

niño.jpg“El niño que enloqueció de amor”, Eduardo Barrios: Volví a leer este libro chileno porque tiene algo que me llama poderosamente la atención, es que cómo no va a ser polémico que un niño se enamore de una mujer mayor y más encima, pierda la cabeza cuando se da cuenta de que jamás podrá ser correspondido.

Este libro es corto, pero tan bien narrado que llega a dar gusto leerlo. Nunca nos dicen cómo se llama el protagonista porque lo que estamos leyendo es su diario de vida y jamás conocemos el punto de vista de los otros personajes. Sólo sabemos que es el menor y sus hermanos mayores se burlan de él porque lo encuentran delicado, no le gusta jugar a la pelota y siempre anda en las nubes. Él es regalón de su mamá, pero se lleva mal con la abuela. Su máximo momento de felicidad es cuando llega de visita Angélica, una amiga de la familia joven y muy linda, que es su objeto de adoración. Ella lo trata bien y se nota que lo quiere, pero con ese cariño distante de un adulto hacia un niño, no en el sentido amoroso como él cree hasta que se da cuenta de que Angélica tiene novio y empieza a actuar descontroladamente.

Para mí este libro es como una historia de terror. Las últimos párrafos, donde describen cómo el niño desvaría y se ríe a gritos sin razón mientras la mamá no se despega de su cama, de verdad asustan.

 

1945.jpg“1945. Cómo el mundo descubrió el horror”, Annette Wieviorka: Lo más terrible de este libro es que todo lo que cuenta es real, no hay nada de ficción. Es una crónica sobre cómo los países aliados se enteraron de la existencia de los campos de concentración en Alemania, Polonia, Francia y todas las zonas donde los nazis lograron expandirse. Cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial nadie tenía idea de esto y si en algún momento surgieron rumores, tampoco había forma de comprobar si eran ciertos o no, así que mejor ignorarlos y seguir batallando.

Pero hacia 1945, cuando era claro que Alemania estaba perdiendo la guerra y los vencedores entraron en las zonas antes ocupados, quedaron en shock. El libro cuenta cómo un periodista y un fotógrafo acompañaron a distintas unidades militares y se encontraron en el camino con cientos, miles de judíos muertos, las cámaras de gas, los barracones, los cementerios con cadáveres apilados sin enterrar, los sobrevivientes enfermos de tifus y desnutridos. Como civiles quedaron impactados y las fotos más famosas de esos tiempos fueron tomadas por el fotógrafo antes mencionado. Igual el libro hace una crítica a estos países porque la orden primaria era derrotar al enemigo y en un comienzo no se preocuparon mucho por los judíos, que eran algo así como la tragedia anexa e indeseable de la guerra. No recomendable para gente sensible o que no le guste leer cosas tristes.

 

hermanas“Somos hermanas”, Anne Gesthuysen: Este libro cuenta la historia de tres hermanas muy longevas, de hecho la historia parte cuando todas se reúnen para celebrar el cumpleaños N°100 de la mayor, Gertrud. El pueblo alemán donde las tres se criaron está de fiesta porque poca gente llega a esa edad y para las hermanas es la oportunidad perfecta para festejar y que las dos “menores”, 98 y 84 años convenzan a la mayor de que se vaya a vivir con una de ellas para que no esté sola.

El asunto es que como cualquier familia, todas han guardado secretos por años, conversaciones que nunca terminaron, rencores que quedaron ahí, sin resolver. Gertrud por ejemplo, nunca se casó porque el único pretendiente que tuvo murió en la guerra; Paula, la segunda hermana, se casó con un hombre que resultó ser homosexual en tiempos en que revelar algo así era pecado mortal y Kathy, la última hermana, tampoco se casó pero tuvo una relación amorosa con un hombre mayor y de un estrato social al suyo, lo que siempre le causó peleas con Gertrud. Así que ahora, viejas, aprovechan de aclarar algunos malentendidos y recordar el pasado.

Me gustó mucho este libro porque los personajes están bien creados, son realistas y cada hermana tiene sus virtudes y defectos, cosas con las que todos nos podemos identificar.

Anuncios

10 comentarios el “Recuento de las últimas lecturas

  1. furtivaa
    11 de mayo de 2017

    Me llamó la atención “el niño que enloqueció de amor” había escuchado de él pero no lo había pescado mucho. Lo buscaré porque suena interesante y además porque es chileno

    • elblogdealerecargada
      11 de mayo de 2017

      Sí, debe ser una de las pocas, si no la única de las novelas chilenas que trata de un tema así y además es fácil de conseguir porque en muchos colegios ha sido lectura obligatoria.

  2. PAOLA
    11 de mayo de 2017

    Ya estaba extrañando estos posts de libros 😉
    Esta vez me tincaron todos Menos El Niño que enloqueció de amor, lo leí muy chica y mi recuerdo es de fomedad absoluta, no me motiva releerlo.
    El último de las hermanas me tinca muy entretenido!
    Yo estoy pegada con Amelié Nothomb, leyendo lentamente uno y mis niños me regalaron otro hoy 😃 No tengo ganas de cambiar de autor por el momento, me encanta!

    • elblogdealerecargada
      11 de mayo de 2017

      Si no te tinca leerlo mejor no, pero créeme, de adulta te vas a dar cuenta de que es muy corto y hay cosas que se entienden mejor ahora.
      Lo bueno de Amelie Nothomb es que tiene muchos libros! Terminas uno y no quedas para nada abandonada.

  3. natalia h
    11 de mayo de 2017

    Leí El Niño Que Enloqueció de Amor en el Liceo y debe haber sido el primer libro deprimente que leí en la vida, como que me dejó mal mucho tiempo 😦

    • elblogdealerecargada
      11 de mayo de 2017

      No sé si deprimente, pero sí triste. Es un tema que real, que perfectamente ha pasado o podría pasar y hay niños para los que eso es una etapa, otros se quedan pegados.

  4. Marie Antoinette
    11 de mayo de 2017

    Oye y al final encontraste la película de “El niño que enloqueció de amor”? Me acuerdo que una vez (tipo 2014) me comentaste que te gustaría que se hiciera una peli de ese libro y yo te comenté que existía. De hecho, yo la vi, cuando me tuve que leer el libro, por allá por el 2000, cuando iba en sexto básico, jajaja. Bueno, a mi se me quedó pegada la idea de enamorarme de dos hombres hartos mayores, culpo al libro, obvio xDDDD. Jajaja, no… pero dime… quién no amado de esa forma sin estar correspondido? Uno de verdad siente que desvaría.
    El de 1945 si que me tinca… tengo que haber leído algo en la U’, pero siempre me enfoque en lo que sintieron los franceses, mi autora favorita acuño una frase incluso “París, año 0”. Ay, creo que ese también se irá a mi lista de pendientes por comprar, jajaja.
    Cariños!!!

    • elblogdealerecargada
      12 de mayo de 2017

      Esa película la tengo descargada y sólo me falta verla, muchas gracias porque tú me diste el dato y así la pude encontrar.
      Y yo creo que ese libro pega tanto porque toca un tema universal como dices tú, todos lo hemos vivido o conocemos algún caso.
      Qué buena esa frase de tu autora favorita, muy certera!

  5. carobeatriz
    12 de mayo de 2017

    Qué buenas reseñas Ale, creo que el tercero, el de la post-guerra definitivamente no podría leerlo, aún cuando me gusta mucho recordar o aprender un poco de historia, me afectan increíblemente ese tipo de relatos, imagínate que con el Diario de Ana Frank quedé desvastada,
    El niño que enloqueció de amor yo no le leí de niña fijaté, lo leí adulta ya, y pucha que me dio pena, me imaginaba las escenas tan de cerca, tan nítidas, a medida que lo iba leyendo recuerdo que casi podía ver en mi mente a Angélica, a la mamá tan aflijida, a la abuela desagradable, es un relato tan descriptivo que es imposible no imaginarse que está sucediendo eso ahí a tu lado. Tienes razón con eso de que nunca nos enteramos del nombre del niño, pero al final es otro hombre el que encuentra el diario de vida y ese se supone que es el relato verdad? y ese hombre podría ser el papá del niño? siempre me quedé con esa duda.
    El de los Gatos ilustres ya lo anoté en mi lista de prontas adquisiciones 😀

    • elblogdealerecargada
      12 de mayo de 2017

      Si el tema te da mucha pena, mejor evítalo entonces.
      Me pasó lo mismo con el libro, veía a todos los personajes en mi mente y pucha que me cayó mal la abuela, detestable.
      El relato es el diario de vida que encuentra el personaje que parte el libro, simplemente un amigo del hombre que el niño quería como si fuera su padre, no recuerdo el apellido ahora.
      Y sobre el libro de los gatos, creo que eres del grupo de las que te gustará, igual que a mí.

Deja un comentario aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 11 de mayo de 2017 por en Libros.

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: